Próximamente el número CINCO
Ya a la venta el número CUATRO

Pídelo via mail en admin@revistaatticus.es.

Último número

Descárgate el último número.  ¡Aquí!

Seminci 2014

Viernes 24. Guy Jenkin, Andy Hamilton. Alexandre Rockwell y Jean Becker. Chuchi Guerra y Luisjo Cuadrado

Última jornada con los últimos pases a concurso. La mañana arrancó con una comedia británica que se ha traducido al castellano como Nuestro último verano en Escocia. A continuación una experimental Little feet (Pies pequeños) y para concluir, por la tarde, la proyección de Unos días para recordar (Bon rétablissement!) película que será la encargada de cerrar la presente edición de la SEMINCI.

What We Did On Our Holiday (Nuestro último verano en escocia). Guy Jenkin, Andy Hamilton. Reino Unido.

Fotograma de la película Nuestro último verano en Escocia

Fotograma de la película Nuestro último verano en Escocia

Cinta muy divertida, alegre, sana, llena de luz, que ha puesto las sonrisas en los espectadores que abarrotaban la matinal del Teatro Calderón.
Doug y Abi (protagonizada por una esplendorosa Rosamund Pike) junto a sus tres pequeños diablos forman una familia que se tambalea. El matrimonio deja a un lado sus diferencias para poder realizar un viaja a Escocia para poder estar junto al abuelo (el padre de Doug) en su 75 aniversario. Tal vez esta sea el último ya que padece una enfermedad.
Es algo más que una comedia británica. Es un reflejo de la sociedad nuestra que padece el vértigo de la modernidad. Las prisas, las excesivas horas laborales con su largos traslados provocan una desatención en el cuidado de los niños. Cada hijo (dos niñas y un chico) representa un rol. La mayor de apenas doce años es incapaz de mentir, todavía vive sumida en la inocencia y lo apunta todo para tener en cuenta todas las farsas de cada uno. El medio es un friqui de Odin con su mitología vikinga. Vive en su mundo fantástico. Y la pequeña, una niña resalada que se toma su tiempo para narrar con pelos y señales cada acción de esta curiosa e hilarante familia. Es una toca pelotas y cuando algo no le agrada contiene la respiración hasta casi el desmayo (menuda es ella).
Toca varios temas como son la muerte, las relaciones familiares y algunos clichés sobre los ingleses y los escoceses.
El paisaje de las Tierras Altas de Escocia, junto al Mar del Norte, es otro de los protagonistas de esta película que toma ventaja en el reparto de los premios. Es una firme candidata a los premios.

Little feet (Pies pequeños). Alexandre Rockwell. Estados Unidos

Fotograma de la película Pies pequeños

Fotograma de la película Pies pequeños

Esta propuesta de uno de los directores independientes del cine americano había despertado mucha expectación, así como la presencia del director en la rueda de prensa posterior.
Es un brillante ejercicio de estilo con una puesta en escena magnífica, en blanco y negro rodada con una cámara de 16 mm que proporciona a la cinta una textura con mucho grano. Esta bella puesta en escena se extiende hasta los títulos de crédito finales. Narra la historia de dos niños que han perdido a su madre y su padre pasas olímpicamente de ellos. Ellos solos se tienen que buscar la vida. Al morir uno de los peces que celosamente cuidan en una pecera deciden buscar un compañero para el solitario pez. Para ello emprender una pequeña aventura urbana en busca, primero de un río y, posteriormente, el océano.
La historia no es muy sólida, parece carecer de guion. Y está rodada con muy poquitos medios. Los dos personajes son los propios hijos del actor. La fábula se debe a la hija mayor. Hay bastantes escenas muy poéticas. Algunas con algún claro homenaje a Jean Vigo (la lucha de almohadas con las plumas sobrevolando la habitación). Pensaba que esta sería la gran película de la SEMINCI (tenía que ser muy buena para proyectar en la sección de largos con apenas 60 minutos) pero me dejó un poco indiferente. Ojo, porque puede ser la sorpresa del palmarés.

Alexandre Rockwell en la rueda de prensa en el Teatro Calderón. Foto (con mucho grano) LJC

Alexandre Rockwell en la rueda de prensa en el Teatro Calderón. Foto (con mucho grano) LJC

Unos días para recordar (Bon rétablissement!). Jean Becker. Francia

Si empezamos con comedia, el día lo finalizamos de igual modo. Si acaso en esta nueva entrega del buen cine francés (número 1 en la taquilla gala) el humor es algo más ligero que en la cinta británica.
La línea argumental se puede resumir en que un cascarrabias que está cabreado con todo el mundo tiene un peculiar accidente tras el cual sale volando por el puente y va de cabeza al Sena. Un joven que se encontraba a orillas del río no duda en tirarse al agua para salvarlo.

Fotograma de la película Unos días para recordar

Fotograma de la película Unos días para recordar

Tras un par de días en la UCI recobra el conocimiento al igual que la mala baba. Tendrá que permanecer postrado por espacio de algunas semanas en el hospital.
Sin esposa y sin hijos recibirá unas inusuales visitas que le mantendrán entretenido mientras se le va suavizando el carácter.
Unos días para recordar es la encargada de poner el punto final a la presente edición. Esto será mañana, sábado, en la ceremonia de clausura. Una película amable que reforzará la sensación de salir del cine de buen rollito. Eso es lo que nos queda a nosotros: unos días para recordar las jornadas maratonianas de cine, cine del bueno, de autor. Ése es el marchamo que tiene el Festival Internacional de Cine de Valladolid. He visto películas bastante buenas, pero echo en falta ideas originales, nuevas propuestas arriesgadas o menos arriesgadas que hagan justicia a ese calificativo de «cine de autor». Espero que solo sea una crisis pasajera. Espero verles por los cines.

Belén Rueda, madrina de la 59 edición de la SEMINCI, en la gala de la inauguración. Foto: Chuchi Guerra

Belén Rueda, madrina de la 59 edición de la SEMINCI, en la gala de la inauguración. Foto: Chuchi Guerra

Luisjo Cuadrado
Chuchi Guerra
Revista Atticus

 

Marcador

Seminci 2014

Jueves 23 Kuzu (El corderito) – Alguien a quien amarRastros de sándalo. Chuchi Guerra y Luisjo Cuadrado

Nueva jornada con tres películas de la sección oficial (las dos primeras a concurso). Y apenas quedan dos entregas para poner fin a esta nueva edición. Aún así queda toda la jornada de viernes y buena parte de la del sábado. Pero lo que es en la sección oficial casi está repartido todo el bacalao. Me imagino que mañana nos depara alguna grata sorpresa (así parece indicarlo la breve sinopsis). Por el patio de butacas no se ve alegría. Hay un sentir generalizado entorno a esta edición. No es para tirar cohetes precisamente. No es de las mejores. El ejemplo de hoy puede resumir un poco lo que ha sido esta edición. Propuestas interesantes pero que por algún cuestión no acaban de rematar. Es un quiero pero no puedo. No levantan pasiones.

 

Kuzu. El corderito. Turquía – Alemania

Fotograma de El corderito

Fotograma de El corderito

La cinta gira alrededor del acontecimiento que supone el paso a ese mundo adulto del pequeño Mert. Es la circuncisión. En todas estas ceremonias es tradicional asar un cordero. Pero la familia anda muy escasa de recursos. La hermana mayor de Mert le tiene atemorizado al contarle que si no tiene para ese fiesta sus padres tendrán que asar al corderito, que así cariñosamente es como se le conoce a Mert en la familia por ser el menor.
Este simpático film está realizado con mucha voluntad, con una magnifica puesta en escena con unos paisaje bucólicos, nevados, salvajes. Pero falla en eso que es tan difícil, cerrar bien una historia. El pintor no sabe cuando parar de dar pinceladas para dejar acabado su cuadro, el escritor duda de cuando liquidar su historia, cuando condenar a sus personajes y aquí el cineasta, quizás dejado llevar por no tener un sólido guion no cierra con acierto esta efectivista cinta. Una pena porque la historia en muchos momentos ha arrancado alguna carcajada con esa dualidad de la palabra corderito.

En du Elster. Alguien a quien amar. Dinamarca – Suecia. Del director Pernille Fischer Christensen.

Fotograma Alguien a quien amar

Fotograma Alguien a quien amar

Un afamado cantante Thomas Jacob (podríamos decir que el Leonard Cohen danés), regresa desde Los Ángeles a Dinamarca para grabar un CD. Su hija (con la que apenas tiene contacto) le llama para hablar con él y así presentarle a su hijo. Y comienza una difícil relación.
Este argumento ya lo hemos visto muchas veces. Más de lo mismo. Padre que tiene una hija, que a su vez tiene un hijo, Noa de 11 años. El padre no sabe ni quiere saber nada de su hija ni de su nieta. Y de repente se encuentra cara a cara con su pasado. Thomas es un hombre que no ha sabido hacer las cosas mejor. Tiene miedo a vivir tras haber traspasado la línea y haber visto la cara del lado más tenebroso. Ahora es incapaz de relacionarse. Lo mejor de la cinta la buena música que está presente en todo momento. Temas con unas sentidas letras. Esperábamos algún giro, pero este no llegaba. Todo ha resultado muy previsible. Una lástima porque el rostro de este actor/cantante y esa poderosa voz nos ha deparado un vermut bastante sabroso.

WRastros de sandalo

Rastros de sándalo. María Ripoll. España (fuera de concurso).

 
La acción inicial nos sitúa en la India. Una niña de apenas diez años se tiene que hacer cargo de su hermana recién nacida. Su madre ha muerto en el parto. A los tres años de la pequeña son separadas. Mina pierde el rastro de su hermana Sita. Años posteriores al alcanzar la fama como una gran actriz de cine, Mina quiere recuperar el rastro de la pequeña Sita.

Fotograma de Rastros de sándalo

Fotograma de Rastros de sándalo

La nueva entrega de María Ripoll nos ha dejado un poco indiferentes. Parecía que el lema de hoy, día dedicado a Turquía, era «más de lo mismo». Bien realizada, bien ambientada, pero algo manida en cuanto al tema. Hay una intención clara de ser muy complaciente con el espectador al buscar el final no ya feliz, sino sentimentalista. Muy «bonita» y con alguna situación algo forzada. Se salva el inicio «ficticio» (y no digo más para no desvelar detalles).

Luisjo Cuadrado

Chuchi Guerra

Revista Atticus

 

SEMINCI 2014

Miércoles 22. Risse im betton – Mita Tova y Parkolo, Chuchi Guerra y Luisjo Cuadrado

RIB_PLAKAT_RZ_02.indd

Hoy ha sido una de esas jornadas memorables. Bueno, a lo mejor un tanto exagerado, pero desde luego si que es para recordar. Se han proyectado tres películas para la sección oficial y las tres han sido en mayor o menor medida propuestas muy aceptables. A estos largometrajes he sumado la película del director Schöel Imamura que lleva por título Akai Satsui (Deseos impuros, 1964). Comentar las cuatro me llevaría algo más de cuatro horas. Por lo tanto voy a hacer una visión en conjunto. Cada una de ellas merece una reflexión. Si encuentro algo de tiempo por ahí intentaré desgranar algo más de cada una de ellas.

La mañana comenzó con la proyección del cortometraje húngaro Fa. Un título corto para una gran pieza de 15 minutos. Es como esos microrrelatos que te sorprenden por el final y te invitan a un repaso mental de lo que has visto y te dices: pero si te lo estaban avisando. Bastante bueno.
Tras este primer sorbo acometemos la película austriaca Risse in Beton (Grietas en el hormigón) de Umut Dag. Un terrible drama familiar que tiene como protagonistas a un joven que con apenas 35 años ya se ha pasado un tercio en la cárcel; y a un adolescente que se mete en trapicheos de drogas a las puertas de los colegios y las discotecas para poder pagarse una maqueta de un tema de rap y, también, para ayudar a su madre con la carga familiar. Una cinta dramática. Ves en la gran pantalla ese otro mundo que existe tras la esquina de cada barrio pero por el que no frecuentas porque allí no se te ha perdido nada, pero que mucha gente encuentra lo que busca: droga, sexo, y un mercado ilegal de lo que quieras. Son personajes que tratan de sobrevivir. Cada uno lleva su cruz. Una película muy bien ejecutada, con un sólido guion que te llega a estremecer. A la salida te preguntan ¿te ha gustado? Sí. Pero es que no lo dices muy convencido. Me ha gustado, pero no me gusta lo que veo. Muy recomendable para ciertos paladares.
A continuación había que poner un poquito de humor en la sala porque se estaba oscureciendo el día y eso que tan solo eran las 12 del mediodía.
Ya el corto inicial levantó bastantes carcajadas (por cierto, señores programadores de la SEMINCI ¿por qué no se emite un corto delante de cada película? Este año se proyectan bastante menos que, por poner un ejemplo, el año pasado). Mucha risa en tan solo 4 minutos. Una proeza de síntesis. Lleva por título Saludos cordiales y es alemán. Muy bueno.

Fotograma del cortometraje Saludos cordiales

Fotograma del cortometraje Saludos cordiales

La segunda película del día a concurso fue la israelí Mita Tova (La fiesta de la despedida). Comedia negra, o humor negro. Es la historia de unos dulces vejetes que deciden que algo hay que hacer con aquellas personas que sufren en la recta final cuando ya no tienen ninguna esperanza. Es decir, estamos hablando de la eutanasia. Es una película que te produce una extraña sensación. Es como si estás en la intemperie al aire libre un día de mucho frío. Y te resguardas y en ese sitio encuentras una estufa que te da aire caliente por la parte superior y un aparato de aire acondicionado emitiendo frío hacia los pies. Te están hablando de cosas muy serias, con las que conectas y cuando estás empatizando, van y te suelan un gag de humor fino, inteligente, del bueno. Tu cuerpo sufre un autentico shock. Me reí a carcajada limpia cuando estaba a punto de echar alguna lagrimita. Recibió muchas ovaciones. Estará en la terna final como candidata algún premio. Muy recomendable, pero como decía con la primera película, ojo porque el tema de los abueletes en la residencia deja mal cuerpo. Pero está ejecutada de forma prodigiosa y, también, con un buen guion y una sólida y convincente actuación de los protagonistas.

Fotograma de Mita Tova

Fotograma de Mita Tova

No se crean que todo vaya a ser cine. El buen aficionado se tiene que retirar a comer algo (uno tiene esa mala costumbre). Pero ojo, no vale meter un cocido entre pecho y espalda. A las 16h 15 te espera una película japonesa de 150 minutos y del año 1964. Lleva por título Deseos impuros y es del japonés Schöel Imamura. Se proyecta dentro del ciclo dedicado al coreano Bong Joon Ho, Espiga de Honor 2014. Por cierto en ese momento de la comida coincidí con el director y me estampó su firma en el programa de la SEMINCI.

Bonito recuerdo del programa con la firma del director Bong Joon Ho

Bonito recuerdo del programa con la firma del director Bong Joon Ho

WIMG_3126

Bong Joon Ho a su paso por la SEMINCI. Foto Chuchi Guerra

No era una copia buena. Tampoco son las mejores condiciones para verla, con los subtítulos a casi un metro por debajo de la pantalla (la versión es en japonés, subtitulada en ingles y por debajo en una pantalla que se pone para lo subtítulos en castellano). Claro que hay que ver las películas en versión original, pero leches, cuando entiendes el idioma. Te pierdes algún detalle de gestos, de expresiones, por estar mirando muy por debajo de donde el director ha planteado que sitúes la atención. Bueno a lo que vamos. Es una cinta de hace 50 años en la que te encuentras con planteamientos y ejecuciones técnicas que te preguntas que cómo lo habrán hecho, que qué moderno es eso, que eso lo has visto en tal o cual director reciente. Me gustó por esto último, más que por la historia en sí.

Fotograma de la película Deseos impuros

Fotograma de la película Deseos impuros

Por último, el pase especial para la prensa era una propuesta húngara que se traduce por Parking, del director Bence Miklauzic (1970). Tenía mis recelos por lo poco que había leído de ella en la sinopsis. Está ambienta en uno de esos típicos parkings que en realidad son un simple solar destartalado. Lo rige un hombre que responde al nombre de Legionario. Un señoritingo con un pedazo de Ford Mustang inmaculado acude a aparcar su preciado coche. Puedes aparcar donde quieras es lo que le dijo el Legionario. Pero el dueño del Ford elige una plaza bajo sotechado (la única que había) pero le dice que esa no está libre. Y ahí empieza el conflicto. Empezó de forma suave, con un protagonista muy parco en palabras. Las cosas fluyen de manera suave. Poco a poco nos van dando una información que terminará por cuadrar todo de forma natural. Toca muchos temas y no es de esas que te explican todo. Lo insinúa. Luchará por la Espiga de Oro a la espera de mejores largometrajes.

Fotograma de la película Parking

Fotograma de la película Parking

Luisjo Cuadrado
Chuchi Guerra
Revista Atticus


SEMINCI 2014

Martes 21. El arca de Noé – Gui lai y Constancia. Chuchi Guerra y Luisjo Cuadrado

La jornada de hoy es un típico ejemplo de lo que constituye la SEMINCI. Por la mañana, en la matinal, se presentaba al público la única película española que concursa en la sección oficial. Se trata de El arca de Noé. A continuación se celebró la rueda de prensa con el equipo técnico de la cinta y los tres principales protagonistas. La siguiente proyección, en la sede del certamen, es la esperada Gui Lai. Por la tarde elegí una película de la sección Tiempo de Historia que lleva por título Sitzfleisch (Constancia). A continuación se celebró una especie de mini gala, con alfombra roja incluida, para recibir a Imanol Arias y a Emilio Aragón. Vayamos a ver que no ha deparado esta jornada.

El arca de Noé de Adán Aliaga y David Valero

Poster El corredor

Poster El corredor

Antes de la propia proyección pudimos contemplar el corto de José Luis Montesinos, El corredor. Un film muy correcto en su ejecución, sin arriesgar, y con una sólida y entretenida historia que tiene que ver con el mundo laboral.

 

Fotograma de la película El arca de Noé

Fotograma de la película El arca de Noé

El arca de Noé nos sitúa en un hipotético y desolador 2020. Un mundo donde escasea el trabajo y los pocos que hay son remunerados de forma precaria, tarde y mal. Es una propuesta arriesgada. Constituye todo un ejercicio estilístico y da como resultado una película hipnótica, poética y, a veces, lamentablemente, incomprensible. Con mucho plano fijo, sin apenas diálogo, con las noticias que oímos por la tele con trasfondo temático de la crisis. Cuando la mayoría de los asistentes a la sala se pregunta que es lo que nos ha querido decir el director (o directores) es que algo ha fallado. El mensaje no ha llegado. Y si lo tienes que explicar en la rueda de prensa, mal asunto. Trata de unos personajes muy cotidianos, habituales en el día a día, que se buscan la vida para sobrevivir. Buscan la revolución interna y se reinventan constantemente. Son unos supervivientes. Está interpretada por Francisco Gomis, Miguel Romero y Alicia Santonja. Realizan un trabajo solvente. Los dos primeros como guardas jurados que intentan construir una máquina que les lleve a otro mundo. El papel de Alicia es quizás el más complejo por su carga física. Interpreta a una anoréxica que también busca otro mundo donde realizar sus sueños. Y cada uno de ellos intentan representar una cualidad animal (de ahí el título). Este aspecto es donde radica uno de los fallos del film. Contiene una serie de imágenes potentes y muy sugerentes, pero por mucho que se intuya una estructura circular la historia no acaba de cuajar. Curiosamente, El arca de Noé despertó mucho interés entre los asistentes a juzgar por lo llena que estaba el Salón de los Espejos que albergaba la rueda de prensa. Una película de autor típica de este festival.

Gui lai (Regreso a casa) de Zhang Yimou

Fotograma de la película Gui lai

Fotograma de la película Gui lai

Otra de esas películas habituales en la SEMINCI es la del director chino Zhang Yimou director de La casa de las dagas voladoras (2004) o Amor bajo el espino blanco (2010). Esta última pasó por la SEMINCI consiguiendo el premio a la mejor actriz.
Gui lai es un drama humano que pone el foco en una humilde familia china cuyo marido y padre fue apresado por ser un «derechista» en la Revolución Cultural, en China. Madre e hija se tienen que desenvolver solas, con el estigma de estar marcados por el gobierno chino por esa circunstancia tenerle preso. Lu Yanshi escapa del campo de trabajo donde está confinado. Es devuelto al presidio. Cuando el marido sale de la cárcel de forma legal, tendrá que reconquistar a su esposa, Feng Wanyu (Gong Li), que se ve afectada por uno de esos dramas del siglo XXI y que tiene que ver con la falta de memoria, con ese deterioro lento pero inexorable. Una cinta llena de ternura, con primerísimos planos, con escenas muy estética como el arranque o el jaleo que se produce en la estación de trenes donde se mueve con una excelente coreográfica, la gente, los trenes que van y vienen e incluso hasta el vapor de las locomotoras subrayado por el sonido poderoso. Es de esas películas «lentas», intimistas y emotivas, propias de este certamen.

 

Sitzfleisch (Constancia) de Lisa Weber

 

Fotograma de Constancia

Fotograma de Constancia

En la sección Tiempo de Historía, ayer se presentó Sitzfleisch (Constancia). Acudí al pase de repetición a primera hora de la tarde. Es una especie de road movie austriaca protagonizada por dos hermanos que viajan con sus abuelos desde Austria hasta el Cabo Norte. La hermana más pequeña se pasa todo el viaje con cámara en mano rodando escenas sin parar. Un largo recorrido en el que lo cotidiano es el protagonista. Parece no existir más guion que el de rodar el viaje hasta llegar al objetivo final, a un punto en concreto que no es más que un punto cardinal para la vida de esta familia. Son conversaciones banales, sobre el día a día. Quizás a los jóvenes les sorprenda el tono despectivo que tiene el abuelo con su mujer. Son una pareja que han hecho de la desidia su lugar común. Mientras los abuelos se aceptan tal como son en su relación (dentro de tres años cumplirán sus bodas de oro), los nietos ven un ejemplo de lo que ellos no quieren para sí. Una propuesta simplona, que no ofrece apenas nada nuevo. Muy floja.

La actriz Alicia Santonja protagonsita de El arca de Noé. Foto: Chuchi Guerra

La actriz Alicia Santonja protagonsita de El arca de Noé. Foto: Chuchi Guerra

 

Unos entusiastas amantes del séptimo arte, momentos antes de entrar a disfrutar de Gui lai.

Unos entusiastas amantes del séptimo arte, momentos antes de entrar a disfrutar de Gui lai.

 

Hoy se entregaba la Espiga de Honor a Imanol Arias. El breve acto que se celebró en el Teatro Calderón estuvo presentado por Emilio Aragón y la actriz Irene Visedo.

Imanol Arias a su paso por la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Imanol Arias a su paso por la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

 

Imanol Arias y Javier Angulo en la rueda de prensa. Foto: Chuchi Guerra

Imanol Arias y Javier Angulo en la rueda de prensa. Foto: Chuchi Guerra

 

Imanol Arias con la Espiga de Honor de la 59 edición de la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Imanol Arias con la Espiga de Honor de la 59 edición de la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

 

Luisjo Cuadrado

Chuchi Guerra

Revista Atticus

 

SEMINCI 2014. Lunes 20, tarde. Diplomacia – El hombre más enfadado de Brooklyn. Chuchi Guerra y Luisjo Cuadrado

Volker Schlöndorff a su paso por la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Volker Schlöndorff a su paso por la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Diplomatie (Diplomacia) de Volker Schlöndorff

En el año en que se cumple el centenario del comienzo de la I Guerra Mundial, la Seminci le ha dedicado un amplio espacio (un miniciclo) al cine/documental, pero en la sección oficial no podía faltar una película con trasfondo bélico. El arranque de Diplomatie es el ejemplo de cómo hubiera quedado Paris si el 25 de agosto de 1944 los alemanes hubieran volado la ciudad. Son unas imágenes aéreas de archivo de la devastación que sufrió la ciudad de Varsovia durante su asedio. Solo se ve destrucción, desolación, la ruina de una ciudad y de un pueblo. Así hubiera quedado París si el general alemán Dietrich von Choltitz hubiera obedecido al Führer ordenando la destrucción de todos los puentes, excepto el Pont Neuf, (con la consiguiente inundación de la ciudad al obstruirse el Sena y subir hasta 4 metros la altura del nivel del río), con la voladura de Notre Dame, la Ópera o la Torre Eiffel. Todos los principales monumentos llegaron a tener cargas explosivas adosadas a sus muros. Para impedir alcanzar este objetivo apareció la figura del cónsul sueco Raoul Nordling.

Fotograma de la película Diplomacia. Diplomatie-photo Jérôme Prébois @Gaumont - Film Oblige

Fotograma de la película Diplomacia. Diplomatie-photo Jérôme Prébois @Gaumont – Film Oblige

 

Si por la mañana, en Miss Julie, vimos un enfrentamiento interpretativo a tres bandas. Ahora, por la tarde el duelo interpretativo se centraba entre el diplomático (André Dussollier) y el general (Neils Arestrup). Está basada en una obra teatral de Cyril Gely que ha colaborado con el director en la elaboración del guion. Casi toda la película se desarrolla en un único escenario: el Hotel Meurice situado en la céntrica Rue Rivoli que tiene sus entresijos con historia. El diplomático supo llamar la atención del general y con artimañas lograr su propósito. Es de todos conocidos el final: París no llegó a arder. El general no es más que un soldado de alto rango, pero al fin y al cabo un soldado. Y debía obedecer sus órdenes. No podía volverse un sentimental. Pero la tentación de echarse para atrás era muy grande. París era una ciudad aclamada donde se miraban las grandes capitales europeas para ser un reflejo de su urbanismo, de su porte. Para evitar que esto sucediera Hitler dictó una orden para que en caso de que no se llevará a cabo el asalto final de París la familia del general fuera detenida y aniquilada. No hay tiros, apenas hay acción y sí mucho diálogo. La paz se construye con la palabra. Ese parece ser el mensaje. Dos grandes actuaciones para una buena película.

Merece una mención especial el cortometraje que se proyectó antes de esta película.
Se trata de La gran invención de Fernando Trias de Bes, escritor y economista. Es un falso documental ambientado en 2027 cuando se cumple el décimo aniversario de la disolución de la Unión Europea. Un cineasta descubre que la Unión Europea es un ardid del mismísimo Hitler para, en caso de salir derrotado en la guerra, crear esta institución que aglutine a todos los países europeos (la anhelada anexión) y así imponer la voluntad alemana (con moneda en común y todo). El debacle se produce cuando los países del sur: Grecia, Portugal, España e Italia, tienen que salir del euro. La alta inflación llevará a abandonar la Unión Europea a Holanda y Francia. Todo ese plan se escondió en una partitura: Invención a dos voces de J.S. Bach. Y al final los chinos nos colonizan. Una acertada propuesta, inteligente, con un punto cómico que al final deja un espacio para la reflexión: ¿y si fuera verdad?

Fotograma del corto La gran invención

Fotograma del corto La gran invención

La duración es de 20 minutos. Así que da para un tráiler:

 

 

The angriest man in Brooklyn. El hombre más enfadado de Brooklyn de Phil Alden Robinson.

Wposter

Es uno de los últimos trabajos como actor de Robin Williams. Y por eso está presente en este festival. Como una especie de rendido homenaje, ya que tan siquiera entra en concurso en la sección oficial. Es una película americana con cierto aire hollywoodiense. Es un hombre cabreado con el mundo al que le diagnostican que va a morir muy pronto. Lo curioso del caso es que le ponen hora. Solo le quedan 90 minutos de vida. De este tipo de películas hemos visto muchas. Situaciones reiterativas de hombre iracundo que se encuentra con otros y que piensa que están contra él. No se entiende con la familia. Y así un largo etcétera. Robin Williams haciendo de sí mismo. Ya se sabe: muecas, histrionismo y algún que otro chiste. Sería una pena que esta película pasara a la historia del cine por ser su último trabajo. Creo que tiene alguna otra pendiente de estrenar. Menos mal. Una película que no desagrada pero que aquí está desubicada. Se estrenará en las próximas semanas en las salas más comerciales.

También os dejo un tráiler

 

 

 

 

Otra imagen de Volker Schlöndorff durante la entrevista en Valladolid. Foto: Chuchi Guerra

Otra imagen de Volker Schlöndorff durante la entrevista en Valladolid. Foto: Chuchi Guerra

 

 

Luisjo Cuadrado

Chuchi Guerra

Revista Atticus


 Page 1 of 99  1  2  3  4  5 » ...  Last » 
Get Adobe Flash player