Crítica serie TV – Sherlock

Series de TV en tiempos de coronavirus

         

   Sólo Billy Wilder se había atrevido a mostrarnos al personaje novelesco por excelencia con todas sus debilidades y no sólo sus inquebrantables talentos. El problema era que a Billy y a Iz Diamond la tijera les arruinó su excelente idea sobre un Holmes enamorado y amigo de la aguja nada terapéutica. Y todo pareció atropellado o tropezando con el atrezo.

            Debimos esperar cuatro décadas para que la BBC retomase la idea de un Sherlock absolutamente grande que se empequeñecía por sus problemas de sociabilidad y quién sabe si por padecer Asperger. Obsesivo, pulcro, perfeccionista, pero también turbado y perturbado. Y para soportarle sólo su inseparable Sancho Panza de la investigación criminal, el doctor Watson, en este caso bajito y no rechoncho.

 Y eligieron para ellos a actores que venían alejados del estrellato que parecía exigir el reparto. Martin Freeman, el médico militar le recordábamos de haber sido el nada isabelino actor de Love Actually (R. Curtis, 2003), el cual costó porque necesitaban alguien con química con Sherlock, y éste iba a ser Benedict Cumberbatch, lo cual era difícil, pero tras la prueba de Freeman, el undécimo doctor, todo cuadró y la serie podía empezar a rodar.

Este Sherlock, que no fumaba en pipa, pero estaba repleto de parches de nicotina por su cuerpo. Iba siempre un paso por delante del espectador, aunque daba pistas de lo que iba a ocurrir desde el título del capítulo, siempre coincidente e inspirado en un relato de Doyle sobre el detective de detectives. Y era un fanático de las nuevas tecnologías, cosa que aprovecha la producción constantemente para meternos en el servicio de mensajes de los protagonistas y en la introducción del mal, encarnado por un Moriarti tan brillante como despiadado, nada que ver con ese caballero del mal, algo aburrido y previsible para el lector, sino un enemigo de la humanidad como rival del sociópata que vive en el 221B de Baker St. Esto le da mayor movilidad a ambos personajes, que salen del corsé victoriano, cosa que, por supuesto, no gustó a los puristas, pero es que si por ellos fuera lo de Altamira les parecería el canon a seguir ad libitum.

Y así desarrolla trece capítulos de larga duración en cuatro temporadas y en trece episodios de una calidad difícil de emular, y mira que ha sido copiado su esquema y su estética, pero había algo que al resto de las series hace fallar: que son meras imitaciones.

Además, en esta versión sale la mejor Irene Adler de todas las aparecidas, según los holmesianos de medio mundo, que votaron en 2014. Y doy fe de que así es, además de su presentación, que sólo es emulable a la que hizo Charles Vidor de Rita Hayworth en Gilda (1946). Es el epítome del buen gusto que rezuma toda la serie.

Todo lo contrario de los políticos de partidos que no han parado de recortar y que ahora exigen más sanidad pública o imbéciles criticando a los que van a ayudar porque no lleven su misma banderita… Qué lástima que no gobiernen los mejores sino gente de ética lasa y cociente intelectual de dos números cuando no directamente fronterizos.

Disfruten de Sherlock, es una joyita de producción, guion, dirección e impecables interpretaciones. Mientras tanto en España siguen los Alcántara y la abuela que no se muere nunca… Tiembla, Matusalén.

Ficha

Título original: Sherlock (TV Series)

Año: 2010

Duración: 90 min.

País: Reino Unido Reino Unido

Dirección: Steven Moffat (Creator), Mark Gatiss (Creator), Paul McGuigan, Toby Haynes, Euros Lyn, Toby Haynes, Colm McCarthy, Nick Hurran, Jeremy Lovering

Guion: Mark Gatiss, Steven Moffat, Steve Thompson (Personajes: Arthur Conan Doyle)

Música: David Arnold, Michael Price

Fotografía: Steve Lawes

Reparto: Benedict Cumberbatch, Martin Freeman, Rupert Graves, Mark Gatiss, Lars Mikkelsen, Andrew Scott, Una Stubbs, Louise Brealey, Lara Pulver, Zoe Telford, Philip Davis, Russell Tovey, Vinette Robinson, Jonathan Aris, Gemma Chan, Katherine Parkinson, Amelia Bullmore, Clive Mantle

Productora: Hartswood Films / British Broadcasting Corporation (BBC) / Masterpiece Theatre

Género: Serie de TV. Intriga | Sherlock Holmes. Asesinos en serie

Grupos: Sherlock Holmes | Sherlock | Adaptaciones de Arthur Conan Doyle

Sinopsis

    Serie de TV (2010-Actualidad). 4 temporadas. 13 episodios. Moderna actualización del mito de Sherlock Holmes, ambientado en el Londres del siglo XXI. Sus insuperables habilidades de deducción y su arrogante distanciamiento emocional le convierten en el perfecto detective junto a su inseparable compañero John Watson.

Os dejamos un tráiler:

Nota de la redacción. Aprovechamos la ocasión para agradecer a diversas plataformas que a medios como el nuestro nos hace el trabajo un poco más fácil. Para la ficha de cada una de estas series que estamos editando estos días acudimos a una página de referencia. Desde Revista Atticus agradecemos y recomendamos la web Filmaffinity

Carlos Ibañez – Pilar Cañibano

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter