Gran Circo Acrobático de China en Teatro Zorrilla

Viaje de ensueño, Gran Circo Acrobático de China

El Gran Circo Acrobático de China detiene su espectáculo en el Teatro Zorrilla.

El famoso y prestigioso Gran Circo Acrobático de China llega a Valladolid, un deleite para los cinco sentidos para disfrutarlo en familia, calificado como único en el mundo. Más de treinta artistas en escena, la mayoría medallistas olímpicos y algunos procedentes del Cirque du Soleil.

El espectáculo mezcla la tradición circense china con las prodigiosas acrobacias de vanguardia y coordinación grupal. Una puesta en escena acompañada de imagen y sonido que lo envuelven de un aura que desborda la imaginación. La actuación está dividida en cuatro actos, y nos cuenta una historia e invita al público a viajar con el protagonista. Un niño soñador entra en un mundo de fantasía en el que ve a una hermosa hada fénix que vuela sobre el mar, el niño se siente atraído por la belleza y se ejecuta en el agua.

Acto I; El hada Fénix encuentra al niño que salta al mar y conmovida por su coraje salva al niño y lo invita a volar con ella hasta el cálido sol y hacia el maravilloso mundo Marino.

Acto II; El ave fénix lleva al niño a un palacio de fantasía y entran juntos en un alegre jardín. Las aves cantoras, payasos, y los sombreros voladores muestran la vida vigorosa y de entretenimiento. Pero los ojos de los males emboscados los vigilan.

Acto III; El palacio de la fantasía está invadido por el mal. Con el fin de apoderarse y controlar el hada fénix, estos seres del mal deciden matar al niño soñador. El payaso se sacrifica para salvar al niño, los seres enojados encarcelan al fénix y le arrancan las plumas pieza por pieza. Al no tener elección, el hada Fénix vuela hacia el fuego que ilumina el palacio en ruinas de la fantasía.

Acto IV; Una pieza de música de saxofón despierta al niño que está en un bosque de hadas resplandecientes.  El niño busca al hada fénix que soñó y encuentra dolorosamente un trozo de sus plumas. En el momento de su desesperación, el fénix renace del fuego, aparece y la llamada del amor envuelve a la joven pareja.

Así se desencadenó la historia que nos traslada a un universo donde la magia está en todas partes, contada a través de la danza, la expresividad de los y los artistas participantes, entre la espectacularidad y el minimalismo, con malabares, acrobacias, coreografías al ritmo de la música de aires orientales, el colorido de los trajes y de las luces… Una propuesta capaz de atraer a todos los públicos.

Luisa Valares – fotografías: Chuchi Guerra

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter