Crítica película El cover ópera prima de Secun de la Rosa

El cover de Secun de la Rosa – Bienvenidos a Benidorm

Ficha

Título original: El Cover

Año: 2021

Duración: 81 min.

País: España

Dirección: Secun De La Rosa

Guion: Secun De La Rosa

Fotografía: Santiago Racaj

Reparto: Àlex Monner, Marina Salas, Carolina Yuste, Lander Otaola, María Hervás, Susi Sánchez, Juan Diego, Carmen Machi, Pepe Ocio, Secun De La Rosa, Jorge Calvo, Marc Almodovar, Óscar de la Fuente, ver 4 más

Productora: Nadie es perfecto, Stop Line

Género: Musical. Comedia. Romance | Comedia romántica. Adolescencia. Música

Sinopsis

    Dani ha heredado de su familia el amor por la música y también el miedo al fracaso. Así que trabaja de camarero antes que malvivir de su sueño como sus padres. Este año, como cada verano, Benidorm se llena de artistas que vienen a cantar en sus bares, hoteles y salas de fiesta. Allí Dani conoce a Sandra, quien cambiará su forma de entender el arte.

Comentario

«Es una pena que los tiempos vayan para atrás y ahora las libertades sean más complicadas que antes, cuando podía haber más ignorancia o miedos»

Secun de la Rosa

Parece que Benidorm está de moda, mejor dicho, vuelve a estar de moda. Son varios los directores que últimamente han centrado su mirada en esta población alicantina considerada como la capital turística de la Comunidad Valenciana y, para otros muchos, el pomposo galardón de la «Nueva York del mediterráneo». La gran mayoría opta por considerar a Benidorm como la capital del sol y la playa.

En realidad, Benidorm siempre ha sido un plató de rodaje por sus espacios abiertos y ese clima tan benigno que no solo ha propiciado la afluencia de turistas (fundamentalmente británicos), si no que haya muchos directores que se hayan enamorado de la luz de la ciudad. Desde que en los años 60 se diera a conocer por esos planes de expansión turísticos, no han faltado los rodajes. Habituales en esos proyectos eran los actores Manolo Escobar o Concha Velasco. Las peticiones constantes para hacer rodajes de grandes producciones hicieron posible la creación de Benidorm Film Office que se encarga de gestionar los rodajes y todas sus necesidades. Tal fue el bum que se crearon los efímeros estudios de La ciudad de la Luz (funcionaron desde 2005 hasta 2012 y en ellos llegaron a rodar directores como Francis Ford Coppola, Ridley Scott o José Antonio Bayona con Lo imposible). Distintos problemas financieros han provocado que este enorme complejo y con muchas posibilidades para que fuera un referente en la producción audiovisual hoy haya pasado a conocerse como ejemplo del despilfarro del dinero público en España.

La mirada de Isabel Coixet con su Nieva en Benidorm, con la que arrancó la pasada SEMINCI, parece que ha servido para que otros directores acudan allí a rodar. Este parece ser el caso de Secun de la Rosa con la presente producción. Pero también las series van a convertir a la ciudad alicantina en sujeto de las algunas producciones que ya están anunciadas (Antena 3 estrenará próximamente Alba, y a esto hay que sumar la reciente Benidorm del grupo Atresmedia).

El cover fue la encargada de inaugurar la pasada edición del Festival de Cine de Málaga. Obtuvo el premio del Jurado Joven de la UMA. La historia que nos cuenta Secun de la Rosa en su ópera prima es algo más que uno de los fáciles recursos del fondo del armario. Es algo más que eso de chico conoce a chica, se enamoran, discuten, se separan para volverse a juntar y comieron perdices. Hay una historia de amor, pero también hay otra más hacia un colectivo un tanto invisible que se dedican a amenizar las veladas de los guiris en Benidorm. Ese retrato de la ciudad con aire decadente y vacía que descubrimos de la mano de Isabel Coixet, es bien distinto a la ciudad jubilosa, llena de neones y de una fauna muy variopinta que solo buscan la diversión en la etapa dorada de su vida, que trasciende del turismo de sol y playa para centrarse en el de ambiente de salas de fiestas con sus karaokes, sus cervezas enormes, sus looks setenteros. De la Rosa no busca el esperpento. En su película se centra en esos artistas que se buscan la vida en los aplausos y en el aumento de recaudación por bebidas que puede hacer tal o cual hotel y sala de fiesta o pub británico.

Dani (Álex Monner) es un joven que ha heredado el amor por la música de su familia. Pero prefiere mantenerse en un segundo plano con su trabajo de camarero porque no le acaba de salir la voz desde el alma. Otro verano más en Benidorm. Hasta que en una noche descubre la voz de Sandra (Marina Salas) interpretando Yesterday When I Was Young rememorando a Shirley Bassey. Un tema muy apropiado por la alusión al paso del tiempo y las oportunidades que se dejan escapar. El flechazo es directo al corazón. Después descubrirá que Sandra trabaja como cover de la cantante británica Adele. Junto a ella siempre está su amiga Amy (Carolina Yuste) que imita a Amy Winehouse. Ambas se dedican a recoger los garitos para entretener a una fauna muy variopinta y que no en todo momento (ni todos) saben apreciar el talento (y el trabajo) de las dos jóvenes.

Es destacable la buena química de la pareja protagonistas que hace que esta historia sea creíble. Marina Salas a pesar de su juventud es una veterana tanto en series como en largometrajes. Por destacar tres títulos de los más significativos: Tres metros sobre el cielo, Tengo ganas de ti (ambas de Patrick Salvador, 2010 y 2012), The Pelayos (Eduard Cortés, 2011). Àlex Monner, (Mini serie TV La línea invisible, La próxima piel, Isa Campo, Isaki Lacuesta, 2016) algo más joven, también se puede decir algo parecido. Se dio a conocer por su papel en Pulseras rojas de Albert Espinosa, allá por 2012. Se nota que han disfrutado con su trabajo. Marina realiza un papel con dos vertientes, la de cover, la de cantante, y la de una chica que quiere salir adelante como sea. Por un lado, tiene que lucir súper guapa embutida en esos vestidos de lentejuelas para ganarse la vida y, por otro lado, vemos a una chica de lo más normal, sin maquillaje, sin tacones, llena de inquietud y de ganas de vivir.

A su lado, Álex Monner es un camarero de triste figura, con un pasado atormentado, y un miedo exacerbado a subirse a los escenarios no siendo que triunfe. Él no quiere hacer versiones, no quiere cantar las canciones de otros autores. Eso es un «cover» y él no quiere que esa sea su vida. Es el que lleva el peso de la acción. Veremos su día a día con su relación en el trabajo, con sus amigos, con Sandra… Sandra tiene una amiga que es la leche. Se ha metido tanto en el papel de Amy Winehouse que ya no distingue la línea que separa su vida de la de su personaje (en la ficción, no nos olvidemos). Carolina Yuste está maravillosa dando tumbos por la pantalla, con esas plataformas que le retuercen los tobillos, como si estuviera colgada. Lástima que su papel tenga tan poco recorrido y no hayan sabido engranarlo adecuadamente en la estructura del guion parra tener un mayor protagonismo y justificación.

Secun de la Rosa ha sabido conjugar juventud con veteranía a la hora de elegir el elenco de actores para afrontar esta propuesta. Al lado de estos actores jóvenes que representan la consolidación de toda una generación, nos encontramos con el versátil Juan Diego. Su papel de abuelo de Dani, es soberbio. Está inconmensurable, marcando los tiempos con esa voz rota. Nos ayuda a creer que lo que nos está contando ha pasado de verdad. Es un sentimiento el que desprende que es difícil de superar con una actuación tan contenida. ¿Qué decir de Carmen Machi y Susi Sánchez? Brillan con luz propia a pesar del poco desarrollo que tiene su papel. Me reservo palabras de elogio para Jorge Calvo. Le he visto creer y solo puedo decir que sus padres (Emilio y Oli) estarían más que orgullosos de hasta dónde ha llegado su hijo en este mundo de la farándula. Un papel hecho a su medida («antes me insultaban como artista, y ahora como artista y maricón». Lo borda con ese papel de alguien (en la ficción) de que ya está un poco de vuelta de todo y que ya tiene muchas tablas imitando a Liza Minnelli. Genial, Jorge.

Hay unos cameos interesantes como son los cantantes de flamenco Esperanza Rancapino y Vicente de Castro «Parrita». La película tiene una interesante banda sonora que, a buen seguro en otros tiempos, lejos de la pandemia, habría hecho furor. Una banda sonora con covers de grandes artistas como son la propia Shirley Bassey, The killers, Erause, Lady Gaga, Loquillo, Antonio Vega, Nena Daconte, el inigualable Raphael, la irrepetible Gloria Gaynor y la inolvidable (ahora que se cumplen diez años de su muerte) Amy Winehouse. Hay un tema inédito Que me busquen por dentro compuesto para esta ocasión de Antonio Orozco. Otras voces son reconocibles como la de Rocío Márquez (Mala, de Marelu), Kexxy Pardo (Ring My Bell, de Anita Ward, tema mítico discotequero) o Agoney (Little Respect, de Erasure).

Secun de la Rosa solo te puedo decir una cosa: «viva la madre que te parió». Perdona que sea así de ordinario/brusco/inapropiado, pero eso es lo que pensaba cuando salí del cine. Vaya arrojo que has tenido al emprender esta cinta en la que había unas cuantas dificultades, entre otras la de ser un musical y ser una película coral que hay que saber montar junto a la banda sonora y que todo quede creíble, que no suene a playback de karaoke. Es un espléndido homenaje a esos artistas que malvive por los garitos del Benidorm de los guiris con su carga de hortera y su aire decadente. Esos «artistas de guerrilla» que disfrutan con las versiones de otros cantantes porque los clientes no saben apreciar otra cosa salvo que esté en inglés. Dignificas a esos artistas y lo haces desde el corazón para nuestro deleite. Magnífico el plano secuencia (muy distinto al que vimos en La la land, Damien Chazelle, 2016) dentro del garito nocturno, pero que nos remitió inevitablemente a él. Y lo solventas con maestría. Al igual que lo haces en esa otra pequeña joyita de secuencia cuando nuestros protagonistas están distendidos en la playa junto a un amigo que tiene una guitarra y se arrancan a cantar sin más artificios No me quittes pas (Jacques Brel) y A que no te vas (Raphael o la Jurado tiene dos buenas versiones). Deliciosa. Conseguiste que se me erizara el bello de los brazos. Muy emotivo y muy de agradecer, en estos tiempos, que te hayas decidido a realizar esta fresca comedia. Resurges reconfortado del cine, con alegría, con el cuerpo bailón como si acabaras de salir de una sala de fiesta tras un emotivo concierto. Tendremos que estar atentos a tu carrera por las buenas maneras mostradas a la hora de plasmar en la pantalla esta idea original.

El cover es una película que logra conectar con el espectador al que le gustan los romances veraniegos y la buena música con historias que invitan a una reflexión. O reflexiones pues son varios los temas que aborda la cinta como el miedo al fracaso o cómo enfrentarnos a él, la dificultad de las relaciones con amigos o con la familia y sobre las máscaras de las que echamos mano en la búsqueda de alguno de nuestros objetivos vitales. No es vacua. Con su banda sonora apela a la nostalgia, así como alguna de sus tramas. Una película con alma gracias a la dirección (y guion) de un magistral Secun de la Rosa y a la interpretación de un buen plantel de actores que han sabido transmitir esa pasión por el cine y empatizar con esos otros artistas, sufridos guerrilleros urbanos, que malviven con este oficio de entretener a los turistas, en este caso, la mayoría británicos, interpretando a gente de renombre hasta despuntar con el suyo. Pero también abarca a esos otros grupos, músicos anónimos, que amenizan las veladas de las fiestas patronales de nuestros pueblos y que malviven en la carretera durante el verano. Una película fresca, muy de agradecer en estos tiempos mohínos que nos toca vivir. Vivámoslo con la mejor alegría que podamos yendo al cine, por ejemplo.

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter