Flamenco – Lorca es flamenco, compañía Pedro Fernández Embrujo

Teatro Cervantes – Lorca es flamenco por Fernando Pastor

El espectáculo Lorca es flamenco llegó a Valladolid, concretamente al Teatro Cervantes, de la mano de la compañía de Pedro Fernández Embrujo.

Este espectáculo surgió a petición del tablao madrileño Café de Chinitas. Con motivo del su 45 aniversario, le pidieron a su principal bailaor que pusiera en marcha un espectáculo relacionado con Federico García Lorca.

Cabe recordar que el nombre de este tablao se debe a la obra del escritor andaluz de idéntico nombre dedicada al café cantante que frecuentaba en Málaga.

Para ello Pedro Fernández Embrujo ideó una coreografía en tres actos, siempre contando como hilo conductor a Lorca y el flamenco. El primero sobre las mujeres de Lorca (Bernarda Alba, Yerma, Mariana Pineda…) para expresar sus emociones a traben del flamenco. El segundo relacionado con el torero Paquiro, con el cuadro muy andaluz de la maja y el torero. El tercero, inspirado en el propio tablao Café de Chinitas, reflejando un café cantante muy tradicional, como era el Café de Chinitas de Málaga, con letras de Lorca: Verde que te quiero Verde, Café de Chinitas, las sevillanas del siglo de oro, etc.

Pedro Fernández Embrujo ha manifestado a esta revista que con el Café de Chinitas se profesionalizó el baile, pasando de café cantante a ópera flamenca, con su coreografía.

El espectáculo, de 80 minutos de duración, cuenta con un elenco en el que al propio Embrujo le acompañan en el baile Irene Hernández y Natalia Velázquez, al cante Paz de Manuel y a la guitarra Víctor Muñiz.

Dado el gran trabajo coreográfico, hasta la cantaora participa de en baile y en movimiento, por lo que únicamente el guitarrista permanece estático.

Pedro Fernández, Embrujo, nació en Chile, donde con tan solo cuatro años comenzó a estudiar flamenco en las escuelas que españoles emigrados abrieron en Chile. Completó su aprendizaje pasando temporadas en Madrid y en Andalucía, hasta que hace veinte años creo en Chile su propia compañía de danza, con la que obtuvo importantes premios.

En 2009 la coreógrafa Nuria Castrejón viajó a Chile, le vio y le propuso un contrato para actuar en el Teatro Real de Madrid. Aceptó y se instaló en Madrid definitivamente, encadenando más producciones con la misma coreógrafa, hasta que fundó su propia compañía en España, con la que ha realizado giras por diversos países, además de por la geografía peninsular.

Ya actuó en Valladolid el pasado mes de marzo, junto antes del confinamiento, con su espectáculo Embrujo flamenco y ahora repite con Lorca es flamenco. Ello le permite afirmar que le gusta el público de Valladolid por la acogida dispensada y agradece al Teatro Cervantes esta doble oportunidad brindada.

Fernando Pastor

fotografías: Chuchi Guerra

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter