65 SEMINCI – Crítica Puppy Love de Michael Maxxis

Puppy Love de Michael Maxxis

Ficha

Título original: Puppy Love

Año: 2020

Duración: 110 min.

País: Canadá

Dirección: Michael Maxxis

Guion: Michael Maxxis

Música: Andrew Kawczynski, Kurt Vile

Fotografía: Larry Smith

Reparto: Hopper Penn, Paz de la Huerta, Michael Madsen, Donald Cerrone, Rosanna Arquette, Colleen Camp, Mickey Avalon, Wayne Newton, Catlin Moores, Mike Audigier, Dean Monroe McKenzie, Genevieve Gaignard, Kurt Vile, Morley Muldoon, Jeff Tees, Joanie Livingston

Productora: Coproducción Canadá-Estados Unidos; Book of Morgan, Entertainment One, Film Alberta, Wax Recordings Ltd

Género: Drama. Comedia | Basado en hechos reales. Prostitución

Sinopsis

Morgan es un joven solitario que tiene una lesión cerebral y se gana un dinero lavando platos. Su madre es una desempleada adicta al juego. No tiene amigos y vive con su hermano mayor, Danny, propenso a las peleas de barra de bar y excampeón de kickboxing, más que aficionado al alcohol y al sexo de pago. Una noche, después de terminar su encuentro con una prostituta drogadicta y sin hogar llamada Carla, Danny le exige a Morgan que se la lleve en coche. En este viaje, Morgan se siente inspirado. Se le ocurre que Carla está disponible a cambio de dinero, pero en lugar de pagar por sexo, lo hace para hablar y que sea su amiga.

Crítica

            ¿Qué se puede contar de esta historia, la enésima y manida, de una chonicienta? Inaguantable. Mal rodada, mal definida, sin un guion técnico que parezca coherente sino más bien un voy a poner la cámara aquí a ver qué tal queda. Con una interpretación repleta de excesos, casi como el número de veces que se ve violencia gratuita, más para el macarra de la clase de un instituto problemático que para el público de un festival.

            Cuando parece que podría salvarse tras unos desnudos masculinos absolutamente gratuitos en un vestuario de piscina con el comienzo de la narración del supuesto anti héroe protagonista con una pequeña discapacidad por falta de oxígeno al nacer se va, de repente, para nunca más volver.

El conjunto de situaciones y personas soeces puede batir una plusmarca. Todos los tacos del inglés, lengua tan pobre aquí que parece escrita por un tipo con problemas para buscar en un diccionario.

Esta Pretty Woman de alcantarilla que quiere parecerse a veces a Una Historia de Violencia o a Drugstore Cowboy, pero sin la profundidadde la primera ni el saber de Gus van Sant de la segunda, empieza a aburrir en el minuto cero y cuando llegas a los títulos de crédito sientes el alivio mientras una vocecita musita un por fin que define este horror cinematográfico que jamás debería estar en un festival del prestigio de SEMINCI, un error que estará siempre en el debe de la dirección del festival. El colofón final es demencial y menos creíble que un político besando a un niño. Taxi Driver tamizado por Jet Li. Resumiendo, nada por aquí, nada por allá. Bahorrina sin fin.

Carlos Ibañez

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter