Escultura Homenaje a los Cofrades de Óscar Alvariño en Valladolid

Escultura Homenaje a los Cofrades dedicada a la Semana Santa de Valladolid

Escultura Homenaje a los Cofrades de Óscar Alvariño en Valladolid

El pasado jueves 30 de julio se instaló en la Plaza de Portugalete, Valladolid, la escultura del artista Óscar Alvariño que lleva por título Homenaje a los Cofrades. Situada en uno de los espacios más insignes de la ciudad, frente a la iglesia de la Antigua, la obra es un homenaje a la Semana Santa vallisoletana, una de las manifestaciones populares con mayor proyección turística.

La obra de Óscar Alvariño resultó ganadora del concurso que convocó el Ayuntamiento de Valladolid. Realizada en broce a tamaño natural consta de dos figuras de cofrades. Uno de ellos, adulto, revestido de la clásica túnica, cíngulo y capirote, ofrece su hachón para que lo encienda una pequeña cofrade, a cara descubierta, pero también con túnica.

La Plaza de Portugalete es uno de los puntos neurálgicos de la Semana Santa de Valladolid. Delante de la iglesia de la Antigua confluyen en ese punto multitud de cofradías en las distintas procesiones que se celebran a lo largo de la Semana y, sobre todo, el Jueves Santo.

Según ha manifestado Óscar Alvariño (Madrid, 1962) el eje vertebrador de la escultura lo constituye la luz, nexo de unión entre generaciones, uno de los elementos más intangibles, pero a la vez, uno de los más espirituales.

El conjunto se trata de una escultura realista en el que se puede apreciar hasta el más mínimo detalle. El aire azota los cuerpos. Ese viento gélido característico de la Semana Santa vallisoletana (por lo menos antes del cambio climático) se nota al contemplar la escultura. A él se debe que se haya apagado el hachón de luz. La pequeña cofrade muestra un gesto tierno hacia la figura del que parece su progenitor. Se siente importante en la tarea de encender esa luz y mantener a lo largo de la nueva generación. Realizada en bronce a la técnica de la cera perdida de un modelado de barro de Manzares el Real (Madrid.

Óscar Alvariño (Madrid, 1962) es Doctor en Bellas Arte Cum Laude por la Universidad Complutense de Madrid. Es profesor Titular del Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid (1997). Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Salamanca. Ha obtenido varios premiso que reconocen su trayectoria y labor.

Ha realizado varios medallones que decoran la Plaza Mayor de Salamanca. También una serie de esculturas urbanas como Miguel de Cervantes (Toledo), Santa Teresa y Tomás Luis de Victoria (Ávila) y el Cardenal Mendoza (Guadalajara).

A la espera de una «presentación» oficial, la escultura quedó instalada en su lugar definitivo con la presencia del Alcalde de Valladolid, Óscar Puente, la Concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, el escultor Óscar Alvariño y algún que otro curioso viandante que pasa en esos momentos.

Luisjo Cuadrado

fotografías: Luisa Valares

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter