Teatro Zorrilla, No te vistas para cenar

No te vistas para cenar

Teatro Zorrilla, Valladolid

El Teatro Zorrilla nos presenta; No te vistas para cenar, una divertida comedia de Marc Camoletti, una historia de enredos, diálogos equívocos, aperturas y cierres de puertas y risas del público. Bajo la dirección de José Saiz y producida por Saga Producciones, S.L.

No te vistas para cenar, es una pieza inédita en España, estrenada en París en 1987 con el título Pyjamas pour six, la obra ha tenido posteriores reescrituras, hasta llegar a la versión actual, que vio la luz en Londres en 1991 y en 2012 llegó a Broadway.

Se trata de una comedia de enredo en la mejor tradición del vodevil contemporáneo, “Fernando, aprovechando que su mujer Mercedes tiene que ir a visitar a su madre, invita a su amante Susi a pasar el fin de semana con él y también a un amigo suyo Carlos para tener una coartada. Todo es perfecto, incluso ha contratado una cocinera Susana para que no les falte de nada. Pero las cosas no le salen como él espera y la velada romántica se acaba convirtiendo en una noche muy movidita en la que todos fingen ser lo que no son para evitar ser descubiertos”.

Una obra en la que los acontecimientos imprevistos, confusiones, y situaciones se van complicando cada vez más, un supuesto plan para cometer una infidelidad se va al traste a los cinco minutos y el lío con la aparición de más personajes está servido.  La historia gira en torno al amor, los celos, la confianza, la mentira, la infidelidad, la amistad, la discreción… en fin, que esta comedia abarca mucho más de lo que a primera vista pueda parecer, los personajes no dejan de entrar y salir y complicar cada vez más la situación, que en algún momento llega a ser rocambolesca.

El reparto cumple con creces su cometido, donde José Saiz con el personaje de amigo nos demuestra ser un actor extraordinario, tiene algunas situaciones donde el ejercicio de memoria que lleva a cabo es asombroso.  Por otro lado Isabel Gaudí (la cocinera) con mucha chispa, provocando la carcajada constante y es la que, termina más beneficiada económicamente del embrollo que se desencadena en la obra.  La hermosa Helena Font, ingenua e infantil pero a la vez muy divertida… Alberto Vázquez y Paula Bares demuestran mucha complicidad en el escenario, y llevaron la obra a muy buen puerto, hicieron de esta representación una fiesta teatral que encendió la mecha al público y no paró de reír.

La obra se beneficia de una lograda escenografía, un timbre muy original y un bonito vestuario, un buen equipo con mucha profesionalidad, sin duda una obra muy divertida y que to te puedes perder.

Luisa Valares – Revista Atticus

Fotos cedidas por Saga Producciones

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter