Crítica película Contratiempo de Oriol Paulo

Película Contratiempo de Oriol Paulo

No todo tiene que valer

353x502_13

Ficha

Título original: Contratiempo

Director: Oriol Paulo

Reparto: Mario Casas, Bárbara Lennie, José Coronado, Ana Wagener, Francesc Orella, Paco Tous

Año: 2016

Duración: 104 min.

País: España

Guión: Oriol Paulo, Lara Sendim

Música: Fernando Velázquez

Fotografía: Xavi Giménez

Productora: Atresmedia Cine / Think Studio / Nostromo Pictures / Colosé Producciones

Género: Thriller

Sinopsis

Adrian Doria, un joven empresario, despierta un día en la habitación de un hotel junto al cadáver de su amante. Acusado de asesinato, decide contratar los servicios de Virginia Goodman, la mejor preparadora de testigos del país. La aparición de un nuevo testigo de cargo amenaza con destrozar la estrategia de la defensa obligándoles a recomponer a contrarreloj las piezas de un puzle imposible. En el transcurso de una noche, asesora y cliente trabajarán para encontrar una duda razonable que le libre de la cárcel.

 

Comentario

Cuesta hablar de la nueva entrega de Oriol Paulo (El cuerpo, 2012; guionista: Los ojos de Julia, 2010; Secuestro, 2016) pues es de esas películas que cuanto menos se sepa de ellas antes de llegar a la sala, mucho mejor. La tentación es muy grande. Tendré que hacer un severo ejercicio para hablar de ella pero sin destriparla.

Un hombre, prestigioso ejecutivo, emprendedor del año, Adrián Doria (Mario Casas) es acusado de asesinato. El cadáver de su amante, Laura (Bárbara Lennie), yace junto a su cuerpo en la habitación de un hotel. Nadie parece haber entrado, ni nadie parece haber salido de la habitación. Como si de un juego de lógica, como si de un mal pasatiempo de un suplemento dominical se tratara, allí no hay nadie más. Pero lo cierto es que tiene que convencer hasta a su propio abogado de su inocencia. Para su defensa va a contar con una de las mejores en su campo, Virginia Goodman (Ana Wagener). Se trata de una especialista en sacar de apuros (la justicia) a aquellos que más difícil lo tienen. No ha perdido ningún caso, y este, el último, antes de su retiro, no quiere que sea la excepción.

Contratiempo tiene elementos clásicos del thriller como pueden ser: una muerte accidental, un trío amoroso, la amenaza de la cárcel, abogados, la ruina total… Uno de los antecedentes que me viene a la cabeza es la de Muerte de un ciclista (Juan Antonio Bardem, 1955), pero también tiene algo del cine de Alfred Hitchcock o de las historias de Agatha Christie, sin abandonar la estela de su anterior película, su ópera prima, El cuerpo, donde ya dejó su impronta.

contratiempo_2

Al reparto no se le pueden poner muchos peros. Bárbara Lennie convence porque la cámara la quiere (inolvidable su papel en Magical Girl). Pero no es una femme fatale. Lo mismo sucede con José Coronado. No sé si es que estos papeles le van como anillo al dedo o es él el que se mete en ellos. Pero destaca como padre atribulado que quiere saber la verdad. Ana Wagener tiene un gran peso en la historia. Sabe dotar a su papel de abogada ese porte necesario para que su duelo con Mario Casas sea verosímil. Mario Casas sigue creciendo alejado de las fans juveniles. Su dicción a veces me saca del relato, pero reconozco que está más convincente que en anteriores propuestas.

La ambientación es sobresaliente. Así como el aspecto fotográfico. El equipo ha sabido buscar unos exteriores dignos de grandes propuestas a cargo de los mejores directores. Así el hotel del Valle de Nuria (al que se accede por el tren cremallera) nos remite al famoso hotel escenario de El gran Hotel Budapest de Wes Anderson. La música, a cargo Fernando Velázquez ayuda en el clímax (sobre todo con la escena final).

1366_2000

El cine es una gran mentira. Eso lo sabemos todos y a pesar de eso, todos nosotros acudimos a las salas para disfrutar de este arte. El director tiene toda una panoplia de recursos para presentarnos su historia. Uno de los que más detesto es que te presenten la historia y cuando estás metido de lleno en ella te salgan con que esto es un sueño. Es una burda manipulación. Pero… ¿qué es el cine? El propio director Oriol Paulo ha confesado que dirigir es manipular y que tienes que engañar y convencer al espectador. Sí, pero no. No todo vale para seducir a los amantes del cine. Las dudas, en este caso, sobre quién cometió el crimen no tienen por qué llegar de la mano de trampas artificiosas. La cinta la vives con tensión, te metes de lleno en la historia y la sigues con relativa facilidad, a pesar de ser un juego de espejos. Pero cuando todo concluye, el cuerpo se revuelve en el asiento y en la cabeza empieza a engranarse todas las piezas y exclamas (con cierta desazón), ¡ah, ¿era esto?! Por eso, alguno de los protagonistas, te avisa sobre la importancia de los detalles. Si bien la alerta, para ellos, es eludir la cárcel; para nosotros es no sentirte del todo defraudado por el uso de pequeñas trampas.

4

En el fondo, Contratiempo es la historia de una venganza bien urdida y un claro alegato a favor de que la justicia deba de estar a salvo de posibles trapicheos de la mano de abogados sin escrúpulos que por un buen fajo de billetes son capaces de hacer desaparecer expedientes o elaborar pruebas falsas exculpatorias. Porque si no cuando la justicia falla o flaquea los deseos de venganza se acrecientan.

Técnicamente está bien resuelta y la propuesta visual es más que correcta con ese aire de cine negro. Paulo es uno de los cineastas más representativos del thriller español y gran guionista. Contratiempo es una película con luces y sombras, que te atrapa con un excelente ritmo, pero la mala resolución le impide brillar con luz propia más allá de ser la nueva cinta de Oriol Paulo.

Os dejo un tráiler:

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter