Crítica película Aliados de Robert Zemeckis

Crítica película Aliados con Brad Pitt y Marion Cotillard

Siempre nos quedará… Casablanca

El error que suele cometerse en estas situaciones es tener sentimientos

Marianne Beausejour (interpretado por Marion Cotillard)

waliados_poster

Ficha

Título: Aliados

Título original: Allied

Dirección: Robert Zemeckis

Reparto: Lizzy Caplan, Brad Pitt, Marion Cotillard, Matthew Goode, Raffey Cassidy, Jared Harris, Russell Balogh, Lasco Atkins, Marion Bailey, Christian Rubeck

País: Estados Unidos

Año: 2016

Fecha de estreno: 25 noviembre 2016

Duración: 124 minutos

Género: Drama, Romance, Thriller, Bélico

Distribuidora: Paramount Pictures

Productora: Paramount Pictures, GK Films

 

Sinopsis

Aliados es la historia del oficial de inteligencia Max Vatan (Brad Pitt) quien en 1942, en el norte de África, conoce a Marianne Beausejour (Cotillard), miembro de la resistencia francesa, en una misión mortal tras las líneas enemigas. Reunidos en Londres, su relación se ve amenazada por las presiones extremas de la guerra.

Comentario

Aliados, con aromas de cine clásico y cierto aire nostálgico (por aquello de la Edad de Oro de Hollywood), está divido en dos bloques. Max Vatan (Brad Pitt) es un miembro de la inteligencia británica; Marianne Beausejour (Marion Cotillard) pertenece a la resistencia francesa y tiene una gran fama por sus hazañas. Es una mujer tan hábil y dura como el propio Max. La primera parte se centra en la acción que llevan a cabo la pareja como comando de la resistencia que tiene una misión que cumplir en Casablanca, en plena Segunda Guerra Mundial. Han de infiltrarse como marido y mujer –no se conocían previamente- y deben «colarse» en una fiesta para acabar con su objetivo, casi de forma suicida. Tras el triunfo de la misión, su relación también sale adelante y la pareja se traslada a vivir a Londres. Esta segunda parte es más sosegada, es un thriller psicológico ambientado en Londres, que tiene como base el recelo de ambos protagonistas en su relación, por las sospechas de no ser lo que dicen que son. De ahí que Marianne se consciente de que el error en este tipo de situaciones es la de tener sentimientos. La clave de un buen espía es que nadie conozca, de verdad, tu identidad. Son expertos en el engaño y hasta en la seducción.

null

null

Aliados se nos presenta como una producción espléndida, con una gran ambientación, tanto en la evocadora Casablanca como la Francia ocupada por los alemanes o la ciudad de Londres bajo los bombardeos. Tres grandes escenarios bien distintos así como toda su parafernalia de atrezzo, vestuario, etc. Todo exuberante y refinado. La acción se desarrolla en 1942 cuando los países se han alineado para combatir la amenaza nazi que recorre la vieja Europa.

Hay que lamentar la poca química que hay entre la pareja protagonista (tal vez Angelina Jolie no lo haya visto así). Esa circunstancia perjudica el desarrollo de la trama, minado el romance se carga parte del suspenso. Salvo en alguna rara ocasión, más que una pareja de la que saltan chispas a primera vista, parece que estuviéramos ante una encorsetada relación donde la única que parece disfrutar (y por lo tanto convencida de su papel) es Marion Cotillard. Brad Pitt se muestra pavisoso. Las noches en la azotea, tenían que rezumar pasión y máxime cuando tienen que convencer a sus convecinos para no levantar sospechas. El actor norteamericano se muestra frío y distante. Con la misma indiferencia contempla las azoteas de Casablanca que el rostro de una esplendorosa Cotillard. Marion Cotillard está que se sale. Lleva una carrera imparable. Y se la espera que nos deslumbre en unos de esos grandes papeles que están por llegar. Desde la gran actuación dando vida a Édith Piaff en La vida en rosa (2007, Olivier Dahan) por la que obtuvo el Oscar a la mejor interpretación femenina, la actriz francesa ha interpretado todo tipo de registros. Quizás uno de los más ricos fue el que protagonizó como Stéphanie en De óxido y huesos (2012, Jacques Audiard). También la hemos visto de chica gánster, como novia de John Dillinger en Enemigos públicos (2009, Michael Mann). Dos grandes directores llamaron a su puerta: Christopher Nolan y Woody Allen. Con el primero rodó Inception en 2010 y al año siguiente con el neoyorquino Medianoche en París. Una filmografía trufada de premios, reconocimientos, y, sobre todo, de grandes trabajos. Un ejemplo es uno de sus últimos, en el 2014, interpretando a una trabajadora reivindicativa en Dos días, una noche de la mano de los hermanos Dardenne. En una reciente entrevista, Marion Cotillard confesaba que años atrás admiraba a Brad Pitt. Hoy puede decir que actuó junto a ese ídolo juvenil y, prácticamente, se lo ha merendado (como vulgarmente se dice). Con su actuación eclipsa al propio Pitt. Se muestra mucha más convencida y se nota por la manera en que se mete en su papel. Tal vez hayan querido rememorar la mítica pareja formada por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en Casablanca, mismo escenario, misma guerra, distinta química.

null

Aliados es una película «de las de antes» en las que se nota el amor por el cine con una cuidada puesta en escena y eso se debe, entre otros a su director Robert Zemeckis. En su producción es posible que haya altibajos, pero a él se deben grandes cintas como la saga de Regreso al futuro, Forrest Gump (1994), Náufrago (2000) o El vuelo (2012). Con esta nueva cinta rinde un pequeño homenaje al Hollywood más esplendoroso.

Gran mérito de Aliados lo tiene el guionista Steven Knight. A él se debe una gran película dirigida por David Cronenberg, Promesas del este (2007). Knight se inspiró en una historia que tenía como protagonistas a dos espías que estaban infiltrados durante la Segunda Guerra Mundial. Se enamoraron locamente y se enfrentaron mortalmente, en uno contra el otro, cuando sus identidades quedaron al descubierto.

null

Aliados es un thriller, de vidas dobles. Si bien la poca sintonía de la pareja protagonista se ve compensada con buena dosis de suspense y de tensión, rodado de forma más que correcta y que se muestra eficaz en la pantalla. Desprende ese aroma, un tanto olvidado y evocador, del cine de la época dorada con mucho glamur y que tanto echamos de menos.

Os dejo un trailer:

 

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter