Comparte esto:

" /> Exposición SEMINCI: Una historia de cine (1956 – 2015) | Revista Atticus

Exposición SEMINCI: Una historia de cine (1956 – 2015)

Exposición SEMINCI: Una historia de cine (1956 – 2015)

El cine para gourmets

«La SEMINCI está abierta a toda la ciudad». Ese es uno de los argumentos esgrimidos por el director de la muestra Javier Ángulo, aprovechando el comienzo de las fiestas de la capital vallisoletana para inaugurar esta exposición: SEMINCI: Una historia de cine (1956-2015).

WDSCF9020
La inauguración de la muestra en la Sala Municipal de la Pasión (Valladolid) ha sido un acto multitudinario. Además del director del certamen, Javier Ángulo, ha contado con la presencia del alcalde de la ciudad Óscar Puente, la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo; buena parte del equipo técnico que hace posible estas exposiciones, así como buena parte del equipo de la SEMINCI. También ha contado con la presencia una de las personas que han hecho posible la muestra, Mercedes Cantalapiedra, como anterior responsable de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid. Por supuesto que ha contado con la presencia de los responsables de las entidades que hacen posible el milagro hoy día de llevar a cabo este tipo de eventos: Gas Natural, El Norte de Castilla, Renault, bodegas de Cigales, entre otros. Arropando a la actual corporación, podíamos ver también al anterior alcalde socialista, Tomás Rodríguez Bolaños. Y no podían faltar al evento el comisario de la exposición, Asier Mensuro, y el periodista César Combarros Peláez autor del libro/catálogo, SEMINCI: Una historia de cine (1956-2015).

WDSCF8992

La historia de la SEMINCI se ha construido sobre cine, sobre películas que han engrandecido un certamen. Pero también con directores, actores, actrices y, los directores del certamen a lo largo de estos 60 años, sin olvidarnos del público. Un público que ha sabido valorar las cintas presentadas y que ha acudido de forma mayoritaria a las salas de cine. Una historia que ha sido retratada por Pedro Usabiaga y Luis Laforga.

 
SEMINCI actuó de ariete en la censura franquista. Fue la puerta por donde se colaron directores como Robert Bresson, Ingmar Bergman, Orson Wells, Akira Kurosawa o Yasujiro Ozu. Gracias al certamen se pudieron ver en Valladolid sus películas y, posteriormente, en el resto de España. Incluso, en la SEMINCI se estrenó La naranja mecánica de Stanley Kubrick (hay que recordar que durante años estuvo prohibida en Gran Bretaña). Las salas de nuestra ciudad acogieron estrenos como El gran dictador de Charles Chaplin, Teorema de Pier Paolo Pasolini o las obras de Orson Wells, El proceso o Ciudadano Kane. Casi nada. Es decir, una SEMINCI vanguardista y una SEMINCI de grandes descubrimientos como bien ha dicho el comisario de la exposición Asier Mensuro. Muchas carreras de directores han surgido de la opera prima presentada en Valladolid: Michael Radford, Kent Loach, Atom Egoyam, Gianni Amelio, Robert Guédiguian, André Téchiné, Nanni Moretti, Goran Paskajevic o los españoles Gracia Querejeta, Fernando León de Aranoa e Icíar Bollaín.

WDSCF9033
La muestra recoge la historia de la SEMINCI, que es una historia ligada a la ciudad de Valladolid. En ella se pueden ver una serie de retratos, de audiovisuales con declaraciones de Stanley Donen, Arthur Penn y Nikita Mihailkov; todos los carteles, un sinfín de fotos, y una serie de objetos (antiguas entradas, abonos, chapas, etc.) ligados al festival cinematográfico, destacando el icono por excelencia: los labios ideados por Manuel Sierra en 1984.

WDSCF9041

Hoy SEMINCI es sinónimo de cine de autor, de cine para gourmets como bien le gusta decir a su director, Javier Ángulo, un referente no solo en España sino a nivel internacional.

Fotografías y texto: Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

 

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter