Exposición Jean-Michel Basquiat. Ahora es el momento. Guggenheim Bilbao

Jean-Michel Basquiat: Ahora es el momento

Desde el pasado 3 de julio, y hasta el 1 de noviembre de 2015, se puede disfrutar en el Museo Guggenheim Bilbao (en colaboración con la Art Gallery of Ontario) de la exposición Jean-Michel Basquiat: Ahora es el momento, comisariada por Dieter Buchhart y Álvaro Rodríguez Fominaya. La exposición es un auténtico homenaje al artista estadounidense, y la primera donde la importancia, reside en el contenido temático de sus obras.

Autorretrato, 1984 Acrílico y barra de óleo sobre papel, montado sobre lienzo 100 x 70 cm. Yoav Harlap Collection © Estate of Jean-Michel Basquiat.  Licensed by Artestar, New York
Autorretrato, 1984
Acrílico y barra de óleo sobre papel, montado sobre lienzo
100 x 70 cm. Yoav Harlap Collection
© Estate of Jean-Michel Basquiat.
Licensed by Artestar, New York

El 22 de diciembre de 1960, nació en el Hospital de Brooklyn (Nueva York) Jean-Michel Basquiat. Su padre, Gerard Basquiat, era de Haití y su madre, Matilde Andradas, originaria de Puerto Rico. La familia Basquiat vivía en Park Slope, en Brooklyn. Tres años más tarde, en 1963, llegará al mundo su hermana Lisane y en 1966, nacerá su hermana Jeanine. Junto a su familia, el pequeño Basquiat se criará en la calles de dicho barrio, donde comenzará su espíritu artístico y crítico a través de los graffitis.

Jean-Michel vivía en una posición acomodada, pues su padre era contable y su madre diseñadora gráfica de prestigio. Aun así, creció en un entorno familiar hostil, pues sus padres se divorciaron y por ello, debió cambiar varias veces de colegio, hasta entrar con 16 años en la City-As-School, de donde fue expulsado un año antes de graduarse por rebeldía.

Desde muy pequeño, Basquiat muestra ya un especial interés por el dibujo y a menudo, utiliza el papel que su padre lleva a casa de la empresa donde trabaja para hacer apuntes inspirados en las animaciones que veía en televisión. Su madre, además, al ser diseñadora gráfica, muchas veces hará bosquejos con él.

Sin título, 1982. Acrílico y óleo sobre lino, 193 x 239 cm.  Museum Boijmans Van Beuningen, Róterdam. Foto: Studio Tromp, Róterdam © The Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, New York
Sin título, 1982. Acrílico y óleo sobre lino, 193 x 239 cm.
Museum Boijmans Van Beuningen, Róterdam. Foto: Studio Tromp, Róterdam
© The Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, New York

Jean-Michel y su madre visitaban muy a menudo el Museo de Brooklyn, el MoMa, el Museo Metropolitano de Arte… Así, su madre le alentará en su interés por el arte y hará hincapié en la importancia de la educación.

Muy importante para él será la escuela católica privada de Santa Ana, donde conocerá a Marc Prozzo, con el que creará un libro para niños, escrito por Jean-Michel e ilustrado por Prozzo. Basquiat, se convertirá en un gran lector de español, francés e inglés.

En mayo de 1968, mientras juega a la pelota en la calle, Basquiat es atropellado por un coche, que le mantendrá un mes hospitalizado. Mientras se va recuperando, su madre le regalará el libro Anatomía de Gray, algo que marcará el resto de su vida, pues la influencia de este libro se encuentra en su obra posterior y co-fundará, en 1979, el grupo “Gray”.

En el año 1971, Gerard Basquiat (ya separado de Matilde), padre del futuro artista, se mudará con sus tres hijos y Jean-Michel se matriculará en un colegio público, el primero de muchos. En 1974, vuelven a mudarse los tres niños con su padre, pero esta vez a Puerto Rico, y no será hasta el año 1976 cuando vuelvan a Brooklyn.

El año 1976 será muy importante para él, pues a sus 16, se matricula en la City-As-School, una escuela progresista de Manhattan destinada a la formación de superdotados con dificultades en su proceso educativo. En City-As-School conocerá a Al Díaz, un grafitero del que se hará amigo y colaborador.

Junto a su amigo Al Díaz, comenzará a pintar con spray en muchas de las paredes del Bajo Manhattan bajo el seudónimo de SAMO, que significaba “SAMe Old Shit” (“la misma mierda de siempre). Era un motivo más para desahogarse por todo lo que sentían.

En 1978, con tan solo 18 años, Jean-Michel decide dejar su hogar para siempre y se irá quedando en casas de amigos, en especial en el domicilio del artista británico Stan Peskett. Basquiat sobrevivirá con la venta de postales y camisetas que el propio Jean-Michel decoraba y seguía dedicándose al graffiti, con un sentido muy poético y filosófico.

Con tan solo 20 años, la fama de Basquiat crecerá mucho, lo que hará que se relacione y trabe amistad con artistas del momento, como David Bowie o Andy Warhol. Hasta tal punto llegará su fama, que en el año 1982 se celebrará su primera exposición en solitario, donde venderá todo. Será a partir de este año cuando empieza un verdadero camino hacia el éxito.

Para entonces, Basquiat ya era conocido como un artista transgresor e innovador, cuya obra abordaba temas como la lucha de clases, el racismo, inspirándose en el Expresionismo Abstracto, el Arte Conceptual, el Jazz, los cómics y el graffiti.

Número 4, 1981 Acrílico, barra de óleo y collage papel, lienzo, 167 x 137 cm     Colección Andre Sakhai, cortesía Marianne Boesky Gallery, Nueva York. Foto: Jason Wyche © Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, N. Y.
Número 4, 1981
Acrílico, barra de óleo y collage papel, lienzo, 167 x 137 cm
Colección Andre Sakhai, cortesía Marianne Boesky Gallery, Nueva York. Foto: Jason Wyche
© Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, N. Y.

Basquiat nunca se consideró un artista del graffiti, sino que él decía que “utilizaba la pintura en spray como instrumento para abrir las puertas del mundo del arte”. Por ello, rápidamente empezará a trabajar con materiales que encontrará por la calle.

A pesar de haber anunciado en junio de 1988 que estaba libre de cualquier adicción, algo que había intentado en varias ocasiones, Jean-Michel Basquiat fallecerá el 12 de agosto del año 1988 a causa de una sobredosis de heroína en Nueva York.

A pesar de haber muerto con tan solo 27 años, Basquiat es fundamental para la Historia del Arte y en su intensa (aunque corta) actividad pictórica, pueden distinguirse tres etapas:

• 1980-1982. Graffitis de signos mezclados con formas simbólicas y aspectos de las culturas primitivas como esqueletos y calaveras.

• 1982-1985. Sus obras están llenas de palabras que se convierten en conceptos con referencias a la sociedad de consumo de Norteamérica.

• 1986-1988. Obra cada vez más sofisticada, con referencias a la tradición pictórica europea y a culturas primitivas y antiguas.

La contribución artística de Basquiat aportó al mundo en general, y a la escena neoyorquina en general, un cambio radical de concepto en la pintura, siendo el artista negro más reconocido e influyente de los años ochenta.

Su muerte a los 27 años (como sus ídolos Jimmy Hendrix o Janis Joplin) por una sobredosis de heroína, hará que Basquiat se convierta en un mito de la pintura, gracias en parte a las obras tan expresivas que hablaban de la hipocresía social.
Para entender verdaderamente a Jean-Michel Basquiat, el Museo Guggenheim Bilbao nos muestra una exposición estructurada en ocho secciones que ocupan la tercera planta, empezando por la sala 305, cuyas obras están expuestas en torno a “La calle como estudio” y “Héroes y santos”, con temática y enfoque hacia el paisaje urbano.

Jean-Michel Basquiat, 1984 Fotografía de Lee Jaffe, Copyright, Reservados todos los derechos. Cortesía de LW Archives
Jean-Michel Basquiat, 1984
Fotografía de Lee Jaffe, Copyright, Reservados todos los derechos. Cortesía de LW Archives

En la sala 306 la exposición continúa con “Reivindicando historias” y “Reflejos”, una sala que gira en torno a la historia negra y el racismo con unas poderosas y expresivas obras. En la sala 307 se puede disfrutar de “Dualidades y doble identidad”, dedicada a las relaciones ambiguas entre los individuos y los objetos.

En la sala 303 podremos disfrutar de las obras de una pareja del mundo del arte, la formada por Basquiat y Warhol, además de obras de colaboración con Francesco Clemente, Keith Haring o Kenny Scharf.

La exposición finaliza en la sala 302, con otro gran tema de Basquiat, “Sampling y scharching. Música, palabras y collage”, donde se ve la enorme influencia que la música tuvo en el artista, sobre todo el hip-hop.

La obra de Basquiat es, indudablemente, una de las más importantes e influyentes del siglo XX y tiene mucha actualidad no solo por su planteamiento formal, sino por lo que está narrando en todas y cada una de sus obras. Basquiat nunca dejó crear y a pesar de su prematura muerte, el legado que el artista ha dejado, nos sirve para comprender mejor nuestro pasado y nuestro presente, pues los temas tratados por él, como el racismo o la hipocresía social, están hoy igual de vigentes que entonces.

La exposición, una muestra pionera en Europa, establece el primer análisis temático de la obra de Basquiat y nos descubre un verdadero homenaje a la gran y brillante carrera artística de Basquiat.

Nota de la redacción. Este artículo con mayor número de ilustraciones se publicará completo en el Revista Atticus 30 que estará disponible en nuestra web sobre el 20 de septiembre

Cristina González Vítores

Revista Atticus

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter