Comparte esto:

" /> Crítica Nuestro último verano en Escocia, la última de Rosamund Pike | Revista Atticus

Crítica Nuestro último verano en Escocia, la última de Rosamund Pike

Nuestro último verano en Escocia

Las peripecias del clan McLeod

WNUESTRO_ULTIMO_VERANO_EN_ESCOCIA_-_posterFicha
Película: Nuestro último verano en Escocia.
Título original: What We Did on Our Holiday.
Dirección y guion: Andy Hamilton y Guy Jenkin.
Interpretación: Doug McLeod (David Tennant), Abi McLeod (Rosamund Pike), Gavin McLeod (Ben Miller), Margaret McLeod (Amelia Bullmore), Gordie McLeod (Billy Connolly), Agnes Chisolm) Lottie, Mickey y Jess McLeod (Emilia Jones, Bobby Smalldridge y Harriete Turnbull, respectivamente).
País: Reino Unido. Año: 2014. Duración: 95 min.
Género: Comedia dramática.
Distribuidora: A Contracorriente Films. Estreno en España: 29 Mayo 2015.

Sinopsis
Una joven pareja de Londres recién separada ha de ir con sus hijos a Escocia para celebrar el cumpleaños del abuelo enfermo. Para no disgustarle, la familia decide simular que todo es armonía.

Comentario
Doug McLeod (David Tennant) y Abi McLeod (Rosamund Pike), junto a sus tres diablillos, forman una familia que se tambalea. El matrimonio deja a un lado sus desavenencias para viajar hasta Escocia y poder estar junto al abuelo, el padre de Doug, Gordie (Billy Connolly), en su 75 cumpleaños. Tal vez sea el último que puedan pasar juntos debido a la enfermedad de Gordie.
En su día, tras verla en la SEMINCI –hace casi ocho meses-, dije que era algo más que una comedia británica. Es un reflejo de nuestra sociedad actual que padece el vértigo de la modernidad. Las prisas, las excesivas horas que se dedican en los traslados para ir de casa al trabajo y del trabajo a casa, provocan una desatención en el cuidado de los niños, y de la propia pareja. Así no es de extrañar que poses los ojos más sobre un compañero/compañera laboral que sobre tu «media naranja». Doug y Abi pasan por esa fase. De hecho se encuentran separados (no viven juntos) pendientes de que sus abogados finiquiten su relación. Se han metido en la dinámica de los despachos y ahora son rehenes de sus letrados. Pero ante la enfermedad del entrañable Gordie deciden dejar aparcados sus problemas para ofrecer la cara amable de una familia unida y bien avenida.
Cada hijo de la pareja representa un rol. Lottie, la mayor, de apenas 10 años, es incapaz de mentir. No concibe la mentira y todo lo cuestiona y apunta para saber todas las farsas de cada uno. Vive sumida en la inocencia. Mickey, con sus 6 años, es un pequeño friqui de la cultura vikinga y tiene en Odin su héroe mitológico. Todo lo lleva a su mundo fantástico. Y la pequeña y resalada Jess, 4 años, desborda imaginación por todos los poros. Se toma su tiempo para narrar, con pelos y señales, cada acción de esta curiosa e hilarante familia. Es una «toca pelotas» y cuando algo no le agrada contiene la respiración hasta casi el desmayo (menuda es ella).

'WHAT WE DID ON OUR HOLIDAYS'
La otra pareja, la formada por Gavin McLeod y Margaret no les van a la zaga. Gavin, hermano de Doug, es un meticuloso perfeccionista que tiene que tener todo controlado. Su casa inteligente hace las delicias de los pequeños y es un reflejo de su paranoia. Margaret es una persona que es capaz de perder los nervios tratando de aniquilar un insecto. Guarda un secreto que las redes sociales se encargan de difundir.

 

Nuestro último verano en Escocia es una vibrante comedia que toca varios temas. Abarca desde las relaciones familiares de los hermanos Doug y Gavin; las relaciones de pareja; las relaciones de ésta con los hijos; el difícil paso de la infancia a la madurez; las relaciones de los ingleses y escoceses –y con los estirados londinenses, con profusión de clichés-; y el tema de la muerte con especial hincapié al punto de vista: el de los niños.
Uno de los grandes méritos de la película de Andy Hamilton y Guy Jenkin es haber sabido dar con un elenco de actores, difícil de superar, que eleven a la categoría de película una historia construida sobre un buen guion. La conjunción de los pequeños con los adultos es magistral. La actuación de los tres niños es muy natural lo que hace que todo sea muy dinámico. No le resta ni un ápice el doblaje (y lo digo con conocimiento de causa, pues he tenido la oportunidad de disfrutarla en sus dos versiones). Rosemund Pike luce esplendorosa y David Tennant no le va a la zaga. A Pike la hemos visto hace relativamente poco en Pérdida (David Fincher, 2014) donde realiza un papel de malvada muy brillante al lado de Ben Affleck. David Tennant se le reconoce por su reciente interpretación en la serie televisa de Broadchurch (2013). Billy Connolly es un personaje simpático con cara de adorable, el abuelo que todos quisiéramos tener que te dice que hagas aquello que te sale del corazón y no lo que todos están esperando que hagas. Es un monologuista brillante, pero también cantante y presentador entre otras cosas.

 
Hay dos elementos que también destacan en la cinta británica. Uno de ellos es el paisaje de las Tierras Altas de Escocia, junto al Mar del Norte. Unos parajes maravillosos, aunque los fotógrafos, lamentablemente, no han sabido sacar todo el potencial que tienen. La banda sonora es otro de esos elementos destacables. A la cabeza el tema Fisherman´s Blues de la banda inglesa The Waterboys. Una formación que tiene la música escocesa, inglesa e irlandesa en su repertorio. Mezcla de folk celta y rock and roll con un estilo personal de la mano del talento de su líder Mike Scott. Es difícil estar quieto en la butaca oyendo este tema. Aquí lo podéis escuchar.

Nuestro último verano en Escocia es una película de buen rollito donde hay un cambio de roles: los adultos se comportan como niños y los niños tiene que asumir un comportamiento de adulto en un momento dado. Es una comedia de enredos resuelta de manera brillante por la buena dirección, excelentes diálogos y por la soberbia actuación de esos pequeños diablillos con los que no te importaría pasar más de un fin de semana. Naturales, nada repelentes y… para comérselos. Diversión asegurada. Así lo supo reconocer el público de Valladolid que le concedió ese galardón: Premio del Público en la pasada edición de la SEMINCI.

 

Os dejo un tráiler:

 

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter