Exposición El gusto por lo moderno: Art déco 1910 – 1935 Fundación Juan March

Exposición El gusto por lo moderno: Art déco 1910 – 1935

Fundación Juan March

WBoquilla Cartier

La Fundación Juan March en su sede madrileña vuelve a asumir el reto de ofrecer una exposición de arte «fuera de lo común». Si la anterior muestra nos desveló la biografía de un artista inclasificable como Fortunato Depero (Depero Futurista), en esta ocasión nos ofrecen una colección de cerca de 350 objetos en torno al Art déco. Es la primera ocasión que una exposición en España tiene como protagonista este arte «decorativo» (decó es el apócope francés de decoratif) y es también la primera que se celebra fuera de un museo generalista o, propiamente, de artes decorativas. El gusto moderno: Art déco en París, 1910 – 1935 podemos considerarla como una exposición total. Abarca innumerables soportes y materiales. Pintura, libros, vidrio, muebles, trajes o vestidos, joyas, carteles, maquetas y hasta un automóvil son algunos de esos medios en los que los artistas han plasmado este gusto por la belleza. Todos estos objetos, más de 350, proceden de más de cincuenta colecciones públicas y privadas de Europa y Estados Unidos.
La propia entidad nos recuerda lo que se conoce como art déco:

«fue un estilo alternativo a la vanguardia: significó una modernidad más pragmática y ornamental que utópica y funcionalista y acabó convirtiéndose en el gran estilo del deseo y el gusto modernos, tan característicos de las sociedades occidentales y del capitalismo de las primeras décadas siglo XX».

 

Recreación de un ambiente art decó en la Fundación Juan March
Recreación de un ambiente art decó en la Fundación Juan March

La muestra se estructura a través de ocho secciones cronológicas y temáticas que reúne a 122 artistas de diversa índole. Artistas que buscaban los orígenes del art déco en el París de la primera década del siglo XX. Uno de los apartados se centra en la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas que se celebró en París en 1925. Esta muestra se venía postergando por el gran conflicto bélico. Tras el fin de la guerra, en 1918, se planificó para 1922 pero los problemas económicos hicieron que se volviera a retrasar hasta 1925. Se pretendía mostrar los grandes adelantos, tanto en materia de artículos de decoración como de productos industriales. Esta exposición coronó el Art déco. Estos productos, de una forma general, seducían a los visitantes, sentando las bases para un nuevo gusto a la hora de entender el arte.

El art decó es el estilo de la mercadotecnia y del consumismo de mediados del siglo XX; no en vano los líderes del movimiento provenían del negocio de la moda y fueron expertos en captar los deseos y estimular la imaginación.
Tim Benton
Profesor emérito de Historia del Art The Open University
Comisario invitado

En 1931 con motivo de la Exposición Colonial celebrada en París en 1931 se produce un nuevo avance en la modernidad del movimiento al introducir lo exótico con productos provenientes de las colonias de ultramar. Estas nuevas formas se mezclan con las de algunos artistas como Charlotte Perriand, Eileen Grey o Le Corbusier.

Coche deportivo Amilcar de 1926
Coche deportivo Amilcar de 1926

Una de las razones que se ha tenido en cuenta a la hora de organizar esta exposición es la de poner en valor el art déco. En la historia del arte, el art déco no ha tenido «buena prensa» y ha estado olvidado durante muchos años. Bien es cierto que hubo un momento de esplendor en los años setenta cuando la belleza y su complejidad cultural se valoró, volviendo a causar un gran furor entre el público. Es un arte popular, es un arte que gusta pero también es un arte complejo. La Fundación Juan March ha pretendido aportar un poco de luz. Esa puede ser una de las razones de ofrecer, como un gran valor añadido, un extenso catálogo de más de 500 páginas con interesantes estudios de una docena de expertos, entre los que se encuentra el propio Tim Benton, comisario de la Exposición.

Si bien la época dorada de los viajes marítimos hace mucho tiempo que pasó, los transatlánticos siguen siendo todavía uno de los símbolos más poderosos y admirados de la modernidad del siglo XX. Ningún otro medio de transporte ha sido tan romántico, extraordinario o competitivo.
Ghislaine Wood
Directora djunta Sainsbury Centre for Visual Arts University of East Anglia

 

La presentación a los medios de comunicación estuvo presidida por Javier Gomá, Director de la Fundación Juan March; Manuel Fontán del Junco, Director de Exposiciones de la institución y el propio Tim Benton como Comisario invitado. Se puede contemplar hasta el 28 de junio de 2015.

En el próximo número digital de Revista Atticus (RA29) dedicaremos un amplio reportaje a esta gran exposición.

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter