Día mundial de la Poesía en Revista Atticus

Cuatro poemas, un pequeño adelanto de Revista Atticus Diez

El día 21 de marzo se celebra el Día Mundial de la Poesía. Se celebra con el propósito de consagrar la palabra esencial y la reflexión sobre nuestro tiempo. Una cosa más necesaria que nunca en estos momentos tan duros que vive nuestro Planeta y sus moradores.

Ni una sonrisa

Como una playa en verano

así de repleta va la patera

como una playa en invierno

así de melancólica es tu fiesta.

No será nada tan triste

como tu harapo en la playa,

como el llanto perpetuo de África.

Cercana tu mirada de ojos de miedo,

de temor por lo desconocido…

Profundo el aroma del mar embravecido

que te arrastra al abismo de la tierra,

al abismo de una playa de verano

que, repleta de personas, está sola,

que, como ante un photocall, te fotografía.

Ni una sola voz para llamarte

ni una mano tendida hacia las tuyas

ni un abrazo de calurosa bienvenida

ni un ápice de amor, ni una sonrisa.

José Carlos Nistal

Tu sangre en mis venas

Tú, origen de la tierra origen de mi tierra,

piedra madura, blanca, madura,

boca de cueva expoliada no del todo callada.

El grito anida en tu silencio, el grito

hondo, hondo eco de lo que una vez fue en ti.

Niña de vestido de sábanas, niña de tripas rugientes,

niña de cuchillo frío, pólvora y azufre ardiente.

Piel dura rinoceronte tras las lágrimas.

En tus manos, las zanjas donde tu padre,

las quemaduras donde el trabajo con el sol en la cara.

Carita de luna la tuya ahora,

ojos cascada negra, negra pena de abuela que observas

mi mundo consecuencia de tu mundo causa.

Tu eco y yo y tu eco a punto de marcharse.

Menos mal que tu carne en mi tierra.

Menos mal que tu grito en mi boca.

Menos mal que tu sangre de piedra

abrió sus ríos en mis venas.

Noelia Toribio

A la muerte de un poema

Y dejo que caigan semillas de tristeza desde mis dedos,

porque me atrapan las blancas hojas

como si fuesen un cielo para mi vuelo.

Y deseo que la lluvia y el granizo

y el remolino de la harina,

de las ideas que han rodado bajo la muela,

grano y cascarilla

que tamizan el suelo y descubren pisadas

y me fueron sujetando en el molino,

dibujen poemas en pámpanas níveas

de semillero,

como un regalo de albricias sujetas con alfileres,

un día festivo,

cualquier domingo de invierno

con tardes soleadas de costurero.

Y serán tristes los panes que no coma nadie,

serán perdidas palabras

en tardes lentas y pausadas,

donde el sol llega oblicuo a las cretonas

de la sala,

donde tímidos cantos saltan

de un agitado jilguero

y se han quedado mustias

las hortensias azuladas del florero.

Aún huelen transparentes aromas

de intimidad nacida

en brasas de un brasero.

¿De quién será la mano

que levante el libro

que se ha caído al suelo?

Manolo Madrid

A veces

A veces

el poema nace en el silencio,

viene de la oscuridad

como imagen de luz.

A veces corre,

corre su voz,

como otro poema

hacia los labios

de otra oscuridad.

Jorge Canales

Poemas que se publicarán en Revista Atticus Díez, Mayo 2020 (a la espera de confirmar la presentación).

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter