Comparte esto:

" /> Crítica película La biblioteca de los libros rechazados | | Revista Atticus

Crítica película La biblioteca de los libros rechazados

Cuando la forma (marketing) tiene más importancia que el fondo (literatura)

Ficha

Título original: Le Mystère Henri Pick

Año: 2019

Duración: 100 min.

País: Francia

Dirección: Rémi Bezançon

Guion: Rémi Bezançon, Vanessa Portal (Novela: David Foenkinos)

Música: Laurent Perez Del Mar

Fotografía: Antoine Monod

Reparto: Fabrice Luchini, Camille Cottin, Alice Isaaz, Bastien Bouillon

Productora: Mandarin Production / France 2 Cinema / Scope Pictures / Région Ile-de-France. Distribuida por Gaumont [France] Género: Drama. Comedia

Sinopsis

En una peculiar biblioteca que alberga libros rechazados por las editoriales, una joven editora descubre una novela magistral. Su autor es alguien llamado Henri Pick, un pizzero fallecido dos años antes. Según su viuda, Pick jamás leyó un libro y lo único que escribió en su vida fue la lista de la compra. Cuando la novela se convierte en un éxito de ventas, un crítico literario escéptico y obstinado se une a la hija de Pick para desentrañar el misterio: ¿tenía el autor una vida secreta?

null

Comentario

La película surge de la novela homónima de David Foenkinos (autor de La delicadeza, 2011 y la reciente e interesante novela Hacia la belleza, 2019). Una comedia en tono policíaco que parte de un hecho un tanto curioso y sorprendente: una joven descubre un manuscrito en una librería. La joven en cuestión, Daphné Despero (Alice Isaaz), afincada en París, es una cazatalentos de una editorial que busca la obra que la eleve a lo más alto del escalafón, en su empresa, en su carrera por encontrar el gran filón literario. La librería se encuentra situada en el fin del mundo, la Bretaña francesa. Tiene la particularidad que alberga una sala dedicada a los autores que no han publicado su obra, o, en la mayoría de las veces, han visto como las editoriales rechazaban una y otra vez su proyecto. Los interesados se tienen que desplazar hasta allí, esa es la singular premisa para que su obra descanse en el anaquel de los libros rechazados. No hay asesinatos, no hay sangre, no hay detectives al uso. Solo un crítico literario prestigioso Jean-Michel Rouche (Fabrice LuchiniEn la casa, 2012-), al frente de un programa televisivo que marca tendencia y que sospecha que el pretendido autor, Henri Pick, (un desconocido cocinero que regentaba una pizzería) no es quien aseguran ser y que tratará de desvelar el secreto que esconde ese libro. El manuscrito (Las últimas horas de una historia de amor), conjuga la muerte de un escritor ruso, Aleksandr Pushkin, con una bella historia de un amor no correspondido (se presupone con tintes autobiográficos). A estos ingredientes hay que añadir que el declarado como autor no tiene ningún antecedente ya no solo como escritor sino que no se le conocía ni tan siquiera la afición a la lectura. En esta tarea por desvelar qué se esconde detrás de esa obra y como ayudante del arrogante crítico nos encontramos con la hija del pizzero, Joséphine Pick (Camille Cottin, que formarán una pareja de detectives imposible. Más que Sherlock Holmes y Watson, estamos ante el Gordo y el flaco. Con su tensión sexual no resuelta, echan mano del sarcasmo y gran dosis de ironía. Él arrogante, snob y clasista y ella culta, no tan refinada, sin éxito en el amor, a punto de tirar la toalla. Y entregada a la causa d saber si su padre era un erudito emboscado en la trastienda de su pizzería.

null

El film da un repaso a la función de la crítica literaria (sobrevalorada y que condiciona el mundo literario, por lo menos en el país galo).pero también cuestiona lo que es el éxito y el esnobismo y petulancia que rodea, no solo al mundo editorial sino también el mundo intelectual de manera general, lleno de poses artificiosas y concentraciones alrededor de los poderosos medios de comunicación, en donde la forma tiene más importancia que el fondo.

El director Rémi Bezançon (El primer día del resto de tu vida, 2008) adapta la historia con cierto humor y un tono melodramático que gira alrededor de esa delgada línea imaginaria que separa el éxito o el fracaso en el mundo literario. ¿Qué es lo que hace que un libro se convierta en un betseller? ¿Quién tiene las claves del éxito? ¿Existe el azar? ¿O todo se debe a una cuidada  planificación de marketing?

null

Como resultado, estamos ante una película fresca, propia del verano (parece que no se esperan grandes producciones) que la podemos encuadrar en un tipo de cine de investigación literaria (habrá que abrir una nueva categoría), con humor, misterio y unas buenas interpretaciones que se sustentan sobre un sólido guion. No son rostros muy conocidos (salvo el magnífico Fabrice Luchini), no hay tiros, ni sexo, ni una acción trepidante, pero que consiguen que nos metamos en faena y no abandonemos la historia. Cine europeo, frente a las grandes superproducciones norteamericanas. Otra manera de entender el cine.

null

Ahora, si nos ha interesado la película, solo queda acercarnos la novela homónima de David Foekinos. Os la recomiendo para este verano. Y ya puestos, también os recomiendo su última obra. Este escritor francés que se inició como guionista, tiene un gran tirón en este momento, Hacia la belleza está ambientada en el Museo de Orsay. Una escusa para contarnos un par de historias interesantes que hacen de este libro una buena novela. Esta práctica, ver la película y leer el libro (o viceversa) está en el propio ADN de Revista Atticus. Así empezó todo. Vayan al cine, y aprovechen este tiempo para acometer esas lecturas tantas veces pospuestas. Feliz verano.

Os dejo un tráiler:

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter