Comparte esto:

" /> Ballet flamenco José Porcel, Teatro Zorrilla | | Revista Atticus

Ballet flamenco José Porcel, Teatro Zorrilla

Ballet flamenco José Porcel

Teatro Zorrilla, Valladolid

El pasado domingo 3 de Febrero, el Teatro Zorrilla se llenó de duende, pasión y arte con el Ballet Flamenco José Porcel.

Empieza el espectáculo, suena la guitarra, la cortina del teatro sube y durante unos segundos se detiene, solo vemos las piernas del bailaor, en plantas, aguantando el peso de su cuerpo, inmóvil y a continuación nos presenta su libertad, lo que siente, expresa la danza flamenca con fuerza. Porcel es el único bailaor que aparece en el escenario, pero además, no sale en ningún momento de las tablas, lo que le exige una preparación física importante y con un ejercicio de transparencia en todo el espectáculo mostrando el cambio de vestuario. El escenario, en ocasiones con poca iluminación, que acompaña a propósito  con la música, los cantaores callan, se detiene el vibrar de la guitarra y percusión, para dar paso al repiqueteo de los zapateados,  un sonido lleno de fuerza y pasión. Solo el taconeo, Porcel marca el ritmo, no defrauda, de sus pies nacen una infinidad de sonidos cuya fuerza e intensidad llegan al público, que lo premiamos con un cariñoso aplauso que el sevillano agradece poniéndose las manos sobre el corazón. La pasión  no se detiene en la hora y media de espectáculo. Se trata de un montaje que toca diversos palos del flamenco, repleto de libertad en el escenario, vestuario y coreografía, todo ello sin perder la esencia flamenca, marcado de tradición, creatividad y homenaje a su maestro y a quién le transmitió la pasión flamenca su abuelo.

José Porcel nos demuestra su talento, constancia y arte, nos ha presentado esta tarde un flamenco puro. Muy bien rodeado por un equipo de grandes profesionales que como él nos cuenta; con solo mirarle saben cómo se siente en cada momento, o los cambios que tuvieran que hacer, eso denota una gran complicidad entre todos, una manera de vivir el flamenco, con emoción, visceralidad y pureza, así han conseguido un clima real entre ellos… le acompañan en escena más allá de estar siempre, estar en segundo plano, ellos juegan un papel importante y nos lo han demostrado los cantaores Roberto Lorente, que tiene en su trayectoria el honor de cantarle a bailares/as de renombre y ha compatibilizado este trabajo con la de profesor en el conservatorio Superior de Música y Danza Flamenca de Madrid. Arte, sabiduría y compás tiene Pedro Obregón cuando se pone a cantar y  David Vázquez que en su trayectoria cantó en la película Camarón de Jaime Chavarri. El gran guitarrista David Durán que nos mantuvo hipnotizados con el solo de guitarra, es 1º Premio del »Certamen de Expresión Artística Teatro Jaime Salom y el percusionista Javier Valdunciel, que hizo las delicias del cajón, gran profesional que además de su faceta como músico flamenco, Javier ha participado en producciones de teatro y  ha actuado como músico de sesión en numerosas grabaciones de estudio y programas de televisión como La Voz y Got Talent.

Después de 26 años de profesión, llega un nuevo reto para Porcel. Un reto que significa superación propia y ganas de hacer cosas nuevas para mantener la ilusión en este camino del arte. Para superar este reto, Porcel se enfrenta por primera vez a un espectáculo en solitario, sin salir de la escena y desarrollando todo lo adquirido a lo largo de su vida artística. Vemos un Porcel libre, sin miedos ni prisas, totalmente feliz y realizado, con los mismos valores que le han acompañado estos 26 años.

El arte andaluz por antonomasia no ha dejado de estar presente en el Teatro Zorrilla,   José porcel ha transmitido pasión y más de un espectador abandonaba la sala a golpe de taconeo.

José Porcel, bailarín, coreógrafo y director de su propia compañía. Nace en Sevilla, la trayectoria de José Porcel, dedicada a la danza española y el flamenco desde sus inicios, se ha forjado con destacados nombres de creadores y compañías de nuestro panorama nacional. Comenzó bailando folclore andaluz con 13 años y con 16 iniciaba sus estudios con el maestro Martín Vargas. Paco Romero, Isabel Quintero, Pedro Azorín y José Granero, son otros de los grandes nombres con los que Porcel continuó su formación ya en Madrid. El salto profesional lo dio en el Ballet de Valencia en 1989. Y dos años después firmaba su primera coreografía, Te traigo al sur, Miguel, dirigida por el flamencólogo Fernando Torres y estrenada en el Teatro Principal de Alicante. El Ballet Nacional de España figura como importante compañía de su trayectoria, donde José Porcel interpretó destacados roles en montajes como Medea, Grito, Los Tarantos, Farruca y Danza y Tronío, entre otros, y pisó escenarios de medio mundo. Las agrupaciones dirigidas por Rafael Aguilar y Antonio Márquez, siguieron en la carrera interpretativa de José Porcel, forjada en solitario desde 2001 y al frente de su propia compañía. Con ella ha estrenado los espectáculos Zincalé, Pies en la tierra, Sueños, Libre Albedrío, Lienzos, Espartaco, Arte, Encuentro, Momentos y Porcel, actuando en ciudades como Lisboa, París, Tel Aviv, New York, Chicago, San Francisco, Los Angeles, Atlanta, Roma, Milán, Alburqueque, Nueva Deli, etc…

Luisa Valares

fotografías: Chuchi Guerra

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter