Comparte esto:

" /> Teatro – El gran mercado del mundo | | Revista Atticus

Teatro – El gran mercado del mundo

Teatro – El gran mercado del mundo

Centro Cultural Miguel Delibes, Valladolid

La compañía Vallisoletana Pie Izquierdo presenta en El Auditorio Miguel Delibes El gran mercado del mundo, una versión libre del Auto sacramental del mismo título de Calderón de la Barca.

El argumento, de carácter universal, nos cuenta la historia de Eugenio, un niño que quiere ser músico, es enviado por sus padres al mercado del mundo, un curioso rastrillo donde personajes alegóricos, muy cómicos Prisa y Paciencia, Soberbia y Humildad le tratan de vender sus mercancías y unas veces acertará y otras errará en sus elecciones, porque es difícil afrontar por primera vez el riesgo de elegir entre lo que le ofrecen, pero luchará hasta el final por encontrar el camino que le conduzca a su objetivo, aprendiendo de las equivocaciones.

Un espectáculo familiar, con títeres, sombras, máscaras, danza, verso, canciones y música en directo de Pedro Endolz que puso notas de alegría o momentos únicos, el elenco de Pie Izquierdo hizo que los pequeños espectadores se pusieran en el lugar de Eugenio, pero sin duda hicieron las delicias a grandes y pequeños, es lo bueno del teatro que todos podamos disfrutarlo, emocionarnos y ponernos en la piel del otro para poder  entender que lo más valioso ni se compra ni se vende.

En vuestras salidas y entradas a escena, tan dinámicas, llenas de vida, de fiesta, vimos comportamientos humanos muy identificados con una gran dosis de sentido del humor, todos los personajes maravillosos en cada intervención y con mucha improvisación  con el público; El inocente Eugenio interpretado por Rubén Ajo,  el encantador padre, tabernero y vendedor que nos representó Víctor Cerezo, la cariñosa madre, vendedora y paciencia representada por Evangelina Valdespino, la chispa y simpatía de humildad, prisa y vendedora que nos deleitó con su frescura Anahí Van der Blick, el carisma y sobriedad de Esther Pérez Arribas en los personajes de Vendedora, Soberbia y Culpa nos hace ver todo el trabajo que lleva a sus espaldas, ya que es actriz, directora y autora de la obra con la que hemos disfrutado y reído tanto.  Además Víctor, Anahí, Evangelina y Esther fueron los encargados de manejar los títeres y sombras.

La compañía de teatro Pie izquierdo se crea en Valladolid en 2004, su intención es crear espectáculos que mezclen diferentes técnicas, como danza, títeres, música… Promocionan la cultura, investigan y profundizan en diferentes técnicas de interpretación, con rigor y pasión, concediéndoles lugares privilegiados en su periplo artístico y pedagógico al teatro clásico y al teatro para la infancia. El primer estreno es “Bien distintos” en enero de 2005, un espectáculo para público infantil sobre la diversidad, que aún sigue rodando por los escenarios.

Tras esta experiencia, siguen investigando sobre las infinitas posibilidades del teatro para público infantil, haciendo varios espectáculos de pequeño formato para campañas escolares y elaborando cuadernos pedagógicos sobre los temas que se trataban en las obras “Transitando” (Educación vial), “Bajo las mismas estrellas” (Interculturalidad), “¿Tú de qué cuento eres?” (Animación a la lectura) y “Feliz aterrizaje” (Astronomía).

En 2008, Esther Pérez Arribas, directora de la compañía y autora de todos los textos que se representan, adapta “La dama boba” de Lope de Vega para público infantil. Según nos cuenta, la idea surge de la constatación de que no existen adaptaciones para niños, de textos de autores de nuestro siglo de oro, ese brillante periodo de la literatura dramática española.

El gran mercado del mundo, nos ha mostrado que la vida es una continua toma de decisiones, que se debe aprender de los errores y que merece la pena luchar por los sueños. Esta ha sido la última representación que he podido disfrutar en este año, soñaré porque el teatro siga vivo en nuestras vidas y nos llene de buenos momentos como el vivido en el Auditorio con esta representación y estos magníficos actores.

Luisa Valares

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter