Compártelo:

" /> El juicio de Dayton – Teatro del Azar | | Revista Atticus

El juicio de Dayton – Teatro del Azar

El juicio de Dayton – Teatro del Azar

Centro Cultural Miguel Delibes, Valladolid

Lo que propone esta noche Teatro del Azar a los espectadores tiene efectos secundarios. Las palabras que se escuchan pueden llegar cambiar tu forma de ver la vida. Te pueden llegar a cambiar a  ti. Yo soy otro, y ese otro también yo. Razón y fe.

La gran mayor parte de científicos de la historia han sido creyentes. Chesterton decía que el que no cree en Dios cree en cualquier cosa. Conozco personas que les resulta más creíble pensar que el universo es obra del azar y conozco  otras que piensan que ha sido creado por la voluntad inteligente de la providencia. Darwin si, Darwin no.

Darwin  pretendió conocer la realidad para comprenderla, entenderla y dominarla desde el punto de vista humanista. La religión, la mística, lo que pretende es que lo real permanezca a flote y así poder amarlo y conocerlo, sin necesidad de dominarlo. ¿La diferencia?  Después de hora y media de debate, la conclusión todavía no ha sido hecha pública.

Teatro del Azar propone al público pensar. La felicidad está en el pensamiento. Pensar para alejarse del big data. Ahora el personal confía más en big data que en su propio criterio. Ya sus propios pensamientos no le importan. Hacen caso más a las sugerencias, sin hacer comparaciones entre lo que le recomiendan y su propia decisión.

Con el big data las personas resultas más vacías, planas y gregarias. Es un problema de conocimiento, de democracia, de calidad de vida, de moral y de ética. Porque la moral es un conjunto de costumbres o reglas de convivencia; la ética es un habitar.

Al final los espectadores optan por la ética de la compasión. Compadecerse es comprender que todo, en este universo, responde a las mismas leyes. Vida y muerte. Y entretanto vivir la vida, que son cuatro días.

Valladolid. CCMD. Teatro en el Delibes. Sala Experimental. Teatro del Azar. El juicio de Dayton.

 

Marcos Pérez

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter