Compártelo:

" /> Lady & The Tramps, Centro Cultural Miguel Delibes, Valladolid | | Revista Atticus

Lady & The Tramps, Centro Cultural Miguel Delibes, Valladolid

D+Jazz: Lady & The Tramps

Centro Cultural Miguel Delibes, Valladolid

La música de Lady & The Tramps que se escucha esta noche en la Sala Experimental del Centro Cultural Miguel Delibes suena sensual, placentera y digna de admiración. Los músicos, se nota, se la conocen “al dedillo”. Se podría llegar a pensar que su música propone ideas complejas y de interés para el oyente.

Esta noche, la velocidad, la precisión y la potencia están subordinas a la voz de Mónica Benito, la cantante del grupo. Esta noche Mónica Benito es Peggy Lee. Su voz se encarga de poner forma física a las letras de las canciones, el ritmo, la inflexión y ese fraseo tan particular que le hace diferente, única.

Arropada por un músico muy bueno como Rafa Serrano, que lo mismo vale para un roto que un descosido, la banda invitó al respetable a que se uniera a la fiesta, ¿si no para qué había salido de casa?, que se concentrara exclusivamente en el sonido y que viviera durante más de una hora y media en un universo sonoro donde la melancolía se escondía tras los ecos de Benny Goodman, Duke Ellington, Frank Sinatra, etc., etc.

Una melancolía que no tenía por qué ser triste. Esta llevaba humor, diversión y gozo, solo había que fijarse en los pies del público. Y las manos. Porque la música que hacen Lady &The Tramps entra por los pies que no paran de moverse y campan a su libre albedrío,  a su aire.

Me gustó el concierto. Cada vez que se hablamos de música estamos hablando de cómo nos afecta, no de música en sí. Solo podemos hablar de nuestra reacción subjetiva de ella. Esta noche la música suena placentera, suena a recompensa semanal. Placer llama a placer.

Las ganas de desconectar de lo que ha pasado durante la semana, de mirarse al ombligo se dejan de lado, y se predispone uno al disfrute renunciando a ideales prefabricados que solo te conducen a ser un quejica, un masoquista sin sueldo. Hay que vivir al día.

Existen una gran cantidad de artistas  que, siendo muy interesantes, no tienen visibilidad.  Gracias a este ciclo de D+Jazz en el CCMD el público tiene la oportunidad de ver el mundo durante unas horas bajo otra luz gracias a la propuesta de Lady & The Tramps y eso es de agradecer.

Centro Cultural Miguel Delibes. Sala de Teatro Experimental. D+Jazz. Lady & The Tramps.

Marcos Pérez

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter