Compártelo:

" /> En ocasiones veo a Umberto, Teatro Zorrilla, Valladolid | | Revista Atticus

En ocasiones veo a Umberto, Teatro Zorrilla, Valladolid

En ocasiones veo a Umberto

Teatro Zorrilla, Valladolid

Fiestas Virgen de san Lorenzo

 

El Tearo Zorrilla nos  trae una divertida comedia que no deja indiferente a la carcajada a ninguno de los asistentes.

Amparo, destrozada por la muerte repentina de su marido Umberto, recibe la visita en el velatorio de Pili, una de sus mejores amigas que, además, está completamente arruinada. La viuda desconsolada llora la pérdida del gran amor de su vida y lamenta el no haberse podido despedir de él. Entonces, a Pili se le ocurre una ideal ‘genial’; contratar a un médium para que contacte con el más allá y que Amparo pueda cumplir su último deseo y, de paso, encontrar el boleto de la quiniela millonaria que ha ganado Umberto y que no saben dónde está. Dicho y hecho; un estrambótico vidente se presenta en la casa de Amparo y empiezan a suceder fenómenos paranormales y muy, muy divertidos. Las risas y las carcajadas están a la orden del día.

Esta es la alocada historia, escrita y dirigida por Álvaro Carrero, que también encarna el papel de médium en la obra. Una comedia disparatada y desternillante que se ha convertido en uno de los grandes éxitos del Teatro Muñoz Seca en Madrid.

Una comedia muy original, divertida y muy bien dirigida. Álvaro Carrero realiza una puesta en escena sensacional, una tarea nada fácil, si tenemos en cuenta que había que plasmar, aunque sea en tono de humor, una historia  completamente paranormal. Lo que en cine podría resultar sencillo (ahí tenemos el claro ejemplo de la película Ghost), en teatro es mucho más complicado de llevar a cabo y, Álvaro Carrero no solo lo consigue, sino que además lo hace con suma brillantez.

En ocasiones veo a Umberto empieza por todo lo alto con una maravillosa escena en la que Amparo (Mara Guil) está velando a su difunto marido y aparece su amiga Pili (Virginia Muñoz). En un arranque muy potente, lleno de comicidad y mucha gracia, en el que Álvaro Carrero nos deja completamente enganchados a la historia. A partir de ahí, la trama va in crescendo y está plagada de situaciones rocambolescas y surrealistas. Hay que ensalzar el magnífico trabajo de Mara Guil y Virginia Muñoz, dos actrices cómicas estupendas que, además, muestran una gran complicidad en el escenario y son el complemento ideal para Álvaro Carrero. Los tres personajes encajan a la perfección y, si los mezclamos, da como resultado una auténtica bomba de relojería. Completa el reparto Marcelo Casas, muy bien en la piel de Umberto. Él supone la guinda a este cóctel tan divertido.

Una reflexión en forma de humor de lo que es la vida, el más allá y de lo que pasaría si un día no estamos. De cómo a veces nos dejamos llevar por la necesidad antes que por otro motivo como es la lealtad a los amigos. ¿Y tú, qué harías por una lotería premiada?

Teatro Zorrilla y Revista Atticus en su incansable apuesta por la cultura están presentes en estos grandes proyectos.

Luisa Valares

fotografías: José Alberto Sánchez González

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter