Compártelo:

" /> El Mercado del Val de Valladolid: ejemplo de eficiencia energética en Europa | | Revista Atticus

El Mercado del Val de Valladolid: ejemplo de eficiencia energética en Europa

El Mercado del Val de Valladolid:

ejemplo de eficiencia energética en Europa

Los centros comerciales son un reflejo de la sociedad moderna y su estilo de vida acelerado y poco sostenible. En este sentido, estos centros presentan un elevado consumo de energía, altas emisiones de gases de efecto invernadero y una gran generación de residuos, por lo que se hace necesario acercar su configuración y funcionamiento a criterios de sostenibilidad y gestión racional de los recursos para la protección medioambiental.

Mientras que en el sector residencial la energía consumida se usa principalmente para calefacción, agua caliente sanitaria y diferentes aparatos electrónicos, en los centros comerciales el consumo de energía proviene de una gran variedad de fuentes entre las que se encuentran la iluminación, la ventilación, la climatización, la refrigeración para la conservación de alimentos y otros usos dependiendo de los servicios ofertados.

En esa línea, la rehabilitación del Mercado del Val contempló el gran potencial existente de reducción de los costes económicos y medioambientales del consumo energético, sumándose al proyecto CommONEnergy con el objetivo —ahora hecho realidad— de convertirse en el primer mercado bioclimático de España y ejemplo de eficiencia energética en Europa.

El proyecto «CommONEnergy: reconceptualización de los centros comerciales desde el consumismo hasta la conservación de la energía» busca transformar los centros comerciales en referencias de arquitectura y sistemas de energía eficiente. Es una iniciativa que recibe fondos de la Unión Europea dentro del Séptimo Programa Marco y en la que participan 23 socios de 10 países distintos.

El fi n que persigue es el de redefinir los centros comerciales a través de su reconversión profunda, utilizando un enfoque holístico que incorpora soluciones y tecnologías innovadoras así como métodos y herramientas que facilitan su implantación. La solvencia de estas soluciones está siendo contrastada en tres centros demostradores de Noruega, Italia y España (Mercado del Val), que han reducido sus consumos de forma significativa a la vez que mejoran las condiciones de confort y el impacto medioambiental estimado mediante la evaluación de su ciclo de vida.

Las soluciones tecnológicas aplicadas en el Mercado del Val dentro del proyecto CommONEnergy se resumen en:

La instalación de un sistema de fachada modular multifuncional. Se trata de una envolvente acristalada en la que los vidrios incorporados poseen unas características técnicas específicas que garantizan las condiciones más óptimas de iluminación y aislamiento en función de su orientación, a la vez que permiten la visibilidad de la actividad comercial desde el exterior. En la fachada se ensambla el sistema de sombreamiento (lamas motorizadas, desplegables y orientables), el sistema de ventilación (ventanas abatibles motorizadas situadas una parte en la zona superior del muro cortina y la otra en la zona de la linterna superior del mercado) y la conexión de estos al sistema de gestión y control del edificio.

Un sistema de gestión global energética del edificio iBEMS (intelligent Building Energy Management System). El iBEMS está basado en tres sistemas diferentes: el sistema de iluminación (iluminación artificial y regulación en altura e inclinación de las persianas), el sistema de climatización (calefacción de frío y calor mediante suelo radiante y sistema de ventilación) y el sistema de control y supervisión, capaz de controlar todos los subsistemas de manera conjunta a través de estrategias de control a nivel superior.

Junto a esta tecnología, en el mercado se han implementado otros sistemas como son unas bombas de geotermia que satisfacen la demanda de climatización de frío y calor, así como de agua caliente. Las bombas obtienen la temperatura del terreno, a través de 42 perforaciones verticales de 120 metros. Asimismo, el calor generado por el sistema de refrigeración se utiliza en invierno para calentar el agua del circuito de suelo radiante y para la climatizadora, mientras que en verano este calor es disipado al terreno.

Además de las soluciones técnicas de eficiencia energética mencionadas, el mercado cuenta con un sistema de recogida selectiva de residuos en colaboración con los servicios municipales.

Todo esto sitúa al Mercado del Val como líder en el uso de las energías renovables y la luz natural, con una estimación de reducción del consumo de energías tradicionales de un 75%, lo que supondrá un ahorro anual de 700 kWh/ m² y un incremento del uso de energías renovables de un 50%, con un periodo de recuperación de la inversión de siete años.

Hasta el momento, satisfacer a los clientes era la finalidad principal de un centro comercial, considerando que los clientes no demandaban unos requisitos de gestión eficiente de la energía sino variedad y calidad de los productos, precios bajos, acceso mediante transporte público, fácil aparcamiento y buena ubicación.

El nuevo Mercado del Val pretende no solo tener influencia en las tendencias de consumo de productos y servicios, sino en un estilo de vida de clientes y visitantes basado en la concienciación de la importancia de un comportamiento de consumo más sostenible.

fotografías: Chuchi Guerra

Revista Atticus

No Comments Yet

Comments are closed

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter