Compártelo:

" /> 61 SEMINCI. Crítica película Las furias de Miguel del Arco | | Revista Atticus

61 SEMINCI. Crítica película Las furias de Miguel del Arco

Arranca la 61 SEMINCI con Las furias de Miguel del Arco

Las furias

Tragicomedia contemporánea

wcartelFicha

TÍTULO: Las Furias

DURACIÓN: 125’

INTERPRETES: José Sacristán, Mercedes Sampietro Carmen Machi, Gonzalo de Castro, Emma Suárez, Bárbara Lennie, Pere Arquillué, Macarena Sanz, Elisabet Gelabert.

GÉNERO: Drama / Comedia

NACIONALIDAD: España

IDIOMA: Castellano

ESTRENO: 11 de noviembre de 2016

GUIÓN Y DIRECCIÓN: Miguel del Arco

PRODUCTORAS: Aquí y Allí Films y Kamikaze Producciones

 

Sinopsis

Marga, una mujer de casi setenta años, anuncia a sus tres hijos que tiene la firme intención de vender la casa de verano familiar-un caserón en algún lugar de la costa española-con el propósito de emprender un largo y misterioso viaje. Los invita a pasarse por allí lo antes posible para elegir muebles, enseres o recuerdos que quieran conservar antes de que la venta se lleve a cabo. Héctor, el hermano mayor, propone aprovechar el mismo fin de semana en el que deshagan la casa entre todos para celebrar en familia su boda con la mujer con la que lleva más de quince años viviendo y de la que todos esperaban que se separara. La familia vivirá un fin de semana dividido entre: qué ha pasado, qué te pasa, no me puedo creer que esto esté pasando, eso nunca debió pasar y ha pasado lo que tenía que pasar… una típica reunión familiar.

 

 

Comentario

Gea, la diosa tierra, estaba tan harta de que su esposo, Urano, señor del cielo, la cubriera incansablemente noche y día que le dio a Cronos, hijo de ambos, una hoz para que le cortara los testículos a su padre. Las gotas de sangre de la salvaje herida de Urano cayeron sobre el seno de la madre tierra y de esa unión nacieron Las Furias. Cabeza de perro, alas de murciélago y serpientes en lugar de cabello. Persiguen implacables a quien atenta contra la familia hasta obligarlo a expiar su culpa o enloquecerlo.

Si uno examina detenidamente la historia de cualquier familia es muy probable que encuentre algún episodio tan poco razonable entre sus miembros que solo pueda ser explicado por la existencia de estas hijas de… Urano…

wlfa_emilio_pereda_paola_ardizzoni_48_8567

Más o menos es así como comienza esta emotiva ópera prima de Miguel del Arco. Contándonos la historia que da título a Las furias recitadas por la pequeña María en brazos de su abuelo Leo (José Sacristán). Una historia que está tomada de la mitología griega. No solo es ahí donde se nota el pasado del dramaturgo Miguel del Arco. A lo largo de la cinta veremos a un excelso Leo declamar una serie de pasajes que nos eriza los bellos de la piel.

La furias nos adentra en las miserias de la familia Ponte Alegre que luchan, como todos nosotros, por sobrevivir en el día a día que nos ha tocado vivir. Leo (José Sacristán) es el abuelo que tanta pasión tenía por el teatro clásico que bautizó a sus tres hijos Casandra, Héctor y Aquiles. Marga (Mecedes Sampietro), sicóloga, es su esposa y ha decidido reunir a sus tres hijos para darles una noticia que revolucionará a toda la familia. Sus hijos: Casandra (Carmen Machi) tienen un programa de radio; Héctor (Gonzalo de Castro) trató de emular a su padre sin éxito y ahora es un ejecutivo; y Aquiles (Alberto San Juan) es el hijo díscolo, vividor, que se ha refugiado en la gran mansión familiar para escribir una novela, basada en la propia historia de los Ponte Alegre. A esta reunión tampoco faltará Julia (Bárabara Lenni) que va a jugar un papel primordial como asistenta de Marga.

Unas de las muchas virtudes que tiene esta película es que cada uno de nosotros podemos encontrar nuestro reflejo en la pantalla. Esto se traduce en una gran emotividad. Y aquí sí, aquí cada uno de nosotros sentirá que Miguel del Arco nos ha disparado a nuestra línea de flotación haciéndonos un enorme boquete. A diferencia de una de las grandes películas que se acaba de estrenar en nuestras salas en donde se acentuaba demasiado en qué pasaje todo el mundo tenía que echar mano del clínex (bueno todo no, casi todo). Es una película que rezuma emoción, que te llega muy hondo, pero que cuando estás a punto de apropiarte de esa sensación, zas, llega la carcajada. Está llena de mucho humor ácido, de situaciones que se contraponen para que exista un gran equilibrio entre la verborrea de los protagonistas y su corazoncito, es decir, lo que hablan y lo que sienten. Todos son unos grandes actores dentro de la familia. De casta le viene al galgo. Todos actúan para disimular sus sentimientos. La más «loca» de todas ellas, es la pequeña María, mediatizada desde su infancia por la terrible historia de Las furias que le hizo aprenderse de memoria su abuelo y que recitaba en las grandes reuniones familiares. Sin embargo es la que tiene una mirada más limpia y con su ingenuidad es capaz de aceptar lo que otros no ven por mor de sus prejuicios. El amor es solo uno.

Inconmensurables José Sacristán y una bella Mercedes Sampietro (con una favorecedora peluca de color platino). Las furias desborda pasión por los textos clásicos, pero también amor por el cine. Todo está bien planificado con un soberbio guion. Las furias es una gran tragicomedia más que clásica, contemporánea. «Algunas de las grandes tragedias clásicas, al contemplarlas en la distancia dan risa». Ha arrancado muy fuerte esta 61 SEMINCI. Nos queda por delante toda una semana de grandes películas (o eso esperamos). Sin duda Las furias es una de las grandes de este SEMINCI y del cine español. No se la pierdan.

Os dejo un tráiler, una píldora:

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter