Compártelo:

" /> Libro Encuentros con la casualidad de Noemí Valiente | | Revista Atticus

Libro Encuentros con la casualidad de Noemí Valiente

Encuentros con la casualidad de Noemí Valiente se presenta en Valladolid de la mano de Revista Atticus

¿Has pensado que una casualidad? en el momento menos pensado? puede cambiar tu vida?
¿Crees en el destino o en la propia voluntad?

En un mundo lleno de casualidades, las vidas de varios desconocidos se entremezclan formando una historia única.
En un punto de intercambio de libros, Alejandra olvida los comprobantes de un premio. Cuando regresa para buscarlos se encuentra con algo bien distinto que le hará bendecir su despiste. Minerva encuentra el premio perdido por Alejandra. Ello supone la salvación de sus problemas económicos, pero también le da una libertad que es incapaz de administrar.
Sofía escucha el nombre de su primer amor en un aeropuerto, lo que hace que su matrimonio y su vida se tambaleen.
Max escucha una conversación que le permite obtener un provechoso negocio y Paula, su hija, utilizará un secreto de su propio padre para conseguir todos sus caprichos.
Marco, un joven ingeniero, desafiará a las leyes naturales para salvar la ciudad de Venecia de un destino bajo el agua. ¿Servirá de algo su determinación?
Y entre tanto, en la ciudad ondeante, una artesana capaz de ver más allá de lo que muestran los ojos busca para cada uno de sus clientes la máscara que define su esencia, sus miedos y anhelos. Sin embargo es incapaz de afrontar su propio futuro porque vive anclada en el pasado.

Noemí Valiente y su libro Encuentros con la casualidad. Fotografía: Marco Temprano
Noemí Valiente y su libro Encuentros con la casualidad. Fotografía: Marco Temprano

Encuentros con la casualidad de Noemí Valiente tuvo su acto de presentación en la ciudad de Valladolid el pasado 2 de octubre en la librería Casa del Libro. Además de la escritora abulense el acto contó con mi participación como editor de Revista Atticus, publicación donde colabora de forma asidua y con sección propia, Noemí.

Luisjo Cuadrado y Noemí Valiente durante la presentación en la Casa del Libro. Fotogafía: Marco Temprano
Luisjo Cuadrado y Noemí Valiente durante la presentación en la Casa del Libro. Fotografía: Marco Temprano

Ya, en los primeros párrafos, os he proporcionado unas líneas argumentales. No quiero desentrañar aspectos de la novela, pero sí que me gustaría destacar lo que a mí me gusto como lector. Básicamente en tres puntos: Ambientación. Personajes. Imbricación de la trama.

 

Ambientación. Básicamente la localización de la novela se realiza en dos ciudades. Por un lado una desconocida, sin nombre, bueno sí, con uno genérico: Domina. A pesar de ese cierto anonimato es una ciudad perfectamente reconocible. Todas nuestras ciudades prácticamente tienen un centro, un casco histórico. Y también estamos habituados a tener que ir a dormir a esos barrios denominados: ciudades dormitorios. Por otro lado, otra de las tramas se desarrolla en otra ciudad, pero que en esta ocasión es perfectamente reconocible y así se nombra: Venecia. Ese juego de lo conocido y desconocido nos ayuda mucho a situar a nuestros personajes. Un recurso brillante.

 

Personajes. Noemí ha sabido construir unos personajes con una fuerte personalidad. Creo que brillan más los personajes femeninos que los masculinos. Minerva, pero sobre todo la pizpireta Serafina se salen de las páginas para pasear y curiosear por nuestras habitaciones. Sofía también es una protagonista con gran peso específico pues es la que sufre por ese encuentro con la casualidad.
Estas dos circunstancias hacen de Encuentros con la casualidad una obra muy potente visualmente. Es muy cinematográfica. Podía ser casi un guion. Se podría llevar a la pantalla. En mi cabeza hay una imagen poderosa que tiene que ver con una pluma. Me gustaría que leyerais la novela para poder hablar de ella. Esa imagen es como un tiro que irrumpe en una escena de amor.

 

En cuanto a la imbricación de la trama. Esta es la que origina el título. Es una serie de encuentros que lo que al principio parecen historias separadas al final consigue que sea un todo, una unidad. Volviendo al cine, tenemos dos ejemplos muy claros de este tipo de estructuras como puedan ser las de Babel (2006, Alejandro González Iñárritu) o Crash (2006, Paul Haggis).

Otra instantánea de Noemí Valiente. Fotografía Chuchi Guerra
Otra instantánea de Noemí Valiente. Fotografía: Chuchi Guerra

 

Aspecto de la sala. Fotografía: Marco Temprano
Aspecto de la sala. Fotografía: Marco Temprano

Desde nuestra publicación tratamos de apoyar a gente «no tan conocida» y muchas veces no reconocida siempre primando la calidad de sus trabajos. Uno de esos casos, por supuesto y sin lugar a dudas lo constituye Noemí Valiente. En Atticus tenemos la suerte de contar con muy buenos escritores, desde Gustavo Martín Garzo, Carlos Aganzo, Salvador Roble Miras (protagonista de nuestro primer libro publicado La fiesta de las palabras), Manolo Madrid, Berta Cuadrado Mayoral, Belén García Calvo y… así hasta una veintena de autores consagrados con noveles. Asómate a Venecia y a Domina de la mano de Noemí Valiente, no te va a defraudar. Y, tal vez, acabes preguntándote cómo es posible que me haya topado con el libro. ¿Será fruto de la casualidad?

Luisjo Cuadrado

fotografías: Marco Temprano y Chuchi Guerra
Revista Atticus

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter