Compártelo:

" /> Las Edades del Hombre y el 5º Centenario de Santa Teresa | | Revista Atticus

Las Edades del Hombre y el 5º Centenario de Santa Teresa

Las Edades del Hombre y el 5º Centenario de Santa Teresa

Dentro del programa general del cada vez más famélico y deslavazado Quinto Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, se acaba de presentar en Ávila, concretamente en la recoleta iglesia del convento de agustinas de Nuestra Señora de Gracia, la exposición organizada por la Fundación Las Edades del Hombre y sufragada fundamentalmente por la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León, para celebrar dicho Centenario.

WDSC_1492
Ante la proclamada ausencia del Papa Francisco, tal y como se están desarrollando los acontecimientos y a juzgar por los eventos anunciados, todo apunta que la Exposición TERESA DE JESÚS: MAESTRA DE ORACIÓN, se convertirá en el plato fuerte de las celebraciones teresianas.
Esta edición extraordinaria de Las Edades, tendrá dos sedes geográficas pertenecientes a dos diócesis diferentes, Ávila y Alba de Tormes (Salamanca). La ciudad de los Caballeros, por ser la cuna de Teresa, y la villa ducal, por albergar su sepulcro. Serán cuatro los templos que sirvan de contenedor expositivo para los cinco capítulos de que constará la magna exposición. El primer capítulo: Os conduje a la tierra del Carmelo, relativo al origen y desarrollo de la Orden Carmelita, se mostrará en la iglesia del Convento abulense de Nuestra Señora de Gracia, lugar en el que Teresa de Ávila recibió formación educativa y cristiana de manos de la Madre Briceño, de tan grato recuerdo para Teresa. El segundo y tercer capítulo: En la España de la Contrarreforma y Las pobres descalzas de Teresa, estarán ubicados en la Capilla de Mosén Rubí, perteneciente a las madres dominicas de Ávila. En estos apartados, se hará hincapié en el contexto histórico donde se desenvolvió la figura de Teresa y la reforma que llevará a cabo dentro de la Orden del Carmelo.

La Consejera de Cultura, Alicia García, en un momento previo a la presentación junto al obispo de Ávila
La Consejera de Cultura, Alicia García, en un momento previo a la presentación junto al obispo de Ávila

Para el cuarto capítulo: Maestra de oración, servirá de sede la Iglesia de San Juan (Ávila), lugar en el que Santa Teresa fue bautizada, centrándose en los modos de meditación, oración y búsqueda de Cristo practicados por Teresa.
En el quinto y último capítulo: Hija de la Iglesia, se mostrará la transcendencia teresiana para la Iglesia y para la humanidad. En esta ocasión, el templo receptor será la inacabada Basílica de Santa Teresa de Alba de Tormes. Diseñada por el arquitecto Enrique María Repullés a finales del siglo XIX, con la intención de convertirla en la iglesia funeraria de la Santa abulense, pero que debido a los agudos problemas de financiación, apenas se ha cubierto la cabecera, permaneciendo el resto del templo como un lamento pétreo.

Aunque la exposición es conmemorativa, especial, dedicada toda ella a Teresa de Ávila y sus circunstancias, parece que el discurso expositivo será el mismo al que nos tiene acostumbrados la Fundación de las Edades del Hombre. Es decir, intentar transmitir un mensaje religioso a través de diferentes obras de arte sacro, obras que sirvan como hilo narrativo, que sirvan de apoyo y explicación, para que los diversos y diferentes visitantes, puedan disfrutar ya sea de los valores culturales, ya sea de los valores cristianos que desprenden las obras plásticas que conforman cada capítulo.
La mayor parte de las piezas que se mostrarán, como es habitual, procederán de las once diócesis de Castilla y León. Ya ha anunciado el secretario general de la Fundación, que estarán presentes los mejores artistas: Juan de Juni, Gregorio Fernández, Alonso Cano, Goya, Lucas Jordán…

La inacabada basílica de Santa Teresa en Alba de Tormes (Salamanca)
La inacabada basílica de Santa Teresa en Alba de Tormes (Salamanca)

Creo que la creación de la Fundación Las Edades del Hombre por parte de los obispados de Castilla y León, allá por 1988, fue un gran acierto. A esta iniciativa debemos la puesta en valor de una parte muy importante del riquísimo patrimonio eclesiástico castellano-leonés, debemos la restauración de bienes muebles de calidad artística incontestable, bienes que al encontrarse en iglesias perdidas de la vasta geografía de Castilla y León, se hubieran perdido para siempre. Es justo reconocer sus esfuerzos por la investigación, conservación y difusión de los tesoros guardados durante milenios por la Iglesia de Castilla y León, por la restauración arquitectónica de templos emblemáticos, por haber contribuido a que los castellanos y leoneses conocieran más y mejor su pasado cultural, facilitando el respeto del mismo.
Las Edades del Hombre han desempeñado un papel destacable y pionero en la salvaguarda de nuestro rico y diverso patrimonio, pero personalmente, pienso que es una fórmula casi agotada, una fórmula que produce en el público un cierto hastío, una sensación de “las obras son buenas, pero es siempre lo mismo”. Creo que se deben buscar alternativas, que quizá ha llegado el momento de sacrificar las viejas soluciones más o menos acreditadas y arriesgar con otros planteamientos expositivos, quizá menos espectaculares, menos ambiciosos, pero sí más eficaces, cercanos, novedosos y baratos.
La puesta en escena ha sido por todo lo alto, con la Consejera de Cultura, Alicia García de maestra de ceremonias. Ha estado acompañada por el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, el alcalde, Miguel Ángel García Nieto, el vicario general de la Orden de Carmelitas Descalzos, Emilio José Martínez, el secretario general de la Fundación Edades del Hombre, Gonzalo Jiménez y el delegado de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández.

La consejera, como es lógico, ha presentado las inversiones millonarias y la lista de actuaciones y actividades previstas a lo largo de todo este año del Centenario Teresiano. Creo que el esfuerzo de la Junta de Castilla y León es loable, pero que le falta brillo, profundidad, y contenido atractivo. Después de escucharlos a todos me ha quedado un poso de insatisfacción, un sabor agridulce de oportunidad perdida, de que no vamos rentabilizar las inversiones, de que el esfuerzo no va a llegar a los ciudadanos, de que no se va a contratar a casi nadie, de que el beneficiosos y necesario Centenario va a pasar sin pena ni gloria, de que pese a lo dicho unas líneas más arriba, la exposición de Las Edades del Hombre, será lo más digno de tan grandioso acontecimiento.
Para completar los datos sobre la Exposición de Santa Teresa organizada por las Edades del Hombre, apuntar que los horarios serán los habituales: de martes a viernes de 10 a 14 horas y de 16 a 20 horas. Sábados, domingos y festivos, de 10 a 20 horas. Los lunes permanecerá cerrada. En cuanto a los precios fijados, la entrada conjunta Ávila-Alba será de 5€. Por separado, en la sede de Ávila serán 4€ y en la de Alba de Tormes 3€. Las visitas guiadas, previa cita, con una duración de unos 70 minutos, para grupos de 20 personas, serán de 95€ la conjunta, 80€ la de Ávila y 70€ la de Alba. La exposición se celebrara de abril a noviembre de 2015.

Santa Teresa, Alba de Tormes, monumento obra de Venancio Blanco.
Santa Teresa, Alba de Tormes, monumento obra de Venancio Blanco.

Entre tanto fuego de artificio con la pólvora mojada, quiero llamar la atención sobre la exposición paralela, también organizada por Las Edades, del escultor salmantino Venancio Blanco. Tendrá lugar en la iglesia de San Juan de Alba de Tormes. El templo, es un ejemplar original del mudéjar castellano. Creo que las esculturas en bronce de Venancio Blanco, lucirán espléndidas junto al famoso apostolado románico.
Menos mal que nos queda Teresa, ya decía ella que “El Señor no mira tanto la grandeza de las obras como el amor con que se hacen” (M. VII, 4-18). Pues eso, menos parafernalia, menos grandilocuencias, y más eficacia, delicadeza y rigor en las poquitas cosas se hagan. Sigamos el consejo de la Santa: “El que no deja de andar e ir adelante, aunque tarde, llega” (V. 19, 12).

Juan Antonio Sánchez Hernández

Revista Atticus

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter