Compártelo:

" /> En recuerdo de la duquesa de Alba, doña Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva | | Revista Atticus

En recuerdo de la duquesa de Alba, doña Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva

En recuerdo de la duquesa de Alba, doña Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva

 

Ya vuelvo querido Tormes,
ya tornan las ansías mías
a ver la pizarra helada
que cubre mi muerte viva.
Castígame de esta ausencia
que de adorarte me priva,
Alba de mi sol difunto
y noche de mi alegría.
Tú sola fuiste mi patria,
y la dejo enemiga
porque no hay mas propia tierra
que la que encubre Belisa.
Lope de Vega

 

Paseando por Ibiza, 2014 Alberto Romero, 140 x 140 cm Técnica mixta, madera
Paseando por Ibiza, 2014 Alberto Romero, 140 x 140 cm Técnica mixta, madera

Un año llevamos planificando el número Cinco. Hace aproximadamente tres meses nos pusimos en contacto con un artista: Alberto Romero. Por mediación de una gran amiga Atticus, descubrimos su obra y a su fuente de inspiración de los últimos años que se ha plasmado en sus recientes creaciones. Se trata de doña Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva, duquesa de Alba, una persona entrañable, querida y respetada.

 

Feliz, 2014, Alberto Romero, 100 x 100 cm Técnica mixta, madera
Feliz, 2014, Alberto Romero, 100 x 100 cm Técnica mixta, madera

No he tenido la fortuna de conocerla personalmente. Por diversos motivos personales su vida se ha cruzado en nuestro camino en los últimos cinco años. Doña Cayetana apoyó nuestro proyecto convirtiéndose en nuestra madrina. Así recogimos ese compromiso en nuestro primer número impreso, hace ya más de cinco años. Coincidencias de la vida, mi madre, Lola, hubiera cumplido los 88 años el pasado septiembre. Pero no pudo ser. También fue una gran valedora de Revista Atticus y admiraba el coraje, la valentía y hasta el desparpajo de doña Cayetana. A la reciente muerte de mi madre se une ahora la de duquesa de Alba. Mi madre y mi madrina (como editor de la revista), abanderarán el proyecto Atticus allá donde se encuentren; las veo a las dos, con una revista debajo del brazo.
Desde Revista Atticus queríamos hacer un homenaje a doña Cayetana por su apoyo y compromiso con nuestro proyecto. Teníamos varios frentes abiertos que constituían buenas posibilidades. Uno de ellos tenía que ver con la biblioteca y los tesoros que alberga en el palacio de Liria en Madrid. Otro de ellos es resaltar alguna de las grandes obras pictóricas o escultóricas que alberga su colección de arte. Pero descubrimos a Alberto Romero y vimos la oportunidad de hacer un artículo con su obra que sirviera de agasajo a la labor filantrópica de la Duquesa de Alba.

Casa S´Aufabaguera, 2014, Alberto Romero, 50 x 50 cm Técnica mixta, madera
Casa S´Aufabaguera, 2014, Alberto Romero, 50 x 50 cm Técnica mixta, madera

Cuando ya teníamos preparada la maqueta del artículo sobrevino la fatal noticia. Hoy 20 de noviembre ha fallecido doña Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva, en el palacio de Dueñas, en Sevilla. Ese artículo (al igual que esta nota) quiere ser un pequeño homenaje a una persona que había contraído un extraordinario compromiso con la cultura. Ha sido modelo y musa de artistas como Zuluoga o Benlliure y ha ejercido una gran labor de mecenazgo. De siempre, la duquesa de Alba ha estado muy vinculada al mundo de la cultura. Y eso siempre es de agradecer y mucho más en los tiempos en los que a la cultura se la tiene un tanto abandonada por parte de algunas instituciones que debieran de velar por ella, más que perseguirla.

WPresentacion Casa ALBA
Carta de la Fundación Casa de Alba que reprodujimos en el número UNO de Revista Atticus

Alberto Romero es un artista que en los últimos años ha tenido como fuente de inspiración a la duquesa de Alba. Ha expuesto sus obras en Madrid, Toledo, Sevilla e Ibiza. Tiene previsto para marzo de 2015 una exposición en la Real Academia de Santa Isabel de Hungría de la que doña Cayetana era miembro. De él hablaremos de forma más extensa en nuestro artículo para la Revista Atticus Cinco.
En su búsqueda de la individualidad, de un estilo propio, Alberto Romero ha sabido captar la esencia de Cayetana. Sus peinados, sus trajes de faralaes, sus pendientes, sus pamelas o sus inseparables gafas se repiten a lo largo de unas obras esculto-pictóricas realizadas con una técnica mixta. Son collages realizados sobre soporte de madera y sumergidos en una base plagada de texturas. Son obras orgánicas, matéricas, con gran variedad de materiales como papeles, cartones, maderas, colas serrines o polvos de mármol o poliéster. Obras muy cercanas a la estética del Pop-Art.
Hemos perdido a una gran Dama, la Duquesa y hemos perdido a nuestra madrina. La Cultura ha perdido a una persona que había ejercido una gran labor de mecenazgo al frente de la Fundación Casa de Alba. Hoy nos hemos quedado un poco más huérfanos. Desde aquí transmitimos nuestro pésame a toda la familia y a los miembros de la Fundación Casa de Alba.

Doña Cayetana fue una gran apasionada y coleccionista de obras de arte. Fuente: El País
Doña Cayetana fue una gran apasionada y coleccionista de obras de arte. Fuente: El País

 

Nota de la redacción. Las fotos han sido cedidas por su autor que es el que tiene todos los derechos de reproducción sobre las mismas. Han sido cedidas para esta ocasión y estas son algunas de las que formarán parte del artículo que publicaremos en Revista Atticus Cinco (que estará dispònible en los primeros días de 2015).

Luisjo Cuadrado
Revista Atticus

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter