Archivo para marzo, 2014

Bercianos, la pasión de un pueblo

Fotografía: Chuchi Guerra

Fotografía: Chuchi Guerra

La sala de exposiciones de la iglesia del Monasterio del Prado, en Valladolid, acoge, hasta el 6 de abril, la muestra Bercianos.

La exposición se compone de una serie de esculturas, documentos, fotografías y audiovisuales en torno a la manifestación fervoroso de la Semana Santa en Bercianos de Aliste de Zamora.

La exposición organizada por la Junta de Castilla y León a través de su Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (CCRBC, de Simancas) permite ver esta muestra (por primera vez fuera de la localidad) esta conjunto de bienes que junto con la propia procesión de Jueves y Viernes Santo está a punto de alcanzar la categoría de Bien de Interés Cultural (carácter inmaterial, no turístico), una figura jurídica que permite proteger nuestro patrimonio histórico.

 

La crisis nos obliga a todos a medir los pasos y, una vez evaluados a dalos con cautela. Esa parece haber sido la premisa a la hora de planificar y montar Bercianos, la pasi√≥n de un pueblo. Una exposici√≥n modesta, de peque√Īo formato, pero de un gran valor y con un programa de actividades muy completo. Se ha tejido en raz√≥n a la actuaci√≥n que se ha realizado con motivo de la declaraci√≥n de BIC (a punto de conseguir).

La exposici√≥n est√° organizada en torno a la que fuera la nave central de la iglesia del Monasterio del Prado. Para ello se ha dividido ese espacio en cuatro ambientes. Estos espacios recogen fotograf√≠as de Rafael Sanz Lobato y F√©lix Marb√°n Junquera; un montaje con dos fotograf√≠as murales y unos ¬ęfigurantes¬Ľ que portan la capa alistana; una peque√Īa pantalla para ver dos audiovisuales que enriquecen la muestra; y, por √ļltimo, un espacio donde se muestran los bines materiales que han sido restaurados por el CCRBC.

Puedes descargarte un artículo sobre la exposición en el sigueinte enlace. Constituye un adelanto que se integrará en Revista Atticus 25, que estará disponible a finales de abril.

Bercianos

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

Marcador

La fiesta de las palabras de Salvador Robles. Presentación en Bilbao

La presentación de nuestro primer libro será el próximo jueves 20 de marzo a las 19 horas en el Salón Trueba del Hotel Abando de Bilbao.

El acto contará con la participación de Salvador Robles Miras (escritor), Luis José Cuadrado Gutiérrez (editor de Revista Atticus), Maider Martín, periodista de EITB y el actor Xabier Xalabardé que leerá algunos textos.

Os recordamos que el libro se presentar√° en distintas ciudades. Ya est√°n confirmadas, en √Āvila (Librer√≠a Letras, 12 de abril) tambi√©n en Valladolid, el 26 de abril, dentro de los actos programados de la Feria del Libro de Valladolid.

El vuelo de Adri√°n

WEl vuelo de AdriaŐĀn

‚ÄĒ¬ŅDe qu√© trata la lecci√≥n, Adri√°n? ‚ÄĒpregunt√≥ por sorpresa la joven maestra al alumno m√°s so√Īador del curso.

Adrián, abismado en sus pensamientos, no pareció darse por aludido.

‚ÄĒ¬°Adri√°n!

El muchacho aterrizó en el aquí y ahora entre las risas ahogadas de sus condiscípulos.

‚ÄĒD√≠game, se√Īorita Marta.

‚ÄĒTe preguntaba por el tema que estamos desarrollando en la clase de hoy.

‚ÄĒS√© que ha empezado usted a hablar de las abejas y la fotos√≠ntesis. Eso es todo. Lo siento, se√Īorita Marta, pero me he distra√≠do con las extra√Īas palabras que han resonado en mi cabeza.

‚ÄĒ¬ŅPor qu√© extra√Īas?

‚ÄĒNo s√© de d√≥nde han surgido; trataba de atender lo que usted dec√≠a, cuando, de repente, mi cabeza se ha llenado de palabras.

‚ÄĒ¬ŅQu√© tipo de palabras?

‚ÄĒPalabras de colores y algod√≥n.

‚ÄĒ¬ŅAlgod√≥n?

‚ÄĒS√≠, el de las nubes.

‚ÄĒ¬ŅTe importa repetirlas?

‚ÄĒNo s√© si ser√© capaz de recordarlas todas.

‚ÄĒInt√©ntalo. Incorp√≥rate para que te escuchemos mejor.

Adrián se levantó, carraspeó para aclararse la garganta y…

‚ÄĒLas abejas volaban demasiado alto para alcanzarlas de un salto. As√≠ que el estudiante despleg√≥ las alas de su imaginaci√≥n y vol√≥ junto a ellas, por encima de las nubes.

‚ÄĒ¬ŅEso es todo?

‚ÄĒS√≠, se√Īorita. Luego me he limitado a mover las alas y volar.

‚ÄĒPor encima de las nubes.

‚ÄĒUn poquito por encima, las rozaba con los pies.

‚ÄĒPor eso sab√≠as que eran de algod√≥n.

‚ÄĒS√≠, y me hac√≠an cosquillas.

‚ÄĒMuy bien ‚ÄĒla maestra dio una palmada para atraer la atenci√≥n de toda la clase‚ÄĒ. Faltan cinco minutos para la hora del recreo. Hasta entonces, volemos todos con Adri√°n.

En los siguientes minutos, el aula se pobló de sonoras carcajadas. Las cosquillas que hacían las nubes de algodón eran irresistibles.

(Segundo Premio en el Certamen Internacional

¬ęLos Leones¬Ľ Ciudad de Rocha 2010)

La ilustración del relato es obra de Elena González (ELNO).

El vuelo de Adrián junto con otros muchos relatos de Salvador Robles Miras se ha publicado en el libro que lleva por título libro que lleva por título La fiesta de las palabras editado por publicará Revista Atticus

¬†WinvitacioŐĀn presentacioŐĀn libro La fiesta de las palabras

Os podéis descargar el dossier de prensa en el siguiente enlace:

Os recordamos que es una oportunidad √ļncia para poder conversar con grandes amigos que tenemos por estar tierras. Nos encantar√° poder veros y charlar sobre nuestros proyectos.

Bilbao, 20 de marzo a las 19 horas en el Hotel Abando.

Foto Germán López Bravo. Licencia Wikimedi Commons

Foto Germán López Bravo. Licencia Wikimedia Commons

Revista Atticus

Lewis Hine, fotógrafo comprometido, visita Valladolid

¬ęNueva York, el gran lugar del continente occidental, el coraz√≥n, el cerebro, el punto de referencia, el manantial, el pin√°culo, la extremidad, el no m√°s all√° del nuevo mundo¬Ľ.

W. Whitman, 1920

 WId 212029 Emigrantes italianos 1905

Bajo el t√≠tulo Construir una naci√≥n, la fundaci√≥n de Cultura de Valladolid, acogen en su Sala Municipal de Exposiciones de San Benito en Valladolid la exposici√≥n fotogr√°fica de Lewis Hine (fot√≥grafo estadounidense, 1874 ‚Äď 1840). Hine est√° considerado como el padre de la fotograf√≠a social moderna. La muestra est√° compuesta por m√°s de 50 im√°genes originales (¬ęvintage¬Ľ), un v√≠deo y unos expositores que recogen algunos documentos de √©poca. Pertenecen a la familia Rosenblum (una de las mayores coleccionistas) de Nueva York.

La colecci√≥n contiene una de las series ¬ęm√°s famosas¬Ľ de fotograf√≠as que muestran a los obreros del Empire State de Nueva York en pleno trabajo durante la construcci√≥n del m√≠tico rascacielos. Pero una de las series con m√°s valor corresponde a las fotograf√≠as que hizo Hine a los inmigrantes de Ellis Island. El fot√≥grafo americano se dedic√≥, con minuciosidad inaudita en aquella √©poca, a retratar a todos los inmigrantes que se encontraban en la isla provenientes de sus pa√≠ses de origen y en espera de que les asignasen un destino. En cada una de ellas, por detr√°s o en una cartulina anotaba datos de los retratados, como origen, o lugar de trabajo. Hoy sus fotograf√≠as est√°n expuestas, de forma permanente, en el Ellis Island Museum como iconos de la gran experiencia migratoria de los Estados Unidos.

Otra de las series destacables es la correspondiente a las fotograf√≠as que retratan a j√≥venes, muchos de ellos en edad infantil, en pleno trabajo. As√≠ podemos observar a peque√Īos mineros cuyas caras est√°n tiznadas de carb√≥n, o ni√Īas en las maquinas de tejer. Uso la c√°mara fotogr√°fica para documentar, pero tambi√©n para poner el acento sobre las deplorables condiciones de trabajo que exist√≠an en esas f√°bricas. Estas condiciones apenas eran soportables para adultos, as√≠ que mucho menos para los infantes. Sus tomas trataban de sensibilizar a la opini√≥n p√ļblica.

El propio Lewis Hine sufri√≥ esas duras condiciones. Se qued√≥ hu√©rfano de padre a muy temprana edad (dieciocho a√Īos) y tuvo que ponerse a trabajar en diversas f√°bricas. Cuando pudo retom√≥ sus estudios llegando a realizarlos a nivel universitario. En 1902 se convirti√≥ en profesor de ciencias y geograf√≠a en la Ethical Culture School de Nueva York, donde el presidente Frank A. Manny lo anim√≥ a utilizar la c√°mara fotogr√°fica como instrumento educativo, considerando sus fotograf√≠as como un medio expresivo a caballo entre la sociolog√≠a y la documentaci√≥n.

Se comprometió de lleno con los más desfavorecidos, ofreciendo su trabajo e investigación al servicio de asociaciones benéficas y revistas que denunciaban las condiciones de estos colectivos.

En 1906 la revista filantr√≥pica Charities and the Commons lo contrat√≥ para realizar un estudio sociol√≥gico/etnol√≥gico de la ciudad industrial de Pittsburgh. Exigi√≥ que sus trabajos fueran firmado (algo infrecuente en aquella √©poca). En la ciudad se encontraban muchos inmigrantes atra√≠dos por la industria sider√ļrgica. Trabaj√≥ con un equipo muy numeroso entre los que se encontraban educadores y asistentes sociales. No solo retrato a los obreros y sus familias sino tambi√©n a la ciudad y los paisajes. Fue un tarea muy laboriosa y muy productiva.

08

En 1907 el Comité Nacional por el Trabajo Infantil le encargó que documentara el trabajo a domicilio que realizaban los inmigrantes que vivirían en las barracas de los suburbios de Nueva York. A raíz de ese trabajo su colaboración con esta institución fue en aumento. Se desplazó por diferentes estados de EE.UU. para, con sus fotografías, denunciar este abuso con el trabajo infantil. Su trabajo constituyó un apoyo fundamental para denunciar y provocar un cambio en las leyes laborales.

La Cruz Roja americana contrató sus servicios, en 1918, por un salario, con el grado de capitán, de 300 dólares al mes para captar con su cámara reflejos de la situación tras la Gran Guerra. Básicamente su tarea consistía en documentar la ayuda a los refugiados en Francia y los Balcanes. Se recorrió, principalmente, gran parte de Francia, Grecia y Serbia.

Llegó la Gran Depresión y Nueva York pasaba por unos momentos difíciles. Llegó un encargo que le ayudaría a paliar su situación económica. Se empezaba a levantar el Empire State y Hine se encargó de documentar esos trabajos. Sus fotografiáis se han convertido en un icono de la modernidad.

El 4 de noviembre de 1940, un a√Īo despu√©s de la muerte de su mujer, muere Hine; su hijo Corydon don√≥ el archivo a la asociaci√≥n newyorkina independiente Photo League y, a continuaci√≥n, el inter√©s de Walter Rosenblum, los negativos y las impresiones se cedieron a la George Eastman House de Rochester, donde se organiz√≥ la primera gran retrospectiva de 1957 y que hasta ahora, junto a la Biblioteca del Congreso de Washigton, constituye una de las fuentes de referencia para la obra de Hine.

Sus fotograf√≠as eran algo m√°s que una toma de una imagen en un momento en concreto y con una situaci√≥n (muchas veces de denuncia) especial por las duras condiciones que en ellas se refleja. Estaban tomadas con una pedagog√≠a activa. Un material que luego ha sido un objeto de trabajo en las aulas para su an√°lisis y reflexi√≥n. Sus obras forman parte del acerbo cultural y simb√≥lico de los Estados Unidos, pero que sentaron las bases, para entre otras cuestiones, reformar y establecer unas nuevas leyes socio-laborales que defend√≠an sobre todo los derechos de los ni√Īos y adolescentes en su relaci√≥n con el trabajo.

Más información:

Trabajo sobre este fotógrafo de la web:

Líneaserpentinata

Excelente web de la Fundación Mapfre que dedicó a este fotógrafo

Fundación Mapfre

Y un vídeo-documental

)

Este trabajo formará parte de la Revista Atticus 25 que esperemos que muy pronto esté en circulación.

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

 

 

 

Nebraska

El (re) encuentro crepuscular de padre e hijo

WposterA4

Ficha

Película: Nebraska.

Dirección: Alexander Payne.

Interpretación: Bruce Dern (Woody Grant), Will Forte (David Grant), June Squibb (Kate Grant), Bob Odenkirk (Ross), Stacy Keach (Ed), Mary Louise Wilson (tía Martha), Rance Howard (tío Ray), Tim Driscoll (Bart).

Guion: Bob Nelson.

Pa√≠s: USA. A√Īo: 2013. Duraci√≥n: 114 min.

Género: Drama. Producción: Albert Berger y Ron Yerxa.

M√ļsica: Mark Orton.

Fotografía: Phedon Papamichael.

Montaje: Kevin Tent. Vestuario: Wendy Chuck.

Distribuidora: V√©rtigo Films. Estreno en Espa√Īa: 7 Febrero 2014.

Calificaci√≥n por edades: Apta para todos los p√ļblicos.

Sinopsis

Esta es la historia de la familia Grant de Hawthorne, Nebraska. El obstinado y taciturno Woody Grant (Bruce Dern) est√° de vuelta de la vida. Posiblemente sea un viejo in√ļtil, pero √©l cree que tiene una √ļltima oportunidad de marcar la diferencia: un aviso de que √©l es el afortunado ganador de un concurso de millones de d√≥lares.

Para reclamar su fortuna, Woody insiste en que debe llegar rápidamente a la oficina de la empresa de sorteos en Lincoln, Nebraska un viaje (800 y pico kilómetros) que parece poco realista teniendo en cuenta que apenas puede cruzar la calle, al menos no sin detenerse a tomar una copa.

Preocupado por el estado mental de su padre, le acompa√Īara a rega√Īadientes su hijo David (Will Forte) en un viaje que parece econ√≥micamente in√ļtil a primera vista. Sin embargo, su extra√Īo viaje se convierte en una especie de moderna odisea familiar. Cuando Woody y David hacen una parada ¬ęt√©cnica¬Ľ en su ciudad natal de Hawthorne donde se les unen la matriarca Grant, Kate (June Squibb, A prop√≥sito de Schmidt) y el hijo triunfador, Ross (Bob Odenkirk, Breaking Bad). A ojos de los dem√°s, la historia de la fortuna de Woody le convierte, moment√°neamente, en un h√©roe.

Comentario

¬ęEstamos ahora en disposici√≥n de pagar un mill√≥n de d√≥lares al Sr. Woodrow T.de Billings, Montana.¬Ľ

Extracto de la carta de Mega Sweepstakes Marketing enviada a Woody Grant

NEBRASKA 

Son muchos los comentarios que se leen sobre que en el cine faltan ideas (como pasa tambi√©n en la sociedad nuestra en donde los mediocres parecen sobresalir). Pues bien, el planteamiento de Nebraska surge a partir de una de esas cartas comerciales que muchos de nosotros hemos recibido en nuestros buzones. Como dicen en la propia cinta: ¬ęno sab√≠a que esto se siguiera haciendo¬Ľ. No es otra cosa que recibir una carta anunci√°ndote que has ganado un premio (en este caso, un mill√≥n de d√≥lares). Con tu nombre y todo. En este caso a nombre de Woody Grant, un octogenario que apenas puede andar sin arrastrar los pies pero que ha decidido actuar con resoluci√≥n y llegar hasta las oficinas donde le dar√°n el premio: en Lincoln, Nebraska. El pobre anciano no sabe que esto no es m√°s que una estratagema comercial, no sabe que hay una letra peque√Īa y que esto no ser√° efectivo hasta no comprobar si su nombre, si el n√ļmero que le han asignado, est√° entre los agraciados finales (que dicho sea de paso, nunca est√°, no os dej√©is enga√Īar).

A partir de este hecho banal, Alexander Payne (Los descendientes, 2011, Entre copas, 2004) construye un relato f√≠lmico impecable. En el arranque de la pel√≠cula ya nos hace una declaraci√≥n de sus intenciones. Vemos al viejo Woody caminando por el arc√©n de una carretera, en las afueras de una ciudad. Pasa un coche patrulla, para y se baja un polic√≠a para saber que anda haciendo Woody por ah√≠. No se detiene, por fin le da el alto y le pregunta ¬Ņad√≥nde va?, y Woody se√Īala hacia delante. ¬ŅDe d√≥nde viene? Woody se gira y se√Īala por donde ha venido. No ha hablado, pero es que tampoco le hac√≠a falta. Solo va en busca de su fortuna. A continuaci√≥n comienzan los t√≠tulos de cr√©dito.

Wnebraska4

Road movie (o pel√≠cula de carretera) pero que tambi√©n tiene algo de western. Quiz√°s esto √ļltimo puede sorprender a alg√ļn lector que haya visto la pel√≠cula. Pero lo cierto es que Nebraska participa de este √ļltimo g√©nero si bien es cierto que la diligencia o los caballos se sustituyen por los modernos autos; las amenazas de los indios se pueden sustituir por las de sus propios miembros de su familia; y la consecuci√≥n de un hogar donde establecerse (El dorado) aqu√≠ se sustituye por la esperanza de alcanzar ese mill√≥n de d√≥lares que le permitan un desasosiego. Mucho bar y mucha cerveza. Y, por supuesto, el territorio, el medio oeste con esos paisajes vastos, desoladores (y evocadores) y unas casas del medio rural que reflej√≥ de forma excelente el artista americano Hopper. Eso s√≠, sin ning√ļn tiro, pero con su pelea y con la fiebre por el oro.

Independientemente al g√©nero al que pertenezca, Nebraska es la cabezoner√≠a por alcanzar una meta, aunque sea la √ļltima, aunque sea en esa etapa crepuscular de la vida, donde ya no te importa nada de lo que puedan decir. Nebraska pretende ser el triunfo de la dignidad. Un hombre anciano al que se le comunica que ha ganado un mill√≥n de d√≥lares y que pretende cobrar ese premio aunque todo el mundo sabe que es un subterfugio para venderte algo, es para echarte a re√≠r y no tenerle en cuenta. Pero Woody quiere ser el americano de Don Erre que erre por su contumacia y terquedad. Quiere ser el Paco Mart√≠nez Soria del medio oeste. √Čl quiere cobrar su premio y encontrar√° en su hijo un aliado. En principio, como su esposa, tildar√° de loco a su padre, pero algo ve en los ojos del abuelo que se decide a apoyarle. Si es lo que le hace ilusi√≥n porque no se lo va a dar, m√°xime estando en ese momento de la vida en que uno no puede pens√°rselo mucho. Juntos iniciar√°n un viaje f√≠sico (m√°s de 800 Km. de Billings a Lincoln, de Montana a Nebraska) y tambi√©n un viaje emocional.

 

‚ÄúNo sab√≠a que el hijo de puta quer√≠a ser millonario.‚ÄĚ

Kate Grant

 

Nebraska es una pel√≠cula inteligente e ingeniosa, con un s√≥lido guion (Bob Nelson) que combina humor y drama y con una puesta en escena acertad√≠sima y que da como resultado un relato l√≠rico. Con una banda sonora que no desentona (Mark Orton). El uso del blanco y negro despoja de lo superfluo para centrarnos en una vida cotidiana, real y muy cercana para muchos, que proporciona intimidad y refleja la vida austera de estas gentes. La fotograf√≠a es perfecta, bella, tanto en su planteamiento como los encuadres y, por supuesto, la luz. Nebraska refleja una historia diferente a las habituales que parte de un asunto tan banal y deviene en una original f√°bula. La elecci√≥n de los personajes ayuda a lograr un gran conjunto. Los tres principales protagonistas est√°n m√°s que brillantes. A Bruce Dern le han dado, posiblemente, el papel de su carrera. Un tipo entra√Īable, algo ido, irascible, gru√Ī√≥n, terco como una mula y decidido. Est√° caracterizado magistralmente: borrachuzo, arrastra una pierna, los pelos de loco, sus gafas, la mirada ida, pierde los dientes a la m√≠nima, barba blanca descuidada y hasta con una tirita en la frente que cubre una herida fruto de su desventura con el alcohol. Lo √ļnico que quiere es dejar un legado material a sus dos hijos, sabedor de que el legador sentimental est√° roto o inexistente. El contrapunto lo pone su esposa, Kate. Un papel interpretado por June Squibb. De aspecto dulce, de abuelita cari√Īosa, resulta ser ¬ęla √ļnica cuerda¬Ľ de la familia. Provinciana, directa, mordaz, con un gran punto de iron√≠a, relata su pasado (la relaci√≥n con todo el pueblo, con sus cu√Īadas) y vive el presente con resignaci√≥n y con una gracia agridulce. David (Will Forte) es el hijo paciente, es el que asume el cuidado y el encauzar a su padre. Es el que har√° el verdadero camino no hacia la fortuna sino hacia el reencuentro con su padre. Un tanto primario (rompe con la novia y solo le preocupa si pueden seguir acost√°ndose), sencillo, pero con coraz√≥n.

Los secundarios no le van a la zaga. Esos primos granujas de medio pelo, que viven la sopa boba y que levantar√°n el culo del sof√° para hacerse con la fortuna de su t√≠o. El codicioso amigo, y anterior socio de Woody, Ed Pegram, (interpretado por un rostro conocido, Stacy Keach), mostrar√° ser un desalmado, sin inmutarse. Y hasta la antigua novia de Woody que ser√° la protagonista de la √ļltima escena de la pel√≠cula, mirando el paso del apuesto y bonach√≥n hombre por el que suspiro hace ya unas cuantas d√©cadas. Esa mirada tan expresiva, tan franca, tan limpia, resulta ser un maravilloso colof√≥n. ¬†El universo Grant pasar√° a la historia del cine como una familia parca en palabras, destacando por sus acciones (que en definitiva es lo que define a un personaje). Echaremos de menos a esos personajes tan ¬ęadorables¬Ľ.

De la cinta sobresalen, el suculento di√°logo que mantienen David con su padre sobre como conoci√≥ a mam√°, los hijos y si estaban enamorados. Sin desperdicio. O las ¬ęanimadas¬Ľ charlas que mantienen los hermanos de Woody con monos√≠labos cada dos minutos. Y el c√≥mo refleja, el director, la codicia por hacerse con una parte del suculento premio a pesar de la insistencia de que eran una artima√Īa de publicidad enga√Īosa.

Hay quienes ven en la √ļltima cinta de Alexander Payne una sobredosis de realidad, de cruda realidad, para ser m√°s exactos, pues consideran que esas situaciones que se reflejan en la pantalla, ellos ya las ven a diario. Hay quien busca en el cine una realidad diferente al d√≠a al d√≠a, un cine de evasi√≥n y sin embargo hay otros que buscan entender esa vida cotidiana a trav√©s de la mirada de otras personas que viven circunstancias parecidas.

‚ÄúEl no tiene Alzheimer, s√≥lo es que se cree lo que le dicen.‚ÄĚ

David Grant

 Wnebraskaf2

A pesar de ser un drama, Nebraska contiene alguna de las escenas m√°s divertidas e hilarantes de los √ļltimos tiempos: una pelea entre primos que lo √ļnico que le preocupa a uno de ellos es que le golpeen en la cara ya que sale por la TV; o como la matriarca del clan le ense√Īa el ¬ęrefajo¬Ľ a la l√°pida de un antiguo noviete‚Ķ ¬†

En definitiva, Nebraska narra el viaje de un hijo para reencontrarse con su padre tras no haber tenido una relaci√≥n cordial, fruto de sus escarceos con el alcohol. Ese encuentro (m√°s que reencuentro, pues es dif√≠cil que haya podido tener una sana relaci√≥n fruto de la naturaleza discordante del padre) tendr√° que ver con sopesar si su padre puede vivir solo o tiene que echar mano de alguien para que le ayuda. O trasladas los servicios para que atiendan a tu padre o trasladas a tu padre para que reciba los servicios que se merece. El eterno dilema al que ‚Äďcon fortuna-¬† te tienes que enfrentar en alg√ļn momento de la vida. Vayan al cine y d√©jense seducir por la mirada de la antigua novia de Woody en la escena final. Descubran la magia de Nebraska.

Os dejo un tr√°iler:

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

Julio Mediavilla expone en la Sala Municipal de Exposiciones del Teatro Calder√≥n su instalaci√≥n ¬ęIN-OUT¬Ľ

 mediavilla8-959x1024

Julio Mediavilla (Valladolid, 1964) inici√≥ su trayectoria en la d√©cada de los noventa alternando la escultura y la instalaci√≥n fruto de su investigaci√≥n sobre el concepto de confrontaci√≥n mat√©rica y espacio vac√≠o, utilizando como elementos hierro, piedra, agua y cristal. As√≠ surgi√≥ Fronteras (1991 ‚Äď 1993).

En 2002 (Me das calor, 2002) comienza a experimentar con la electricidad y el hilo de nicrón incandescente incorporando el calor, la luz, el movimiento y el sonido a sus nuevas propuestas.

A partir de este momento surgen instalaciones m√°s complejas t√©cnicamente; a la par que su obra va perdiendo fisicidad. Tambi√©n incorpora de forma paulatina textos, signos y s√≠mbolos incandescentes secuenciados. Se recogen en Aut√≥mata (2003), Tiempo incandescente (2005 ‚Äď 2007) y Dogma (2008)

Recupera conceptos constructivos ya utilizados en trabajos anteriores como el fragmento y estructuras modulares, ahora proyectados a una escala monumental. Con Polarizador (2010) la obra invade el espacio y la escultura se transforma en arquitectura efímera.

Con Intro (2011) retoma el objeto industrial reciclado, integrando la fotografía digital en la escultura, provocando mediante un conflicto visual, un discurso narrativo sobre la coerción del individuo ante la perversión del sistema. En Mercado de valores (2012) incorpora el video como elemento plástico y conceptual, proyectando texto y audio sobre la pieza escultórica, aportando un discurso que sintetiza y determina el actual escenario social.

WDSCF2380

A finales de 2013 y principios de 2014 acomete la instalación In-Out  asumiendo el texto y la palabra como si fueran otros materiales más con los que compone la instalación. Se incorporan esos textos como aforismos (como auténticos mantras) que invitan a reflexionar en los diferentes espacios de violencia sobre el miedo, la mentira, el dolor o la exclusión.

In-Out es una instalación que se puede ver hasta el 9 de marzo en la Sala Municipal de Exposiciones del Teatro Calderón de Valladolid.

La instalaci√≥n art√≠stica es un g√©nero del arte contempor√°neo que se empieza a desarrollar en la d√©cada de los 60. Una de las caracter√≠sticas es que los artistas utilizan el espacio de la propia exposici√≥n para incorporarlo a su instalaci√≥n. Es decir, que generan una idea en funci√≥n de un espacio en concreto. Otro de los rasgos fundamentales en la instalaci√≥n es la acci√≥n de cada individuo que activa el mensaje. Con ello se consigue que el espectador participe en la instalaci√≥n. En In-Out la instalaci√≥n se compone b√°sicamente de tres elementos. Por un lado, una l√≠nea de color rojo con unas letras ¬ęno traspasar la l√≠nea roja¬Ľ o, simplemente, ¬ęno traspasar¬Ľ que rodean todo el per√≠metro del espacio. Nosotros nos encontramos dentro de la instalaci√≥n (hemos traspasado la l√≠nea ‚Äאּcuidado!-). Por otro lado los cuatro m√≥dulos, cil√≠ndricos, construidos con planchas de polipropileno (pol√≠mero termopl√°stico, parcialmente cristalino) unidas mediante ¬ęmosquetones¬Ľ y que est√°n abiertas para situarnos en su interior, un interior que est√° ba√Īando por una luz fr√≠a. En el suelo, se ubican el tercer elemento de esta instalaci√≥n. Se trata de un texto circular (sobre caucho) y que solo se puede leer una vez nos hemos situado en su interior. Es en ese momento, cuando te encuentras situado dentro de ese espacio cerrado, cuando eres part√≠cipe de la instalaci√≥n al leer el mensaje, el aforismo, el mantra que se encuentra all√≠. No es un espacio que te protege, sino es un lugar donde las tripas se te mueven al metabolizar la frase.¬† Son cuatro:

someter repartiendo dolor y acumulando poder

excluir forzando los límites de la precariedad

miedo que anula toda posibilidad de respuesta

mentiras reconfortantes y tranquilizadoras

 

WDSCF2387

Frases que tienen que ver con el dolor, la exclusi√≥n, el miedo y la mentira. Julio Mediavilla viene incorporando este tipo de mensajes en su obra. Es lo que se suele denominar como un ¬ętipo comprometido¬Ľ, sensible y en contacto con el mundo actual. Cualquiera de esas cuatro frases sirven para ambientarnos, para reconocer en ellas rostros o situaciones de gente que vive en una situaci√≥n social que no es precisamente envidiable, sino todo lo contrario. En este caso, en In-Out, Mediavilla juega con las palabras y con el vac√≠o, invit√°ndonos a adentrarnos en cada cub√≠culo para ver como ¬ęflotan las frases¬Ľ alrededor nuestro.

El artista, en la presentación de la instalación, destacó el papel de la exclusión. Sin apenas darnos cuenta la exclusión se ha instalado en la vida de los ciudadanos. Es un estado desesperante al que puede llegar un individuo, por la precariedad en el modo de vida.


Con esta muestra, continua el ciclo de exposiciones seleccionadas en la √ļltima convocatoria de artistas locales que cada a√Īo realiza la Fundaci√≥n Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, en la que se pod√≠an presentar, creadores de nuestra ciudad. El Ayuntamiento de Valladolid continua en esta l√≠nea, y en los pr√≥ximos meses los vallisoletanos podr√°n ver la obra de nuevos artistas locales seleccionados en la √ļltima convocatoria, con la novedad que alguno de ellos podr√°n estar tambi√©n presentes en la exposici√≥n europea del Proyecto CreArt, liderado por Valladolid.

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

 Page 1 of 2  1  2 »
Get Adobe Flash player