La intimidad de los artistas. Exposición de Michel Sima

 

«Los espejos se emplean para verse la cara; el arte para verse el alma»

George Bernard Shaw

 

De nuevo la ciudad de Valladolid alberga una de esas exposiciones imprescindibles. Una muestra que bien merecen la pena programar una visita a la ciudad del Pisuerga. La Sala Municipal de Exposiciones de San Benito presentó el pasado 16 de enero la muestra MICHEL SIMA. LA INTIMIDAD DE LOS ARTISTAS.

En esta exposición se presenta, por primera vez en España, una selección de más de un centenar de imágenes de Michel Sima (seudónimo de Michal Smajewski 1912-1987). Sima fue escultor, fotógrafo, ceramista y grabador, nacido en Polonia, miembro de la Nueva Escuela de París. Trabajó en estudios como el de Constantin Brancusi o de Ossip Zadkine. En esos momentos se gana la vida haciendo fotos de actualidad para unos diarios.

5741

Man Ray y Marcel Duchamp jugando al ajedrez. FMC

La residencia de la americana Gertrude Stein y de su hermano Leo se convirtió en un vivero de la bohemia parisina del primer tercio del siglo XX. Esta mujer fue clave en el movimiento artístico y literario del momento. Además de actuar de autentica mecenas ya que compró muchos cuadros de grandes artistas como Monet, Cezanne, Picasso, Gauguin o Renoir, por aquel entonces unos jóvenes prácticamente desconocidos. Allí, en la casa de los Stein, Sima entablará amistad con las principales figuras artísticas del momento: Jean Cocteau, Youki Foujita, Marx Ernst o Francis Picabia. Picasso fue el que le animó a que siguiera con su afición por la fotografía.

La muestra supone una ocasión única de adentramos en la intimidad de los grandes artistas. Constituye un autentico making off de muchas de las obras que representan un icono de las vanguardias que se iniciaron en aquellos años tan productivos artísticamente hablando: impresionismo, cubismo, y casi todos los ismos de ese primer cuarto del siglo XX (hasta el estallido de la II Guerra Mundial). Sus fotografías nos muestran el estudio de grandes artistas (hasta un total de cuarenta y cinco).

Picasso. FMC

Picasso. FMC

El trabajo de Michel Sima constituye uno de los testimonios fotográficos más importantes del siglo pasado. Su relación con los artistas fue más allá y estableció con ellos unos vínculos casi casi inquebrantables. Nació en los albores de la Gran Guerra y le tocó vivir de lleno uno de los episodios más tristes y lamentables de la Historia: en 1942 fue recluido en el campo de concentración de Auschwitz por su condición de judío. Su paso por este infierno marcaría su vida. Tres años después fue liberado con una salud muy delicada. Vuelve a Francia y se instala en Marsella. Un año después volverá a compartir estudio con Picasso en Antibes. El malagueño le vuelve a alentar para que siga con su labor fotográfica. A Sima le debemos las imágenes más conocidas de Picasso junto a su obra.

Óscar Domínguez.FMC

Óscar Domínguez.FMC

Las fotografías que podemos contemplar en la Sala de San Benito suponen un rico legado que nos permite descubrir cómo eran los talleres y cómo se desenvolvían por ellos los artistas. Podemos ver detalles curiosos, como el gran tamaño de la paleta del pintor Emmanuel Mané-Katz, o vemos posar a los artistas junto a algunas de sus obras más significativas todavía situadas en su caballete (Dora Maar, Braque, Chagall). Pero otra de las particularidades que hacen a esta muestra imprescindible es la sabiduría que muestra el fotografió al captar esas instantáneas. Sima supo captar el alma de los retratados convirtiendo sus obras en retratos sicológicos.

La Sala San Benito nos propone un delicioso recorrido, para los amantes del arte y los más curiosos, que nos adentrará en los estudios de los genios, auténticos templos artísticos (como así destacó Mercedes Cantalapiedra en su presentación). Iremos descubriendo fotografías como la realizada a Oscar Domínguez que mira fijamente a la cámara con un cierto aire melancólico que nos produce desasosiego al saber que poco después de ser retratado por Sima el artista fallecería. En la Nochevieja de 1957 se suicidó. Le habían diagnosticado una enfermedad degenerativa. Otras fotografías que podemos contemplar durante este recorrido nos alumbran sobre la vida de las mujeres pintoras como Dora Maar una de las grandes musas de Picasso o Marie Laurencin o Germaine Richier.

Maria Toral y Mercedes Cantalapiedra en la presentación de la exposición. Foto: Chuchi Guerra

Maria Toral y Mercedes Cantalapiedra en la presentación de la exposición. Foto: Chuchi Guerra

Michel Sima no solo se dedicó a retratar a estos artistas en su «hábitat natural», en sus estudios. Esa cercanía le permitió fotografiar a sus amigos en diferentes situaciones que se dan en la vida cotidiana y fruto de esa relación de amistad y estrecho contacto que mantuvo con ellos. Destaca de entre estas instantáneas una fotografía de Man Ray y Marcel Duchamp jugando al ajedrez. Otra de las instantáneas destacables es ver a Foujita pintando a una modelo desnuda.

María Toral, comisaria de la exposición, destacó en la presentación «que esta muestra es excepcional pues no es habitual que un maestro se dejara fotografiar en su estudio».

Quienes se acerquen a la Sala Municipal de Exposiciones de San Benito podrá ver una colección de fotografías que nos desvela el ambiente íntimo por el que se movían una serie de artistas clave en el París de entreguerras. La solidaridad que se vivió tanto en Montparnasse como en Montmartre, entre pintores y escultores de manera particular, pero entre todos los artista de una manera general, hizo que fuera un periodo muy fructífero. Un periodo que dio como fruto una serie de movimientos artísticos que sentaron las bases para lo que se conoce como el vanguardismo del siglo XX (impresionismo, expresionismo, fauvismo, cubismo, etc.). Entre estos artistas podemos ver a: Brancusi, Man Ray, Picabia, Óscar Domínguez, Picasso, Miró, Chagall, Calder, Duchamp, Matisse, Foujita, Dora Maar o Le Corbusier.

 

Tuviste, mi querido Sima, la noble idea de captar al vuelo unos rostros que se tornaron magníficas caretas a fuerza de batirse con los monstruos vomitados por ellos como espada de los arcángeles del Apocalipsis y de presentárnoslas en el laberinto en que nos debatimos entre el miedo de hallar de nuevo el Minotauro y el loco deseo de verlo.

Jean Cocteau

Hasta el 23 de febrero de 2014 se podrá contemplar esta exposición.

Sala Municipal de Exposiciones de San Benito, Valladolid.

Un vídeo subido por Pasión por las Artes.

Luisjo Cuadrado

Foto: Chuchi Guerra

Revista Atticus

 

 


Marcador

Fichero archivado: Exposiciones

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!