Museo Patio Herreriano. Presentación Revista Atticus Cuatro

 

Museo Patio Herreriano, 15 de enero de 2014. Son las 20 horas, las 8 de la tarde de un día gris que devino en una noche fría pero espléndida con una radiante luna llena (faltó apenas un día para ser llena total). Así es como estaba la sala al comienzo del acto de la presentación del número Cuatro de Revista Atticus, llena, a rebosar. Con exquisita puntualidad la gente ocupó sus butacas. El aforo se podía haber doblado. Se quedó gente de pie y otros mucho son pudieron acceder al interior de la sala.

1601282_10201391009162497_801755546_n

Gustavo Martín Garzo, Cristina Fontaneda y Luisjo Cuadrado

Cristina Fontaneda, directora del Museo Patio Herreriano; Gustavo Martín Garzo, escritor, y Luis José Cuadrado Gutiérrez, editor de Revista Atticus, presidían la mesa.

Fontaneda dio las gracias a todos los asistentes y se congratuló de la gran acogida de esta iniciativa, como la que tuvo lugar el día anterior con la presentación de las VI jornadas de cine. «Parece que la cultura interesa». Martín Garzo alabó el mérito que tiene sacar adelante una publicación en edición impresa, la calidad de los trabajos, de la cuidada edición y de la capacidad para sacar adelante esta costosa edición, en unos tiempos en los que la cultura parece estar devaluada. Desentrañó el porqué del nombre Atticus y amenizó su actuación con alguna anécdota personal (antes «cuando dos anarquistas se juntaban, editaban un periódico»). Pero hoy era el día de Revista Atticus, hoy era el día de la presentación del número Cuatro y hoy era el día de nuestro editor, Luisjo Cuadrado.

Luisjo Cuadrado durante su intervención

Luisjo Cuadrado durante su intervención. Foto Isabel Herrero

Luisjo Cuadrado comenzó el acto dando las gracias tanto a Cristina Fontaneda por albergar la presentación por tercera vez (el año pasado emigramos a otro museo hermano, el Museo Nacional de Escultura por dedicarle un extenso dossier), así como a la propia Fundación Museo Patio Herreriano por ceder ese espacio. También agradeció la presencia de Gustavo Martín Garzo: «como lector, como aprendiz de escritor y ahora como editor no puedo disimular la enorme satisfacción que siento al estar junto a uno de los grandes del panorama literario actual». Su intervención estuvo dividida en tres partes: la propia presentación del número Cuatro en edición impresa, el presente y el futuro de Revista Atticus.

El número Cuatro. Nuestro editor destacó los cinco años de vida que va a cumplir la publicación. Definió Revista Atticus «como una factoría cultural. Entendiendo como tal a una organización que recibe una serie de materias primas y las transforma en un producto para el consumo. Esas materias primas no son otras que los distintos trabajos que nos mandan nuestros colaboradores. Esa factoría posee en la actualidad más de 70 despachos que no son otra cosa que cada habitación o salón donde radican y desde donde nos mandan sus trabajos los más de 70 colaboradores repartidos por todo el mundo».

Enumeró algunos de los artículos realizados por parte de los colaboradores, como también esos otros trabajos ejecutados a dos manos, por un lado los textos, y por el otro las imágenes: fotografías o ilustraciones. Entre los primeros Las alegres Vargas girls de Gonzalo Durán; Kiki de Montparnase de Violeta Izquierdo; Tempus fugit y mitología en la obra de dos escultores de Zamora de Inés Gutiérrez-Carbajal; o Música sobre tabla de Inés Mogollón. Y entre los segundos: Retratos de rugby con fotografías de uno de los fotógrafos habituales Chuchi Guerra, con texto de «el Canas»; las fotografías de García de Marina por Esther Bengoechea; el recorrido por Valladolid con fotos de Carlos de Francisco y el texto (Sentir y escribir Valladolid) de Javier Burrieza. Se detuvo de manera especial en la simbiosis artística del binomio Gustavo Martín Garzo con su relato Regreso al paraíso que ilustró Marco Temprano, mostrando a todos los asistentes el grabado original enmarcado y que pasará a engrosar los fondos gráficos de Revista Atticus.

Luisjo Cuadrado destacó la labor de dos colabores por razones distintas. El primero de ellos es el trabajo de Laura Antolín (Ecos. Una aproximación a la obra de Pedro Barrocal). «Laura Antolin hizo su tesis sobre los pintores contemporáneos de Palencia. Un trabajo ímprobo que no ha encontrado financiación para su publicación. Incluso llegó a contactar con nosotros para ver si la podíamos echar una mano. Al final, lo único, lo poco que podemos hacer es dar salida a parte de ese trabajo que tiene y así por lo menos darlo a conocer. Lamentable. Esto forma parte de ese desprecio que tienen nuestros dirigentes hacia la juventud, hacia el futuro. Una juventud que se halla más preparada que nunca pero que no encuentra un trabajo dentro de nuestra sociedad. Formamos a nuestros jóvenes para que otros países se beneficien de esa preparación que nuestro Estado costeó».

Aspecto de la sala durante la presentación de Revista Atticus Cuatro

Aspecto de la sala durante la presentación de Revista Atticus Cuatro

Y la otra colaboración que destacó es la de José Miguel Travieso. «A él le debemos unos trabajos inéditos y de gran calidad y, sobre todo, nuestra imagen. Sus portadas engrosan ese rico patrimonio que está atesorando Revista Atticus. Y esas portadas son la síntesis de lo que vengo diciendo, de esa simbiosis creativa».

El presente. «Este año me gustaría poner de moda Revista Atticus». Con esta frase, con este deseo inició nuestro editor este apartado. A continuación mencionó una serie de logros entre los que destacan el hecho de que Revista Atticus esté acreditada como medio de comunicación en la mayoría de los museos y fundaciones culturales de nuestro país como así también lo está en las principales distribuidoras de cine. Revista Atticus tiene en la actualidad una media de 3000 visitas diarias y está presente en las redes sociales con sus plataformas de Facebook y Twitter. En ese afán de poner de moda Revista Atticus esperan doblar la cifra de visitas y seguidores al finalizar el presente año.

Portada de La fiesta de las palabras

Portada de La fiesta de las palabras

El futuro. Luis José Cuadrado se refirió como trabajador, como ciudadano y, ahora como editor, a la falta de políticas imaginativas, reflexivas que lastran todo el panorama cultural. Criticó la mediocridad, la tibieza y la falta de miras de aquellos dirigentes que desprecian a nuestra juventud y les obligan a emigrar. «No conozco a nadie que no pueda imaginar. Seas pobre, seas rico, seas feo, imaginas un mundo mejor. Siempre se ha dicho que la imaginación es poder. Y ahí es donde todos somos poderosos. No es cuestión tanto de tener recursos como de tener la capacidad, la imaginación, para generar esos recursos». A continuación desveló el camino que seguirá Atticus en los próximos meses. A su publicación se irán incorporando nuevas firmas. En los próximos números aparecen artículos de actualidad que tienen que ver con los acontecimientos que celebran distintos aniversarios como es el caso del IV del fallecimiento de El Greco, o del centenario de la actriz mexicana María Felix. También desveló una nueva sección. Los ilustradores mostrarán su particular visión de cómo ven ellos a Atticus Finch, el personaje inspirador de la película «que casi es nuestro guía espiritual». La nueva sección se inicia con la tarea de Dani Mayo, que deja a un lado sus chicas pero mantiene el mismo estilo pop art. La gran novedad editorial de este año lo constituye el hecho de publicar el primer libro bajo el sello Atticus «sinónimo de calidad en los textos, calidad en la imagen y cuidada edición». Se trata de un volumen que reúne más de 80 relatos de Salvador Robles Miras (galardona con innumerables premios tanto en relatos como en cuentos) con ilustraciones de la vallisoletana Elena González (ELNO). Verá la luz antes de finalizar el primer trimestre del año. Se publicará con el título La fiesta de las palabras.

Finalizando su intervención, nuestro editor sorprendió a los asistentes mostrando un ejemplar de Las historias de Marta y Fernando de Gustavo Martín Garzo. Una obra que obtuvo el Premio Nadal en 1999. Desde ese año Luisjo conserva ese ejemplar en su estantería entre los innumerables libros que atesora. Ahora ha vuelto a cobrar vida. Lo abrió, extrajo la separata donde se recogen las poesías que se mencionan en el libro de Martín Garzo y leyó un párrafo de su prólogo:

La misión del poeta -dijo Isak Dinesen- es hacer que los otros confundan ficción y realidad a fin de hacerlos por una hora misteriosamente felices.

Escribí este libro deseoso de lograr esa difícil conjunción. ¡Ojalá haya conseguido para sus lectores una brizna al menos de la felicidad prometida!

Gustavo Martín Garzo

Las historias de Marta y Fernando, 1999

 

«Por eso me convertí en editor. Por ofrecer esos trabajos (los recogidos en el sumario) y con ellos esa brizna de felicidad como bien decía Gustavo hace ahora ya 15 años. Por eso, y como os decía al principio, quiero poner de moda Revista Atticus como una gran factoría cultural que es. Espero contar con la ayuda de todos vosotros e implicaros para este año en esa tarea: difundir la cultura, difundir y expandir nuestra Revista Atticus». Estas fueran las emotivas palabras con las que puso final a su intervención.

1013844_10201392449478504_1056184116_n

Tras una larga ovación, el coro de cámara AUDINOS (16 integrantes más su director) deleitó a todos los asistentes con 7 temas que, de una manera u otra, enlazaban con el contenido y con la esencia de Revista Atticus, deseando a la publicación larga vida y que pueda seguir poniendo su granito de arena en este hermoso proyecto cultural que ahora ha visto nacer su cuarto número impreso.

Pasadas las 21 horas 30 minutos los asistentes fueron desfilando hasta las afueras del museo donde pudieron contemplar una brillante luz, radiante, gozosa de haberse sumado a esta nueva publicación. Muchos asistentes continuaron la charla camino de la última cita de la noche de la mano de otro gran amigo Atticus de los que tanto alaba Luis José Cuadrado Gutiérrez, editor de la revista. Se trata de Willy Raposo al frente de su Hotel Enara que nos tenía guardada la última sorpresa de la noche. Un brindis por una larga vida al proyecto cultural Revista Atticus. ¡Salud, Feliz Año y, entre todos, pongamos de moda Revista Atticus difundiendo la cultura!

Revista Atticus

Fotos: Chuchi Guerra e Isabel Herrero

 

 

 

 

 

 

 

 


Marcador

Fichero archivado: General

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!