Archivo para octubre, 2013

Palmarés de la 58 edición de la SEMINCI

 

Premiados en la 58 SEMINCI en la Gala de clausura.

Premiados en la 58 SEMINCI en la Gala de clausura.

Han pasado ya unos d√≠as, ya se recogi√≥ toda la parafernalia del montaje como sala de prensa en la Sala de los Espejos del Teatro Calder√≥n. Ya se apag√≥ el sonido seco de los pataleos de parte de los medios asistentes como muestra de disconformidad con el fallo emitido en la lectura del palmar√©s de la 58 Semana Internacional de Cine de Valladolid (sobre todo por la pel√≠cula La reconstrucci√≥n que se alz√≥ con el galard√≥n del premio de la Critica ‚ÄďJurado Internacional de la Prensa Cinematogr√°fica, FIPRESCI-). La cabeza se van despoblando de im√°genes; el cerebro se queda con algunas que constituyen un buen recuerdo.

Cuando me preguntan que qu√© tal la SEMINCI mi respuesta, de manera global, es que magnifica. Vayamos por partes para ahondar en este calificativo y pormenorizar lo que ha supuesto para mi afrontar la SEMINCI con un juicio cr√≠tico, con la dificultad que supone el emitir una valoraci√≥n, breve, concisa, en apenas unos minutos y tras haber visto en el mismo d√≠a hasta cuatro pel√≠culas ‚Äďjunto con otros tres, o cuatro cortos-; y en hacer labores de autentico cr√≠tico cinematogr√°fico al asistir al algunas de las ruedas de prensa posteriores a los pases. Vaya por delante que he contado con la colaboraci√≥n del fot√≥grafo Chuchi Guerra. Su c√°mara ha actuado, en muchas de las ocasiones, como llave para acceder a los directores o actores. Una foto junto a ellos, da para luego charlar un rato sobre su pel√≠cula. Magn√≠fico trabajo de Chuchi Guerra que plasmaremos en un especial.

Con el director Diederick Ebbinge, después de haberle dado un abrazo

Con el director Diederick Ebbinge, después de haberle dado un abrazo

Es dif√≠cil mantener cierta objetividad cuando te encuentras rodeado de profesionales que llevan muchos a√Īos desarrollando su labor como cr√≠ticos de cine. Muchas pel√≠culas tienen la virtud de emocionar. A m√≠ me emocionan. Por lo menos al d√≠a de hoy as√≠ sucede. Me sucedi√≥ con alg√ļn pasaje de Short Tern 12 de Destin Daniel Cretton, con Matterhorn de Diederick Ebbinge (al salir de la proyecci√≥n me dieron ganas de abrazarle; me contuve pero la foto constituir√° un buen recuerdo de este gran director, que espero d√© buenos frutos), por poner dos buenos ejemplos. El d√≠a que esto no me sucede, dejar√° de interesarme el cine. Quiero decir con esto, que noto que muchos cr√≠ticos ya no tienen esta emoci√≥n. Es como si estuvieran saturados de im√°genes y hayan perdido la capacidad de emocionarse. Van buscando tal o cual novedad en la forma de narrar o alg√ļn alarde t√©cnico. Pero cuando preguntas ¬Ņqu√© tal la pel√≠cula? No ves entusiasmo en sus ojos. Creo que es muy dif√≠cil encontrar algo nuevo bajo el sol. Y eso solo sucede de ciento en viento. Todo esto es l√≥gico. Cuanto m√°s conoces una cosa, m√°s la amas (o la repudias, que todo puede ser). Cuantas m√°s pel√≠culas ves, m√°s experto te vuelves y es m√°s f√°cil que pilles el truco al mago y descubras con m√°s facilidad alg√ļn error en el gui√≥n.

Dejando estas cuestiones al margen vayamos con el palmar√©s. En la pasada edici√≥n destacaron dos obras brillantes, y as√≠ permanecen en mi memoria. Por un lado Les Cheveaux de Dieu pel√≠cula dirigida por Nabil Ayouch y que consigui√≥ la Espiga de Oro al Mejor Largometraje. Por cierto siendo una pel√≠cula marroqu√≠ y siendo Marruecos el pa√≠s invitado, bien se pod√≠a a ver proyectado esta interesante cinta. Y por otro lado, De rouille et d’os de Jacques Audiard. Audiard ‚Äďqui√©n acudi√≥ a recoger la Espiga de Honor- gan√≥ el Premio al Mejor Director. En esta ocasi√≥n confieso que dos de las que han ganado alg√ļn premio no las pude ver. Se trata de Tokyo kazoku de Y√īji Yamada y Papusza de Joanna Kos-Krauze y Krzystof Krauze. Cuando las vea opinar√©. De la 58 edici√≥n hay tres cintas que recomiendo. Matterhorn de Diederick Ebbinge de la cual dije en su momento: ¬ęUna propuesta muy original con un s√≥lido guion que se presta a diferentes lecturas pues no trata solo un tema. La llegada de Theo, una persona que se comporta de un modo extra√Īo, pone en alerta a todo un pueblo. Fred, un hombre met√≥dico, rutinario, acoge a Theo. Esto cambiar√° su vida y la manera con la que se relacionar√° con sus vecinos que no ven de buen agrado la relaci√≥n que mantiene con el ¬ęintruso¬Ľ. Someramente este es el argumento, pero esta magn√≠fica cinta da para mucho m√°s. La religi√≥n, los nuevos modelos de familia o la reivindicaci√≥n del orgullo gay solo son algunos de los temas que trata. Pero fundamentalmente es una pel√≠cula sobre la liberaci√≥n, sobre esa b√ļsqueda que todos emprendemos en el momento en que crecemos y salimos del cascar√≥n. Es el primer largometraje de Diederick Ebbinge que ven√≠a desarrollando la faceta de actor y que ahora ha dado el salto a la direcci√≥n. La banda sonora son composiciones de Johan Sebastian Bach. En palabras de su director se trata de una pel√≠cula que no juzga el papel de la religi√≥n sino que va en contra de cualquier fundamentalismo. Ha dejado muy buen sabor de boca¬Ľ. Al final recibi√≥ un premio, que para muchos ser√° de consolaci√≥n, pero que a buen seguro le habr√° sabido a gloria a Ebbinge, el Premio Pilar Mir√≥ al Mejor Nuevo Director.

Con √Āngel Comas, gran comentarista y gran amigo con el que cada d√≠a aprendo algo

Con √Āngel Comas, gran comentarista y gran amigo con el que cada d√≠a aprendo algo

Run and Jump de Steph Green. Mis palabras tras su proyecci√≥n: ¬ęSi hubiera que sintetizar al m√°ximo, pod√≠amos decir que estamos ante tres personajes. Por un lado un cerebral sic√≥logo estadounidense, Ted Fielding, que acude a la familia Casey porque el marido ha sufrido un ictus. Ted solo responde a sus propios sentimientos acudiendo al manual y lo veo todo a trav√©s de la c√°mara. Por otro lado, un descerebrado Conor ya no puede controlar sus sentimientos. Solo parece responder ante los primarios y ante los animales porque esto no le crea ning√ļn conflicto. Y por otro lado Vanetia, la esposa y la madre. Una mujer llena de optimismo a pesar de lo que se le ha venido encima. Es la que conjuga el cerebro con el coraz√≥n. Y es la que padece y disfruta con sus sentimientos. Tratar√° de sacar a la familia adelante. Por esa raz√≥n Ted est√° presente en la familia, conviviendo con ella, porque est√° haciendo un estudio para publicarlo posteriormente. Es inc√≥moda su presencia, sopes√°ndolo todo lo que rodea a Conor, pero les proporcionar√° interesantes r√©ditos. Run and Jump es una gran pel√≠cula que trata sobre el poder de la aceptaci√≥n. Soporta el peso la actriz que interpreta a Vanetia, que contagia optimismo ante tanta adversidad, porque la pel√≠cula cuenta alguna cosa m√°s que no conviene desvelar. As√≠ que, les recomiendo que no se pierdan esta √≥pera prima de Step Green. Puede obtener alg√ļn premio¬Ľ. S√≠, al final obtuvo la Espiga de Plata.

Short Tern 12 de Destin Daniel Cretton. ¬ęDesde el mismo momento en que nacemos, nos gusta que nos cuenten historias. De ah√≠ que los chistes, peque√Īa historias de humor, nos encante. Tambi√©n nos gusta que nos quieran, que nos contemplen, que nos muestren el cari√Īo que siente hac√≠an nosotros la familia, los amigos, la pareja. De eso es de lo que trata Short Term 12 la primera pel√≠cula del director hawaiano Destin Daniel Cretton. Son historia que se esconden detr√°s de cada una de las vidas atormentadas de estos j√≥venes que se tienen que refugiar en una especie de centro o casa de acogida en la que solo pueden estar hasta que cumplan los 18 a√Īos. Grace (Brie Larson), una joven de veintipocos a√Īos, es una de las personas que tratan de ayudar a estos j√≥venes. Y no lo hace desde los estudios sino desde la propia experiencia, desde el dolor m√°s profundo de su ser que a pesar de su juventud ya tiene mucha historia que contar. Grace recordar√° su pasado al contactar con una de las j√≥venes que acude al centro. Un pasado que estaba aletargado y que ahora sale a la superficie al verse reflejado ese esa nueva inquilina. Gracias a ese humor, en forma de chistes, es como son capaces de poder sobrellevar tanto dolor, tanto desarraigo, tanto desamor. Esa es la propia terapia que se aplica la joven protagonista junto a su novio Mason (John Gallager Jr.), tambi√©n terapeuta. Pero es a ella a la que vemos en casi todos los planos y la que sostiene todo el peso de la pel√≠cula. Short Term 12 se sustenta en un s√≥lido guion; nos va proporcionando la informaci√≥n poco a poco y que da como resultado una pel√≠cula que te mantiene atento durante todo el metraje por su perfecto tempo. No le sobra nada, ni tampoco echo en falta m√°s. Lo tiene todo. As√≠ que no es de extra√Īar que esta historia de historias (terribles) salga del certamen con algo m√°s que el aplauso del p√ļblico. Short Term 12 tiene la virtud de llegar al alma de espectador, de empatizar con √©l y a la vez de insuflarle un poco de esperanza, en esta maltrecha sociedad, gracias a esas peque√Īas dosis de humor tan necesarias en nuestros d√≠as¬Ľ. Es lo que coment√© de ella. Ha recibido uno de los premios mejor considerado: el del P√ļblico, que al final es que llena las salas de nuestros maltrechos cines.

Tambi√©n me gustaron otras propuestas que han quedado sin premio y que merec√≠an al m√°s. Omar o Metro Manila. Omar es la historia de un palestino que tiene que saltar un muro (y no es una cuesti√≥n metaf√≥rica) para poder ver a su amor y que se desarrolla en los territorios ocupados. Y Metro Manila que cuenta una historia terrible, bien perge√Īada, sobre las miserias, sobre la ambici√≥n humana, y el sobrevivir en el d√≠a a d√≠a en condiciones infrahumanas. Ambas merecieron alg√ļn reconocimiento. Dos cintas recomendables son Wajma y Malak. Ambas tratan el mismo tema aunque se centran en diferentes aspectos. De Wajma (An afghan love story) opin√© lo siguiente: ¬ęEmpiezo fuerte la SEMINCI. Wajma es una joven afgana que conoce a un joven con el que establece una relaci√≥n. Son los t√≠picos novios que pasean‚Ķ ¬°No! En Afganist√°n unos novios no pueden pasear su amor. Se convierten en el blanco de la mirada de la gente. Pero como a cualquier novio les pica ‚Äúla cosa‚ÄĚ. Y el chico se convierte en don erre que erre y no parar√° hasta conseguir satisfacer uno de sus deseos m√°s primarios. Pero los actos tienen sus consecuencias y esas consecuencias salpicar√°n a toda la familia. El deshonor har√° que el padre se vuelva loco y la emprenda a golpes con todo el que se cruce con √©l. Los castigos f√≠sicos llevan al borde de la desesperaci√≥n a Wajma. Su padre sopesa las posibles soluciones. Sea cual sea el arreglo eso no solucionar√° el tremendo retroceso en el que est√° sumergido la sociedad afgana. Anclada en el pasado las mujeres siguen teniendo las de perder. El qu√© dir√°n esta tanto o mas presente en este film que el propio paisaje afgano. Rodada en Kabul en pleno invierno, con sus calles embarradas de nieve, con sus monta√Īas blancas que constituyen el paisaje que insufla aire a la joven Wajma (y ya de paso a nosotros mismos). Nos despedimos de Kabul desde el aire descubriendo la majestuosidad de un pa√≠s que restringe las libertades m√°s elementales del ser humano. Gran realismo casi rozando el documental. Ese es uno de sus mejores logros: el verismo. Nota elevada para esta pel√≠cula franco afgana con la que abro la SEMINCI¬Ľ. Recibi√≥ el Primer Premio de Largometraje en la secci√≥n Punto de encuentro. Y de Malak: ¬ęDel director marroqu√≠ Abdeslam Kelai. Malak es una joven marroqu√≠ de diecisiete a√Īos que se queda embarazada de lo que ella cre√≠a que era su novio, un t√≠o de treinta a√Īos. Al enterarse de su embarazo primero se desentiende diciendo que no es suyo, para segundo echarla del coche llam√°ndola guarra. Esta es una historia basada en hechos reales y que hemos visto en la SEMINCI en un par de pel√≠culas y en un corto. A pesar de ello, es una situaci√≥n (en palabras del propio director) de la que no se habla. Es un tab√ļ. No es de extra√Īar que el aborto sea un tema tremendo en la sociedad marroqu√≠. Estas mujeres son repudiadas por sus propias familias (en Malak, el hermano es cruel, es el que echa a Malak de su casa, ya que su padre no es tan extremista); tienen que ¬ęesconderse¬Ľ por espacio de seis o siete meses para parir en la clandestinidad aquellas que opten por esta opci√≥n; y, por √ļltimo, algunas de ellas se tiene que reconstruir el himen para recuperar ¬ęel honor¬Ľ. Pero Kelai va un poquito m√°s all√° y nos muestra un submundo que est√° all√≠ presente en el instante en que sales al extrarradio, y en el momento en que deambulas convirti√©ndose en un sin techo, en un ser invisible para la sociedad. Una sociedad donde la tradici√≥n y religi√≥n est√°n muy presentes en Marruecos y me imagino que no ser√° f√°cil afrontar este tema. Muy cuidada la fotograf√≠a. Una gran pel√≠cula que pone en alza ese buen apartado que se llama Punto de encuentro¬Ľ.

Uno de los premios abucheados fue el del Mejor Director de Fotograf√≠a. Recay√≥ en Night Moves. El sentir general era que c√≥mo se pod√≠a llevar ese premio una pel√≠cula que no se ve√≠a nada. Me remito al comentario que hice que para m√≠, en estos momentos, tienen un gran valor. ¬ęEl ochenta por cierto de las im√°genes de esta pel√≠cula est√°n rodadas en penumbra, sin apenas luz natural. Unas veces la luz proviene de una linterna, otras de una vela, alguna de los reflejos de la luna en el agua y otras de los faros de los coches. Asistimos casi sin ver nada como van desarrollando las acciones de este peque√Īo grupo de conciencias con las causas ambientales. Pero todo estalla cuando las consecuencias de sus actos (la voladura de una presa) van m√°s all√° de la destrucci√≥n material. Sus conciencias se remueven y el miedo les hace dar un paso m√°s. Sobre todo al joven que interpreta Jesse. Un comprometido ecologista que trabaja en una cooperativa agr√≠cola ecol√≥gica que mira por el medio ambiente pero que sin embargo demostrara ese lado oscuro del ser humano. El t√≠tulo lo dice todo. Su traducci√≥n al espa√Īol ser√≠a algo as√≠ como nocturnidad. Una pel√≠cula donde la fotograf√≠a tiene un peso important√≠simo, no porque te quedes embelesado con los paisajes, sino por la maestr√≠a que demuestra al rodar con apenas luz (hay alguna secuencia en la que apenas es una mancha en la pantalla) creando una atm√≥sfera propia para el desarrollo de la historia¬Ľ. Acert√© de pleno. Pero a los cr√≠ticos (de manera general) no les gust√≥.

Exponiendo mi punto de vista al equipo de La reconstrucción, a la derecha Juan Taratuto

Exponiendo mi punto de vista al equipo de La reconstrucción, a la derecha Juan Taratuto

Me gustaría cerrar el apartado de los largometrajes con la película La reconstrucción de Juan Taratuto. En la lectura del palmarés del sábado 26 recibió muchos pataleos. El presidente del jurado, Furio Fossati, justificó la elección con algo así como rodada en duras condiciones (en Ushuaia) y que narra las vicisitudes de una persona… y no me acuerdo qué más dijo, pero que sonó a eso, a justificación de una decisión no compartida con buena parte de la crítica. La reconstrucción no es una mala película. Tiene un par de detalles muy buenos y cuenta con una interpretación soberbia de Diego Peretti. Pero su final es precipitado -circunstancia similar sucede en la película La por (El miedo) del director Jordi Cadena- lastrando el resultado.

Quiero hacer una rese√Īa especial para el apartado de los cortometrajes. Los cr√≠ticos no siempre dedican un espacio a estas cuidadas y pulcras creaciones. Constituyen la mejor carta de presentaci√≥n posible para los nuevos realizadores. Son un experimento vital. Empezar a ver, por poner un ejemplo, el Nadador de Dani de la Orden, sabes que est√°s ante un buen producto desde las primeras im√°genes. Cuenta una tierna historia de adolescentes. Podr√° ganar o no ganar premios, pero es un producto bien realizado y resuelto con solvencia. Sali√≥ adelante con la financiaci√≥n a trav√©s de la red. Y su director tiene futuro. Pero‚Ķ como tantos y tantos otros noveles realizadores. No estamos en un momento boyante econ√≥mico y sin embargo lo estamos en cuanto a ideas, en cuanto a proyectos y realizaciones. Lo visto en este festival es de un alto nivel. Ha habido cotos de animaci√≥n (simples dibujos que cobran vida), con figuras (peque√Īos mu√Īecos) y tambi√©n ha habido cortos de ficci√≥n con personajes reales. As√≠ es como descubrimos una terrible historia en Corto Cold Warrior (Guerrera fr√≠a): ¬ęUn corto muy correcto en su forma y planteamiento que nos plantea una terrible cuesti√≥n pocas veces puesta sobre la mesa: los abusos sexuales a j√≥venes gimnastas rumanas en la d√©cada de los a√Īos 70 y 80 con el fin de dejarlas embarazas para luego abortar y as√≠ obtener una raci√≥n suplementaria de hormonas salt√°ndose todo posible control anti dopaje. Lo mejor: los lloros del entrenador mientras violaba a la joven protagonistas. Era su deber como entrenador, ya que era la √ļnica manera de obtener la excelencia en su rendimiento y alzarse con el puesto de honor. Terrible. Y destacable tambi√©n una escena muy est√©tica, bella, de la joven dando una pirueta por el aire a c√°mara lenta¬Ľ. Al final obtuvo una menci√≥n especial en la secci√≥n de Cortometrajes de Punto de Encuentro.

Rodolfo Sancho en la Gala de clausura

Rodolfo Sancho en la Gala de clausura

En la Secci√≥n Oficial de Cortometrajes se lleva la Espiga de Oro Boles de Spela Cadez: ¬ęEs un corto de animaci√≥n. Trata de la inspiraci√≥n de un escritor. Conoce a una chica, vecina suya, que le pide que le escriba una carta a un novio que parti√≥ y‚Ķ tambi√©n que escriba la supuesta contestaci√≥n de √©ste. Todo est√° en su cabeza. Muy ingenioso. Muchos aplausos.¬Ľ La Espiga de Plata fue para Subconscious Password deChris Landreth¬† y un merecido The Missing Scarf de Eoin Duffy recibi√≥ el Premio Mejor Cortometraje Europeo. Se quedaron sin¬† premio Nadador (mencionado anteriormente) y una interesante propuesta marroqu√≠ Al Hadaf (El objetivo): ¬ęDicen que un buen microrrelato es aquel que una vez le√≠do te incita a volver a leer lo que est√° escrito porque, de una manera u otra, te ha sorprendido. Vuelves a leerlo para encajar sus piezas. Es lo que me ha pasado con Al Hadaf. La acci√≥n nos va dando una serie de pistas para que pienses en una cosa y luego, al final, resulta otra muy distinta. Solo voy a decir que un joven marroqu√≠, Tarik, est√° maquinando una determinada acci√≥n que culminar√° logrando su objetivo que no es el mismo que el espectador ha pensado (en la mayor√≠a de los casos).¬Ľ Personalmente ambos cortos me gustaron mucho.

Habrá que esperar al día 22 de noviembre para ver en nuestras salas Tokyo kazoku. No dejen de ver Matterhorn, ni tampoco Short Tern 12, ni mucho menos Run and Jump, y fórmense su opinión viendo La reconstrucción y así sabrán de qué hablamos cuando hablamos de cine y sus premios, pero sobre todo: ¡no dejen de ir al cine! Nos vemos en las salas.

Puedes consultar el palmarés completo en la página de la SEMINCI

http://www.seminci.es/palmares.php

 

Todas las fotos son de Chuchi Guerra

Chuchi Guerra

Luisjo Cuadrado

 

 

 

 

Marcador

La SEMINCI por Chuchi Guerra y Luisjo. Matterhorn y La reconstrucción

√öltima sesi√≥n con la puesta en escena de las dos pel√≠culas que faltaban de proyectar dentro de la secci√≥n oficial. Ma√Īana s√°bado continua la programaci√≥n y cerrar√° el festival la proyecci√≥n del la pel√≠cula Walesa, la esperanza de un pueblo.

Canis

Espa√Īola.

CANIS-01

Una manada de perros salvajes tiene cercada la vivienda de Teo. Hay que sobrevivir y se las tiene que ingeniar como sea. Una cuesti√≥n de supervivencia. Cine de animaci√≥n con mu√Īecos, rodada en blanco y negro. Sin di√°logos.

Matterhorn

Países Bajos.

Del director Diederick Ebbinge.

¬ęEs f√°cil. Solo hay que saber tocar las teclas adecuadas en el momento adecuado¬Ľ

 Matterhorn (2013)

Una propuesta muy original con un s√≥lido guion que se presta a diferentes lecturas pues no trata solo un tema. La llegada de Theo, una persona que se comporta de un modo extra√Īo, pone en alerta a todo un pueblo. Fred, un hombre met√≥dico, rutinario, acoge a Theo. Esto cambiar√° su vida y la manera con la que se relacionar√° con sus vecinos que no ven de buen agrado la relaci√≥n que mantiene con el ¬ęintruso¬Ľ. Someramente este es el argumento, pero esta magn√≠fica cinta da para mucho m√°s. La religi√≥n, los nuevos modelos de familia o la reivindicaci√≥n del orgullo gay solo son algunos de los temas que trata. Pero fundamentalmente es una pel√≠cula sobre la liberaci√≥n, sobre esa b√ļsqueda que todos emprendemos en el momento en que crecemos y salimos del cascar√≥n. Es el primer largometraje de Diederick Ebbinge que ven√≠a desarrollando la faceta de actor y que ahora ha dado el salto a la direcci√≥n.

La banda sonora son composiciones de Johan Sebastian Bach. En palabras de su director se trata de una película que no juzga el papel de la religión sino que va en contra de cualquier fundamentalismo. Ha dejado muy buen sabor de boca.

Con el director Diederick Ebbinge

Con el director Diederick Ebbinge. Foto: Chuchi Guerra

De wake (La vigilia)

Bélgica.

WDe Wake still14

Lo que más me ha gustado de este corto es su estética. Una animación muy cuidada (os dejo un fotograma). Pero el argumento pues como que no lo he pillado. Así que más me vale que dedique el tiempo a la siguiente película.

La reconstrucción

Argentina

Juan Taratuto

image014

Un trabajador, eficiente en su labor, pero muy hura√Īo en el trato, trabaja en la industria del petr√≥leo. Se tiene que desplazar hasta Ushuaia para reencontrarse con un viejo amigo. Su estancia all√≠ le cambiar√° su vida.

Su director anteriormente realizó No sois vos, soy yo con la que obtuvo un gran reconocimiento. En este caso, da un giro hacia el drama, pero con la intención de seguir con la comedia en sus próximas entregas.

Una buena interpretación (una vez más) de Diego Peretti. Desarrolla un papel de un hombre traumatizado, que no ha superado el dolor de perder a un ser querido. Destacaría un par de detalles de magnificas escenas. Pero el resultado, en su conjunto, no es del todo redondo.

Juan Taratuto con parte de su equipo de producción

En el cnetro Juan Taratuto con parte de su equipo de producción. Foto: Chuchi Guerra.

Walesa, la esperanza de un pueblo

Polonia

Andrzej Wajda

La SEMINCI se clausura con la proyecci√≥n de al pel√≠cula Walesa, la esperanza de un pueblo del director Andrezj Wajda. Con sus 87 a√Īos nos trae este biopic sobre el l√≠der polaco que lider√ßo un movimiento obrero en unos a√Īos dificil√≠simos. Fund√≥ Solidaridad y lleg√≥ a ser Presidente de Polonia de 1990 a 1995. En 1983 fue galardonado con el premio Nobel de la Paz. Premio que no pudo y a recoger por el miedo de no poder volver a entrar en su pa√≠s. En su lugar asisti√≥ su mujer y uno de sus seis hijos. Muy bien realizado con mezcla de algunas im√°genes reales con la ficci√≥n. Tal vez al ver ahora con el paso del tiempo estas im√°genes y recordad esos hechos hist√≥ricos se revaloriza su figura. Me imagino que como todos tendr√° su lado oscuro, pero en esta pel√≠cula se centra en su relaci√≥n familiar y en la resistencia que puso en los astilleros polacos y que trajo en jaque al gobierno comunista.

 Walesa

Ma√Īana publicaremos los ganadores. Aventuro algo. Pueden ganar Matterhorn, Run and Jump y Metro Manila. Tambi√©n gust√≥ mucho la japonesa Una familia de Tokyo (que me qued√© sin ver).

Chuchi Guerra

Luisjo Cuadrado

 

La SEMINCI por Chuchi Guerra y Luisjo. Run and Jump, Au Bout du Conte y Malak

Una nueva jornada, con nuevas caras ‚Äďen los invitados- y con los mismos rostros en las salas. Ya nos vamos conociendo todos. Hoy me espera un marat√≥n: cuatro pel√≠culas y cuatro cortometrajes. Y eso que dejo la sesi√≥n de la noche para poder escribir estas cuatro l√≠neas. Pero esto es la SEMINCI.

Cuatro especialistas cinematogr√°ficos a punto de hacer lo que mejor saben: ver cine. Foto: Chuchi Guerra

Cuatro especialistas cinematogr√°ficos a punto de hacer lo que mejor saben: ver cine. Foto: Chuchi Guerra

Nyuszi √©s √Ėz (Coneja y ciervo)

Hungría

W2_still

Muy interesante esta creaci√≥n. Con apenas unos trazos su director crea dos personajes. Son apenas unas l√≠neas, son personajes planos. Pero uno de ellos, el ciervo, se electrocuta y como consecuencia de ello adquiera la tercera dimensi√≥n. Tratar√° de que su compa√Īera tambi√©n la adquiera pero sin √©xito. Tendr√° que aprender a convivir con esta nueva circunstancia. Una delicia. Un buen pre√°mbulo para la pel√≠cula.

Run and Jump

De la diectora irlandesa Steph Green.

Irlanda/Alemania.

TEL_0141576_S_06_XX_big

Si hubiera que sintetizar al m√°ximo, pod√≠amos decir que estamos ante tres personajes. Por un lado un cerebral sic√≥logo estadounidense, Ted Fielding, que acude a la familia Casey porque el marido ha sufrido un ictus. Ted solo responde a sus propios sentimientos acudiendo al manual y lo veo todo a trav√©s de la c√°mara. Por otro lado, un descerebrado Conor ya no puede controlar sus sentimientos. Solo parece responder ante los primarios y ante los animales porque esto no le crea ning√ļn conflicto. Y por otro lado Vanetia, la esposa y la madre. Una mujer llena de optimismo a pesar de lo que se le ha venido encima. Es la que conjuga el cerebro con el coraz√≥n. Y es la que padece y disfruta con sus sentimientos. Tratar√° de sacar a la familia adelante. Por esa raz√≥n Ted est√° presente en la familia, conviviendo con ella, porque est√° haciendo un estudio para publicarlo posteriormente. Es inc√≥moda su presencia, sopes√°ndolo todo lo que rodea a Conor, pero les proporcionar√° interesantes r√©ditos.

Run and Jump es una gran pel√≠cula que trata sobre el poder de la aceptaci√≥n. Soporta el peso la actriz que interpreta a Vanetia, que contagia optimismo ante tanta adversidad, porque la pel√≠cula cuenta alguna cosa m√°s que no conviene desvelar. As√≠ que, les recomiendo que no se pierdan esta opera prima de Step Green. Puede obtener alg√ļn premio.

The Missing Scarf (La bufanda perdida)

Otro corto de animación narrado con maestría y simpatía. Un diálogo de una ardilla que busca su bufanda con toros animales.

Au Bout du Conte (Al final del cuento)

De la directora Agnés Jaoui.

 

“D√©jame a m√≠ que s√© lo que hay que hacer para despertar a una princesa”.

M√°xime (el lobo) en Au bout du conte

 tournage "un jour mes princes viendront"

La acción que sigue a estas palabras de uno de los protagonistas no lo voy a desvelar pero es un poco la clave de esta comedia francesa. Que tiene que ver con la sorpresa, con el gag audiovisual.

Ah, c√≥mo envidio a los franceses. Nunca cre√≠ que iba a manifestar esto p√ļblicamente. Tal vez alguna vez me arrepienta, pero solo lo digo en cuanto a la industria cinematogr√°fica. As√≠ que no se mosqueen mis amigos. De todos es sabido el cari√Īo que le dedican “los gabachos” a este producto. Y es ah√≠ donde radica mi sentimiento. No son pocas las pel√≠culas francesas que nos est√°n llegando a nuestras salas de nuestro pa√≠s vecino. As√≠ que algo bueno tendr√°n.

Es una comedia con alg√ļn momento ir√≥nico y llena de humor. De un humor l√ļcido (ah√≠ lo clavan los franceses) con di√°logos ingeniosos, llenos de miradas y gestos que acompa√Īan a sus frases. En ella poder ver una revisi√≥n de los cuentos tan cl√°sicos como Caperucita roja (eje central), Blancanieves, Cenicienta y la Bella durmiente, entre otros.

A lo largo de toda la semana son muchas las películas que afrontan el drama y sin embargo son pocas las comedias. Deja una muy buena sensación en el cuerpo esta comedia francesa.

Agnes Jaoui en la Seminci. Foto: Chuchi Guerra

Agnes Jaoui en la Seminci. Foto: Chuchi Guerra

Al Hadaf (El objetivo)

Marruecos.

Dicen que un buen microrrelato es aquel que una vez leído te incita a volver a leer lo que está escrito porque, de una manera u otra, te ha sorprendido. Vuelves a leerlo para encajar sus piezas. Es lo que me ha pasado con Al Hadaf. La acción nos va dando una serie de pistas para que pienses en una cosa y luego, al final, resulta otra muy distinta. Solo voy a decir que un joven marroquí, Tarik, está maquinando una determinada acción que culminará logrando su objetivo que no es el mismo que el espectado ha pensado (en la mayoría de los casos).

Zero

Nour-Eddine Lakhman

Marruecos

WZero-5

Younès-Bouab

Younès-Bouab en la Seminci. Foto: Chuchi Guerra

Un thriller con un polic√≠a que se enfrenta a la corrupci√≥n desde la corrupci√≥n propia. Pero est√° marcado (es un Zero) y no tiene ning√ļn futuro por m√°s que se empe√Īe en ir de por libre. He tenido la sensaci√≥n de estar viendo una pel√≠cula de esas que se denominan serie B y que echan la mayor√≠a de los fines de semana en la sobremesa de cualquiera de nuestras cadenas. Alguna cosita se puede salvar como esa m√ļsica recurrente que sale de un clarinete que me recuerda a alguna serie m√≠tica de polic√≠as. Pero en Zero todo es previsible y todo est√° m√°s que visto. Un ejemplo el polic√≠a Zero tiene un padre que a pesar de estar en sillas de ruedas le hace la vida imposible, pero es el que le cuida. Luego sale a las calles a descargar tanta tensi√≥n. Esto lo hemos visto muchas veces. Una de ellas (parece casi calcado, en polic√≠a malo de Crash, 2004 Paul Haggis). Tambi√©n se salva la actuaci√≥n de su protagonista. Adem√°s no es tan fiero como le pintan tras haberle visto por nuestra ciudad.

The pamplemousse (El pomelo)

Canada.

Un corto muy gracioso que combina imagen real con alguna recreaci√≥n animada. Con una peque√Īa historia con dos personajes que se cruzan en el camino. Brillante.

 Wmalak-cartel

Malak

Del director marroquí Abdeslam Kelai.

Malak es una joven marroqu√≠ de diecisiete a√Īos que se queda embarazada de lo que ella cre√≠a que era su novio, un t√≠o de treinta a√Īos. Al enterarse de su embarazo primero se desentiende diciendo que no es suyo, para segundo echarla del coche llam√°ndola guarra. Esta es una historia basada en hechos reales y que hemos visto en la SEMINCI en un par de pel√≠culas y en un corto. A pesar de ello, es una situaci√≥n (en palabras del propio director) de la que no se habla. Es un tab√ļ. No es de extra√Īar que el aborto sea un tema tremendo en la sociedad marroqu√≠. Estas mujeres son repudiadas por sus propias familias (en Malak, el hermano es cruel, es el que echa a Malak de su casa, ya que su padre no es tan extremista); tienen que ¬ęesconderse¬Ľ por espacio de seis o siete meses para parir en la clandestinidad aquellas que opten por esta opci√≥n; y, por √ļltimo, algunas de ellas se tiene que reconstruir el himen para recuperar ¬ęel honor¬Ľ. Pero Kelai va un poquito m√°s all√° y nos muestra un submundo que est√° all√≠ presente en el instante en que sales al extrarradio, y en el momento en que deambulas convirti√©ndose en un sin techo, en un ser invisible para la sociedad. Una sociedad donde la tradici√≥n y religi√≥n est√°n muy presentes en Marruecos y me imagino que no ser√° f√°cil afrontar este tema. Muy cuidada la fotograf√≠a. Una gran pel√≠cula que pone en alza ese buen apartado que se llama Punto de encuentro.

Chuchi Guerra

Luisjo Cuadrado

La SEMINCI por Chuchi Guerra y Luisjo. Metro Manila y Omar

Hoy ya he asistido a la sesi√≥n de ma√Īana y de tarde. Por la ma√Īana Metro Manila y I’m the same I’m an other y por la tarde la esperada Omar.

W21

Boles

Eslovenia/Alemania

Es un corto de animación. Trata de la inspiración de un escritor. Conoce a una chica, vecina suya, que le pide que le escriba una carta a un novio que partió y… también que escriba la supuesta contestación de éste. Todo está en su cabeza. Muy ingenioso. Muchos aplausos.

 

Metro Manila

Poster 700x1000 AFDel realizador brit√°nico Sean Ellis.
El argumento tiene que ver con la dejaci√≥n de funciones de un Estado. Vamos a ver como me explico. Si nuestro protagonista granjero, al recoger la cosecha de arroz de las tierras que cultiva, obtiene el precio justo por el grano, podr√≠a as√≠ comprar la simiente para la pr√≥xima cosecha. De esta manera, con un control, no hubiera tenido que emigrar a los suburbios de Manila. El matrimonio con sus dos cr√≠os de corta edad son presa de ca√Ī√≥n. Parecen llevar un letrero que dicen somos gente honrada. Y pobres. Y eso parece ser una licencia para emprender con ellos todo tipo de desmanes. La jungla no permite otra cosa. O devoras o te comen. Mientras el Estado, asiste dejando que el orden se establezca de mondo natural. √ďsease que o bien mira para otro lado o simplemente no hace nada. Cuando la vida empieza a sonre√≠r a nuestra familia pronto se descubrir√° que tanta bondad tiene truco. El director ha recreado un ambiente s√≥rdido en un mundo lleno de corrupci√≥n con una poderosa historia. Un atractivo thriller que ha gustado a la mayor√≠a de los asistentes al Teatro Calder√≥n. Atento a los t√≠tulos de cr√©dito que cierran con un gran tema musical. Si en Short Term 12 habl√© de contar chistes para sobrellevar el drama, curiosamente en esta cinta y tambi√©n en la de Omar los chistes tienen sus minutos de gloria.

WSean Ellis (1)

El director Sean Ellis a su paso por la SEMINCI. Foto Chuchi Guerra.

 

Sean Ellis en la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Sean Ellis en la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

L’Aurore boréale

Francia.

Un corto que narra una historia con una relación de un padre y su hija que la va a buscar en la madrugada para que vea una aurora boreal (en el norte de Francia). Muy gracioso. Bien planteado y mejore resuelto.


I’m the same, I’m aun other (Soy el mismo, soy otro)
De la directora Caroline Strubbe.

Witsiao_14

Propuesta creativa. Es lo que podemos denominar un claro ejemplo de cine de autor. Otra cosa es que el resultado satisfaga. Un folio bien escrito no augura una buena novela. Ni una buena escena augura una buena pel√≠cula. En esta pel√≠cula encontramos m√°s de uno de esos folios. El resultado global no es una buena novela, ni tan siquiera un buen relato. Si acaso nos encontramos con unas cuantas buenas poes√≠as en forma de primeros planos o peque√Īos detalles magistrales (como esa urbanizaci√≥n desoladora fuera de temporada); y silencio, muchos silencios. Hasta una voz en off trata de justificarlos. Todo es ambiguo para que el espectador se cree su propia historia. Pero tambi√©n lo remata mal dando explicaci√≥n como si no hubi√©ramos entendido nada. Se salva la magn√≠fica actuaci√≥n de la peque√Īa que interpreta Tess. Soberbia. Pero ella sola no ha podido salvar la pel√≠cula. Ha recibido un merecido pataleo.

 

Caroline Strubbe a su paso por la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Caroline Strubbe a su paso por la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Houses with Small Windowns (Casa con peque√Īas ventanas)

Bélgica.

Corto que lo pone en la línea de la película Wajma que se proyectó en los días anteriores. La ancestrales tradiciones que tienen que ver con lo que es el honor y el deshonor para una familias que se ven enfrentadas por que uno de sus miembros ha tenido una relación con una mujer casada.

 WHouses_set_3

Omar

Palestina/Emiratos √Ārabes. Del director Hany Abu-Assad

WOMAR-Photo2-LeemLubany_AdamBakriOmar cuenta una historia desde el punto de vista de un palestino. El d√≠a a d√≠a, el c√≥mo tiene que saltar un muro de casi cinco metros de altura cada vez que tiene que ir a ver a su novia Nadia sorteando las balas. O como el ejercito israel√≠ se mofa de los j√≥venes y como les persiguen sin descanso. Es la guerra. Y con eso est√° dicho todo. Omar y su amigo Amjad, est√°n a las √≥rdenes de su otro de la infancia, Tarek. Juntos traman un atentado contra el ej√©rcito israel√≠. Una de las grandes armas que maneja este poderoso ej√©rcito es la ciza√Īa. O dicho de otra manera el espionaje. Y as√≠ Omar es detenido y puesto en libertad y con ello consiguen que sus propios compatriotas duden de si les ha delatado o no. A esto hay que unir el brillante juego de traiciones y sospechas que forman este peque√Īo grupo.

WOMAR-Photo5

El director palestino Hany Abu-Assad ya toc√≥ este tema en su anterior galardonada pel√≠cula Paradise Now. Im√°genes poderosas, gui√≥n intrincado y gran actuaci√≥n sobre todo del protagonista Omar, son tres pilares en los que se sustentan su nueva cinta. No es de extra√Īar que obtuviera un premio en una de las secciones del festival de Cannes. Muy recomendable.

Otras de las actividades paralelas en la SEMINCI son sus clases abiertas. Ayer tocó José Sacristán. Hoy ha sido el turno de Javier Corcuera.

Javier Corcuera con Javier √Āngulo

Javier Corcuera con Javier √Āngulo

Chuchi Guerra

Luisjo Cuadrado


 

 

 

La SEMINCI por Chuchi Guerra y Luisjo. Marina y La por

Hoy ha sido el día de la entrega de las Espigas de Honor para Concha Velasco y José Sacristán.

 

Concha Velasco y José Sacristán

Concha Velasco y José Sacristán

Concha Velasco

Concha Velasco

Concha Velasco y José Sacristán recibiendo la Espiga de Honor de la SEMINCI

Concha Velasco y José Sacristán recibiendo la Espiga de Honor de la SEMINCI

Marina

Del director Stijn Coninx (obtuvo la Espiga de Plata de la 37 edición de la SEMINCI)

Wmarinastills_ALL_000061Retrata la vida de una familia de emigrantes italianos, de Calabria, que tiene que partir en un momento que en B√©lgica se necesitaba mucha mano de obra para las minas en la provincia de Limburgo. Rocco Granata es apenas un adolescente cuando llega a los Pa√≠ses Bajos. Tras diez a√Īos de estancia se ha adaptado a la cultura y se ha aprendido el flamenco, pero sigue estando considerado como un paria, como un extranjero. No est√° dispuesto a aguantar eso toda su vida. No quiere cambiar su salud por dinero, no quiere renunciar a sus sue√Īos y esos pasan por dedicarse a lo que m√°s le gusta: tocar el acorde√≥n. Su padre, Salvatore, sufre porque no quiere que su hijo de la nota, no soporta que sea objeto de las miradas del pueblo donde residen. Cree que les debe todo por el trabajo que le dieron en su d√≠a. No se atreve a levantar la voz. Rocco sigue luchando, malviviendo, enfrent√°ndose a su padre, por seguir con la m√ļsica. Una joven aparecer√° en su vida. Pero los italianitos son considerados, poco menos, como gitanos. Y esa relaci√≥n se convierte en furtiva. Al final la joven le inspirar√° uno de sus temas m√°s conocidos, Marina.

WMarinastills_ALL_000075

Esta película seguro que va a ser un bombazo en Italia. Sobre todo para aquellos que tuvieron que emigrar y se vean reflejados en la cinta. Pero también para el resto porque este tema de la inmigración está muy presenta en la sociedad italiana en particular y en la europea en general. Cercanos están los trágicos sucesos de Lampedusa. La victoria de Marina, es la victoria de la gente humilde, de esos inmigrantes que trabajaron duro y ayudaron a enriquecerse a una nación. Al final la cinta peca un poquito de sensiblera. Pero es una pega menor. Muy agradable de ver y de escuchar.

 

La por (El miedo)

Del director Jordi Cadena.

WLa_por_1920

La por (El miedo) constituye un plato fuerte. No es apta para todos los p√ļblicos. La por narra un d√≠a de la vida de una familia acomodada, tirando a corriente. Manel (Igor Szpakowski) se despierta despu√©s de otra noche m√°s de terror. Est√° viendo como la vida de su madre (Alicia Falco) se consume. Su misi√≥n parece ser la de protegerlas, tanto a ella, como a su hermana peque√Īa Coral de apenas siete a√Īos. Pero Manel est√° atenazado por el miedo hasta el punto de revolverse el estomago en una clase de gen√©tica.

Rodada de forma impecable, los primeros minutos es todo un alarde. Sin apenas una voz todo se centra en las miradas, en los gestos, en los silencios y en los distintos sonidos que la mayor√≠a de las veces pasan desapercibidos. As√≠ olimos el taconeo de unos zapatos, el sonido de una meada al caer en esa agua que se queda en el inodoro, el abrir y cerrar una puerta. Todo de una forma sutil y muy brillante. Nos mete en harina, nos crea una tremenda tensi√≥n. Pero el resultado no puede ser m√°s fallido en sus √ļltimos minutos finales. Lo que antes hab√≠a sido maestr√≠a ahora, incomprensiblemente, se vuelve torpeza. Voy a poner un s√≠mil que no s√© s√≠ ser√° el m√°s acertado. Es como si un excelente medico est√° operando y abre con gran pericia el abdomen de su paciente. Una vez saneado las entra√Īas va cerrando las heridas abiertas con una fina sutura y en la ultima, zas, deja un costur√≥n tremendo (por no decir que se te muere el paciente, que no es el caso). Pues es lo que pasa con La por que en los √ļltimos minutos su director malogra toda la excelente tarea realizada en los minutos anteriores. Hab√≠a o√≠do maravillas de esta pel√≠cula y me la hab√≠an recomendado. Sal√≠ decepcionado por lo que promet√≠a. Una pena. Eso s√≠ gran trabajo de Igor Szpakowski y alg√ļn detalle de mucha calidad.

 

Igor Szpakowski en la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Igor Szpakowski en la SEMINCI. Foto: Chuchi Guerra

Chuchi Guerra

Luisjo Cuadrado

 Page 1 of 2  1  2 »
Get Adobe Flash player