Archivo para agosto, 2013

Una casa en Córcega

El legado de la abuela

La mejor herencia que se le puede dar a un ni√Īo para que pueda hacer su propio camino, es permitir que camine por s√≠ mismo.

Isadora Duncan

WCartel_A4_UNA_CASAFicha

Película: Una casa en Córcega.

Título original: Au cul du loup.

Interpretación: Christelle Cornil, François Vincentelli, Jean-Jacques Rausin, Pierre Nisse.

Dirección y guion: Pierre Duculot.

Pa√≠ses: Francia y B√©lgica. A√Īo: 2011.

Duración: 82 min. Género: Drama.

Producción: Denis Delcampe. Fotografía: Hichame Alaouie.

Montaje: Virgine Messiaen y Susana Rossberg.

Dirección artística: Françoise Joset. Vestuario: Gaetane Paulus.

Distribuidora: Surtsey Films.

Estreno en Francia: 22 Agosto 2012. Estreno en Espa√Īa: 14 Agosto 2013.

Sinopsis

Christina, una joven de treinta a√Īos, trabaja como camarera y tiene una vida aburrida junto a su novio Marco. Cuando la abuela de Christina muere, le deja su casa en C√≥rcega. Nadie parece saber c√≥mo o cu√°ndo la anciana compr√≥ la casa. Su familia y su novio tratan de convencerla para que la venda, pero ella se niega. Christina quiere entender por qu√© su abuela quer√≠a que tuviera esa casa. La herencia le da la oportunidad de poner en tela de juicio la monoton√≠a de su vida, y ella decide abandonar su antigua vida para descubrir la casa y lo que ello conlleva. Este viaje va a cambiar su vida, y la de las personas que est√°n a su alrededor‚Ķ

Comentario

El t√≠tulo original de esta pel√≠cula es Au cul du loup. Hubiera sido la leche que la traducci√≥n de esta pel√≠cula fuera En el culo del mundo. Por lo menos ser√≠a algo m√°s cercano a la traducci√≥n literal, que es la de ¬ęEn el culo del lobo¬Ľ (a tomar por saco, vamos). Pero se han olvidado de ella para tomar una traducci√≥n libre m√°s cercana a Bajo el sol de la Toscana (Audrey Wells, 2003) pel√≠cula con la que tienen bastantes similitudes.

foto dossier 5

Christina (Christelle Cornil) hereda una casa ¬ęa tomar por saco¬Ľ, en el culo del mundo, de la que ning√ļn miembro de su familia sabia su existencia. Residen en B√©lgica y la casa se encuentra en C√≥rcega, en medio de la nada, y sufre del deterioro fruto del abandono y descuido durante a√Īos. El mismo deterioro y abandono que sufre Christina en su vida diaria. No tiene trabajo ¬ęlegal¬Ľ (ayuda al novio y al padre de √©ste en la pizzer√≠a que regentan), no tiene una situaci√≥n estable emocional. Es decir que su vida tiene m√°s o menos las mismas goteras que su preciada posesi√≥n que acaba de recibir de su abuela. Christina ve una oportunidad de replantearse su vida. La herencia constituye un punto de inflexi√≥n en su vida que vendr√° a coincidir con la sorpresa inesperada del regalo de cumplea√Īos que le ten√≠a reservado su novio simpl√≥n, ego√≠sta y acomodado en la rutina diaria. Y eso no lo quiere Christina. Sabe que le aguarda mucho trabajo para sacar adelante la casa corsa pero ha conocido a Pascal (Fran√ßois Vincentelli) y sus ojos han vuelto a brillar. Ah, pero a qui√©n no le brillan los ojos con ese pedazo de cabrero que est√° por el monte. Un hombre, grand√≥n, guapo, gal√°n rural, que escucha y sabe sacar lo mejor de Christina. As√≠ que no es de extra√Īar que la joven protagonista ponga patas arriba su vida al recibir la herencia.

Christina est√° en ese momento de la vida en la que muchos se preguntan si es esto lo que yo quiero para el resto de mis a√Īos. Est√° inmersa en la monoton√≠a diaria de una vida insulsa, oscura, como la regi√≥n en la que vive que es conocida como el ¬ępa√≠s negro¬Ľ. Durante muchos a√Īos vivi√≥ de la producci√≥n minera y de la industria del acero. Ahora, Charleroi, como tantas otras ciudades, se han tenido que reconvertir y su poblaci√≥n sufre con la lacra del siglo XXI: el paro laboral. Sin embargo, C√≥rcega es todo lo contrario. Es la luz, el paisaje, la naturaleza, el poder vivir de lo que haces. Es, en definitiva, la ruptura con aquello que has estado realizando a rega√Īadientes y sin convicci√≥n.

foto dossier 6

Una casa en C√≥rcega es una sencilla met√°fora que simboliza que siempre se est√° a tiempo de emprender esas reformas anheladas en la vida de cada uno. Que luchar por lo que se sue√Īa tiene premio (o no), pero la gracia est√° en intentar conseguirlo. Eso es la vida: vivir tratando de estar a gusto con uno mismo y traicionarse las menos veces posibles. Pel√≠cula simplona y previsible, pero entretenida y fresca como espero que lo haya sido este comentario. Uno de los m√°s cortos que he hecho, como la propia pel√≠cula. Con apenas 84 minutos te deja un buen sabor de boca. De una larga como fue Lo que el d√≠a debe a la noche a esta cortita. Vayan al cine. Es una especie en v√≠as de extinci√≥n. Espero que no tengamos que ir al culo del mundo para ver pel√≠culas de cine independiente.

Os dejo un tr√°iler:

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

Marcador

Lo que el día debe a la noche

Orgullo y perjuicio a orillas del Mediterr√°neo

¬ęQui√©n deja pasar de largo la m√°s bella historia de su vida no tendr√° otra edad que la de sus pesares y no habr√° suspiro en el mundo capaz de mecerle el alma¬Ľ.

 

WLo_que_el_dia_debe_a_la_noche_-_Poster

Ficha

Película: Lo que el día debe a la noche.

Título original: Ce que le jour doit à la nuit.

Direcci√≥n: Alexandre Arcady. Pa√≠s: Francia. A√Īo: 2012.

Duración: 162 min. Género: Drama, romance.

Interpretaci√≥n: Nora Arnezeder (√Čmilie), Fu‚Äôad A√Įt Aattou (Younes / Jonas), Anne Parillaud (Madame Cazenave), Vincent Perez (Juan Rucillio), Anne Consigny (Madeleine), Fellag (Mohamed), Nicolas Giraud (Fabrice).

Guion: Daniel Saint-Hamont, Alexandre Arcady y Blandine Stintzy; basado en la novela de Yasmina Khadra.

Producci√≥n: Alexandre Arcady. M√ļsica: Armad Amar.

Fotografía: Gilles Henry. Montaje: Manu de Sousa.

Dirección de producción: Tony Egry. Vestuario: Eric Perron.

Distribuidora: A Contracorrientre Films.

Estreno en Francia: 12 Septiembre 2012. Estreno en Espa√Īa: 2 Agosto 2013.

 

Sinopsis

Argelia 1930. La familia de Younes de nueve a√Īos se queda arruinada. El padre, totalmente agobiado decide recurrir a la ayuda de su hermano, un farmac√©utico que vive en la comunidad occidental de Or√°n. Tras la Segunda Guerra Mundial, Argelia vive un momento en que el nacionalismo √°rabe est√° en plena expansi√≥n. El peque√Īo Younes se ha convertido en un joven lleno de vitalidad. Todo se desarrolla de forma pl√°cida, pero la llegada a la ciudad de la joven y bella √Čmile pondr√° a prueba la amistad de los miembros de la pandilla de Younes/Jonas.

Comentario

Antes de ver la pel√≠cula lo √ļnico que hab√≠a o√≠do de ella era una curiosa frase en la radio: Lo que el d√≠a debe a la noche (Ce que le jour doit √† la nuit)se puede interpretar como lo que Argelia debe a Francia. Y ah√≠ se qued√≥ la frase en alg√ļn rinc√≥n de mi cabeza.

La pel√≠cula arranca en un momento contempor√°neo para mediante un flashback trasladarnos a la Argelia de 1930. Una familia bereber, la familia de Younes, un peque√Īo muchacho de nueve a√Īos, vive con cierto desahogo cultivando su tierra heredada de sus padres. La amenaza de un latifundista ensombrece la esperanzadora cosecha de sus campos. Esa amenaza enseguida se convierte en tragedia. El padre de Younes no tiene otra alternativa que la venta de sus tierras. Tiene que echar mano de su hermano, un hermano que se encuentra bien situado socialmente gracias a su farmacia. Le entrega a su hijo Jounes (quien pasar√° a llamarse Jonas al occidentalizar su nombre). Desde ese mismo momento la vida del padre de Younes se rompe. Est√° avergonzado porque no puede alimentar a su familia a pesar de que trabaja en lo que le sale al paso por un m√≠nimo salario.

WGGG_0076

Jonas desarraigado tratar√° de hacerse con un hueco en la sociedad. Es consciente de la suerte que le ha brindado la vida, pero no puede olvidar sus or√≠genes bereberes. √Čl socialmente asciende, mientras que su familia sucumbe. Argelia vive una situaci√≥n de relativa calma y pac√≠fica convivencia entre los franceses colonos y los propios argelinos. Convendr√≠a echar una vista atr√°s en el tiempo para comprender un poco la situaci√≥n que se vive en la pel√≠cula en Argelia. Argelia ha estado habitada desde hace diez mil a√Īos por bereberes. Los bereberes ya estaban all√≠ antes de que los occidentales llegaran. Para no alargarnos mucho y tras distintas ocupaciones b√°rbaras nos situamos, de un plumazo, en 1492. Una fecha clave en la historia de Espa√Īa con la victoria de los Reyes Cat√≥licos sobre las tropas musulmanas. A ra√≠z de ese triunfo parte de la poblaci√≥n de Al-√Āndalus huye hacia la cornisa norteafricana. La llegada de estas familias tanto a Marruecos, como a la propia Argelia influir√° de manera decisiva en la cultura y en la vida social, provocando un auge en las grandes ciudades con nuevos desarrollos urban√≠sticos y una expansi√≥n econ√≥mica. En 1510 Fernando el Cat√≥lico toma por asalto Argel y comienza a fortificar la ciudad permaneciendo en esa zona hasta finales del siglo XVIII que ceden la ciudad de Argel (el ministro Floridablanca a punto estuvo de cambiar la ciudad de Or√°n a los brit√°nicos por el Pe√Ī√≥n de Gibraltar). A partir de 1830 Francia va a establecer all√≠ una importante colonia llegando incluso a obtener el estatuto de departamento franc√©s. Y es as√≠ como llegamos a la situaci√≥n hist√≥rica en la que se desarrollan los hechos de Lo que el d√≠a debe a la noche (basada en una novela del argelino Yasmina Khadra,seud√≥nimo femenino del escritor argelino Mohammed Moulessehou). En 1954 Francia se neg√≥ a establecer un proceso para la liberaci√≥n de Argelia lo que conllevar√° a una situaci√≥n de estallido social que desembocar√° en una guerra de liberaci√≥n y, finalmente, en la independencia de Argelia en 1962.

WHHH_0196

La circunstancia de la ocupaci√≥n francesa en Argelia es clave en el desarrollo de esta historia. Est√° presente en el matrimonio del t√≠o de Younes, Mohamed (Fellag, recientemente le vimos en Monsieur Lazhar, 2011) y Madeleine (Anne Consigny). Ella francesa de origen lo abandon√≥ todo por su marido. Fue repudiada por su familia. En Or√°n y en R√≠o Salado (poblaciones donde se desarrollan los hechos, junto con Argel) en las pandillas de los muchachos los colonos no se relacionan con los √°rabes. De ah√≠ que Younes fuera rebautizado cono Jonas. Sus amigos lo saben, pero no lo olvidan. Y lo aceptan como un mestizo. Y aunque Jonas alcanza una posici√≥n envidiable, con una carrera universitaria a punto de terminar, genera, a partes iguales, rencores entre su ¬ęgente¬Ľ y recelo entre sus amigos colonos (de padres franceses, pero ellos nacidos, la mayor√≠a, en Argelia). A estas circunstancias le a√Īadimos el amor. Ah, el amor esa cosa tan compleja que uno/una siente hacia otro/otra. Jonas siente un flechazo nada m√°s ver a √Čmilie, pero al enterarse de su filiaci√≥n la pesadumbre le atenaza. Tendr√° que guardar de por vida un gran secreto. Durante la pel√≠cula veremos los constantes vaivenes de la pobre √Čmilie, que no acaba de comprender como siendo el objeto de deseo de todos los j√≥venes no ¬ęengancha¬Ľ a Jonas.

Fu‚Äôad A√Įt Aattou es un bellez√≥n que interpreta al joven Jonas. Todo lo que tiene de belleza le falta de interpretaci√≥n. Su imagen en la pantalla deslumbra pero no contagia su pasi√≥n, no transmite ese dolor que lleva en lo m√°s profundo de su alma. Nora Arnezeder es otro bellez√≥n que cautiva al espectador y que, al contrario que su compa√Īero, act√ļa magistralmente. Acompa√Īan a esta pareja actores maduros que no desentonan como son Anne Parillaud, Anne Consigny, Fellag y un espl√©ndido Vincent P√©rez en los papeles de Madame Cazenave, Madeleine, Mohamed y Juan Rucillio, respectivamente. Otros actores m√°s j√≥venes se ocupan de los papeles de la pandilla de Jonas con desigual resultado.

Lo que el d√≠a debe a la noche, no es otra cosa que su existencia. Sin la noche no sucede el d√≠a (claro que a la inversa tampoco). Lo que Argelia debe a Francia es su ¬Ņexistencia? Estar√≠a por ver, pero como dice el otro: ¬ęva a ser que no¬Ľ. Manifiesta el joven Jonas a uno de los terratenientes, Juan Rucillio, ante su actitud gallarda al contemplar lo que el campesino tiene debajo de sus pies, que sin la ¬ęayuda¬Ľ de Francia solo tendr√≠a un pedregal; Jonas le contesta que ese campesino y todos sus antepasados est√°n all√≠ antes de que ellos llegaran. Sea como fuera la relaci√≥n de amor-odio de Jonas y √Čmile de alguna manera se puede identificar con la relaci√≥n de Argelia y Francia. Atracci√≥n y rechazo a partes iguales. Desavenencias por equ√≠vocos, orgullos y perjuicios bilaterales. C‚Äôest la vie.

Destacó la escena de la transición de la época infantil a la de juventud de los amigos de Jonas. En el momento en que va a ser acogido en la pandilla al haber aceptado sin rechistar el castigo impuesto al no delatar a sus amigos, tiene que pasar una prueba: aguantar la respiración bajo el agua. Cuando la segunda vez vuelve a emerger ya son adultos. Además la siguiente escena nos recodará el conflicto entre los colonos y los árabes y el cómo cada uno de los amigos lo lleva. Hay quien recrimina la actitud despótica con el sirviente árabe y hay quien de forma callada se rebela, como el propio Jonas.

La ambientaci√≥n y la fotograf√≠a proporcionan ese ambiente ex√≥tico que es digno de menci√≥n a los cuales acompa√Īa de forma soberbia la m√ļsica de Armand Amar.

En su contra hay varios puntos. La alud√≠a anteriormente insulsa actuaci√≥n de Fu‚Äôad A√Įt Aattou; el hecho de que no profundice en los acontecimientos hist√≥ricos que ayudara a comprender ese conflicto franco-argelino y que se personaliza en el protagonista Jonas: cuando estalla el conflicto se tiene que definir; √©l pertenece a los dos mundos y tiene lealtades a ambos lados. Y tal vez le penalice un poco el exceso de metraje. Pero tal y como est√°n los precios de las entradas al cine, mejor que sobre que no que falte, que para eso es un largometraje y no como sucede con Una casa en C√≥rcega (que espero comentar en breve) de apenas 84 minutos.

Un trasfondo hist√≥rico, clave en la historia de Argelia, sirve para que el director Alexandre Arcady (de origen argelino) nos cuente una historia, desarrollada a lo largo de varias d√©cadas, que versa sobre el amor y la envida, sobre la amistad y la lealtad y sobre el peso de nuestros or√≠genes Pero tambi√©n sobre la tolerancia o la intolerancia, sobre las diferencias entre culturas, sobre el colonialismo, sobre la libertad de los pueblos a decidir sobre su destino (por cierto ¬Ņqu√© pasa con el pueblo saharaui?). ¬ŅFrancia le debe a Argelia su existencia? Pues como dice Jonas a Juan Rucillio: ellos (los √°rabes) ya estaban all√≠ antes de que vosotros (los occidentales) llegarais. Vayan al cine, les ayudar√° a formarse su opini√≥n.

Os dejo un tráiler: 

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

 

La mejor oferta

La falsificación sentimental

¬ęTodas las falsificaciones tienen algo de aut√©nticas¬Ľ

¬ęSiempre hay algo bello, oculto, en toda falsificaci√≥n¬Ľ

WCartel la mejor oferta

Ficha

Película: La mejor oferta.

Título original: La migliore offerta.

Interpretación: Geoffrey Rush (Virgil), Jim Sturgess (Robert), Donald Sutherland (Billy), Sylvia Hoeks (Claire), Liya Kebede (Sarah).

Dirección y guion: Giuseppe Tornatore.

Pa√≠s: Italia. A√Īo: 2013. Duraci√≥n: 124 min.

Género: Drama, romance.

Producción: Isabella Cocuzza y Arturo Paglia.

M√ļsica: Ennio Morricone. Fotograf√≠a: Fabio Zamarion.

Montaje: Massimo Quaglia. Dise√Īo de producci√≥n: Maurizio Sabatini.

Vestuario: Maurizio Millenotti.

Distribuidora: Filmax. Estreno en Italia: 1 Enero 2013. Estreno en Espa√Īa: 5 Julio 2013.

Calificaci√≥n por edades: No recomendada para menores de 7 a√Īos.

 

Sinopsis

Virgil Oldman (Geoffrey Rush) es un hombre exc√©ntrico, solitario, amante y experto en arte. Trabaja como agente de subastas y goza de un reconocido prestigio. Ordenado, met√≥dico su vida transcurre pasando de puntillas ante el sentimiento afectivo. Pero una extra√Īa y misteriosa joven, Claire Ibbetson (Sylvia Hoeks), se pone en contacto con √©l para que se encargue de tasar toda la herencia de sus padres, alterando su rutinaria vida. La joven sufre de una enfermedad que la mantiene oculta a los ojos del mundo. No sale de casa. Virgil tratar√° de satisfacer a la joven en su encargo y pronto sentir√° una irresistible atracci√≥n hacia ella.

Comentario

Afronto el comentario de La mejor oferta como¬† un reto m√°s. Todos mis comentarios as√≠ lo son, pero este supone un plus extra: la dificultad de hablar de una pel√≠cula sin contar apenas nada de ella. Entonces, ustedes, queridos lectores, pensar√°n: ¬Ņpara qu√© tanta palabrer√≠a? La mejor oferta resulta ser una fresca y gratificante pel√≠cula que se est√° convirtiendo en la sorpresa del verano. Es de esas pel√≠culas que te dicen vete a ver y luego hablamos. Pero para disfrutar de ella, cuanto menos se sepa, mejor que mejor.

la-mejor-oferta-imagen-20

Profundizando un poquito m√°s en la trama. B√°sicamente son cuatro los personajes que sostiene la acci√≥n. Por un lado el soberbioso, canoso, estirado y hura√Īo gentleman Virgil que a la saz√≥n es un h√°bil manipulador que le permite hacerse con un bot√≠n en forma de cuadros de retratos de mujeres (todos los estilos y aristas conocidos, desde Petrus Christus hasta Renoir). Triste y en permanente estado melanc√≥lico est√° esperando hacerse con la pieza que le llene de un gozo indescriptible, pero siempre estar√° ansiando la siguiente. Se cruza en su camino una joven, extra√Īa y misteriosa Claire. Se oculta tras una m√°scara en forma de muro. Vive aislada porque una fobia la tiene recluida en su mansi√≥n. No soporta los espacios p√ļblicos. Pretende deshacer de todos los valiosos enseres que se encuentran en su palacio. Virgil tratar√° de ¬ęcurar¬Ľ a la joven siguiendo su coraz√≥n y los consejos de un amigo al que se le da muy bien tanto el cortejo como arreglar enseres dom√©sticos. Se trata del joven Robert (Jim Sturgess) un habilidoso con las manos y que se convertir√° en ocasional Cupido mientras Virgil le va llevando unas extra√Īas piezas para recomponer. Y el √ļltimo eslab√≥n es Billy (Donald Sutherland) viejo amigo y compinche de Virigl. Gracias a su intercesi√≥n en las subastas se hace con las piezas a un precio ventajoso.

La mejor oferta resulta una pel√≠cula muy entretenida. Las misteriosos piezas que Virgil se va encontrando por la casa y que le lleva al joven Robert para ver si las puede ensamblar en lo que creen que puede ser un gran aut√≥mata del siglo XVIII act√ļan como una met√°fora. Nos advierte que todo va encajando y que el resultado final ser√° un atractivo todo, un conjunto que nos llenar√° de fascinaci√≥n (o eso pretende su flamante director Giuseppe Tornatore ‚ÄďCinema Paradiso, 1988-). De ser las piezas de un aut√≥mata de Jacques de Vaucanson (experto relojero de principios del siglo XVIII con amplios conocimiento es en m√ļsica, anatom√≠a y mec√°nica) ser√≠a una joya de valor incalculable. Este aut√≥mata (u otro de caracter√≠sticas parecidas es el que protagoniza la trama principal de la pel√≠cula de Mart√≠n Scorsese (Hugo, 2011).

la-mejor-oferta-imagen-6

El reparto conjuga de forma muy efectiva la veteran√≠a con la juventud. Magn√≠fico Geoffrey Rush. Lo descubrimos en Shine (Scott Hicks, 1996) y nos deslumbr√≥ recientemente en El discurso del rey (Tom Hooper, 2010). Y convincente Donald Sutherland. Desde que vi El ojo de la aguja (Richard Marquand, 1981) donde interpretaba a un esp√≠a en la II Guerra Mundial procuro no perderme una. Un actor muy vers√°til pero con una carrera bastante desigual. A su lado no desentonan las j√≥venes promesas de Jim Sturgess y Sylvia Hoecks. Atenci√≥n al enigm√°tico papel de la joven de mente prodigiosa que ¬ęvive¬Ľ en la taberna.

Uno de los grandes cl√°sicos en bandas sonoras pone su sello en La mejor oferta. Se trata del prol√≠fico Ennio Morriconne. Su m√ļsica est√° presente en m√°s de quinientas pel√≠culas y series de TV. Magn√≠fica.

Pel√≠cula entretenida de ritmo bien orquestado, con una ejecuci√≥n y guion (del propio Tornatore) solvente, aunque eso s√≠, tengamos que echar mano a aquello de suspender nuestro credulidad en alg√ļn momento, para que todo cuadre en este interesante engranaje visual.

Un tr√°iler:

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

Los sue√Īos perdidos. Comentario de la pel√≠cula Antes del anochecer.

WAntes-del-anochecer-Poster

Ficha

Película: Antes del anochecer.

Título original: Before midnight.

Dirección: Richard Linklater.

Interpretación: Ethan Hawke (Jesse), Julie Delpy (Celine). Guion: Richard Linklater, Julie Delpy y Ethan Hawke; basado en los personajes creados por Richard Linklater y Kim Krizan.

Pa√≠s: USA. A√Īo: 2013. Duraci√≥n: 108 min.

Género: Drama.

Producción: Richard Linklater, Sara Woodhatch y Christos V. Konstantakopoulos.

M√ļsica: Graham Reynolds.

Fotografía: Christos Voudouris. Montaje: Sandra Adair.

Vestuario: Vasileia Rozana.

Distribuidora: A Contracorriente Films.

Estreno en USA: 24 Mayo 213. Estreno en Espa√Īa: 28 Junio 2013.

 

Sinopsis

C√©line y Jesse se encuentran de vacaciones en el sur de Grecia, en la pen√≠nsula del Peloponeso. Disfrutan de unas vacaciones en casa de un reconocido escritor. Constituyen el retrato de una pareja contempor√°nea que ronda los cuarenta. √Čl, americano, ella, francesa, les acompa√Īan sus dos hijas gemelas. Acaban de despedir al hijo de Jesse de su anterior matrimonio que ha pasado sus vacaciones estivales con ellos. El contacto con la naturaleza, y el haber dejado a un lado los encorsamientos de la vida cotidiana fomentar√° una larga conversaci√≥n sobre el pasado el presente y el futuro de Jesse y C√©line

Comentario

Jesse: Tengo una idea loca, pero si no te pregunto me arrepentiré por el resto de mi vida.

Celine: ¬ŅCu√°l?

Jesse: Quiero seguir conversando. No s√© cu√°l es tu situaci√≥n, pero siento que tenemos una conexi√≥n. ¬ŅS√≠?

Celine: Sí, yo también.

Jesse: Genial. √Čsta es la idea. B√°jate conmigo y visitemos la ciudad. Si resulto ser alg√ļn psic√≥pata te subes al siguiente tren. Pi√©nsalo de √©sta manera: Imag√≠nate dentro de 10 o 20 a√Īos, ¬Ņs√≠? y est√°s casada. Pero tu matrimonio no tiene la energ√≠a que sol√≠a tener. Culpas a tu esposo y piensas en los hombres que conociste en tu vida y lo que podr√≠a haber pasado si te hubieras quedado con uno de ellos. Bueno, yo soy uno de esos hombres. Consid√©ralo como un viaje por el tiempo del futuro hacia ahora para saber lo que te perder√°s. Ser√≠a un favor enorme para ti y para tu esposo descubrir que no te perdiste nada. S√≥lo soy un fracasado igual a √©l. As√≠ que elegiste bien y est√°s muy feliz.

Celine: Está bien, iré por mi equipaje.

Antes del amanecer

Richard Linklater, 1995

 

Procuro elaborar la sinopsis dejando a un lado la que ofrecen los distintos gabinetes de prensa. He omitido, intencionadamente, que el director Richard Linklater y los dos protagonistas, Céline (Julie Delpy) y Jesse (Ethan Hawke), son los mismos integrantes que rodaron Antes del amanecer (1995) y Antes del atardecer (2004). Omisión que se debe a una simple razón: se puede ver perfectamente esta cinta sin saber nada de las anteriores. Bien es cierto, en honor a la rigurosidad, que el haber visto las anteriores proporciona al todo (la trilogía) una poderosa armonía, una línea argumental, a lo largo de casi dos décadas, sin precedentes.

Cualquier pareja tiene sus antecedentes. As√≠ nuestra pareja protagonista luci√≥ su juventud en Antes del amanecer. Fue all√° por 1995 cuando ambos se conocieron en un viaje en tren. Jesse le propone a C√©line que se bajen del tren y que juntos recorran Viena. Si no son la pareja ideal pues se vuelven a subir a sus destinos y ya est√°; se acab√≥, cada uno por su lado. Nueve a√Īos m√°s tarde vuelven a coincidir por sorpresa en Par√≠s. El reencuentro, las sensaciones, emociones y vivencias, de Jesse y C√©line fue el argumento de Antes del atardecer. Nueve a√Īos m√°s tarde volvemos a pasar un d√≠a con estos mismos protagonistas ya cuarentones. Ya no est√°n tan frescos y lozanos. Sus rostros lucen las arrugas de la vida y sus cuerpos denotan el ineludible paso del tiempo. Pero sus mentes siguen tan despiertas y l√ļcidas como a√Īos atr√°s. Y ah√≠ radica el encanto de la trilog√≠a ¬ęAntes de‚Ķ¬Ľ (Reitero que cada una de ellas tiene su unidad propia y pueden ser contempladas sin haber visto alguna de las anteriores).

WCopyright_Before_Midnight_Inc

Jesse acude al aeropuerto de una ciudad griega a despedir a su hijo adolescente que parte rumbo a Am√©rica donde vive con su madre, exesposa de Jesse. Afuera, dentro del coche, le esperan C√©line y sus dos hijas gemelas, fruto de la uni√≥n de ambos (¬ęla √ļnica vez que no utilizamos cond√≥n, zas‚Ķ embarazada de gemelas¬Ľ). Todos juntos se disponen a pasar una jornada de relax en casa de un escritor¬† y un pu√Īado de amigos. Como colof√≥n a la jornada estival mediterr√°nea, C√©line y Jesse pasaran la noche en un hotel, con spa y masaje incluido, fruto del regalo de sus amigos.

C√©line trabaja en una especie ONG y le acaban de proponer un nuevo trabajo. Jesse sigue escribiendo libros y tienen un reconocido prestigio (por lo menos para poder vivir de ello). Las chipas saltaran cuando Jesse insin√ļa que le gustar√≠a estar m√°s cerca de su hijo en Norteam√©rica.

Y esto es todo el argumento. Pero vayamos por partes para tratar de desentra√Īar lo que nos ofrece la nueva entrega de Linklater que, junto con las anteriores, se han convertido casi en una trilog√≠a de culto: rom√°ntica, pero no cursi; un cine de autor realizado con escaso presupuesto y con los tres integrantes que se repiten.

Lo primero es una peque√Īa pega. El cine, palabra proveniente de ¬ęcinematograf√≠a¬Ľ fue un neologismo creado a finales del siglo XIX compuesto a partir de dos palabras griegas. Por un lado őļőĻőĹőģ (kin√©), que significa ¬ęmovimiento¬Ľ; y por otro de ő≥ŌĀőĪŌÜ√≥Ōā (graf√≥s). Con ello se intentaba definir el concepto de ¬ęimagen en movimiento¬Ľ. Es decir, que el cine fundamentalmente es imagen en movimiento, es la primac√≠a de la imagen sobre la palabra. Un precepto que para nada se cumple en ¬ęAntes de‚Ķ¬Ľ donde lo que sobresale es el verbo (¬°¬°y qu√© verbo!!). Desde el comienzo hasta casi el final es un hablar sin parar, constantes di√°logos que te obligan a estar muy atento. En alg√ļn momento se echa en falta que sean los gestos, las miradas los que protagonicen las escenas, para as√≠ poder tomar resuello y descanso. Curiosamente al principio Jesse reprocha a su hijo que se tan parco en palabras, que sea tan poco comunicativo (como lo son la mayor√≠a de nuestros adolescentes m√°s atentos a la tecnolog√≠a que a la ret√≥rica). Pero una vez que se monta Jesse en el coche y aparece C√©line en escena ya es un delicioso frenes√≠ de di√°logos.

Si tuvi√©ramos que resumir en una sola palabra las anteriores cintas, tendr√≠amos un denominador com√ļn. En la primera ser√≠a el encuentro, en la siguiente el reencuentro y ahora estar√≠amos en‚Ķ el desencuentro (ojo que esto no constituye un spoiler). El amor joven, impulsivo, rom√°ntico, lleno de sue√Īos, dio paso a un amor m√°s experimentado, de compromiso, frente al amor maduro, lejos ya de los cuentos de hadas y pr√≠ncipes, lleno de sue√Īos perdidos que desarrolla Antes del anochecer. La cinta constituye un alegato de la pareja como relaci√≥n que desmitifica los anteriores amores y tiende a humanizar nuestra relaci√≥n. El director, junto a los protagonistas, saben muy bien llevar a la pantalla esos conflictos que atenazan a la mayor√≠a de las parejas. Tiene su punto culminante en la escena de la habitaci√≥n del hotel. C√©line y Jesse viene paseando, charlando por el camino. Atraviesan la ciudad y se est√°n prometiendo una noche de lujuria. Hace mucho que no est√°n solos, que no corretean las ni√Īas por la casa. Nada les va a impedir disfrutar del amor. Sin embargo una simple llamada al m√≥vil constituir√° la chispa que avivar√° el fuego y no precisamente el de la pasi√≥n. Ese momento est√° registrado de forma admirable. Nos gusta ver que los problemas nuestros cotidianos se ven reflejados en la pantalla de la mano de unos actores. Se hacen patentes, se comparten con el p√ļblico en general y eso nos lleva a pensar: ¬ęmira no somos tan raros como pens√°bamos¬Ľ. Les ha pasado lo mismo que a nosotros en que aquella vez en la que est√°bamos a punto de echar el polvo del siglo y pasamos a la casi ruptura parejil. Nada de nada, rien de rien. Nada. Y las puyas sustituyen a los besos. Comenzamos a desvariar de la falta de espacios, de lo que hay que hacer, de lo rutinario que se ha vuelto todo, de que si t√ļ haces, que si t√ļ no haces, de reproches, de que te preocupas de todo y a ti te da todo igual. Nos reprochamos el amor que ya no tenemos, que ya no es el nuestro, ya es otra cosa que queda muy lejos de aquel enamoramiento y que est√° m√°s cercano a una sensaci√≥n propia del bienestar.

Qui√©n m√°s o qui√©n menos nos veremos reflejados en Jesse y C√©line o en ambos. Jesse mantiene un rostro ani√Īado con un cuerpo ni joven, ni mucho menos viejo. Sin embargo, C√©line est√° jamona. Luce semidesnuda pero su cuerpo ha perdido la esbeltez. Y ella es consciente y le entran las dudas de que si sigue siendo apetecible para los hombres. Esas dudas se las transmite a Jesse y se cuestiona su relaci√≥n. Seguro que los chicos nos identificaremos con √©l y pensaremos lo hipocondr√≠aca que resulta ser C√©line. Pero ellas (las chicas) pensaran, seguro, que √©l es una mosquita muerta y que las mata callando, con ese aire de cultureta, de intelectual‚Ķ

WCopyright_Before_

Destacaría dos momentos para el recuerdo. La comida en casa del escritor heleno. Integrada por ocho personas que abarcan casi todas las etapas de la vida: una pareja joven, dos maduritas y una formada por dos amigos que se encuentran en la recta final de sus vidas. Hablan de lo divino y de lo humano, de la vida, de la muerte, del amor. Todos desde su punto de vista que ilustran con jugosas anécdotas, pero en donde los ancianos aportan su particular visión con rotundidad. Con el peso de la Grecia clásica con el Drama y la Comedia junto a los platos de la mesa. Y el otro gran momento se produce dentro de la escena del hotel. Tiene su propio planteamiento nudo y desenlace, donde sobresale el siguiente diálogo (más o menos, no es literal):

C√©line: Mis amigos piensan que hago el amor con una fiera por como lo describes en tus novelas. Y sabes lo que te digo, que estoy harta. T√ļ siempre lo haces de la misma forma.

Jesse: Es que cuando uno le coge el punto…

C√©line: Una y otra vez. Besito, besito, tetita, tetita y, co√Īito (brrrrrr, hace como que se echa a dormir).

Jesse: Es que a uno le gustan los placeres sencillos.

Toda esta escena del hotel constituye un resumen de la pel√≠cula. Un vaiv√©n de sensaciones a las que ya he aludido anteriormente. Tal vez obedezcan a una doble pregunta ¬Ņes posible que la vida en pareja contamine al amor? ¬ŅEs posible que el amor pueda sobrevivir a la vida en pareja? No hay una f√≥rmula m√°gica para que la relaci√≥n de pareja sea perfecta. Es com√ļn en nuestra vida que nos olvidemos que las cosas se consiguen a base de esfuerzo. Hoy acudimos al cajero y sacamos dinero, pero detr√°s de esa m√°quina hay trabajo, gracias a su remuneraci√≥n tenemos el capital. Ese trabajo es el que a veces nos olvidamos que es necesario en nuestras relaciones. Es muy f√°cil enamorarte, pero es muy dif√≠cil mantener el amor. Diariamente necesita de ese riego, de ese cari√Īo que proviene de la atenci√≥n y muchas veces, simplemente, no estamos por la labor.

WCopyright 

Técnicamente la factura de la película es impecable. Está construida sobre la base de cuatro escenas: en el coche, en la casa del escritor, camino del hotel y en el hotel. Y salvo la escena de la comida campestre, en la pantalla solo están ellos dos de forma casi omnipresente. Todo ello se sustenta en la escritura del guion, con diálogos frescos, con alguna frase lapidaria y sobre todo, por encima de los demás aspectos, en la naturalidad. Sin aderezos, tal cual, si no es muy difícil poder explicar esos largos travellings de planos medios, sin apenas cortes de cámara, que potencian los diálogos (al más puro estilo de Woody Allen), con Jesse y Céline de protagonistas que funcionan a la perfección. Pasamos de drama a comedia sin forzar la situación. Magníficos.

Vayan al cine. Eché en falta verla con mis amigos habituales porque eso posibilita mucho el diálogo y la confrontación posterior tras ver la película de la que extraes más conclusiones. Vayan a ver este magnífico retrato de la vida en pareja, dulce y amargo, natural, divertido y dramático y… dolorosamente real. Una historia de amor simple, llena de belleza, como cualquier amanecer, atardecer o cualquier anochecer, algo efímero… como la vida misma.

Un tr√°iler

 

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

Get Adobe Flash player