Exposición Fundación Mapfre: Giacometti. Terrenos de juego.

 

Iz. Pablo Jiménez Burillo, centro, Alberto Manzano y dr Annabelle Görgen-Lammers

Iz. Pablo Jiménez Burillo, centro, Alberto Manzano y dr Annabelle Görgen-Lammers

La Fundación Mapfre, en su sede madrileña del Paseo del Prado, presenta la exposición «Giacometti. Terrenos de juego» entorno a la figura del escultor suizo Alberto Giacometti (1901 – 1966).

Una muestra que abarca la faceta inicial del artista suizo con sus primeros trabajos surrealistas (la menos conocida), para finalizar con las grandes obras icónicas del siglo XX: Hombre que camina y Mujer grande que fueron concebidas para la Plaza del Chase Manhattan Bank de Nueva York.

Imagen de El hombre que camina en el billete de 100 francos suizos.

Imagen de El hombre que camina en el billete de 100 francos suizos.

Giacometti. Terrenos de juego fue presentada el pasado 11 de junio por Alberto Manzano, presidente de la Fundación Mapfre, Pablo Jiménez Burillo, director general del Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre, y por Annabelle Görgen-Lammers, comisaria de la exposición. La muestra está coproducida por La Fundación Mapfre y Hamburguer Kunsthalle de Hamburgo y se encuentra repartida por las dos plantas de la sede madrileña. Consta de 190 piezas (esculturas, pinturas del propio artista, dibujos, grabados y fotografías) que han sido cedidas por más de una treintena de instituciones tanto públicas como privadas, entre las que podemos destacar la Kunsthaus Zürich, la National Gallery de Washington, el MoMA de Nueva York, la Tate de Londres o el Centre Georges Pompidou.

Manzano destacó que esta exposición es novedosa en cuanto a que se revisa la trayectoria del artista desde la perspectiva de las relaciones espaciales y emocionales proponiendo un planteamiento del arte como un espacio de juego. Pablo Jiménez ahondó en la importancia de esa novedad y que es la que ha posibilitado la concurrencia en la muestra de una serie de piezas que no se suelen ver. La muestra está estructurada en dos espacios. La planta baja desarrolla las ideas de Giacometti desde que concibe la obra, entendiendo la escultura como espacio que se pone en relación con distintos objetos y personas. En la planta alta se muestra la producción más conocida. Un apartado especial lo tiene el estudio/taller que Giacometti lo veía como un personaje más, y a él mismo como un objeto dentro de las obras de su estudio. La muestra ha sido muy complicada de organizar. Ha supuesto un enorme esfuerzo por los numerosos y variados prestamistas. Görgen-Lammers destaca la importancia de esta exposición al ser una oportunidad única para ver piezas que no se han visto antes y bajo la nueva perspectiva del terreno de juego de Giacometti. Se exhibió anteriormente en Hamburgo y fue vista por más de cien mil personas. Giacometti ha sido el creador de una de las esculturas más icónicas del siglo XX. Esas figuras larguiruchas que culminan con El hombre que camina (que es el objeto central del billete de 100 francos suizos) no serían lo mismo si no fuera por el contexto. En contraposición a ella se presenta también en Madrid Mujer de pie, una estilizada figura de cerca de tres metros y apenas unos centímetros de espesor. Ambas constituyen el punto final de Giacometti. Terrenos de juego, un proyecto que fue ideado para la Plaza del Chase Manhattan Bank de Nueva York y que al final no se ejecutó.

 

Recorrido

Giacometti. Terrenos de juego está dividida en dos plantas (como suele ser habitual en esta magnífica sede madrileña). En la planta baja se encuentra los inicios del joven Giacometti con trabajos de fuerte inspiración de África y Oceanía con un lenguaje cercano al cubismo. Son pequeñas piezas, tableros, dibujos que son la base de su producción futura. Sobre esos conceptos desarrollará el cuerpo de su obra. Somete a sus esculturas un proceso de simplificación. Destacan: Figura coja andando, 1931-1932; Se acabó el juego, 1931-1932 donde el artista empieza a introducir en sus trabajos la figura humana a pequeña escala concibiendo, por lo tanto, como si ese tablero fuese una plaza pública.

Vista de Stampa de Giacometti.

Vista de Stampa de Giacometti.

En la planta superior nos encontramos con la producción Giacometti más reconocida. Muchos caminantes, muchos bocetos, muchas figuras estilizadas, alargadas, larguiruchas (en palabras del propio autor) que le llevarán (y a nosotros también) hasta su proyecto de la Plaza del Chase Manhattan Bank en Nueva York. Podemos observar como Giacometti fue un gran pintor. Alguna de sus obras tiene un cierto aire impresionista. Destacan: Vista de Stampa de 1921 o Naturaleza muerta, 1954 y Interior, 1949.

Giacometti disponía de un pequeño taller de no más de 18 metros cuadrados situado en un complejo de barracas cerca de Montparnasse: «no era más que un agujero. Pero cuanto más tiempo permanecía en él, más grande se volvía». Era su espacio tanto físico como mental. Ese fue su verdadero terreno de juego: un espacio de interacción del arte y la vida.

Las huellas de la II Guerra Mundial se notarán en su producción a partir de 1945. Quería que las estatuas menguaran de tamaño sin parar. El propio artista manifiesta: «podía mantener la altura, pero iban adelgazando, adelgazando… se volvían flacas y larguiruchas».

Antes de llegar a ese gran proyecto final podemos disfrutar de la producción de ese taller con atractivos cuadros, con muchas fotos y bocetos, admirando el proceso de creación del artista suizo y algunos bustos escultóricos. Las fotografías constituyen uno de los puntos fuertes de la exposición. Tienen un gran valor documental y si a esto le añadimos que vienen de la mano de primeros espadas como son: Man Ray, Robert Doisneau, Dora Maar o Henri Cartier-Bresson; constituyen un valor artístico añadido. Giacometti no pintó retratos en el sentido clásico. Sus modelos se sitúan frente a él y se convierten en el motivo para el estudio de su percepción. «Cuánto más tiempo miraba un rostro familiar, más ajeno me resultaba». En medio de esta sala podemos contemplar Busto de hombre, 1961 y ver como se cumple uno de sus principales axiomas: la mirada del modelo es el elemento que dota de vitalidad a la cabeza. 

Muy cerca de este busto está Mujer grande II, 1960. Es un ejemplo de las representaciones que hace de sus mujeres erguidas, hieráticas y ensimismadas que hacen equilibrio para poder sostenerse en pie. Es un estudio de la verticalidad del cuerpo. Giacometti utiliza como modelos a su hermano Diego y a su mujer Annette.

Y por fin llegamos a la última sala,  a su último gran proyecto. Se trataba de diseñar la explanada que se encontraba delante de la sucursal del Chase Manhattan Bank de Nueva York. Era su gran oportunidad de llevar a cabo lo que llevaba soñando en los últimos treinta años: crear una gran plaza en un espacio público. Juega y desarrolla el concepto con tres figuras: El hombre que camina, Cabeza grande, y la Mujer grande de pie. Lo hace a escala reducida sobre una maqueta suministrada por su cliente. En 1960 realiza los primeros vaciados de algunas figuras en bronce, pero al final desiste de su proyecto argumentando que las figuras no forman una composición agrupada. A pesar de ello, continúa en su empeño por establecer una relación entre la plaza, como espacio público y sus figuras. Constantemente las varía de posición sin encontrar un resultado satisfactorio. El hombre que camina quiere representar la esencia de la vida que continúa. En contraposición Mujer grande de pie es la imagen de culto. Para Giacometti el verdadero desafío era poder establecer una relación de esculturas entre sí dentro de ese espacio público concebido como un tablero de juego. Un concepto al que llegó en 1930 y que intentó desarrollar hasta su muerte en 1966.

En primer término El hombre que camina

En primer término El hombre que camina

Catálogo

Como viene siendo habitual en la Fundación Mapfre la muestra sirve para editar un catálogo científico que recoge diversos estudios y los ensayos de la propia comisara Annabelle Görgen-Lammers. La publicación se completa con la reproducción de todas las obras de la exposición.

También han desarrollado un website de la exposición:

http://www.exposicionesmapfrearte.com/giacometti/es/

Un vídeo de la exposición:

Hasta el 4 de agosto en la Sala Recoletos de la Fundación Mapfre de Madrid.

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

 


Marcador

Fichero archivado: Exposiciones

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!