Lars and the real girls

Lars y una chica de verdad

 lars_and_the_real_girl

Ficha

Dirección: Craig Gillespie.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 106 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Ryan Gosling (Lars Lindstrom), Emily Mortimer (Karin), Paul Schneider (Gus), Patricia Clarkson (doctora Dagmar), R.D. Reid (reverendo Bock), Kelli Garner (Margo), Nancy Beatty (Sra. Gruner), Doug Lennox (Sr. Hofstedtler), Joe Bostick (Sr. Shaw), Liz Gordon (Sra. Schindler), Nicky Guadagni (Sra. Petersen).
Guión: Nancy Oliver.
Producción: Sidney Kimmel, John Cameron y Sarah Aubrey.
Música: David Torn.
Fotografía:
Adam Kimmel.
Montaje: Tatiana S. Riegel.
Diseño de producción: Arv Grewal.
Vestuario: Kirston Mann.
Estreno en USA: 12 Octubre 2007.
Estreno en España: 25 Abril 2008.

Sinopsis

Lars (Ryan Gosling), un joven enormemente tímido y dulce que vive en una pequeña localidad junto a su hermano (Paul Schneider) y su cuñada (Emily Mortimer), lleva por fin a casa a Bianca, la chica de sus sueños. El problema es que Bianca es una muñeca que encargó por Internet, aunque Lars la trata como si fuera una persona real. Alentados por una doctora (Patricia Clarkson) y en un esfuerzo por comprenderle, su familia decide seguir con la fantasía de Lars, de la que pronto acabará participando todo el pueblo.

Comentario

Una delicia. Eso es. Lars and the real girl. La segunda película que se ha proyectado en el Cineclub «Otras vidas», que se organiza en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid. Una película bien construida y bien acabada. Unos personajes asombrosamente bien combinados, que encajan con nuestras vidas, y en los que vas cayendo atrapado conforme se suceden los diálogos y las imágenes. El espectador probablemente no se identifique con ninguno de ellos. Quizá sea más una suma de cualidades lo que despierte en él la comprensión y la empatía con todos ellos a la vez. No se desprende por la pantalla ni un solo boceto del guionista que no despierte una llama en el espectador.

Lars and the Real girl movie image Ryan Gosling

Sinceramente, es la mejor película que veía desde hacía mucho tiempo. Supera incluso a la primera de las películas que se proyectó en enero en el mismo cineclub (The station agent). Yo pensaba que había descubierto algo tras verla. Por eso he vuelto. Cual viajera atrapada en la gravedad que desprende un sillón de buen cine. Pero no. No descubrí en aquélla nada que no tuviera ésta. Con la segunda de las proyecciones se hace un flaco favor al nombre del cineclub. No son otras vidas, por extrañas que parezcan. Aquí lo que descubre el espectador es que son nuestras propias vidas las retratadas. Quizá nadie haya pensado que una muñeca sexual es su verdadera novia. Quizás nunca nadie haya decidido vivir en una estación de tren para alejarse del mundo y sentir la soledad y, en un completo fracaso, no lo haya conseguido. Pero lo que nace de la pantalla es la devastadora sensación de que podíamos ser cualquiera de nosotros. De que, después de todo, no estamos tan cuerdos como creemos. De que una hipotética y disparatada historia podría habernos pasado a cualquiera.

Lars-and-the-Real-Girl-g

Las historias de sus personajes no sólo son ámbar para cualquier aspirante a escritor o guionista, ni tan siquiera un postre para un aficionado: son pan para la vida. No la suya, sino la nuestra. Son historias bellas: la belleza que se desprende de una dureza que no deja huella. Ésa que es capaz de hacerte llorar y reír en un mismo minuto, en una misma escena. Contado con toda la ternura y con toda la delicadeza de un copo de nieve que acampa en los ojos del espectador. Y que se derrite en un instante. Saber transmitirlo tiene mucho mérito.

Un tráiler

 Marta Platz
Revista Atticus


Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!