NO. Un arcoíris de comunistas

NO_cartel 4 ok.indd

Ficha

Película: No.
Dirección: Pablo Larraín.
Países: Chile, USA y México. Año: 2012.
Duración: 110 min. Género: Drama.
Interpretación: Gael García Bernal (René Saavedra), Luis Gnecco (Urrutia), Néstor Cantillana (Fernando), Alfredo Castro (Luis Guzmán), Antonia Zegers (Verónica), Pascal Montero (Simón), Jaime Vadell (ministro), Manuela Oyarzún (Sandra), Marcial Tagle (Alberto).
Guion: Pedro Peirano; basado en la obra El plebiscito, de Antonio Skármeta. Producción: Daniel Marc Dreifuss, Juan de Dios Larraín y Pablo Larraín.
Fotografía: Sergio Armstrong.
Montaje: Andrea Chignoli y Catalina Marín Duarte.
Diseño de producción: Estefanía Larraín.
Distribuidora: Golem. Estreno en Chile: 9 Agosto 2012.
Estreno en España: 8 Febrero 2013.

Sinopsis
En 1988 después de diecisiete años de dictadura, el régimen de Pinochet en Chile debido a la presión internacional se ve obligado a convocar un plebiscito a favor o en contra de su continuidad ocho años más.
El publicista René Saavedra será el principal encargado de diseñar la campaña del NO, pero para conseguir ganar un plebiscito que se sabe amañado o perdido desde el principio tendrá que buscar una forma original y diferente de convencer a los chilenos, después de años de terror y dictadura, tendrá que recurrir a la alegría.

Comentario
Con esta película, Pablo Larraín pone fin a la trilogía que narra o trata toda la dictadura pinochetista, el ascenso al poder mediante el golpe de estado reflejado en la película Post mortem, 2010, la época más violenta de la misma tratada en Tony Manero, 2008, y finalmente el principio del fin con este nuevo largometraje.

WNO_04

La cinta, rodada con cámaras de la época para que se difumine la línea que separa la parte de ficción grabada y las imágenes reales de archivo, nos lleva a los últimos coletazos de la dictadura chilena, cuando el régimen vio la imperiosa necesidad de legitimarse frente a la comunidad internacional y se vio obligado a convocar un plebiscito que significaría finalmente su caída, o al menos, el principio de ella.
El protagonista de la película, René (Gael García Bernal) es un publicista producto de la época que le ha tocado vivir y del capitalismo impuesto en el país. Después de una época en el exilio en México, se presupone que a causa de sus padres, ha vuelto a Chile y trabaja para una compañía de publicidad.
Una vez convocado el referéndum se establecen unas franjas horarias y un tiempo de quince minutos para las opciones del «SI» a la continuidad de Pinochet o del «NO». En este punto debido a un viejo conocido, René se convierte en el máximo encargado de diseñar la campaña publicitaria del «NO», mientras que su jefe Luis Guzmán (Alfredo Castro), que parece un firme defensor del régimen, será el que lleve la campaña del «SI».
La campaña de René, es completamente opuesta a la que realizan los defensores de la dictadura, ya no solo ideológicamente lo cual es evidente, sino que mientras que éstos aluden a la miseria y la penuria que vivía el país durante el gobierno anterior y solo muestran imágenes grises y de necesidad, René desarrolla una brillante y optimista campaña basada en la alegría de los chilenos en vez de en el terror. Incluso llega a inventarse que en el símbolo de la campaña, un arcoíris, están representados todos los grupos parlamentarios opositores, con el fin de convencer a los líderes de los mismos de la necesidad de esta forma de publicidad.
Por otro lado, René tiene que lidiar además con una, no sabemos muy bien si ex mujer o ex pareja Verónica (Antonia Zegers), muy activista, que es detenida a menudo y a la que siempre se ve obligado a sacar de la cárcel, en parte por amor, pues como ya digo no conocemos muy bien la naturaleza de su relación, y en parte por el hijo que ambos tienen en común pero del que se encarga habitualmente nuestro protagonista.
Además, conforme se acerca la fecha del referendo, las amenazas o los intentos de intimidación se producen alrededor de René y el grupo de trabajo encargado del «NO».
Finalmente, y como creo que todo el mundo conoce como acaba la historia o al menos que se acabó con la dictadura, en los últimos minutos vemos como al principio se intentaron ocultar o distorsionar los resultados del referéndum, que daba una clara victoria a la opción del «NO» o que algunos generales parecía que daban de lado Pinochet cuando su derrota ya era segura cuando poco antes celebraban la victoria aún antes de conocer los resultados.

WNO_02

En definitiva, NO es un largometraje que merece la pena ver si se quiere conocer un poco más la historia del final de una de las dictaduras que más víctimas se ha cobrado en Latinoamérica, además de mostrarnos lo importante que se ha vuelto la publicidad en política y el daño o el bien que puede hacer una campaña. Se nos muestra como se puede vender una ideología, en vez de utilizar un himno se utiliza un gingle que sea más atractivo para la mayoría, en vez de mostrar la crueldad existente, se muestra la otra cara de la moneda, la alegría de pertenecer al pueblo chileno.
Además nos introduce en un contexto social en el que parece que el país se está modernizando y abriendo al mundo, la empresa para la que trabaja René hace anuncios de bebidas del estilo a la Coca-Cola y de microondas, un invento que acaba de llegar al país y que tiene a todos asombrados. Y nos muestra también un contexto ideológico donde los opositores al régimen serán socialistas, socialdemócratas, etc, pero nunca, nunca, serán comunistas pues parece que hay un verdadero «miedo» a ser llamado comunista y esto es algo que se utiliza de forma recurrente en la cinta y que producirá muchos y buenos momentos de risas.

Os dejo un tráiler:

Juan Matilla Varas

Revista Atticus


Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!