Lincoln. Hollywood rinde tributo a su héroe

 Lincoln

Ficha

Película: Lincoln.

Dirección: Steven Spielberg.

País: USA. Año: 2012. Duración: 150 min.

Género: Biopic, drama, histórico.

Interpretación: Daniel Day-Lewis (Abraham Lincoln), Tommy Lee Jones (Thaddeus Stevens), Sally Field (Mary Todd Lincoln), Joseph Gordon-Levitt (Robert Lincoln), David Strathairn (William H. Seward), Tim Blake Nelson  (Richard Schell), James Spader (W.N. Bilbo), Lee Pace (Fernando Wood), Jackie Earle Haley (Alexander Stephens), Hal Holbrook (Preston Blair), John Hawkes (Robert Latham), Bruce McGill (Edwin Stanton), Jared Harris (general Ulysses Grant).

Guion: Tony Kushner, John Logan y Paul Webb; inspirado en el libro “Team of rivals: The political genius of Abraham Lincoln”, de Doris Kearns Goodwin.

Producción: Kathleen Kennedy y Steven Spielberg.

Música: John Williams.

Fotografía: Janusz Kaminski.

Montaje: Michael Kahn.

Diseño de producción: Rick Carter. Vestuario: Joanna Johnston.

Distribuidora: Hispano Foxfilm.

Estreno en USA: 16 Noviembre 2012. Estreno en España: 18 Enero 2013.

Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.

lincoln-imagen-pelicula-1

Sinopsis

Lincoln recrea los últimos meses de la vida de decimosexto presidente de los Estados Unidos. La nación se encuentra rota por la guerra y Abraham Lincoln acomete personalmente una serie de medidas encaminadas a acabar con la guerra, unir a la nación, y, sobre todo, abolir la esclavitud. Pero en su camino hacia estos objetivos tendrá que luchar y hacerse respetar para que sus decisiones cambien el rumbo y el destino de las futuras generaciones.

La historia

Antes de centrarnos en la película conviene hacer un pequeño resumen (que ya me hubiera gustado a mí pillar antes de ver Lincoln) de la situación en la que se encontraban los Estados Unidos en el último cuarto del siglo XIX. A diferencia de la mayoría de las películas que suelo ver y que recomiendo, de forma general, no saber prácticamente nada de ellas, en este caso, considero más que necesario leer estos cuatro párrafos (no es que haga falta ser un erudito en la historia de los EE. UU. para verla) para garantizarnos una mejor compresión de Lincoln, la película.

Abraham Lincoln (1809 – 1865) tenía como uno de los objetivos para realizar durante su mandato, la de terminar con la cruenta Guerra Civil en la que estaba sumida los Estados Unidos. Los bandos enfrentados fueron los estados del norte (conocidos como la Unión) contra los Estados Confederados de América, integrados por once estados del sur que habían proclamado su independencia en el mismo momento, marzo de 1861, en que juró su cargo como presidente Abraham Lincoln. En ese acto, en el discurso de toma de posesión, Lincoln declaró como ilegal la secesión.

El segundo gran objetivo de Lincoln era abolir la esclavitud: «Dando libertad a los esclavos la aseguramos a los libres». Hay que tener en cuenta que tan solo cuatro años antes, en 1857, la Corte Suprema de los Estados Unidos afirmó sobre los esclavos: «tan inferiores que no tenían derechos que el hombre blanco debiese respetar». El presidente se tuvo que mostrar muy habilidoso para sacar adelante esta empresa ya que si se acababa la guerra, el Sur volvería al hemiciclo, con lo cual sería imposible llegar a un acuerdo para aprobar la Decimotercera Enmienda de la Constitución americana (los estados sureños no estaban por la labor de dejar libres a los negros).

En este trasfondo bélico no deja de haber una lucha económica. El norte era una zona industrial, abolicionista, y el sur era agraria y esclavista. El 95% de los negros vivían en el sur, siendo la tercera parte de la población, mientras que en el norte solo representaban el 1%. Por otro lado, el ejército sureño tuvo importantes victorias parciales durante los dos primeros años del conflicto. En 1863, en Gettysburg, se topó con el ejército de la Unión. Después de tres días de sangriento enfrentamiento los confederados fueron derrotados. Con lo cual el Norte tenía acceso al mar e impuso un bloqueo para el bando vencido. Era cuestión de tiempo que se llegase a la victoria. El 19 de noviembre de 1863, cuatro meses después de la Batalla de Gettysburg el presidente Abraham Lincoln pronunció uno de sus más famosos discursos en el Cementerio Nacional del soldado en esa misma ciudad. En él, el político invocó los principios de igualdad de los hombres que habían consagrado en su Declaración de Independencia para finalizar con la ya famosa frase: «Que esta nación, Dios mediante, tendrá un nuevo nacimiento de libertad. Y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparecerá de la Tierra.»

Meses después de la aprobación de la Decimotercera Enmienda Abraham Lincoln cuando asistía a una función de teatro es asesinado por un actor y simpatizante del sur, John Wilkes Booth. Booth apareció por detrás del palco y disparó un solo tiro a la cabeza del presidente al grito de: “Sic semper tyrannis!” (expresión en latín que significa “así siempre a los tiranos”). Huyó del teatro para ser posteriormente abatido. Mientras que Lincoln fue trasladado a su casa donde falleció diez horas después. Era el 15 de abril de 1865.

La película

Lincoln, la película, se centra en los últimos meses de la vida del presidente de los Estados Unidos que puso fin a la Guerra Civil (o de Secesión) y que abolió la esclavitud. El film rehúye los campos de batallas para centrar casi toda la acción en espacios cerrados, oscuros, lúgubres, donde las palabras tiene mucho protagonismo.

lincoln-imagen-pelicula-2

Steven Spielberg nos ofrece una imagen de Lincoln a través del actor Daniel Day-Lewis que pasará a la historia. Un Lincoln que sufre en lo doméstico con su hijo (no quiere perder a otro) y que apenas puede controlar a su mujer; mientras que en los despachos se muestra como un animal político de pausado y convincente discurso y que no dudará en bordear lo ilegal (compra de votos) para sacar adelante su proyecto. Un Lincoln que muestra su lado más oscuro al utilizar algunos métodos cuestionados para conseguir ese puñado de votos en pos de unos ideales nobles. La interpretación de Day Lewis es magnífica. Encarna a un hombre, autoritario, inteligente, con un gran instinto político, que sufre por su país (envuelto en una guerra), por su mujer (irascible, difícil de contener como Primera Dama y doliente madre) y como padre (acaba de perder a dos hijos y el mayor quiere alistarse en el ejército). La actuación del actor irlandés constituye el mejor aval del film. Le acompañan una serie de actores que conforman uno de los mejores planteles que hayamos podido disfrutar en la historia reciente del cine. El papel de Sally Field (como esposa de Lincoln) es muy meritorio, pero no creo que dé para algún galardón (a no ser que se premie por encima de otras cualidades el hecho de engordar 10 kilos). Por el contrario Tommy Lee Jones (como Thaddeus Stevens) simplemente lo borda.

lincoln-imagen-pelicula-7

Lincoln resulta larga, algo pesada por ese exceso de metraje, pero como producto de entretenimiento resulta notable. Técnicamente es un portento. La película recrea una ambientación que resulta impecable, con muchos espacios cerrados (la mayoría) sórdidos, oscuros con poca luz de la mano del fotógrafo Janusz Kaminski  habitual en películas de Spielberg como La lista de Schindler’s  (1993). Y la banda sonora es serena y apenas se nota, lo cual constituye un gran acierto, y viene de la mano de ya mítico John Williams autor de innumerables bandas sonoras (desde Tiburón a la saga de Indiana Jones).

A pesar de todos estos alardes técnicos, de ser una película de Spielberg y del plantel de actores, me gustó más la historia que la película. Resultan un tanto discursiva y pierde emoción ante tanta palabrería. Trata de un tema que apasiona (la liberación de los esclavos) y solo soy capaz de recordar una escena que emocione (y poco) como es la primera vez que acceden los negros al hemiciclo; pero en su conjunto Lincoln es un buen producto que nos ofrece una visión de un momento en concreto de la historia de los Estados Unidos muy corto (apenas unos meses) pero de gran relevancia en el devenir de la Historia. En estos momentos, cuando acometo esta crítica, Barak Obama está jurando el cargo como Presidente en su reelección. Son muchos los que están esperando que haga muchas cosas en este segundo mandato para así pasar a la Historia. El caso es que Obama ya ha pasado a la Historia al ser el primer presidente negro de los Estados Unidos de América. Y eso, en buena parte, tal vez se lo tengamos (toda la Humanidad) que deber a Abraham Lincoln.

Un tráiler (creo que merece la pena en su versión original):

 

Luisjo Cuadrado

 

 

Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!