¡ROMPE RALPH! ¿Puede un malo ser un bueno?

 

Ficha

Película 3D: ¡Rompe Ralph!

Título original: Wreck-it Ralph.

Dirección: Rich Moore.

País: USA. Año: 2012. Duración: 108 min.

Género: Animación, comedia, aventuras, familiar.

Doblaje original: John C. Reilly (Ralph), Sarah Silverman (Vanellope), Jack McBrayer (Repara-Félix Jr.), Jane Lynch (sargento Calhoun), Alan Tudyk (King Andy), Mindy Kaling (Taffyta), Joe Lo Truglio (Markowski), Ed O’Neill (Sr. Litwak), Dennis Haysbert (general Holograma).

Guion: Phil Johnston y Jennifer Lee; basado en un argumento de Rich Moore, Phil Johnston y Jim Reardon.

Producción: Clark Spencer.

Música: Henry Jackman.

Montaje: William J. Caparella.

Distribuidora: The Walt Disney Company Spain.

Estreno en USA: 2 Noviembre 2012.

Estreno en España: 25 Diciembre 2012.

Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

 

Sinopsis

 

Nuestro protagonista Ralph es el malo dentro de un videojuego arcade de 8 bits, pero lo que en realidad el más ansía es convertirse en el bueno, ganar una medalla que lo convierta en un héroe para ganarse así la admiración de los vecinos de su juego y poder dejar de vivir en una escombrera. Sin embargo, los malos no ganan medallas, y el tendrá que salir a buscarla fuera de su juego, donde comenzarán todas sus aventuras.

 

Comentario

Por primera vez en la historia de las películas animadas de Disney, es el villano el protagonista de la historia. Los príncipes azules, las princesas, las brujas y los castillos han sido sustituidos por un mundo de juegos arcade, donde el príncipe seductor es un hombrecito con un martillo y la débil princesa es una mujer armada hasta los dientes, cuyo trabajo es matar unos repugnantes monstruos alienígenas.

Con Toy Story ya se nos mostraba la vida que llevan los juguetes cuando nadie los observa, en ¡Rompe Ralph! cambiamos los juguetes por un mundo de máquinas recreativas que tiene sus propias normas, sus controles de aduanas para entrar o salir de los juegos e incluso sesiones de apoyo para los anti héroes de los mismos.

¡Rompe Ralph! es una película muy fresca y divertida que, como ya he dicho, nos pone en el punto de vista del «malo» de la historia, nuestro protagonista cansado de su existencia como villano decide colarse en otro juego para intentar ser un héroe y así obtener el reconocimiento de todos, sin embargo, no es tan fácil como él creía que sería y además, intentar jugar en otro juego está prohibido. Todo esto le llevará a ir saltando de juego en juego para conseguir su objetivo, conociendo en el camino a una mujer sargento fría y dura con un trágico pasado, a una pequeña niña cuyo sueño es ganar una carrera de karts, o al rey de un mundo de chucherías que hará lo que sea necesario para que la pequeña no compita y pueda ganar la carrera.

Disney desde luego sobresale con esta película sobre el resto de las cintas de animación estrenadas este año. Con esta puesta en escena del malo como protagonista nos mete por primera en la cabeza del personaje, nos ayuda a saber cómo piensa, cómo se siente. Observamos la historia de una forma diferente a la que estamos acostumbrados, además de aportar unas enseñanzas mas sociales como la discriminación, donde a una niña llamada Penélope no quieren dejarla correr por ser diferente a los demás, una «glich» en el mundo de los juegos arcade, alguien considerado un error de programación, unos pobres personajes de juegos que tienen que pedir para sobrevivir, puesto que su juego se estropeó, fue desenchufado y ellos por lo tanto desahuciados, o el hecho de que uno ha de salir a perseguir sus sueños.

Además, a lo largo de la película se nos muestran diversos personajes clásicos pero históricos del mundo de los videojuegos como «Pac-man», «Donkey Kong» o los personajes en eterna lucha de «Street Fighter». Por otro lado, también vemos como los personajes de los diferentes juegos pueden relajarse tomando algo en un juego de un bar, u otros, como ya he mencionado, tienen problemas y asisten a charlas en grupo para hacer terapia. Es realmente sorprenderte ver cómo interactúan unos con otros en su mundo de bits y nadie podrá contener una sonrisa o un gesto de admiración cuando nos encontremos con estos pequeños pero muy ingeniosos gags.

Esta película puede ir sin duda dirigida a un público de edades muy diversas, tanto los niños como los padres que les acompañen disfrutarán con ella, por las situaciones divertidas que nos encontramos en ella, por los gags que se producen, por las enseñanzas que nos aporta, porque no cae en argumentos previsibles o demasiado sensibleros, y en definitiva, porque disfrutaremos de un mundo de videojuegos de sobra conocido, pero poco tratado en la gran pantalla.

Por otra parte, el corto de animación Paperman que acompañará a la película en su proyección en los cines, es también muy interesante. Con una realización que recuerda al cine mudo clásico, nos mostrará una pequeña historia de amor, donde el destino o la magia incluso, pueden o no, jugar a tu favor.

Un tráiler

 

Juan Matilla Varas

Revista Atticus


Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!