Archivo para diciembre, 2012

¡Feliz y Próspero 2013!

¬°FELIZ 2013!

Desde Revista Atticus queremos felicitar a todos nuestros colaboradores, lectores, seguidores de Facebook, Twitter, a todos aquellos que, de una manera u otra, nos vienen apoyando, y a todos aquellos que se acercan hasta nuestra p√°ginas, dese√°ndoles¬† un ¬°¬°¬°¬°FELIZ Y PR√ďSPERO 2013!!!

Hemos elegido esta felicitaci√≥n que ha realizado uno de nuestros habituales colaboradores y gran amigo Atticus, Jos√© Carlos Nistal,¬† porque resumen perfectamente nuestro sentir. Desamos a todo el mundo un Feliz A√Īo Nuevo sin olvidarnos de que hay gente que, ahora mismo, no tiene motivos para estar feliz, pero que esperamos, de todo coraz√≥n, que pronto, muy pronto recupere la ilusi√≥n.

WMil deseos de felicidad para 2013

 

Marcador

Comentario película: ¡Rompe Ralph!

¬°ROMPE RALPH! ¬ŅPuede un malo ser un bueno?

 

Ficha

Película 3D: ¡Rompe Ralph!

Título original: Wreck-it Ralph.

Dirección: Rich Moore.

Pa√≠s: USA. A√Īo: 2012. Duraci√≥n: 108 min.

Género: Animación, comedia, aventuras, familiar.

Doblaje original: John C. Reilly (Ralph), Sarah Silverman (Vanellope), Jack McBrayer (Repara-Félix Jr.), Jane Lynch (sargento Calhoun), Alan Tudyk (King Andy), Mindy Kaling (Taffyta), Joe Lo Truglio (Markowski), Ed O’Neill (Sr. Litwak), Dennis Haysbert (general Holograma).

Guion: Phil Johnston y Jennifer Lee; basado en un argumento de Rich Moore, Phil Johnston y Jim Reardon.

Producción: Clark Spencer.

M√ļsica: Henry Jackman.

Montaje: William J. Caparella.

Distribuidora: The Walt Disney Company Spain.

Estreno en USA: 2 Noviembre 2012.

Estreno en Espa√Īa: 25 Diciembre 2012.

Calificaci√≥n por edades: Apta para todos los p√ļblicos.

 

Sinopsis

 

Nuestro protagonista Ralph es el malo dentro de un videojuego arcade de 8 bits, pero lo que en realidad el más ansía es convertirse en el bueno, ganar una medalla que lo convierta en un héroe para ganarse así la admiración de los vecinos de su juego y poder dejar de vivir en una escombrera. Sin embargo, los malos no ganan medallas, y el tendrá que salir a buscarla fuera de su juego, donde comenzarán todas sus aventuras.

 

Comentario

Por primera vez en la historia de las películas animadas de Disney, es el villano el protagonista de la historia. Los príncipes azules, las princesas, las brujas y los castillos han sido sustituidos por un mundo de juegos arcade, donde el príncipe seductor es un hombrecito con un martillo y la débil princesa es una mujer armada hasta los dientes, cuyo trabajo es matar unos repugnantes monstruos alienígenas.

Con Toy Story ya se nos mostraba la vida que llevan los juguetes cuando nadie los observa, en ¡Rompe Ralph! cambiamos los juguetes por un mundo de máquinas recreativas que tiene sus propias normas, sus controles de aduanas para entrar o salir de los juegos e incluso sesiones de apoyo para los anti héroes de los mismos.

¬°Rompe Ralph! es una pel√≠cula muy fresca y divertida que, como ya he dicho, nos pone en el punto de vista del ¬ęmalo¬Ľ de la historia, nuestro protagonista cansado de su existencia como villano decide colarse en otro juego para intentar ser un h√©roe y as√≠ obtener el reconocimiento de todos, sin embargo, no es tan f√°cil como √©l cre√≠a que ser√≠a y adem√°s, intentar jugar en otro juego est√° prohibido. Todo esto le llevar√° a ir saltando de juego en juego para conseguir su objetivo, conociendo en el camino a una mujer sargento fr√≠a y dura con un tr√°gico pasado, a una peque√Īa ni√Īa cuyo sue√Īo es ganar una carrera de karts, o al rey de un mundo de chucher√≠as que har√° lo que sea necesario para que la peque√Īa no compita y pueda ganar la carrera.

Disney desde luego sobresale con esta pel√≠cula sobre el resto de las cintas de animaci√≥n estrenadas este a√Īo. Con esta puesta en escena del malo como protagonista nos mete por primera en la cabeza del personaje, nos ayuda a saber c√≥mo piensa, c√≥mo se siente. Observamos la historia de una forma diferente a la que estamos acostumbrados, adem√°s de aportar unas ense√Īanzas mas sociales como la discriminaci√≥n, donde a una ni√Īa llamada Pen√©lope no quieren dejarla correr por ser diferente a los dem√°s, una ¬ęglich¬Ľ en el mundo de los juegos arcade, alguien considerado un error de programaci√≥n, unos pobres personajes de juegos que tienen que pedir para sobrevivir, puesto que su juego se estrope√≥, fue desenchufado y ellos por lo tanto desahuciados, o el hecho de que uno ha de salir a perseguir sus sue√Īos.

Adem√°s, a lo largo de la pel√≠cula se nos muestran diversos personajes cl√°sicos pero hist√≥ricos del mundo de los videojuegos como ¬ęPac-man¬Ľ, ¬ęDonkey Kong¬Ľ o los personajes en eterna lucha de ¬ęStreet Fighter¬Ľ. Por otro lado, tambi√©n vemos como los personajes de los diferentes juegos pueden relajarse tomando algo en un juego de un bar, u otros, como ya he mencionado, tienen problemas y asisten a charlas en grupo para hacer terapia. Es realmente sorprenderte ver c√≥mo interact√ļan unos con otros en su mundo de bits y nadie podr√° contener una sonrisa o un gesto de admiraci√≥n cuando nos encontremos con estos peque√Īos pero muy ingeniosos gags.

Esta pel√≠cula puede ir sin duda dirigida a un p√ļblico de edades muy diversas, tanto los ni√Īos como los padres que les acompa√Īen disfrutar√°n con ella, por las situaciones divertidas que nos encontramos en ella, por los gags que se producen, por las ense√Īanzas que nos aporta, porque no cae en argumentos previsibles o demasiado sensibleros, y en definitiva, porque disfrutaremos de un mundo de videojuegos de sobra conocido, pero poco tratado en la gran pantalla.

Por otra parte, el corto de animaci√≥n Paperman que acompa√Īar√° a la pel√≠cula en su proyecci√≥n en los cines, es tambi√©n muy interesante. Con una realizaci√≥n que recuerda al cine mudo cl√°sico, nos mostrar√° una peque√Īa historia de amor, donde el destino o la magia incluso, pueden o no, jugar a tu favor.

Un tr√°iler

 

Juan Matilla Varas

Revista Atticus

Comentario película: La parte de los ángeles de Ken Loach. Por el camino de la cebada

Ficha

Película: La parte de los ángeles.

Título original: The angels’ share.

Dirección: Ken Loach.

Países: Reino Unido, Francia, Bélgica e Italia.

A√Īo: 2012. Duraci√≥n: 101 min.

Género: Comedia dramática.

Interpretación: Paul Brannigan (Robbie), John Henshaw (Harry), Gary Maitland (Albert), Jasmin Riggins (Mo), William Ruane (Rhino), Roger Allam (Thaddeus), Siobhan Reilly (Leonie).

Guion: Paul Laverty.

Producción: Rebecca O’Brien.

M√ļsica: George Fenton. Fotograf√≠a: Robbie Ryan.

Montaje: Jonathan Morris. Dise√Īo de producci√≥n: Fergus Clegg.

Distribuidora: Alta Classics.

Estreno en Reino Unido: 1 Junio 2012. Estreno en Espa√Īa: 16 Noviembre 2012.

Calificaci√≥n por edades: No recomendada para menores de 12 a√Īos.

 

Sinopsis

Robbie es un joven con un pasado delictivo. Por sus fechor√≠as es condenado. Para evitar la c√°rcel tienen que cumplir trescientas horas de trabajos sociales. Se convierte en padre prematuro cuando su chica, Leonie da a luz a un var√≥n. Al realizar los trabajos sociales se encuentra con otros dos muchachos, Albert y Rhino, y una joven, Mo. Con Henry, el educador social, iniciar√°n una aventura conociendo una destiler√≠a de whisky. Robbie demostrar√° tener unas grandes dotes en las sesiones de degustaci√≥n. ¬ŅSabr√° aprovechar ese don Robbie y ser capaz de rehacer su vida, dejando atr√°s su pasado?

Comentario

La película arranca con una sucesión de relatos de condenas por actos delictivos de distintos personajes, algunos de los cuales evitan la cárcel al ser conmutada la pena por horas de trabajos sociales para la comunidad.

Robbie (Paul Brannigan) es un joven que vive en Glasgow y que, como tantos otros, va dando tumbos sin encontrar su sitio. Una enemistad enconada le llevó a partir la cara a otro joven de su barrio. Por dicho motivo le sentencian a trabajos sociales. Trescientas horas en las que coincidirá con un grupo, formando una cuadrilla con Albert (Gary Maitland), Rhino (William Ruane) y Mo (Jasmin Riggins). Al frente y como educador social se encuentra Harry (John Henshaw) un hombre bonachón que trata de encauzar a este peculiar grupo.

Harry siente debilidad por Robbie. Ve en √©l algo que le hace distinto a los dem√°s. Un buen d√≠a le invita a un vaso de Whisky. Ese ser√° el punto de arranque para la nueva vida de Robbie. Visitar√°n una destiler√≠a y poco a poco descubrir√° que Robbie posee un don especial a la hora de catar los caldos y determinar incluso la marca. Un don al alcance de pocos. Pero eso solo no le da para comer. A no ser que encuentra un trabajo donde desarrollar ese potencial. Robbie se muestra espabilado e idear√° un plan para hacerse con una fortuna. Su reciente paternidad le ha hecho reflexionar y comprender que su hijo se merece un futuro alejado de los l√≠os en que se mete con sus pu√Īos.

Ken Loach nos tiene acostumbrados a pel√≠culas de corte social, un cine cr√≠tico con esa realidad social. Ha manifestado que le gustan los peque√Īos dramas alrededor de personajes desclasados, excluidos de la sociedad, por inadaptados o rechazados. En sus pel√≠culas mezcla el drama con la comedia cotidiana, centr√°ndose en las relaciones personales (amigos, parejas, familia). En esta ocasi√≥n es una pandilla de amigos que tratan de salir a flote. Robbie, el protagonista, al ser padre le cambia la vida. Al tener a su peque√Īo en sus brazos jura que no volver√° a comprometer su futuro dando mamporros a los dem√°s (o los das t√ļ o te los dan). Y tendr√° que sortear unas cuantas dificultades para llevar a cabo su promesa.

La parte de los ángeles es una entretenida comedia. Las relaciones entre los personajes son muy creíble y funcionan muy bien. Paul Laverty es el guionista, habitual en las películas de K.L. y se nota que todo discurre casi a la perfección. Esperaba más de esta película o lo esperaba de su director. El arranque, anteriormente aludido, me descentró un poco. Un libro, una película deben, tiene que arrancar de tal forma que te atrapen. En los libros si esto no sucede, lo cierras, echas mano a otro a la espera de encontrar una buena narración que te entretengan en las próximas horas. En la sala no te puedes ir (bobo serías, ya que no están las cosas para ir tirando el dinero), esperas a ver si remonta. Y a veces sucede, como en La parte de los ángeles. Mal comienzo pero buen final (ojo, que esto en este caso no es nada bueno; se nota en exceso el happy end). Entre medias hemos visto una entretenida comedia con un hilarante plan de acción. Pero de Ken Loach se le espera algo más que el entretenimiento. Nos tiene acostumbrados a presentarnos la cruda realidad con un planteamiento valiente en su denuncia social. El momento actual que vivimos, con tanto recorte y tanta inseguridad laboral, no viene nada mal pasar un rato agradable en el cine y olvidarnos de tanta penuria.

Una pel√≠cula con un apreciable sentido del humor, con algunos tintes dram√°ticos¬† y que nos recuerda que siempre hay un posible camino de salida aunque algunas veces ronde la ilegalidad. Kent Loach quiere transmitirnos un esperanzador alegato a favor de las segundas oportunidades para aquellos que les ha tocado vivir en un entorno donde la desgracia y la lucha por el trabajo y, en definitiva, por la supervivencia es la moneda com√ļn. Un ambiente que es fundamental en el crecimiento y evoluci√≥n de la persona. Al final, el director lo que retrata es la realidad. Todos queremos lo mismo: vivir dignamente, tener un trabajo, ocuparte de una familia ofreci√©ndoles lo mejor que est√° dentro de tus posibilidades y rodearte de amigos y personas con las que compartir esa vida.

El significado del t√≠tulo puede aludir a esa parte de √°ngel que cada uno podemos llevar dentro de nosotros o tambi√©n, utilizado como una bella met√°fora, a esa porci√≥n‚Ķ No, creo que no debo desvelar eso. Vayan al cine y descubran cual es ¬ęla parte de los √°ngeles¬Ľ.

El tr√°iler:

 

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

Revista Atticus 19

Revista Atticus 19 ya est√° disponible para su descarga

El ejmplar 19 ya lleva unas semanas circulando por la red. Ahora os lo ofrecemos para su descarga desde una plataforma (Calaméo) que nos parece muy interesante. Desde ella puedes visionar la revista. Con tan solo un clic vas pasando las páginas. Puedes leerla, puedes echar un vistazo a su contenido. Y si te gusta y decides conservarla, puedes descargártela pulsando el correspondiente icono. Más fácil imposible. Más barato: no existe. Si te gusta nuestra publicicación entre en Facebook y haz un Me gusta. Si quieres contribuir al sostenimiento del proyecto compra nuestras revista impresa (hemos sacado el TRES) o si lo prefieres puedes hacer tu aportación o anunciarte. Fácilísimo. Mándanos un correo y te ampliamos la información al admin@revistaatticus.es

 

Te la puedes descargar en el siguiente enlace

 

Haz un ME GUSTA en

http://www.facebook.com/RevistaAtticus

Revista Atticus

Versionando. √Ālbumnes de versiones. Segunda parte y √ļltima

Continuamos con nuestros √°lbumnes.

Shelby Lynne Just a Little Lovin’ (2008)

Rendir tributo a un artista es otra manera de presentar un álbum de covers y la gran Shelby Lynne dedicó su álbum Just A Little Lovin’ a Dusty Springfield otra de las más grandes a reivindicar.

En este álbum Lynne recorre algunas de las canciones de la discografía de Springfield y es lo suficientemente inteligente como para no atreverse con temas a los que no podría aportar nada, por muy famosos o emblemáticos que fueran, como es el caso de Son of The Preacher men. Pero, en cambio, alcanza cotas altísimas revisitando temas como The Look of Love, I only Want To be With You o You don’t have to say you love me. Un álbum excelente para quien admire a estas dos mujeres.

 

 

Christopher Dallman Sad Britney (2009)

Siguiendo los esquemas del √°lbum que habl√°bamos anteriormente, esta vez la homenajeada es Britney Spears y el encargado de hacerlo es Christopher Dallman un cantautor independiente que nos recuerda a James Taylor o a David Gray. Con este Ep, acerca las canciones de Britney Spears a un p√ļblico poco acostumbrado a su m√ļsica y que es capaz de apreciarla mucho mejor en las manos de Dallman.

Cuando escuchamos su reinvenci√≥n de Toxic, nos rendimos a la evidencia de que ya era un gran tema incluso cuando lo cantaba Britney Spears. Pero adem√°s, descubrimos otros matices que lo convierte en una experiencia √ļnica.

Sans Fusils, Ni Souliers, √† Paris: Martha Wainwright‘s Piaf Record (2009)

Hay que tener mucho valor para atreverse con el repertorio de Edith Piaf y Martha Wainwright sale victoriosa del intento. Tambi√©n recurre al viejo truco que coment√°bamos anteriormente cuando habl√°bamos del √°lbum de Shelby Lynne. Nunca va a versionar una canci√≥n tan emblem√°tica como La Vie in Rose. Pero en cambio, hace que nos quitemos el sombrero en numerosos momentos del disco que, en parte, est√° grabado en directo. Esos momentos vienen acompa√Īados de canciones como: Adieu Mon CŇďur; C’est Toujours la M√™me Histoire; Non, La Vie n’est pas Triste; Marie Trottoir y sobre todo en La Foule.

 

Birdy Birdy (2011)

El a√Īo pasado una jovencita muy precoz de tan solo quince a√Īos llamada Jasmine van den Bogaerde, m√°s conocida como Birdy, sorprend√≠a a propios y extra√Īos con su debut hom√≥nimo. En aquel momento, nos lo tomamos con mucha cautela por tratarse de alguien tan joven.

Con el paso del tiempo este trabajo se convirtió en un éxito de ventas en UK, además de ser aclamado por la crítica. El repertorio seleccionado para este álbum no corresponde al que elegiría una adolescente convencional cuyos gustos podrían estar más cerca de Justin Bieber o Katy Perry. Ella se queda con Fleet Foxes, The postal Service o James Taylor a los que versiona con una naturalidad alarmante, algo que la convierte en una cantante peculiar y muy precoz. Especialmente cuando la escuchamos cantar temas de la grandeza e intensidad de Skinny Love de Bon Iver o People Help The People de Cherry Ghost. Como curiosidad comentar que la carrera de esta chica está en pleno ascenso con su participación en las Bandas Sonoras Originales de películas como Los Juegos del Hambre (Gary Ross, 2012) o la más reciente Brave (Mark Andrews, Brenda Chapman, 2012).

Rumer Boys Don’t Cry (2012)

La idea de que el segundo trabajo de Rumer fuese un disco de covers no nos gustó en un principio porque su álbum debut Seasons of My Soul nos impresionó muchísimo por esa mezcla tan refrescante de canciones actuales con un sonido de lo mas setentero.

Es muy obvio que era difícil mantener esa línea y estilo con canciones nuevas. Por eso, después de escuchar Boys Don’t Cry, hemos cambiado de opinión. Nos parece de lo más coherente que haya decidido tirar de un repertorio precisamente de autores de los setenta. Repertorio que, por otro lado, hace suyo desde la primera nota. Nuestras preferidas son Sara Smiles de Hall & Oates o Travellin’ Boy de Paul Williams. Rumer también versiona a Neil Young, Jimmy Webb, Bob Marley, Isaak Hayes y Gilbert O’Sullivan, entre otros.

Joan Osborne Bring me to Home (2012)

Desde que Joan Osborne debutase con Relish all√° por 1995 y se convirtiese en una one-hit wonder con la magn√≠fica One of Us, ha tenido que demostrar que m√°s que una one-hit wonder es un excelente m√ļsico, aunque nunca haya vuelto a conseguir la fama y popularidad que le proporcion√≥ aquel trabajo. A lo largo de su carrera ha intercalado los covers de otros artistas con canciones de composici√≥n propia. Este es el segundo √°lbum enteramente de covers con el que nos sorprende, el primero fue How Sweet it is (2002) que bien podr√≠amos haber inclu√≠do tambi√©n en esta lista. En √©l recordaba temas de Stevie Wonder, Otis Redding o Jimi Hendrix. Algunas de sus mayores influencias musicales. En Bring me to Home versiona temas de Ray Charles, Bill Withers, Ike & Tina Turner o John Mayal y es un √°lbum que rezuma pureza y honestidad.

Counting Crows Underwater Sunshine (Or what we did in our summer vacation) (2012)

Una de las sorpresas de la temporada es la vuelta de Counting Crows, una banda que no publicaba desde hace cuatro a√Īos y que por fin ha sacado su √°lbum de covers. Un √°lbum que no desentona nada de su repertorio porque han elegido unas canciones poco conocidas para el gran p√ļblico. As√≠ que es probable que muchos descubran que se trata de un √°lbum de covers si alguien se lo dice. Entre los artistas y bandas seleccionados nos encontramos desde cl√°sicos como Bob Dylan a otras incursiones m√°s indies como Teenage Fanclub o The Romany Rye y hasta bandas pertenecientes al brit pop como Travis. Completa la lista de homenajeados Fairport Convention, Faces, Big Star o Gram Parsons por citar unos pocos. Un √°lbum muy recomendable que guarda la frescura de los primeros trabajos de Counting Crows.

 

Rubén Gámez

http://nofuncionamusica.blogspot.com.es/

Revista Atticus

 Page 1 of 2  1  2 »
Get Adobe Flash player