El ladrón de palabras (The Words)

Ficha

Película: El ladrón de palabras.

Título original: The words.

Dirección y guion: Brian Klugman y Lee Sternthal.

País: USA. Año: 2012. Duración: 107 min.

Género: Drama, romance.

Interpretación: Bradley Cooper (Rory Jansen), Jeremy Irons (anciano), Dennis Quaid (Clay Hammond), Olivia Wilde (Daniella), Zoë Saldana (Dora Jansen), J.K. Simmons (Sr. Jansen), Nora Arnezeder (Celia), Ben Barnes (joven), Michael McKean (Nelson).

Producción: Michael Benaroya, Tatiana Kelly y James M. Young. Música: Marcelo Zarvos.

Fotografía: Antonio Calvache. Montaje: Leslie Jones.

Diseño de producción: Michèle Laliberté.

Vestuario: Simonetta Mariano.

Distribuidora: DeAPlaneta. Estreno en USA: 7 Septiembre 2012.

Estreno en España: 31 Octubre 2012.

Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

Sinopsis

Como si fuera un pequeña matrioska, tres noveles son llevadas a la pantalla, en una sola película, en El ladrón de palabras. Un joven (que ni tan siquiera tiene nombre y que años después se nos presentara como un anciano por Jereny Irons) escribe un relato biográfico, desarrollado en París bajo la ocupación alemana, que tiene como protagonista al amor de su vida, Celia (Nora Arnedezer). Damos un salto en el tiempo para ver como otro joven, Rory Jansen (Bradley Cooper) intenta hacerse un hueco en el mundo literario con su primera novela. Una y otra vez es rechazado con lo cual no le queda más remedio que ponerse a trabajar (eso sí, en una editorial para permanecer cerca del mundo que ama). No encuentra su voz, no encuentra su estilo y un buen día mientras daban un paseo por París de la mano de su esposa Dora (Zoë Saldana) se encuentra, en un anticuario, con un manuscrito que hace suyo al pasarlo al ordenador. Dora lo lee sin el consentimiento de su marido y se emociona. Lo convence para que lo presente en la editorial. Al final obtiene el reconocimiento del público. Es un gran éxito de ventas y Rory Jansen es encumbrado.

En plena campaña de promoción de la obra, aparece el anciano para contactar con el escritor que se ha hecho famoso gracias a su novela. Este encuentro y los posteriores será el objeto de la otra historia que el escritor Clay Hammond (Denis Quaid) presenta a la sociedad, ante una multitud de enfervorizados seguidores. Por medio de una estudiante, Daniella (Olivia Wilde), Clay nos irá desvelando los entresijos de la trama y pondrá el acento en el verdadero significado de la novela y tal vez podamos desvelar la cuestión: ¿a quién pertenecen las palabras? Un viaje que nos trasladará desde el París de la posguerra a la Nueva York actual.

Comentario

El ladrón de palabras es una historia de historias, un famoso escritor nos presenta una novela, lee unos pasajes ante el público donde otro escritor, sin merecerlo, ha alcanzado el éxito literario plagiando un manuscrito anónimo que encontró por casualidad. El verdadero escritor de dicho manuscrito, aparece a su vez para contar su historia, la historia que dio vida a las palabras y que narra como un joven se enamora durante la Segunda Guerra Mundial.

El reparto de la película cuenta con nuevas y viejas estrellas de la gran pantalla, en el papel protagonista, Rory Jansen (Bradley Cooper), el cual está recientemente casado con Dora Jansen (Zoë Saldana), el escritor que presenta la novela, Clay Hammond, es de sobra conocido, Dennis Quaid, cuya mayor fan, aunque en ocasiones parece casi más una acosadora que una fan, es Daniella (Olivia Wilde), y por último pero no menos importante, el siempre increíble Jeremy Irons, en el papel del anciano. Sin embargo, a pesar de este más que respetable reparto, la película en determinados momentos se queda a medias. Narrar tres historias a la vez en 102 minutos desde luego que no es sencillo, pero intentar contar demasiado, puede llevar a que al final se cuente demasiado poco. Por poner algunos ejemplos: el papel de Jeremy Irons, revestido de gran importancia, prácticamente se reduce a dos frases; Bradley Cooper que además del protagonista, es el «chico guapo» de la película, solo tiene que sonreír, o consolar a su mujer en determinados momentos; y el papel de Olivia Wilde, es seducir a Dennis Quaid.

Lo mejor de la película, sin duda alguna, las miradas al pasado durante la guerra, la historia que dio lugar al libro, (el pasado del anciano), el joven y su amada Celia, (interpretados por Ben Barnes y Nora Arnedezer), transmiten en sus momentos verdadera pasión, alegría, tristeza o rabia, son desde luego, los momentos más intensos de la película, cuando nos hacen creer que el amor lo puede todo, pero que la obsesión también lo puede destruir.

La fotografía que marca la película es sencilla pero efectiva, una calle de Nueva York o una gran escena en Central Park entre Bradley Cooper y Jeremy Irons, cuando nuestro protagonista conoce al anciano y toma verdadera conciencia de lo que ha hecho, o un café parisino de la época donde los dos jóvenes se ven por primera vez.

En definitiva, El ladrón de palabras es una película entretenida, pero genera unas expectativas que no consigue satisfacer del todo, los momentos más intensos de la película son los que nos muestran en el tráiler, y cuando terminamos de verla, tenemos la sensación como ya dije antes, de habernos quedado a medias.

Un trailer

 

Juan Matilla Varas

 

 

Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!