Todos tenemos un plan

Un aguijonazo nada dulce

Ficha

Película: Todos tenemos un plan.

Dirección y guion: Ana Piterbarg.

Interpretación: Viggo Mortensen (Agustín / Pedro), Soledad Villamil (Claudia), Daniel Fanego (Adrián), Javier Godino (Rubén), Sofía Gala Castiglione (Rosa).

Países: España, Argentina y Alemania.

Año: 2012. Duración: 117 min.

Género: Drama, thriller.

Producción: Gerardo Herrero, Mariela Besuievski, Vanessa Ragone y Viggo Mortensen.

Música: Lucio Godoy. Fotografía: Lucio Bonelli.

Montaje: Irene Blecua y Alejandro Lázaro.

Diseño de producción: Mariela Rípodas. Vestuario: Valentina Bari.

Distribuidora: Hispano Foxfilm.

Estreno en España: 7 Septiembre 2012.

Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

Sinopsis

Agustín no disfruta de la vida que tiene. Se ha convertido en algo que no deseaba y trata de huir tras la frustrante existencia en que se ha convertido sus últimos años de vida en Buenos Aires junto a su esposa Claudia. Tras la muerte de Pedro (su hermano gemelo) emprende una nueva vida asumiendo su identidad. Para ello se traslada a la misteriosa región del Delta del Tigre donde transcurrió su infancia junto a su hermano. Agustín trata de retomar la vida de Pedro, pero se verá implicado en un mundo peligroso del que formaba parte su hermano.

Comentario

La película arranca con una escena de abejas y una voz en off que nos instruye sobre el comportamiento de estos insectos «sociales» que reunidos en paneles el apicultor cultiva y conserva aprovechando la miel que generan. Si la reina da señales de decadencia, es mejor sustituirla por una nueva, sin que los zánganos lo noten. Así de sencillo.

Pedro (Viggo Mortensen) es el apicultor que cuida el enjambre y vive como puede en el Delta del Tigre (Delta del Paraná, Argentina), una región llena de misterio que actúa como un protagonista más en el film de Ana Piterbarg (directora de la televisión argentina que ahora se estrena con este largometraje). No está en su mejor momento, enfermo y con un turbio asunto sobre sus espaldas, se ve obligado a retirarse de la zona. La voz en off es de una muchacha que actúa como ayudante, Rosa (Sofía Gala Castiglione) «la pichona», y que se va a ver envuelta en un lío amoroso al intervenir Adrián (Daniel Fanego),socio de Pedro y un matón de poca monta que ha hecho del secuestro exprés una forma de ganarse la vida.

Pedro tiene un hermano gemelo, Agustín (Viggo Mortensen) que huyó de la zona y se estableció en Buenos Aires. Es médico y lleva casado siete años con Claudia (Soledad Villamil) quien está pensando en adoptar a un bebé.

El desencadenante de la acción se produce cuando Agustín manifiesta su negativa a adoptar un bebé. No quiere, no se considera preparado, él nada le puede ofrecer. Claudia se sorprende, no cree lo que oye, empieza a pensar que vive con una persona que no conoce. Se produce el caos: Agustín se encierra, tanto física como síquicamente, se atasca en una vida que no recuerda cuando se convirtió en eso y Claudia, desazonada, se marcha de viaje proporcionándole un poco de respiro.

Cuando Pedro visita a su hermano, fallece (por razones que no debo desvelar). Agustín asume su identidad y huye de la vida que no quería, para encontrarse de cara con la vida que pudo tener. Pero allí, en el Delta del Tigre se tropezará con asuntos turbios en los que su hermano tenía un cierto protagonismo.

Todos tenemos un plan es una película a medio camino entre el drama y un thriller. Y es una lástima de película. Me acerqué a verla con la mayor ilusión posible, pues esta cinta trae la vitola «de los productores de El secreto de sus ojos (Juan José Campanella, 2009) como si la producción fuera sinónimo de calidad y fuera a garantizarme el resultado. Y es Argentina (coproducida con España y Alemania) y eso también auguraba algo bueno. Pero resulta ser una película fallida a pesar de contar con algunos buenos puntos a su favor (no todo es negativo en Todos tenemos un plan). Uno de ellos es la fotografía de Lucio Bonelli con una luz acertada así como la recreación de ambientes que proporciona una buena atmósfera (esos viajes en barca, casi a la deriva, con un halo neblinoso, por el delta inspiran quietud y están muy logrados). Otro de ellos es ese ritmo pausado que se acompaña con la actuación de los actores (creo que Viggo Mortensen está muy convincente en su doble vertiente aunque su vocalización no sé si es la acertada porque ese acento me confunde y no sé si es que es argentino o que no está logrado –a veces se oye poco o mal-). Decía que a favor la actuación de los actores porque actúan y hablan poco. El peso de los silencios (mucho mejor que algunos diálogos innecesarios y banales) es otro punto fuerte, que contribuye a ese aire que tiene que tener un thriller. Otro punto a su favor es el recurso del libro de Los desterrados de Horacio Quiroga. La directora lo utiliza como punto de nexo entre uno y otro hermano. Quiroga retrató (en ocho relatos de narración fantástica) una geografía inhóspita y salvaje (lucha de la selva contra el hombre) de un mundo (finales del siglo XIX) decadente, con una explosión de la vida urbana y en dónde se producen una serie de cambios que afectan negativamente en la condición humana. Ese parece haber sido un buen leitmotiv de Todos tenemos un plan para su directora y guionista Ana Pitarbarg.

Contaba con un buen guion (fue premiado como mejor guion por la SGAE en su concurso Julio Alejandro en el 2008) pero, en la pantalla resulta fallido en su conjunto. Con unos personajes planos, que resultan poco definidos y nada claros. Apenas sabemos nada de la vida de Claudia y mucho menos de la «pichona» Rosa. No sabemos sus motivaciones (el porqué hacen lo que hacen). Claudia aparece y desaparece como por arte de magia (creo que está desaprovechadísima tras haber protagonizado la oscarizada El secreto de sus ojos y haber ganado un Goya como actriz revelación). Hay algunas subtramas que no están resultas, como el flagrante caso de los hermanos que regentan el colmado. El conflicto que tiene Agustín es oscuro, sin justificación, y así es difícil comprender por qué hace lo que hace, si lo hace por compasión o lo hace por canalla. Imperdonable también es el diálogo final, infantiloide, entre Rosa y Agustín/Pedro (me querrás, sí, siempre…) que casi ofende al espectador. Incluso ese buen comienzo con la explicación de la sociedad de las abejas (una vida jerarquizada) no es el más acertado para esta película pues no hay una estructura comparable, no hay jerarquías. Está sostenido por los pelos, por mucho que queramos pensar que la abeja reina (Pedro) se la sustituya por otra (Agustín) y que el zángano (Adrián) y la abeja obrera (Rubén) comiencen a funcionar mejor (¿el qué? ¿la producción de muertos, los actos vandálicos?). En definitiva, como he citado anteriormente, bastantes buenos elementos (fotografía, actores, puesta en escena) con una buena producción, y una muy buena intención por parte de la directora (asume el difícil reto técnico de rodar los planos con los gemelos o en el agua del delta, por poner un par de ejemplos), pero cuyo resultado final no conforman un buen largometraje.

 

Es una lástima de película. Muchas veces acudo al buzón (hoy llamado bandeja de entrada) con la ilusión de encontrar una invitación, una revista, un aviso de entrega de un paquete, algo. Y cuando no encuentro nada, o lo esperado, me llevo una desilusión tremenda. Aquí, en la sala de cine, el buzón audiovisual, no es que no haya encontrado nada, no, es que lo que he encontrado no me ha dejado satisfecho después de haberme hecho la ilusión de que iba a encontrar con una buena película. Me he encontrado con un buen papel de villano, Adrián, interpretado por Daniel Fanego y a un Viggo Mortensen que actúa con madurez, tratando (y creo que con acierto) de dar credibilidad, con pequeños matices de caracterización, a su doble papel. Y con un relato entretenido, con altibajos y poco convincente (¡qué lástima!). Abejas, sí, pero miel, no. Aquijonazo nada dulce.

Os dejo el trailer

Luisjo Cuadrado

Revista Atticus

 

 

 

Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!