Archivo para marzo, 2012

Atticus, un proyecto cultural ¬ęmade in¬Ľ Valladolid

Atticus Finch es el nombre del personaje de la novela ‚ÄėMatar un ruise√Īor‚Äô de Harper Lee. Luis Jos√© Cuadrado escog√≠a junto con un grupo de amigos un libro, del que hubiera una adaptaci√≥n a la gran pantalla, y se reun√≠an despu√©s de haberlo le√≠do para ver la pel√≠cula y comentarlo. As√≠ naci√≥ Atticus, fruto de una serie de prop√≥sitos que fueron canalizados por Cuadrado. Este proyecto comenz√≥ como una simple afici√≥n de volcar en Internet art√≠culos de arte en pdf gracias a la plataforma que cre√≥ Rub√©n Garc√≠a Gamarra.
A punto de cumplir tres a√Īos sigue creciendo como la espuma. Tiene una media de 1.400 visitas diarias a la web (cuando naci√≥ se conectaban 10 personas por d√≠a) y suma un total de 600.000 visitas.
La revista Atticus es un producto vallisoletano, creado con peque√Īas aportaciones de escritores y profesionales de todo el mundo. En la capital del Pisuerga se organiza, se maqueta y se imprime. Luis Jos√© Cuadrado, salmantino de nacimiento y vallisoletano de adopci√≥n, es el creador y responsable de la misma. Tras una serie de promesas rotas de amigos que nunca enviaron sus textos para enriquecer la web con sus art√≠culos, Cuadrado decidi√≥ dar un paso m√°s y comenz√≥ a pedir su colaboraci√≥n a expertos blogueros del arte. Reconoce haber recibido alg√ļn portazo pero, en general, est√° muy contento de la gran familia, de m√°s de cincuenta personas, que se ha creado alrededor de Atticus. No solo en Espa√Īa, al otro lado del charco, en Latinoam√©rica, tambi√©n hay blogueros que comparten sus art√≠culos en la web vallisoletana.
Despu√©s de llevar diez n√ļmeros en su formato digital (ahora llevan 16 m√°s 5 monogr√°ficos) surgi√≥, en junio de 2011, UNO, la primera edici√≥n de Atticus en papel con el empuje y el apoyo de Juan Diego Caballero Oliver, profesor y catedr√°tico de Geograf√≠a e Historia, que falleci√≥ poco antes de que se publicase. Una apuesta arriesgada que cont√≥ con una presentaci√≥n por todo lo alto en el Museo del Patio Herreriano de Valladolid. A este primer n√ļmero sigui√≥ un segundo (DOS). La TRES tiene prevista su salida al mercado el pr√≥ximo mes de septiembre pero ‚Äúla falta de patrocinadores est√° retrasando su publicaci√≥n‚ÄĚ, advierte Luis Jos√© Cuadrado. UNO tuvo una tirada de 750 mientras que para el segundo n√ļmero se aumentaron las previsiones de ventas hasta llegar a los 1.000. El apoyo econ√≥mico con el que cuenta este proyecto es bastante limitado. Una serie de amigos de Cuadrado, con empresas importantes a su cargo, conf√≠an en su buen criterio y aportan su peque√Īa ayuda a cambio de publicidad en la web y en las revistas.
El a√Īo pasado se anunci√≥ y se vendi√≥ en el tren transcant√°brico, am√©n de en dos puntos vallisoletanos (un kiosco frente a El Corte Ingl√©s y la Librer√≠a Rayuela). A trav√©s de la p√°gina web tambi√©n se da la opci√≥n de adquirir la revista. Meses despu√©s de haberse puesto a la venta, se cuelga √≠ntegra en Internet. Cuadrado hace hincapi√© en la falta de costumbre de pagar por los contenidos digitales. ‚ÄúHemos realizado m√°s de 3.000 p√°ginas en menos de tres a√Īos y hemos tenido 600.000 usuarios. Si el 10% hubiera pagado un euro por los contenidos habr√≠amos ganado 60.000 euros. Hasta el momento todo se reduce a lo comido por lo servido‚ÄĚ.
El arte vallisoletano es el protagonista (y la fotograf√≠a de portada) de los dos primeros n√ļmeros de Atticus y, previsiblemente, tambi√©n lo ser√° del TRES, aunque esto a√ļn es secreto. A pesar de tener reportajes de todo el mundo, intenta subrayar siempre la importancia de Valladolid, concediendo a estos art√≠culos las mejores posiciones de la revista. Jos√© Miguel Travieso es el encargado de dise√Īar las portadas, de ponerle cara a Atticus.
Tambi√©n hay tiempo y espacio para las gratas sorpresas: ‚ÄúEl otro d√≠a me pidieron el n√ļmero de cuenta para ingresarme los 10 euros de la revista, pero me pidieron que no se la mandase porque ya se la hab√≠a descargado de la web‚ÄĚ relataba Cuadrado con una sonrisa.
A la pregunta de hasta d√≥nde puede llegar Atticus solo le sigue el silencio y el titubeo. Cuadrado est√° seguro de una cosa: ‚Äúes un proyecto que tiene mucha calidad, pero la dificultad de darse a conocer y la crisis ralentizan el camino‚ÄĚ.
Puedes leer la noticia completa en:
Publicado en El Norte de Castilla
Esther Bengoechea
29 de marzo de 2012
Marcador

Intocable. El triunfo de un argumento cl√°sico

Ficha

Película: Intocable.

Título original: Intouchables.

Dirección y guion: Eric Toledano y Olivier Nakache.

Pa√≠s: Francia. A√Īo: 2011. Duraci√≥n: 115 min.

Género: Comedia dramática.

Interpretación: François Cluzet (Philippe), Omar Sy (Driss), Audrey Fleurot (Magalie),

Anne Le Ny (Yvonne), Clotilde Mollet (Marcelle), Alba Ga√Įa Bellugi (Elisa),

Cyril Mendy (Adama), Christian Ameri (Albert).

Producción: Nicolas Duval-Adassovsky, Laurent Zeitoun y Yann Zenou.

M√ļsica: Ludovico Einaudi. Fotograf√≠a: Mathieu Vadepied.

Montaje: Dorian Rigal-Ansous. Vestuario: Isabelle Pannetier.

Distribuidora: A Contracorriente Films.

Estreno en Francia: 2 Noviembre 2011.

Estreno en Espa√Īa: 9 Marzo 2012.

Calificaci√≥n por edades: No recomendada para menores de 7 a√Īos.

 

Sinopsis

Philippe millonario, tetrapl√©jico, vive en un lujoso barrio parisino y busca asistente. A la entrevista de trabajo acude Driss de origen senegal√©s m√°s preocupado de sellar la cartilla y poder seguir cobrando el subsidio del paro, que de alcanzar el puesto ofertado. Driss no tiene preparaci√≥n pero Philippe ve algo en √©l que le ‚Äúcautiva‚ÄĚ y puede que sea la persona que busca para que no le trate con conmiseraci√≥n.

Comentario

Intocable la pel√≠cula de los directores Eric Toledano y Olivier Nakache nos presenta una historia llena de contrastes. Se mire por donde se mire, a cada cosa o tema o punto de vista tiene su contrario: pobre/rico, hortera/exquisito, negro/blanco, atleta/tetrapl√©jico. Dos clases, dos culturas. El mayor contraste se da entre los dos protagonistas, pero no es el √ļnico.

Philippe (Fran√ßois Cluzet) lo ten√≠a todo. Tambi√©n ten√≠a el dolor de ver como se consum√≠a su mujer. Esto lo llevo a buscar pr√°cticas deportivas de riesgo para soltar toda la adrenalina posible y escapar del sufrimiento ajeno. Al final se ve postrado en una silla de ruedas. Es rico, muy rico, culto, inteligente, exquisito en sus gustos, amante de la √≥pera, de la m√ļsica, de los coches de lujo (Maserati Quattroponte), y de los huevos Faberg√© (sin√≥nimo del m√°ximo refinamiento, solo se crearon 57 ejemplares y uno de ellos puede alcanzar los 18 millones de d√≥lares en el mercado). La entrevista de trabajo la lleva a cabo en un lujoso sal√≥n de su palacio en el centro de Par√≠s.

Frente a él, Driss (Omar Sy) un negrazo, de origen senegalés, lleno de arrojo, descarado, alegre, algo inculto, gamberro, guasón que rechaza todo tipo de convencionalismo. Su mayor virtud es que ve a Philippe como a una persona, como a una más de las que rodean su vida.

La pel√≠cula funciona casi a la perfecci√≥n. Es muy f√°cil hacer una pel√≠cula que triunfe. Una de las recetas (voy a desvelar uno de los mayores secretos de la industria cinematogr√°fica) es la realizaci√≥n de un buen gui√≥n bajo el argumento cl√°sico del tipo: ¬ęChico conoce a chica. Chico se enamora de chica. Chico y chica deciden estar/vivir juntos. Surgen problemas y chico y chica se separan. Se a√Īoran y tratar√°n de volver a estar juntos¬Ľ. As√≠ de sencillo.

Esta fórmula mágica de guión hay que adaptarla para que el chico se llame Driss, para que la chica sea el personaje de Philippe y para que la relación entre ellos no sea la de un amor físico, sino sea la de un flechazo entre dos personas que se puedan llegar a complementar de tal forma que se vuelva casi inseparables.

Intocable arranca con una secuencia a gran velocidad que r√°pidamente nos atrapa por su desenlace. Si a esto a√Īadimos una buena banda sonora (de esas que se aprecian pero no molestan) con una buena canci√≥n en el punto medio de la pel√≠cula (sublime Boogie wonderland de Earth Wind and Fire) el √©xito est√° casi asegurado al 90%. Es bastante conveniente que uno de los personajes padezca o sufra alg√ļn tipo circunstancia que nos toque la fibra de forma directa. Y ya est√°, eh voil√† que dir√≠a un franc√©s. As√≠ es como tenemos una pel√≠cula de √©xito, casi de culto. Pero no debe de ser f√°cil esto. Y si no, basta echar un vistazo a nuestra cartelera del a√Īo pasado para ver qu√© pel√≠cula se alz√≥ con la taquilla (una de la saga Torrente). Habr√° que preguntarles a los franceses c√≥mo lo hacen para conseguir que Intocable supere los 30 millones de espectadores. Y me da que esto no es cosa de la casualidad. Recientes √©xitos avalan el √©xito del cine franc√©s con pel√≠culas como The Artist, La cena de los idiotas, Bienvenidos al norte o, incluso, Peque√Īas mentiras sin importancia (en la que trabaja el propio Fran√ßois Cluzet).

La cinta tiene mucho humor negro, irreverente, pero muy sano. Hoy, donde lo políticamente correcto está presente en cada uno de sus actos, hacer una película de este tipo es atrevido, arriesgado. Mezclar negro, inmigrante, tetrapléjico y salir airoso, uf, tiene mucho mérito. Los directores no han recurrido a la sensiblería, a la lágrima fácil, para narrar la fortuna que supone tener a nuestro lado una persona que te cambie por completo y haga posible una vida mejor. Ahí radica el éxito de Intocable: en ser una película que se abre paso al corazón sin que nada la detenga. Hay un planteamiento honesto en el tratamiento de los temas. Los tratan con valentía, sin artificios, sin tapujos. Se ríen de la ópera (magnífica escena: aguantar cuatro horas de función y encima en alemán), se ríen de cómo Driss es capaz de verter té caliente sobre las piernas de Philippe (y, con ello, toda la sala) o hasta hacen un chiste sobre los tetrapléjicos:

‚ÄĒ ¬ŅD√≥nde puedes encontrar un tetrapl√©jico?

‚ÄĒ No lo s√©.

‚ÄĒ All√≠, donde lo dejaste.

El fruto que arroja esa f√≥rmula basada en un gui√≥n casi perfecto, muy trabajado con frases ingeniosas y punzantes, es una pel√≠cula divertida, alegre, esperanzadora, llena de vitalidad y de cierto optimismo. Estoy convencido de que esta pel√≠cula dentro de unos a√Īos ganar√° peso y ser√° diseccionada como un modelo de pel√≠cula que conjuga a la perfecci√≥n (entre otras cosas) el drama y la comedia. Es una pel√≠cula optimista, que nos contagia, vitalista y que nos transmite alegr√≠a y esperanza. Por otro lado, no da tanto juego para un coloquio como por ejemplo La cena de los idiotas o la ya tambi√©n mencionada Peque√Īas mentiras sin importancia (reconozco cierta debilidad por esta cinta) por la sencilla raz√≥n de que es m√°s f√°cil identificarnos con los protagonistas de estas dos pel√≠culas que con el d√ļo Philippe/Dris.

Alg√ļn dato demoledor: m√°s de treinta millones de espectadores; Omar Sy se llev√≥ el C√©sar arrebat√°ndoselo al mism√≠simo Jean Dujardin; la pel√≠cula Intocable ha sido nombrada como mejor evento cultural del a√Īo 2011 en Francia.

Por √ļltimo, la historia est√° basada en un hecho real. Est√° recogida en un libro hom√≥nimo que sali√≥ al mercado hace ahora once a√Īos, publicado por Anagrama. Philippe Pozzo di Biorgo un empresario de 63 a√Īos es el autor. Se qued√≥ tetrapl√©jico en 1993 y narra su relaci√≥n con¬† Abdel Yasmin Sellou, su cuidador senegal√©s procedente de un arrabal parisino. Dicen aquellos que han le√≠do el libro que es m√°s duro que la pel√≠cula. Curiosamente la relaci√≥n con su cuidador no tiene tanta importancia en el libro, y apenas ocupa un cap√≠tulo. Ya tenemos otro libro/film para la discusi√≥n. Vayan al cine. En esta ocasi√≥n les invito para que descubran porqu√© los dos protagonistas son intocables.

Os dejo un tr√°iler

http://youtu.be/Bgz6RRJ1n4w

Y también el enlace a dos películas de las que menciono y que, en su día, comenté:

 

Peque√Īas mentiras sin importancia

The Artist

 Luisjo Cuadrado

 

 

¬ŅY ahora ad√≥nde vamos?

¬ŅY ahora ad√≥nde vamos?

Pues… ¬°a ver otra pel√≠cula!

Ficha

Pel√≠cula: ¬ŅY ahora ad√≥nde vamos?

T√≠tulo original: Et maintenant, on va o√Ļ?

Dirección: Nadine Labaki.

Países: Francia, Líbano, Italia y Egipto.

A√Īo: 2011. Duraci√≥n: 102 min.

Género: Comedia dramática.

Interpretación: Claude Bazz Mossawbaa (Takla), Layla Hakim (Afaf), Nadine Labaki (Amale), Yvonne Maalouf (Yvonne), Antoinette Noufaily (Saydeh), Julien Farhat (Rabih), Ali Haidar (Roukoz), Kevin Abboud (Nasim).

Guion: Nadine Labaki y Jihad Hojeily.

Producción: Anne-Dominique Toussaint.

M√ļsica: Khaled Mouzanar. Fotograf√≠a: Christophe Offenstein.

Distribuidora: Alta Classics. Estreno en Espa√Īa: 2 Marzo 2012.

Calificaci√≥n por edades: No recomendada para menores de 7 a√Īos.

Sinopsis

En el camino que lleva al cementerio del pueblo, una procesi√≥n de mujeres de negro afronta estoicamente el calor del sol estrechando contra ellas las fotos de sus maridos, de sus padres o de sus hijos. Algunas llevan velo, otras una cruz, pero todas comparten el mismo duelo, consecuencia de una guerra funesta e in√ļtil. Al llegar a la entrada del cementerio, el cortejo se divide en dos: uno musulm√°n, el otro cristiano. Con el tel√≥n de fondo de un pa√≠s desgarrado por la guerra, ¬ŅY ahora ad√≥nde vamos? narra la determinaci√≥n sin fisuras de un grupo de mujeres de todas las religiones para proteger a su familia y a su pueblo de las amenazas exteriores. Demostrando un gran ingenio, inventando estratagemas, unidas por una amistad inquebrantable, esas mujeres solo tienen un objetivo: distraer la atenci√≥n de los hombres y hacer que se olviden de su c√≥lera y de su indiferencia. Pero cuando los acontecimientos toman una orientaci√≥n tr√°gica, ¬Ņhasta d√≥nde estar√°n dispuestas a llegar para no perder a los que todav√≠a quedan?

Comentario

La secuencia con la que arranca la película es toda una declaración de intenciones. En un lejano pueblo del Líbano, un grupo de mujeres bajo un sol abrasador, enlutadas y con las fotos de sus seres queridos sobre el pecho se dirigen, en procesión hacia el cementerio.

Esta imagen, en un primer momento, tiene mucha fuerza, es evocadora, poética y llena de sentimiento. Pero a medida que pasan los minutos se va diluyendo. Surge un manierismo artificioso, exagerado, en la resolución de la secuencia. La directora Nadine Labaki, a su manera, fuerza la toma con movimientos de los personajes, un tanto esperpénticos, con una coreografía, fuera de lugar, que te sacan de la escena dramática.

No encontré profundidad en un tema tan de actualidad, y casi sempiterno, del conflicto sobre la convivencia de los cristianos y musulmanes. Sus diferencias son más que evidentes. Pretender que a través del sexo (la trama de las ucranianas que llegan al pueblo es un tanto absurda) se olviden las cuestiones es mucho pretender.

Son las mujeres, las esposas, las hijas, las hermanas las que intentan poner un poco de cordura en todas las disputas y que son ellas las que ocultan la verdad para evitar que salte un nuevo conflicto. Eso es de los m√°s destacado de ¬ŅY ahora ad√≥nde vamos? Bajo una perspectiva conciliadora plantea la acci√≥n teniendo muy presentes, a partes iguales, el amor a un pueblo lleno de ricos matices y el dolor por las diferencias religiosas. Mediante una serie de artima√Īas, encaminadas a distraer a los hombres, quieren llamar la atenci√≥n para que todo no salte por los aires en un poblado lleno de resentimiento.

El intento de descentrar a los hombres me lleg√≥ a m√≠. Primero por la escena inicial y despu√©s por la falta de una trama elaborada hicieron que me distrajera m√°s de la cuenta y no acabara de disfrutar de la pel√≠cula. Enseguida pens√© que pod√≠a estar mejor viendo cualquiera de los dos anunciados y esperados estrenos con los que coincid√≠a en cartel esta pel√≠cula (Intocable e Los Idus de marzo). En definitiva, es una pel√≠cula que no apasiona. Promet√≠a mucho pero como en la escena inicial se va diluyendo seg√ļn pasan los minutos. Una pena.

Un tr√°iler:

 

Luisjo Cuadrado

Exposición fotografías de Paco Gómez: Orden y desorden

‚ÄúTengo tendencia hac√≠a la cochambre‚ÄĚ
Paco Gómez

 

Paco G√≥mez (Pamplona, 1918 ‚Äď Madrid 1998) fue uno de los grandes maestros de la fotograf√≠a del siglo XX. Fue un gran artista, pero tambi√©n un gran desconocido. Fue uno de los fot√≥grafos integrantes del grupo AFAL (Agrupaci√≥n Fotogr√°fica Almeriense) que desarroll√≥ su actividad (por medio de una revista entres otros medios) durante 1956 ‚Äď 1963. Su obra con una tem√°tica y estilo formal tiene una impronta genuina. Estaba considerado como el poeta de los muros, los rastros, los espacios desnudos y los peque√Īos objetos.

Este grupo AFAL aport√≥ una nueva manera de hacer fotograf√≠as. Eran tiempos de postguerra y Almer√≠a una zona aislada, depauperada. Nos podemos imaginar las grandes dificultades para poner en marcha un proyecto cultural como el suyo en un momento en que no exist√≠a la fotograf√≠a profesional ni el fotoperiodismo. Una revista ‚Äúpobre y peque√Īa‚ÄĚ pero realizada con mucha exigencia (en palabras de la comisaria de la exposici√≥n Laura Terr√©). Un grupo muy variopinto formado por j√≥venes de entre 16 y 30 a√Īos. Paco G√≥mez era el mayor de ellos. Un grupo que aport√≥ la fotograf√≠a como transmisi√≥n de la vida.

Paco Gómez, poeta de los muros, también nos dejó una poesía que resume su sabiduría con la cámara de fotos:

La lluvia,
la mancha de la mano de un ni√Īo,
el salpicón de barro contra la cal de un muro,
la huella del encofrado del hormigón,
un cristal roto,
la traza florecida de la humedad en el yeso,
las heladas de muchos inviernos,
los calores de muchos veranos…

Son cosas quietas,
silenciosamente prendidas en el aire.
Son cosas que parece
como si se quedaran para siempre paradas.
Como si el tiempo no fuera con ellas.
Son cosas reales, concretas.
Tanto, que superan el mundo de
lo que entendemos por realismo.

Pasan de alguna manera sobre él y
se sit√ļan en aquel otro campo impalpable
en el que los pensamientos no se acaban nunca
y empalman f√°cilmente con los sue√Īos.
Se abstractizan.

En este campo, tan hermoso,
todo est√° lejos de la instant√°nea.
Todo está lejos del gesto, de la captación
repentina de una acción dinámica.
Hay tiempo de sobra para pensar,
dormir y rumiar con concienzuda y sorda
premeditación cada foto.

A mí me gusta.

‚ÄúPaco G√≥mez. Orden y desorden‚ÄĚ es la primera exposici√≥n retrospectiva dedicada a este fot√≥grafo tras su muerte. Se presenta en Valladolid, en la Sala San Benito, comisariada por Laura Terr√© y re√ļne cerca de 75 fotograf√≠as originales, avaladas por el propio autor.

Laura Terr√© (Vigo, 1959) es una de las mayores especialistas en fotograf√≠a espa√Īola de los a√Īos 50 y 60. Realiz√≥ su tesis sobre el Grupo AFAL del que era miembro destacado Paco G√≥mez. Terr√© destaca del artista su sencillez y la base de su trabajo: austeridad y silencio. Las 75 obras que conforman la exposici√≥n, en palabras de la comisaria, constituyen ‚Äúindiscutibles obras maestras‚ÄĚ de la trayectoria art√≠stica de G√≥mez entre 1957 y 1995. En ellas aparecen muros, medianeras, fachadas (como en Huellas, 1960, o Cristo, 1959) y algunos paisajes (Tranv√≠a en el paseo de Extremadura, 1959). Son im√°genes realizadas, la mayor√≠a en blanco y negro (a partir de los a√Īos 80 en color) que representa a un artista que destacaba por su particular visi√≥n de entender la fotograf√≠a, basada en formas y l√≠neas simples y puras.

Trayectoria
Desde Pamplona su familia, al poco de su nacimiento, se traslada a Madrid. Sus primeros pasos como simple aficionado le llevar√°n a ingresar, 1956, en la Real Sociedad Fotogr√°fica de Madrid. Un a√Īo despu√©s se asoci√≥ con el grupo AFAL de Almer√≠a. Su lanzamiento internacional se produjo en 1962 al recibir una invitaci√≥n del Comisariado de Turismo Franc√©s para participar en la exposici√≥n ‚Äú11 fot√≥grafos espa√Īoles en Par√≠s‚ÄĚ. Entre 1959 y 1974 colabora con la revista Arquitectura, una publicaci√≥n editada por el Colegio de Arquitectos de Madrid. En vida se realizaron tres exposiciones monogr√°ficas del autor: en Els Quatre Gats de Barcelona en el marco de la Primavera Fotogr√†fica de Catalunya (1984), en la Galer√≠a Forvm de Tarragona (1987) y en la sede de la Fundaci√≥n ‚Äúla Caixa‚ÄĚ de Barcelona (1995). Su obra est√° en importantes colecciones p√ļblicas y privadas, entre las que destacan las del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sof√≠a (MNCARS), Madrid; el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Valencia; la Fundaci√≥n Telef√≥nica, Madrid; el Centro Andaluz de Arte Contempor√°neo (CAAC), Sevilla; la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, o el Ayuntamiento de Alcobendas.

Paco Gómez en Colectania

 

Paco G√≥mez falleci√≥ en 1998. Tres a√Īos despu√©s de su muerte, sus herederos acordaron ceder todo su archivo a la Fundaci√≥n Foto Colectania, que desde entonces lo conserva, cataloga y difunde.
Además, el archivo fotográfico de Paco Gómez ya puede consultarse en Internet a través de la página web de la Fundación Foto Colectania:
La exposición ha sido coproducida con el Ayuntamiento de Pamplona y la Diputación de Huesca y patrocinada por la Fundació Banc Sabadell, y se podrá ver en la Sala de San Benito en Valladolid hasta el día 1 de mayo de 2012.

Fotografías: Paco Gómez

Jes√ļs Gonz√°lez (Haciendo Clack)

Revista Atticus

La vi√Īeta de Alfredo Martirena

La vi√Īeta de Alfredo Martirena

Y hace un a√Īo publicamos

 

Revista Atticus

 Page 1 of 2  1  2 »
Get Adobe Flash player