War Horse (Caballo de Batalla). Un cuento emotivo, agradable y efectivista.

Ficha

Película: War horse (Caballo de batalla).

Título original: War horse.

Dirección: Steven Spielberg.

Países: USA y Reino Unido. Año: 2011.

Duración: 148 min.

Género: Drama, bélico.

Interpretación: Jeremy Irvine (Albert), David Thewlis (Lyons), Emily Watson (Rose), Toby Kebbell (soldado Geordie), David Kross (Gunther), Peter Mullan (Ted), Niels Arestrup (abuelo), Eddie Marsan (sargento Fry), Benedict Cumberbatch (mayor Jamie Stewart), Tom Hiddleston (capitán Nicholls), Celine Buckens (Emilie).

Guion: Lee Hall y Richard Curtis; basado en la novela de Michael Morpurgo.

Producción: Frank Marshall y Steven Spielberg.

Música: John Williams. Fotografía: Janusz Kaminski.

Distribuidora: The Walt Disney Company Spain.

Estreno en USA: 25 Diciembre 2011. Estreno en España: 10 Febrero 2012.

Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.

Sinopsis

War Horse cuenta la historia de la relación del joven Albert (Jeremy Irvine) con un caballo llamado Joey. El padre Ted (Peter Mullan), granjero y en régimen de alquiler de un desconsiderado patrono, se encapricha del caballo, un pura sangre. Lo compra a un precio elevado cuando en realidad lo que él necesita es un percherón, un caballo de arrastre, de carga y no ese bello corcel. Para saldar sus deudas Ted no tiene otra opción que vender el caballo al ejército británico al comienzo de la Gran Guerra. Albert no olvidará a su caballo y tratará, por todos los medios, de volver a disfrutar de su trote.

Comentario

Me he tenido que enfrentar al teclado y la pantalla del ordenador para poder hacer este comentario. De War Horse no me ha inspirado mucho. No he salido del cine con «la necesidad» de contar la batalla. Tengo una dificultad: no sé si tratar al protagonista (que no es otro que el caballo Joey) como un personaje, como un actor al cual pueda recriminar su  excelente actuación (peca algo de sobreactuación) o, por el contrario, centrarme en la historia. A pesar de esa apatía reconozco que es una buena película. Y me obligo, con mucho gusto, a emitir mi glosa.

Spielberg narra un cuento, una epopeya clásica, que hilvana una historia que tiene como protagonista a un caballo. El escenario, el entorno de la Inglaterra rural, es el campo de batallas donde se desarrolló el conflicto de la Primera Guerra Mundial (conocida como la Gran Guerra, después de cuatro años de luchas en las trincheras).

Albert, un adolescente tenaz y sensible, se ha encargado de entrenar y domesticar a Joey del cual se enamoró desde que lo vio nacer. La granja de su padre, Ted, un hombre terco y dado a la bebida, no da para más debido al gasto excesivo por la compra del caballo y a una ruinosa cosecha. Su mujer Rosie es el pilar que mantiene unida a la familia Narracott y hace todo lo posible por sacar adelante la granja. Pero al estallar el conflicto Ted ve una oportunidad de sacar dinero por la venta de Joey.

Ambos, Joey y Albert, son apartados a la fuerza al entrar Inglaterra en conflicto. Y, a partir de ahí, el hilo argumental será las diferentes vicisitudes por las que pasa el caballo en esa etapa de su vida que está al servicio del ejército. En el desarrollo de ese argumento vamos a asistir a diferentes episodios con la caballería británica, con soldados alemanes imberbes o despiadados mandos militares o con un granjero francés y su nieta. Este último episodio el del abuelo y su frágil nieta es de lo más emotivo. El abuelo posee una granja en la campiña francesa y se dedica en cuerpo y alma al cuidado de su nieta Emilie. Emilie, niña, huérfana, enfermiza y frágil, está llena de vida. La joven descubrirá a Joey escondido y a partir de ahí su vida se enriquecerá con la sensación de libertad que le proporciona montar a caballo. Emilie toma contacto exterior más allá de la granja y convierte el cuidado del animal en su quehacer diario..

Caballo de batalla cuenta con una excelente fotografía (las últimas imágenes con esos cielos de fuego recuerdan a la estética de Lo que el viento se llevó) y una más que dulce banda sonora de la mano del incuestionable John Williams.

War Horse, está basada en una obra del escritor Michael Morpurgo. Novela homónima que fue llevada al teatro en Londres, siendo allí donde el director Spielberg se hizo con los derechos. Como dato curioso cabe reseñar que un bisabuelo de Jeremy Irvine, quien trabajó como médico en la Primera Guerra Mundial, en la vida real llegó a comprar su caballo después de la guerra, de manera similar a como lo hace el personaje de Irvine en la película. La familia de Irvine aún conserva el recibo de dicha compra. Irónicamente la factura de la compra es de £28, la misma cifra que Albert debe pagar para recuperar a Joey.

Otro dato curioso que nos facilita la productora es que la Primera Guerra Mundial fue el último conflicto en el que se usaron caballos como complementos de guerra. Tras la misma, los combates se mecanizaron completamente.

En definitiva, War Horse es ese cuento que nos ponen por Navidad (esa fue la fecha elegida en Norteamérica para su estreno, el año pasado) que nos habla de la amistad, del compromiso, de la superación. Se ve muy bien pues resulta muy entretenida, agradable, emotiva y efectivista.

Un tráiler

Luisjo Cuadrado

Copyright de las imágenes © DreamWorks Pictures. Cortesía de The Walt Disney Company Spain. Reservados todos los derechos.

Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!