Circunstamce. La incapacidad de expresar lo que sientes en un entorno opresivo.


Ficha:

Título Original: Circumstance (traducido al español Circunstancia).

Año: 2011

Duración: 105 min.

Director: Maryam Keshavarz

Guión: Maryam Keshavarz

Música: Gingger Shankar

Fotografía: Brian Rigney Hubbard

Reparto: Nikohl Boosheri, Sarah Kazemy, Reza Sixo Safai, Soheil Parsa, Nasrin Pakkho, Sina Amedson, Keon Mohajeri

Productora: Coproducción USA-Irán-Francia; Marakesh Films / A Space Between / Bago Pictures / Neon Productions / The Menagerie

Web official:  http://www.circumstancethemovie.com

Género: Drama

 

Sinopsis:

Las adolescentes Atafeh y Shireen, su mejor amiga, están experimentando con su sexualidad en subcultura de la escena artística de Teherán cuando el hermano de Atafeh, Mehran, vuelve a casa tras salir de un centro de rehabilitación de drogas.

 

Comentario:

Los que no salimos apenas de casa, por muchos viajes que hagamos, en festivales de cine como la SEMINCI, tenemos la ocasión de ver otros mundos a través de películas que no tendremos oportunidad de ver en los circuitos comerciales. Claro que algo viajamos pero, en mi caso, no llegas a penetrar en la vida cotidiana muchas veces por las barreras idiomáticas u otras por estar de paso y no tener tiempo de empaparte de la cultura de ahí la expresión con que arranco este párrafo.

Hay muchas maneras de censurar cualquier proyecto cultural. Desde no encontrar los fondos necesarios hasta la imposibilidad de encontrar quien te difunda el contenido o el proyecto en cuestión. Por lo tanto vaya por delante mi admiración hacia todos aquellos que deciden afrontar esta dificultar y, a pesar de todos los obstáculos, deciden, en este caso, hacer esta película.

Circunstamce es una película que ha tenido que ser coproducida por EE. UU., Irán y Francia y rodada en su mayor parte en el Líbano de la directora (y guionista) neoyorquina de ascendencia iraní Maryam Keshavarz.

Circunstamce narra la vida de una familia adinerada en la ciudad de Teherán. La historia se centra en cómo viven sus vidas los dos hijos del matrimonio: Mehran y Atafeh y su amiga Shireen. Los jóvenes se han criado en un ambiente con todas las comodidades a su alcance y donde el gusto por la música clásica ha sido uno de los pilares en su educación.

Atafeh, una joven adolescente que apenas ha cumplido los 16 años, sueña con ser una famosa cantante (hasta allí parece haber llegado Operación Triunfo). Junto con Shireen explorarán el mundo y también el submundo de la ciudad donde viven en busca de su identidad y de sus propios gustos y no dudarán para ello en coquetear con la droga, el alcohol y el sexo.  Mehran, hermano mayor de Atafeh, ya indagó en esa experiencia y se pasó. Ahora vuelve a casa después de una cura de desintoxicación. Y ya no es el mismo. Recela de sus padres y de su hermana y se vuelve hacia la religión.

Circunstamce es una película que habla de cómo los jóvenes tienen que ingeniárselas para poder acceder a una cultura marginal (lo occidental). Narra cómo estos mismos jóvenes viven sus vidas con la espada de Damocles sobre sus cabezas (sobre todo las mujeres) porque en cualquier momento se puede presentar la policía moral; una policía que no dudará en multarte por usar un esmalte de uñas o maquillaje o, simplemente, por teñirte el pelo y lo que es mucho más grave en detenerte y llevarte a la comisaria para que te practiquen un examen vaginal para ver si todavía sigues siendo virgen (si cabe un agravante, la denuncia proviene de tu propio hermano).

Maryam Keshavarz , a su paso por la SEMINCI

Circunstamce es una película valiente que narra las vicisitudes que tienen que pasar aquellas personas que deciden que su opción sexual es la que ellos eligen y que no es otra que la de su mismo sexo. Es una película que trata la homosexualidad con cariño, sin tapujos, centrándose en la relación lésbica que mantiene las dos jóvenes amigas con la mirada pervertida de su hermano sobre ellas; Mehran lo controla todo, se volverá obsesivo y contaminará al resto de la familia con su fanatismo religioso. Es una cinta que también trata del matrimonio de conveniencia, de la religión unida al poder, de la homofobia y de la corrupción en la policía que no duda en aceptar sobornos de familias de bien para evitar mancillar el buen nombre de la familia.

Enhorabuena a Maryam Keshavarz por su arrojo para realizar esta película que obtuvo el premio del público en el pasado Festival de Sundance. Una mirada comprometida en unos tiempos en que la censura (en las películas iraníes no se puede mostrar a las mujeres sin velo) y lo políticamente correcto (para no molestar) están más presentes que nunca en nuestra sociedad.  Sorprende que esta película que no tiene ni tiros ni grandes efectos especiales sea coproducida por EE. UU. Y sorprende más si cabe que sea coproducida por Irán, país que, en palabras de la directora del film no se estrenará de forma oficial (será distribuida de manera clandestina). Un taquillazo no va a ser pero desde luego lo que sí qué es, es una película muy recomendable. En la SEMINCI al final fue galardonada con el Premio Especial del Jurado.

Un tráiler (lamentablemente no he encontrado subtítulos en español).

 

 

Luisjo Cuadrado


Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!