“Pequeñas mentiras sin importancia”,

film delicioso y sentimental.

 

FICHA TÉCNICA:

Película: Pequeñas mentiras sin importancia.

Título original: Les petits mouchoirs.

Dirección y guión: Guillaume Canet.

País: Francia. Año: 2010. Duración: 154 min.

Género: Comedia dramática.

 

Interpretación:

François Cluzet (Max),

Marion Cotillard (Marie),

Benoît Magimel (Vincent),

Gilles Lellouche (Éric),

Jean Dujardin (Ludo),

Laurent Lafitte (Antoine),

Pascal Arbillot (Isabelle)

Producción: Alain Attal. Fotografía: Christophe Offenstein.

Montaje: Hervé de Luze. Diseño de producción: Philippe Chiffre.

Vestuario: Carine Sarfati. Distribuidora: A Contracorriente Films.

Estreno en Francia: 20 Octubre 2010. Estreno en España: 27 Mayo 2011.

No recomendada para menores de 12 años.

 

“Pequeñas mentiras sin importancia” (Guillaume Canet) es una película para disfrutar. Con un esquema similar al de “Los amigos de Peter” ( Kenneth Branagh, 1992) o “La joya de la familia” (Thomas Bezucha, 2005), el film consigue hacernos sonreír en situaciones de humor inteligente, partiendo de una situación trágica: Comedia y drama se entrelazan en una perfecta armonía, clave para enganchar al espectador. Sus 150 minutos de duración pasan desapercibidos y rápidos.

 

Un grupo de amigos treintañeros de clase media deciden dejar París y pasar sus vacaciones en la playa a pesar de que Ludo (Jean Dujardin), uno de ellos, se encuentra hospitalizado tras haber sufrido un grave accidente de moto. En este viaje, afloran sus inquietudes, su egoísmo y sus prioridades, todo lo cual pone a prueba sus vidas privadas. Entre ellos, el personaje más destacado, es Marie, interpretada por Marion Cotillard, primera persona que ha ganado un Óscar a la Mejor Actriz por una película francesa, “La vida en rosa” de Olivier Dahan, 2008; Marie es una joven idealista y de fuerte personalidad, está retomando su vida en París después de haber pasado una temporada en el Amazonas; nunca ha querido comprometerse en sus relaciones personales. Su universo vital cambia cuando descubre que está embarazada. En esta película, Marion Cotillard demuestra sus variados matices, capaz de adaptarse a cualquier registro. Su intensa interpretación al final del film, confesando ante el féretro de Ludo que está esperando un hijo, logra emocionar al público. Otros personajes son: Max (François Cluzet), a quien el espectador acaba perdonando su histerismo, sus manías y su mal carácter por su buena interpretación en situaciones cómicas; Vincent (Benoit Magimel), padre de familia que acaba de descubrir su homosexualidad y declara su amor a Max; Eric (Pilles Lellouche), un atractivo actor, simpático y juerguista que intenta recuperar, sin conseguirlo, el amor de su mujer; Antoine (Laurent Lafitte), un chico conservador y algo inmaduro, no para de pensar en su ex novia de toda la vida hasta que vuelve a su lado después de un fugaz viaje a París. Especialmente, la película se centra en mostrar las debilidades de los personajes masculinos, mientras las mujeres son su punto de apoyo.

A pesar de que la banda sonora ha recibido, en general, malas críticas, en mi opinión, la música (algo comercial) es bastante acertada para las diversas secuencias, especialmente para el final, cuando suena “My way” cantado por Nina Simone.

 

En definitiva, “Pequeñas mentiras sin importancia” es un film delicioso y sentimental, con una importante carga nostálgica plasmada en sus escenas carentes de diálogo (Eric visitando a Ludo en el hospital y todos juntos viendo vídeos caseros de veranos pasados), una joya del cine francés, bien rodada y con un guión magnífico.

                                                                                  Cristy G. Lozano.


Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!