Archivo para mayo, 2011

Eduardo García Benito

EDUARDO GARC√ćA BENITO. En las Colecciones privadas de Valladolid

Mujer de rojo, de Eduardo Garcia Benito. 130 x 90 cm. Fundación Miguel Delibes

La Sala Municipal de Exposiciones del Museo de Pasi√≥n de Valladolid inaugur√≥ el pasado 6 de mayo la exposici√≥n sobre Eduardo Garc√≠a Benito (1891 ‚Äď 1981) que recoge m√°s de setenta obras del autor. La muestra ha sido cedida por la Fundaci√≥n Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid y podr√° visitarse hasta el 19 de julio de 2011. La presentaci√≥n estuvo presidida por el alcalde de la ciudad, Javier Le√≥n de la Riva; la Concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra; y por Miguel √Āngel Garc√≠a, uno de los comisarios de la muestra.

El discurso lo inici√≥ el alcalde aludiendo al programa expositivo puesto en marcha hace dos a√Īos precisamente con una exposici√≥n de Eduardo Garc√≠a Benito, al cual acudieron cerca de treinta mil personas durante su estancia abierta al p√ļblico. Seg√ļn dijo, la pretensi√≥n √ļltima de esta nueva exposici√≥n es la de redescubrir al artista espa√Īol m√°s importante del siglo XX en el art dec√≥. Agradeci√≥ a los coleccionistas que hab√≠an puesto a disposici√≥n de los ciudadanos las obras y a aquellas personas que hab√≠an trabajado para hacer posible esta muestra √ļnica y extraordinaria, de la que asegur√≥ ‚Äúhar√° historia‚ÄĚ. Inform√≥, as√≠ mismo, de la existencia de un cat√°logo con obras y discursos del autor elaborado por el Ayuntamiento de Valladolid y a√Īadi√≥ que, aunque Eduardo Garc√≠a Benito no es del todo desconocido por la masa popular y cr√≠tica, sin duda merece a√ļn m√°s tiempo y dedicaci√≥n. Finaliz√≥ su intervenci√≥n observando que es nuestro deber contribuir a su recuerdo porque, pese a haber permanecido gran parte de su vida en las ciudades de Par√≠s y Nueva York, su obra es un legado que pertenece a la ciudad de Valladolid.

Cuadrilla de Toreros

Javier Le√≥n de la Riva dio paso a Miguel √Āngel Garc√≠a, quien alab√≥ las distintas t√©cnicas y temas reflejadas a lo largo de la obra de Garc√≠a Benito y que sirven como s√≠mbolo de las diferentes etapas de su vida. Seg√ļn Miguel √Āngel, Par√≠s le marc√≥ profundamente. All√≠ entr√≥ en¬† la Escuela de Par√≠s y era conocido como el ‚Äúvallisoletano universal‚ÄĚ. En sus inicios pint√≥ paisajes de la ciudad entre los que destacan numerosos cuadros de gran celebridad y que le llevaron hasta la c√ļspide del arte internacional. Como an√©cdota, uno de estos cuadros, el famoso ‚ÄúMujer de rojo sobre fondo gris‚ÄĚ, fue el elegido para ser portada de la novela hom√≥nima de Miguel Delibes, libro que el autor dedic√≥ a su esposa. Eduardo Garc√≠a Benito fue influido por muchas tendencias de la √©poca, destacando vanguardias como el fauvismo, futurismo, expresionismo y, sin duda el que abraz√≥ con m√°s fuerza, el art dec√≥. Tuvo contactos con maestros de la pintura como Pablo Picasso o Juan Gris y gan√≥ la fama de ser un pintor muy sofisticado y de enorme elegancia. Ejemplo de ello es la revista Vogue, la cual se rindi√≥ ante sus dotes. El comisario de la exposici√≥n asegur√≥ que este autor lleg√≥ a ser el artista m√°s cotizado del momento y uno de los m√°ximos exponentes del art dec√≥, llegando a vender sus cuadros por la friolera de setenta mil pesetas, una aut√©ntica fortuna para su tiempo. Sus dibujos extendieron por el mundo la imagen de los ‚Äúfelices a√Īos 20‚ÄĚ representando en ellos lujos, coches, y dem√°s excentricismos de la √©poca. Miguel √Āngel Garc√≠a se mostr√≥ partidario de no idolatrar a este autor, pero tampoco de considerarlo mediocre, situ√°ndose en un t√©rmino medio en el que no aflora el fanatismo y no es injusto con la pericia de este autor. En Valladolid tan solo vivi√≥ los primeros a√Īos de su vida, cuando a√ļn no era conocido, y los √ļltimos, cuando su prestigio ya se hab√≠a oscurecido.

Asesinato

Tambi√©n recalc√≥ que el primer contacto con Par√≠s no fue f√°cil para el pintor vallisoletano y que, sin embargo, pronto encontr√≥ la esencia de su obra tras haber picoteado en muy diversas vanguardias del momento. Entre sus pinturas destacan series como las del Busc√≥n de Quevedo o las de la Primera Guerra Mundial. Pronto entabl√≥ amistad con Cond√© Nast, que era el due√Īo de varias revistas. Esto supuso un gran impulso para su trayectoria y, entre 1923 y 1928, se dedica a pintar retratos y a decorar las casas de refinados americanos. Miguel √Āngel confes√≥ que, cuando vuelve a su ciudad natal, solo pinta recuerdos sin atreverse a innovar como antes lo hab√≠a hecho. En estos √ļltimos cuadros encontramos a un Eduardo Garc√≠a menos suelto en su pincelada. Finalmente, muere el 1 de diciembre de 1981 con la pena de los vallisoletanos, que no vieron ninguna exposici√≥n de sus obras.

Por suerte, d√©cadas despu√©s, los vallisoletanos s√≠ podemos conocer a fondo la obra de este artista, una oportunidad que a√Īos atr√°s otros ciudadanos no tuvieron.

Elías Manzano Corona

Marcador

Jean Siméon Chardin en el Museo del Prado.

 

La ni√Īa con el volante

El Museo del Prado presenta la exposici√≥n ‚ÄúChardin‚ÄĚ, una muestra antol√≥gica dedicada a Jean Sim√©on Chardin (1699-1779), uno de los m√°s relevantes exponentes de la pintura francesa del siglo XVIII del que √ļnicamente se conservan tres pinturas en una colecci√≥n espa√Īola (Museo Thyssen). Tras su paso por el Palazzo dei Diamante de Ferrara, la exposici√≥n llega a Madrid gracias al patrocinio de la Fundaci√≥n AXA que, como ya ocurriera con Turner, posibilita nuevamente la celebraci√≥n de una importante exposici√≥n consagrada a un pintor al que nunca se le hab√≠a dedicado una muestra en Espa√Īa. La exposici√≥n se compone de 57 obras de este gran maestro del bodeg√≥n y de la pintura de g√©nero, entre las que se incluyen algunas novedades respecto a las presentadas en la sede italiana. El recorrido de la exposici√≥n sigue un orden cronol√≥gico atravesando los aspectos m√°s destacados desde los inicios de la vida art√≠stica de Chardin, en la segunda d√©cada del siglo XVIII, hasta los pasteles de los a√Īos setenta.

La muestra empieza con las naturalezas muertas y bodegones de la segunda mitad de los a√Īos 20, entre los que figura la c√©lebre pintura La raya procedente del Louvre. Con esta obra ingres√≥ en la Real Academia de Pintura y Escultura pero fue admitido dentro de una categor√≠a menor, la de ‚ÄúPintor de animales y frutas‚ÄĚ. La siguiente secci√≥n comienza con los bodegones de los a√Īos 30 entre los que figuran Un pato de cuello verde atado al muro y una naranja amarga o Naturaleza muerta con una jarra de loza y dos arenques. Seguidamente y de la misma d√©cada, se presentan tres versiones de la c√©lebre serie Pompas de jab√≥n. Chardin no abandona jam√°s un g√©nero para dedicarse exclusivamente a otro, sabe renovarse, pero le gusta volver atr√°s a menudo y trabajar continuamente a varias bandas. A continuaci√≥n, la exposici√≥n documenta los a√Īos 50 y 60 y su regreso a las naturalezas muertas, un g√©nero que hab√≠a abandonado casi totalmente. √Čstas se distinguen claramente de las de los a√Īos 20 por la multiplicaci√≥n de las especies de animales de caza, variedad de frutas y de objetos (porcelanas valiosas o cristaler√≠a sofisticada) que utiliza. De esta √©poca, se incluyen en la exposici√≥n la deliciosa La cesta de fresas salvajes, Vaso de agua y cafetera y Ramo de claveles, tuberosas y guisantes de olor en un jarr√≥n, obra maestra de la National Gallery of Scotland. En estas obras la ejecuci√≥n es m√°s √°gil, m√°s lisa, y demuestran el inter√©s de Chardin por los reflejos y las transparencias, la luz y las sombras.

La exposici√≥n finaliza con dos retratos en pastel, medio al que se ve obligado a optar por motivos de salud, abandonando la pintura al √≥leo, y con el que sorprende a todos en el Sal√≥n de 1771. Jean-Baptiste Simeon Chardin (1699-1779), fue uno de los pintores franceses m√°s importantes del siglo XVIII. Sus pinturas de g√©nero y sus naturalezas muertas reflejaron la vida de la burgues√≠a en Par√≠s. Naci√≥ el 2 de noviembre de 1699. Fue un artista autodidacta. En sus inicios recibi√≥ la influencia de los maestros flamencos del siglo XVII Metsu y Pieter de Hooch. Fue admitido en la Real Academia de Pintura despu√©s de presentar dos bodegones: La raya (presente en la exposici√≥n) y El buffet (1728, Museo del Louvre, Par√≠s). Sus primeras obras se caracterizan por el suave colorido y una tenue luz, logrando que sus estancias sean estampas hogare√Īas llenas de intimidad. Pose√≠a un gran dominio de la t√©cnica, solo as√≠ es posible conseguir esta textura realista. El 6 de diciembre de 1779, con 80 a√Īos fallec√≠a en su vivienda que ten√≠a situada en una de las galer√≠as del Museo del Louvre. No fue muy prolijo en cuanto al n√ļmero de obras. Aqu√≠ en el Museo del Prado tenemos una ocasi√≥n √ļnica de ver m√°s de 50 obras. No siempre se tiene la oportunidad de ver en una misma sala tres cuadros que un autor hace del mismo motivo. Aqu√≠ tenemos varios ejemplos. Uno de ellos es su famoso Joven haciendo pompas de jab√≥n. Pr√°cticamente la figura es la misma en los tres lienzo, pero varia el tama√Īo del mismo as√≠ como unos motivos florales. Destacar una obra de Chardin es dif√≠cil. Son muchas sus naturalezas muertas que merecen elogio, pero si yo tuviera que llevarme una para mi casa me quedar√≠a con Una ni√Īa jugando al volante o tambi√©n llamada La ni√Īa con el volante. Su gesto ingenuo nos invita a jugar con ella. Su pomposo vestido, el tocado de su pelo y esa sonrosada mejilla ejercen una gran atracci√≥n sobre el espectador. En un lienzo de una gran sencillez pero de una gran pureza de l√≠neas. En palabras de Pierre Rosenberg: ‚ÄúEn pocas ocasiones se ha representado a una ni√Īa con tanta delicadeza y pudor, con tanta ternura y simpat√≠a, sin olvidar la composici√≥n y la complicidad que reinan entre el pintor y su modelo‚ÄĚ. En el Museo del Prado tambi√©n podemos contemplar la exposici√≥n El joven Ribera, la escultura de Ner√≥n y S√©neca (de la cuales nos hacemos eco en el n√ļemro DOS, con profusi√≥n de detalles), la restauraci√≥n de Ad√°n y Eva de Durero y, Fortuny y el esplendor de la acuarela espa√Īola en el Museo del Prado (para fechas y los horarios consultar la web del museo).

Chardin estar√° con nosotros hasta el 29 de mayo de 2011

‚ÄúUno se sirve de los colores, pero se pinta con el sentimiento‚ÄĚ.

Chardin

 

San Sebasti√°n asistido por las santas mujeres

 

‚ÄúEl joven Ribera‚ÄĚ

Una muestra que re√ļne por primera vez las principales obras del pintor espa√Īol correspondientes a su estancia en Roma y los a√Īos siguientes a su establecimiento en N√°poles, en 1616, con el prop√≥sito de dar a conocer la actividad del joven artista. Se trata de una etapa de su producci√≥n apenas conocida hasta √©poca reciente y que est√° dando lugar a un interesant√≠simo debate entre los historiadores.¬†

La exposici√≥n permite comparar los cuadros m√°s importantes que se relacionan actualmente con este periodo y profundizar en el conocimiento de su sucesi√≥n cronol√≥gica y en la importancia que tuvieron para el desarrollo del caravaggismo romano de la segunda y tercera d√©cada del siglo XVII. De las 32 obras que componen la muestra cabe destacar, adem√°s del Apostolado y los Sentidos, La resurrecci√≥n de L√°zaro -adquirida por el Prado en 2001 y que se ha convertido en uno de los principales puntos de referencia en torno a los que se ha articulado el debate sobre la actividad temprana del pintor-, El martirio de San Lorenzo, obra procedente de la Bas√≠lica del Pilar de Zaragoza y que se da a conocer por primera vez en la muestra con esta atribuci√≥n, o El Calvario, del Museo de Arte Sacro de Osuna, que probablemente sea la √ļltima vez que se pueda contemplar fuera de su lugar de procedencia.

‚ÄúEl joven Ribera‚ÄĚ permanecer√° en el Museo del Prado hasta el 31 de julio.

‚ÄúNo solo Goya‚ÄĚ

Bajo el título de No solo Goya, la exposición pone de manifiesto que, si bien la obra de Goya ha constituido uno de los ejes de la política de adquisiciones del Museo, quizá el de mayor repercusión mediática por su innegable valor, ha habido también una serie muy numerosa de obras ingresadas en la colección del Prado de no menor importancia artística. A partir de esta idea, la exposición se organiza en ocho secciones que responden a las principales líneas de adquisición establecidas por el Museo.

A lo largo del recorrido por las 110 obras de la exposición, el visitante encontrará dibujos de los más importantes pintores del siglo XVII al XIX como Alonso Cano, Murillo, Ribera, Paret, José y Federico de Madrazo o Francisco de Goya. También podrá contemplar una colección de estampas y dibujos relacionados con la teoría del arte y la arquitectura, así como cuadernos y álbumes de dibujos que permiten apreciar el proceso de trabajo y aprendizaje de los artistas. Para finalizar, el visitante se adentrará en el análisis de la fotografía como medio de difusión y estudio de las obras de arte, podrá admirar fotografías antiguas del Museo y del Casón del Buen Retiro y una extraordinaria colección de fotografías de la segunda mitad del siglo XIX.

‚ÄúNo solo Goya‚ÄĚ tambi√©n estar√° hasta el 31 de julio.

Tambi√©n se puede ver ‚ÄúNer√≥n y S√©neca‚ÄĚ una escultura de Eduardo Barr√≥n de la cual nos hacemos eco en el n√ļmero DOS de Revista Atticus y que desde aqu√≠ recomendamos encarecidamente que ‚Äúbusquen‚ÄĚ esta preciosa obra entre las grandes obras del Prado.

Nerón y Séneca de Eduardo Barrón, 1904

Si todavía no han encontrado motivos suficientes para acudir, una vez más al Museo del Prado, os proponemos otros dos motivos. Uno de ellos:

Fortuny y el esplendor de la acuarela espa√Īola en el Museo del Prado, hasta el 4 de septiembre.

Y el otro motivo es ver la maravillosa restauración del Adán y Eva de Durero. Hasta el 19 de junio.

Revista Atticus

La p√°gina de Martirena

La p√°gina de Martirena

En Revista Atticus contamos con uno de los mejores humor√≠stas gr√°ficos del momento: Alfredo Martirena.¬† En el √ļltimo ejemplar ya le hemos dejado un espacio preferente y ya podemos disfrutar de la p√°gina de Martirena. Esperamos que os guste.

El día internacional de los museos

El día internacional de los museos.

El s√°bado se celebra LA NOCHE DE LOS MUSEOS con mas de medio centenar de actividades organizadas por el Ayuntamiento de Valladolid. Y es que el mes de mayo los museos son protagonistas de dos celebraciones internacionales que acercan estas instituciones al gran p√ļblico: la Noche de los Museos¬† (14-15 de mayo) una iniciativa del Ministerio de Cultura franc√©s, y auspiciada por el Consejo de Europa y este a√Īo con el patrocinio de la UNESCO, en la que participan museos de toda Europa, y El D√≠a Internacional de los Museos (18 de mayo) promovido por el ICOM al que se suman los museos de todo el mundo. Las actividades incorpora este a√Īo y entre otras m√ļltiples, una nueva, como son las VISITAS GUIADAS CON INT√ČRPRETE EN LENGUA DE SIGNOS PARA PERSONA SORDAS, que tendr√°n lugar en la Salas Municipales de Exposiciones DEL Museo de Pasi√≥n y san Benito, el S√°bado 14, a las 21:00 h. y el Mi√©rcoles 18: a las 21:00 h.
Un a√Īo mas, las Salas Municipales de Exposiciones del Ayuntamiento de Valladolid la Casa Museo Col√≥n y el Museo del Toro, se suman a esta celebraci√≥n organizando mas de medio centenar de actividades gratuitas y abriendo sus espacios expositivos ‚Äď en el caso de LA NOCHE DE LOS MUSEOS- hasta la 1 de la madrugada del d√≠a 15.
Resumiendo, estas son los datos y características de las actividades en ambos días, todas ellas gratuitas:

Programa de Exposiciones en las salas municipales de Valladolid 

 

SALA MUNICIPAL DE EXPOSICIONES DEL MUSEO DE PASION

 Del  6 de mayo al 19 de junio de 2011

EDUARDO GARC√ćA BENITO, en las colecciones privadas de Valladolid

¬†En breve haremos una rese√Īa especial para esta exposici√≥n. Una oportunidad √ļnica de ver unos cuadros de este gran artista vallisoletano que no siempre se tienen la oportunidad de ver ya que pertenecen a colecciones particulares.

 SALA MUNICIPAL DE EXPOSICIONES  DE LAS FRANCESAS

 Del 1 de abril al 15 de mayo de 2011

DANIEL NORDZINSKI. La vuelta al mundo en 80 retratos de escritores.

 Del 18 de mayo al  19 de junio de 2011

ICONS OF VIDEO ART.

 SALA MUNICIPAL DE EXPOSICIONES DE SAN BENITO

 Del  5 de mayo al 29 de mayo de 2011

WORLD PRESS PHOTO 2011

Con la colaboración de FOCALE

¬†En su d√≠a hemos hecho una rese√Īa. No te puedes perder esta oportunidad.

http://revistaatticus.es/2011/05/05/world-press-photo-2011-en-valladolid

SALA MUNICIPAL DE EXPOSICIONES DEL TEATRO CALDER√ďN

 Del 28 de abril al 22 de mayo de 2011

LA BIBLIOTECA BLANCAInstalación de JESÚS CAPA

Artista seleccionado en la convocatoria de la FMC

 SALA MUNICIPAL DE EXPOSICIONES DE LA CASA REVILLA

 Del 4 de mayo al 29 de mayo de 2011

ESPA√ĎOL CON HUMOR

Con la colaboración de la Fundación comillas y la Fundación General de la Universidad de Alcalá

HORARIO ESPECIAL DEL DIA 14 DE MAYO

de 12 a 14 h. y de 18,30 a 01,00 h.

 HORARIO ESPECIAL DEL DIA 18 DE MAYO

de 10 a 14 h. y de 17,00 a 21,30 h.

¬†– Sala Municipal de Exposiciones del MUSEO DE PASI√ďN.

  (c/ Pasión s/n. Tlfno.983 374048)

 РSala Municipal de Exposiciones de la IGLESIA DE LAS FRANCESAS.

  c/ Santiago, s/n. Tlfno.983 373251

– Sala Municipal de Exposiciones de SAN BENITO.

  C/ San Benito s/n. Tfno: 983.426193

 РSala Municipal de Exposiciones del TEATRO CALDERON.

  c/ Leopoldo Cano, s/n.

 РSala Municipal de Exposiciones de la CASA REVILLA.

   c/ Torrecilla, 5.

Revista Atticus

Heroínas

Heroínas

El héroe II de Marina Abramovic

La exposición Heroínas pretende revisar la representación de la mujer en el arte occidental. Mujeres madres, hijas, esposas, vírgenes y mártires.
La mujer no fue admitida en los estudios artísticos hasta finales del siglo XIX.
La exposición se divide en dos sedes. Por un lado tenemos el Museo Thyssen Bornemisza y por otro Caja Madrid.

En ella podemos ver una serie de obras conocidas y no tan conocidas. Y los formatos y materiales varían desde el lienzo a la escultura hasta la fotografía e incluso una instalación en video.

La exposici√≥n, que re√ļne m√°s de 120 obras, nos propone un recorrido por personajes femeninos tan diversos como Juana de Arco, Mar√≠a Magdalena o Frida Kahlo. Mujeres valientes, a contracorriente, desafiantes y triunfadoras, muy diferentes a los modelos sumisos y pasivos con los que tradicionalmente han sido representados en el mudno del arte.
Uno de los cuadros que podemos contemplar (aunque es un habitual de estas salas pues pertenece al Museo Thyssen) es la obra de Hopper Habitaci√≥n de hotel. Siempre que veo este cuadro pienso en las vicisitudes por las que ha pasado la joven. Se encuentra sentada sobre la cama a medio vestir (o medio desnudar). ¬ŅA que espera?

Autorretrato con paleta de Charley Toorop

Tambi√©n podemos ver un cuadro de un pintor muy famoso pero que no lo es tanto esta obra. Adem√°s no es representativo de su arte, del impresionismo en el que milit√≥. Me refiero a Degas con sus J√≥venes espartanas desafiando a sus compa√Īeros. No se sabe muy bien la intenci√≥n de las mujeres pero parece que est√°n retando a los muchachos a una carrera.

A la salida del Museo Thyssen nos damos de frente con El H√©roe II una fotograf√≠a de Marina Abramovic. La obra pasar√≠a por ser una bonita foto un tanto anacr√≥nica: una bella mujer a lomos de un blanco corcel porta una bandera blanca ¬ŅEn son de paz? Si consultamos la breve gu√≠a de la exposici√≥n entenderemos que con esta obra Abramovic quiso provocar la rendici√≥n de su padre que fue general del ej√©rcito de Tito en Yugoslavia. La artista consideraba a su padre una persona que no pudiera rendirse f√°cilmente, fue ella la que le forz√≥ a hacerlo en esta obra homenaje. Seg√ļn sus palabras tomo la decisi√≥n por influencia del budismo, y lo explico con estas palabras: “rendirse es ser humilde, comprensivo, es la otra cara del coraje”.

En la otra sede, la de la Fundación Caja Madrid situada en Sala de las Alhajas en la Plaza de San Martín de, podemos contemplar una serie de obra que no son menores ni mucho menos. Desde un Caravaggio o una obra de Artemisia Gentileschi a una obra de Frida Kahlo. Hay unas cuantas obras menos conocidas pero que son de una gran belleza.

Por poner tres ejemplos: La entrada de Juana de Arco en Orleans de Jacques Scherrer, un cuadro de enorme dimensiones que nos recibe nada más entrar; justo a nuestra espalda se encuentra Santa Eulalia (1885) de John William Waterhouse, con una composición atrevida y una atmósfera onírica; y, en el primer piso, Autorretrato con paleta de Charley Toorop, lleno de fuerza expresiva.
No acabo de entender la pol√≠tica de los precios de la exposiciones en el binomio formado por la Fundaci√≥n Caja Madrid y el Museo Thyssen. En el museo la entrada cuesta 8 euros. Si queremos ver los fondos del museo se puede comprar una combinada que nos cuesta 13 euros. En el momento de la visita se pod√≠a acceder a ver la exposici√≥n de G√©r√īme previo pago de otros 7 euros. Ufff.

Sin embargo el acceso a la parte de la exposición que se encuentra en la Fundación Caja Madrid es gratuita.

Detalle de Pollice Verso de G√©r√īme

El Museo Thyssen-Bornemisza deMadrid presenta desde mediados de febrero la exposici√≥n Jean-L√©on G√©r√īme (1824-1904), fruto de un ambicioso proyecto conjunto con el J. Paul Getty Museum y el Mus√©e d‚ÄôOrsay, y que supone la primera gran muestra monogr√°fica dedicada al pintor y escultor franc√©s desde la celebrada hace treinta a√Īos en Estados Unidos, as√≠ como su presentaci√≥n en Espa√Īa por primera vez. La cuidada selecci√≥n de √≥leos y esculturas que podr√° verse en Madrid es una versi√≥n reducida de la gran retrospectiva mostrada en los √Āngeles y en Par√≠s sucesivamente a lo largo de 2010. En las salas del Museo Thyssen-Bornemisza se reunir√°n cerca de 60 obras, entre las que se encuentran algunos de sus trabajos m√°s emblem√°ticos y sobresalientes, abarcando todos los aspectos de su larga y prol√≠fica trayectoria art√≠stica. G√©r√īme fue uno de los pintores m√°s c√©lebres de su √©poca, aunque fue tambi√©n objeto de cr√≠ticas y pol√©micas a lo largo de toda su carrera. De perfecta factura, con una absoluta precisi√≥n del dibujo y maestr√≠a en el uso de los pigmentos, a pesar de la apariencia academicista en sus temas y composiciones, su obra mantiene con la modernidad una relaci√≥n m√°s compleja de lo que parece y es en este aspecto donde los an√°lisis historiogr√°ficos m√°s recientes se han centrado para la revaloraci√≥n de su figura y de su arte. G√©r√īme tambi√©n fue un brillante escultor. Su carrera como escultor comienza en 1878, en el marco de la Exposici√≥n Universal. Considerado en ese momento por la cr√≠tica como el modelo del academicismo, el artista sin embargo no duda en defender lo contrario del dogma en cuanto al uso de la policrom√≠a en la escultura moderna y se sit√ļa en el centro de los debates de la √©poca. Una de sus esculturas pintadas m√°s famosas, Tanagra (1890), nos muestra tambi√©n su gusto por la ‚Äúauto-cita‚ÄĚ, en un juego de espejos entre la obra esculpida y la obra pintada.

Heroínas hasta el 5 de junio.

G√©r√īme hasta el 22 de mayo

Más información:

http://www.museothyssen.org/thyssen/home

Luisjo

 Page 1 of 2  1  2 »
Get Adobe Flash player