Compártelo:

" /> Excursión a las Bodegas Portia en Gumiel de Izán (Burgos) | | Revista Atticus

Excursión a las Bodegas Portia en Gumiel de Izán (Burgos)

Un día por la Ribera de Duero: Excursión a las Bodegas Portia

Espectacular vista aérea de Bodegas Portia

El pasado día 26 de febrero un buen número de amigos y colaboradores de Revista Atticus, al frente de su editor y alma del proyecto Luis José Cuadrado, acudieron a visitar las Bodegas Portia.

Bodegas Portia es una nueva bodega que se ha instalado en el término de Gumiel de Izán, dentro de la Denominación de Origen Ribera de Duero. Pertenece al Grupo Faustino (siete bodegas en cuatro de las principales denominaciones de origen de nuestro país). Por lo tanto es nueva en cuanto a las instalaciones pero sus vinos gozan ya de una gran fama avalada por la tradición familiar. El gran proyecto de la construcción de esta espléndida bodega se debe a Norma Foster. Aquí no solo es un nombre, un prestigioso arquitecto, unido a un proyecto. Nada de eso se trata de una obra pensada y realizada desde las tripas, desde interior. Todo está pensado para que sea funcional. El continente es atractivo, bello, pero también está diseñado para cumplir con las necesidades de un proceso de elaboración. El equipo de Norma Foster convivió con el personal del las bodegas del grupo Faustino para ver que es lo que se necesitaba. Así no es de extrañar que el resultado sea un producto excelente.

La bodega está situada en una pequeña loma, al lado de la A-1, con lo cual parte de los elementos se encuentran enterrados de forma natural. Se ha aprovechado la topografía del lugar para conjugar eficacia y el menor riesgo para la uva. Desde que el racimo llega a las instalaciones se cuida el más mínimo detalle: se la trata para que no sufra golpes innecesarios que dañen la materia prima, las condiciones ambientales de luz, de temperatura se ajustan a cada proceso fabril; los sistemas de almacenamiento de cuba y los de las botellas tiene su propio diseño y así un largo etcétera. .

La bodega tiene forma de estrella de tres puntas. El núcleo central es donde se concentra la actividad de elaboración. Cada brazo refleja las principales fases del proceso: fermentación (en cubas de acero), envejecimiento (en barricas de roble) y conservación (botellas de vidrio). La distribución está ordenada a lo largo de tres plantas. A groso modo, en la planta primera se encontraría los depósitos de fermentación y almacenamiento; en la segunda planta estaría la entrada y acceso a la bodega así como una zona social con sala de catas, auditorio, tienda y la cafetería y el restaurante y en la tercera planta sería una especie de cubierta transitable por donde se descarga la uva.

La superficie es de 11.300 metros cuadrados. La capacidad de producción que llegará a alcanzar es de un millón de botellas al año.

Uno de los aspectos más novedoso es el concento de “bodega transparente”. Hoy hay todo un mundo alrededor del vino y Bodegas Portia ha apostado por desarrollar actividades que tiene que ver con el enoturismo. No es de extrañar que al exterior y en el interior se encuentren muchas superficies acristaladas que posibilitan acercarnos a la cultura del vino con mayor facilidad al ver el mimo y dedicación con el que trabajan en todo el proceso.

Vista del interior de la Cafetería-Restaurante y Terraza de Bodegas Portia

Buscar un nombre para una nueva bodega no es fácil. El grupo Faustino se lo ha currado. Nos ofrecen dos explicaciones al origen de Portia por un lado sería una de las 27 lunas o satélites de Urano (descubierta por la Voyager 2 en 1986) y por otro lado su origen latino que viene a ser sinónimo de ofrenda, como un signo de gratitud hacia los elementos por la buena cosecha. Si unimos ambos términos, aunamos tradición con modernidad y una gran dosis de originalidad. Bodegas Portia ofrece un espíritu vanguardista con sus vinos en la Ribera de Duero. Y su bodega diseñada por Norman Foster es su gran buque insignia.

Nuestra visita a las bodegas, de la mano de Alicia, nos sirvió para hacernos una idea de todo el proceso de elaboración. No era época de vendimia, pero por medio de un audiovisual nos hicimos una idea. Recorrimos cada una de las salas y nuestra guía nos descubrió, entre otras cosas, de dónde provienen los sabores primarios, secundarios y terciarios en la degustación del vino. La visita no puede concluir más que con una pequeña cata de vino. Una bodega joven pero que ya tiene unos caldos afamados como son su Portia Crianza (mejor tempanillo del mundo, con su medalla de oro en el concurso internacional del 2006) y su Portia Prima (ha conseguido diferentes premios internacionales pero viene avalado por haber sido elegido de una cata ciega para la ceremonia de la entrega de los premios Nobel el pasado diciembre).

El recorrido fue de lo más agradable. Prolongamos esa sensación con la perceptiva visita a la tienda llevándonos unas muy apreciadas botellas que amablemente Loreto nos dispensó. Como estábamos tan a gusto nuestra visita se extendió con una sabrosa comida. El bar/restaurante es una explosión de luz y color. Toda una pared acristalada nos brinda una vista singular sobre los viñedos. Con el buen tiempo, el local se complementa con una cuidada terraza. El menú de la comida estuvo correcto. Disponen de 4 tipos y precios. En una bodega no pueden faltar unos buenos caldos en el menú y en Bodegas Portia desde luego que no falta: muy buenos y sin escatimar. Vamos que bebimos, comimos y disfrutamos (eso sí, con moderación).

Centro CRDO Ribera de Duero en Roa de Duero

Es conveniente reservar con antelación tanto para la visita a las instalaciones como para comer en el restaurante.

Datos de interés:

La Web de Bodegas Portia

http://www.bodegasportia.com/cas/microsite.html

Correo electrónico:

info@bodegasportia.com


Para completar la jornada muy cerca de aquí se encuentra Roa de Duero. Allí se acaba de terminar la nueva sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de la Ribera de Duero. El proyecto se debe al estudio EBV (Arquitecto Barozzi y Veiga). Un edificio en donde sobresale una torre que albergara distintos eventos. Esperemos que muy pronto se pueda visitar el interior (al día de hoy están a la espera de la inauguración oficial).

Retablo Mayor de la Iglesia Sta. Mª Asunción en Gumiel de Izán

Al lado de las Bodegas Portias encontramos la localidad de Gumiel de Izán. Podemos dar una paseo por este singular pueblo castellano pero no debemos dejar de visitar su imponente iglesia de Santa María (es conveniente concertar cita) situada en la Plaza de la Villa. La portada entra dentro de un estilo Renacentista, pero en su interior podemos contemplar un maravilloso ejemplo de gótico tardío. Tiene mucho que ver. Podemos destacar la pila bautismal y el Retablo Mayor, obra anónima de finales del siglo XV. De grandes proporciones, está estructurado entorno a cinco calles y cuatro cuerpos horizontales. Alberga una serie de relieves con los principales misterios de la vida del Señor y exaltación gloriosa de la Virgen María. La Sacristía por sí sola es un auténtico museo que no hay que dejar de visitar.


Exterior del Monasterio de la Vid (Burgos)

Después de la comida, una visita aconsejable puede ser el Monasterio de la Vid. Ya que de vinos se trataba la excursión, esta es una buena manera para finalizar nuestra propuesta de recorrido por estas tierras. La visita a este monasterio está supeditada al horario de apertura y de visitas guiadas.

Exterior del Monasterio de la Vid (Burgos)

Datos de interés.

Web Ayuntamiento de Gumiel de Izán

http://www.gumieldeizan.com/

Encontraréis distinta información administrativa pero también de turismo e historia de esta población.

Web Monasterio de la Vid

http://www.monasteriodelavid.org/

Revista Atticus


2 Comments
  1. Una excursión de lo más suculenta,gracias por este tipo de recomendaciones siempre hay sitios maravillosos por descubrir….ME LO APUNTO¡!

    Un abrazo para todo el equipo de atticus.

  2. Gracias querido amigo Luisjo y todo el equipo de Atticus: por organizar un día tan estupendo visitando la bodega Portia, la iglesia de Gümiel y el monasterio de la Vid. Es dificil olvidar este día tan maravilloso.
    Te animo para que prepares otra salida.

    Besos

    Lola Moralí
    Fundación Casa de Alba

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter