Archivo para febrero, 2011

‚ÄúHelen Levitt: L√≠rica urbana‚ÄĚ

Una vez m√°s, la Sala de Exposiciones de San Benito va a albergar la obra de uno de los grandes fot√≥grafos del siglo XX: Helen Levitt (1913 ‚Äď 2009). La exposici√≥n, que se podr√° visitar del 24 de febrero al 3 de abril de 2011, recoge fotograf√≠as de la autora desde el a√Īo 1936 a 1993 bajo el t√≠tulo de ‚ÄúHelen Levitt: L√≠rica urbana‚ÄĚ. La presentaci√≥n estuvo introducida por Mercedes Cantalapiedra y desgranada por Jorge Ribalta.

De la primera intervenci√≥n, Mercedes Cantalapiedra destac√≥ la importancia de la fot√≥grafa a la hora de comprender la compleja estructura social que calaba durante los a√Īos 30, especialmente, por el car√°cter documental de su obra que retrata con precisi√≥n el per√≠odo previo a la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos. Se refiri√≥, tambi√©n, a la excelente capacidad de la autora para combinar elementos de surrealismo po√©tico a la hora de plasmar la vida de Nueva York, con el realismo imperante en la sociedad norteamericana y su cultura popular. A√Īadi√≥ que Helen hab√≠a sido fuertemente influenciada por Cartier-Bresson, de quien aprendi√≥ que la fotograf√≠a pod√≠a ser un aut√©ntico arte. Este fot√≥grafo franc√©s, considerado como uno de los padres del fotorreportaje, la ense√Ī√≥ tambi√©n a mantenerse al margen, guardando los sentimientos humanos del autor en el bolsillo de la an√©cdota cuando se observa, a trav√©s de la c√°mara, la realidad m√°s macabra, buscando precisamente para conservar esa forma de entender el arte fotogr√°fico como un elemento documental y no pasional. De esta manera, a trav√©s de la obra de Helen podemos apreciar la vida urbana de la gran ciudad, su rutina, su d√≠a a d√≠a. Cantalapiedra mencion√≥, a su vez, el gran sentido metaf√≥rico que la autora otorga a sus fotograf√≠as, representando a ni√Īos, pobres y desgraciados sobre un fondo de humor √°cido. Helen, como dec√≠a Mercedes, estuvo tambi√©n influida por el director de cine espa√Īol, Luis Bu√Īuel, pues esta fot√≥grafa dedic√≥ una breve parte de su vida a la pasi√≥n por el cortometraje. Finalmente, la concejala de Cultura, Comercio y Turismo apunt√≥ que la exposici√≥n ten√≠a el objetivo de servir como reclamo y memorial de una fot√≥grafa injustamente desconocida.

Tras la breve introducci√≥n, intervino Jorge Ribalta con una explicaci√≥n exhaustiva de lo m√°s interesante de la autora. Empez√≥ por definir la obra bajo el adjetivo de ‚Äúcan√≥nica‚ÄĚ. Record√≥ que Helen Levitt era la autora menos conocida de las tres mujeres que representan la fotograf√≠a americana de mediados de los a√Īos 30. Explic√≥ que la causa de esta ausencia de celebridad podr√≠a encontrarse en la escasez de su obra y su tard√≠o reconocimiento. Dio importancia a la longevidad de su vida (96 a√Īos) porque le permiti√≥ conocer casi todo el siglo XX. Hasta su muerte, se la sol√≠a conocer como ‚Äúla √ļltima superviviente‚ÄĚ de la fotograf√≠a moderna en el contexto de los a√Īos anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Fue precisamente en estas circunstancias cuando surgi√≥ la idea de documental. Jorge Ribalta mantiene que hay cuatro condiciones que facilitaron la llegada del documental. Entre ellas sobresalen dos: la primera, las nuevas t√©cnicas tales como la prensa ilustrada, el fotoperiodismo moderno o el nacimiento de la c√°mara de peque√Īo formato; y la segunda,¬† la crisis econ√≥mica que trajo un poderoso antagonismo pol√≠tico (la democracia frente al fascismo) y una nueva clase social marginada que ganaba terreno en las sociedades occidentales. As√≠ mismo, Jorge resalt√≥ dos de las influencias principales que Helen Levitt recibi√≥, destacando, por una parte, el nacimiento de una cultura fotogr√°fica con un tremendo esp√≠ritu po√©tico que se opon√≠a a los c√°nones anteriores y, por otra, el surgimiento de un c√≠rculo de grandes figuras americanas como Walker Evans o James Agee. Entre los temas principales de la fot√≥grafa encontramos permanentemente la presencia de ni√Īos, los despose√≠dos o el mundo de la calle, siempre enfocando su parte risue√Īa y alegre de la vida, contrast√°ndola con la miseria pero sin enfatizar su car√°cter de v√≠ctimas, como si su visi√≥n hiciera referencia a la dignidad de los pobres, a la paradoja. Incidi√≥ tambi√©n en la eterna b√ļsqueda de la musicalidad, la armon√≠a y la danza, tratando de retratar a trav√©s de sus fotos la propia coreograf√≠a del mundo plasmada en la calle. Seg√ļn Jorge, esta exposici√≥n pretende releer y reinterpretar uno de los grandes fotolibros del siglo XX, ‚ÄúA Way of Seeing‚ÄĚ, publicado por Helen Levitt en 1965 y que supuso un gran hito en su vida profesional. Finaliz√≥ se√Īalando que en la exhibici√≥n se pueden ver tres historias distintas: la del propio artista y su creatividad; la modernidad de la fotograf√≠a a trav√©s del documental; y la historia de Nueva York que, de la mano de Helen Levitt, recorre una larga traves√≠a desde los a√Īos 30 (con el presidente Franklin D. Roosvelt) hasta los a√Īos 80 (caracterizado por las pol√≠ticas de Ronald Regan).

Si observamos con profundidad las fotograf√≠as, podremos sentir c√≥mo Helen Levitt nos evade y nos traslada hasta un mundo m√°gico y ficticio, el de la infancia, el de la inocencia, un espacio que no entiende de pobreza ni riqueza, de clases sociales, apariencias ni tampoco comprende la seriedad de un mundo exc√©ntrico y ego√≠sta. Prueba de ello es una instant√°nea que recoge el siguiente mensaje escrito con tiza sobre una pared: ‚ÄúButton to secret passage. Press‚ÄĚ. En espa√Īol: ‚ÄúBot√≥n de entrada al pasaje secreto. Presionar‚ÄĚ.

En otra fotograf√≠a aparecen varios j√≥venes ‚Äúluchando‚ÄĚ con palos, seguramente por una princesa inexistente o por cualquier otra raz√≥n que hiciera merecer a esa edad batirse en un duelo ‚Äúde tal calibre‚ÄĚ. De fondo se descubre un muro con frases narrando las ilusiones, los sue√Īos y los anhelos que se esconden detr√°s de cualquier batalla, que se ocultan tras el tel√≥n del tedio en cuanto rascas la superficie engominada y que, al final, motivan cualquier vida por desdichada que sea. Una maravilla.

 Sala Municipal de Exposiciones San Benito

La exposición permanecerá abierta hasta el 3 de abril

 PROGRAMA DE VISITAS GUIADAS

Durante esta exposici√≥n -que se dirige a todos los p√ļblicos-, ofrecemos visitas dialogadas para escolares, asociaciones y colectivos que consisten en un recorrido por la muestra en el cual se proponen diferentes actividades y preguntas abiertas para reflexionar sobre las obras expuestas. Los grupos interesados en participar, pueden reservar d√≠a y hora en el tel√©fono 902 500 493.¬†

Adem√°s, sin necesidad de concertar cita previa, se ofrecen visitas comentadas a la exposici√≥n para todos los p√ļblicos de martes a domingo a las 20:30h y los domingos tambi√©n a las 13:00h.

Elías Manzano Corona

Marcador


Aficionados, como la vida misma

Aficionados

 

Aficionados es una pel√≠cula independiente, producida exclusivamente con financiaci√≥n privada, escrita por los propios actores, mezclando realidad y ficci√≥n, y rodada por un equipo t√©cnico reci√©n salido de las escuelas. Durante la 54¬™ Semana Internacional de Cine de Valladolid se proyect√≥ una copia de trabajo en dos sesiones de film evaluation, tras las cuales se distribuy√≥ al p√ļblico una encuesta, cuyos resultados se revelaron muy valiosos durante el montaje definitivo de la pel√≠cula.

 

 

Aficionados, como la vida misma.

Aficionados es la √≥pera prima de Arturo Due√Īas, en lo que a largometrajes se refiere, porque el director vallisoletano ya hab√≠a realizado anteriormente dos cortos (Run, run, run y Pucela Square).

El film es una ‚Äúmet√°fora de la vida‚ÄĚ como √©l mismo lo ha definido: Aficionados son seis historias reales de personajes en crisis, de la incomunicaci√≥n de nuestra sociedad, de la dificultad que entra√Īan las relaciones personales y sociales. Todo ello mantiene un lazo com√ļn: El teatro. Precisamente, de la improvisaci√≥n de los ejercicios de un taller de teatro ha surgido el film.

La cotidianeidad que invade todas y cada una de las situaciones planteadas hace que esta película de creación colectiva resulte muy cercana. El espectador puede identificarse con las historias de sus personajes, razón por la cual resulta emotiva, dulce y fresca.

Arturo es un bibliotecario que vive solo. Su soledad se acent√ļa cuando su asistenta tiene que marcharse a Ecuador. Aunque su situaci√≥n cambia al cruzarse en su camino Rebeca, una chica a la que ha conocido en el taller teatral. Rebeca trabaja en un hip√≥dromo y es madre soltera. Su dilema es la inexistente relaci√≥n con su padre, un hombre intransigente y lleno de prejuicios, un personaje que aparece, casi en la sombra, en el film. Por otra parte, Arturo est√° realizando un tipo de ‚Äúpr√©stamo peculiar‚ÄĚ en la biblioteca de la facultad donde trabaja: Recomienda libros a los estudiantes y tira aquellos libros que no le gustan.

Jes√ļs es un maestro que vive con su hermana. La convivencia es buena hasta que descubre que su hermana tiene una relaci√≥n sentimental y salgan a relucir sus celos.

Problemas de tipo profesional afectan a Laura, Mauro y Nuria, lo que acabar√° influyendo en su vida personal. Laura se pasa el d√≠a trabajando para su empresa, es el estereotipo de ejecutiva esnob, emprendedora y muy constante en su trabajo, aunque esto le est√© costando el dejar a un lado su matrimonio. Nuria es su compa√Īera de trabajo, cuesti√≥n que ambas prefieren olvidar al entrar en el taller teatral;¬† no es valorada en su oficina, a pesar de su esfuerzo y su tes√≥n, se siente ninguneada por su jefe. Mauro es italiano, vive con su mujer y sus dos hijas y trabaja como profesor y cocinero (sin tener ni idea de cocina), aunque su verdadera pasi√≥n es el teatro. Su mujer le reprocha constantemente el tiempo que pasa en el taller teatral, con el consiguiente abandono de su familia.

El teatro es lo que une todos los problemas y, a su vez, se presenta como la soluci√≥n: El toque de dulzura y alivio a los problemas de cada personaje, la semilla de la amistad entre ellos. En este sentido, debemos hacer un merecid√≠simo recuerdo a ‚ÄúEl viaje a ninguna parte‚ÄĚ (Fernando Fern√°n G√≥mez, 1986), Mejor Pel√≠cula en los primeros premios Goya, de los que este a√Īo se han cumplido su 25 aniversario. La pel√≠cula cuenta las haza√Īas de un grupo de actores durante la posguerra espa√Īola, sus andanzas y desventuras por los pueblos de Castilla, sumida en la pobreza y el analfabetismo y el surgimiento del cine, nuevo espect√°culo de masas, como competidor del teatro. A pesar de todo (el teatro no puede ser su medio de subsistencia y son personajes ‚Äúmal vistos‚ÄĚ ‚Äď c√≥micos – ante los ojos de una sociedad hip√≥crita y cerrada), el arte de Tal√≠a es su verdadera vocaci√≥n y el hilo con el que cosen sus relaciones personales (familiares y amorosas); situaci√≥n similar es, asimismo, la que viven los protagonistas del film ‚ÄúP√°jaros de papel‚ÄĚ (Emilio Arag√≥n, 2010) √©ste, de menor calidad.

Aficionados combina teatro Рcine y también tendría un buen enfoque desde el mundo de la televisión, pues de cada historia podría salir un argumento excepcional para una serie.

Me gustaría destacar dos aspectos innovadores del film:

En primer lugar, la m√ļsica: Como ha se√Īalado Arturo Due√Īas, la canci√≥n principal (‚ÄúQue se apague la luz‚ÄĚ) ha sido compuesta por la asturiana Margarita Rodr√≠guez Miranda, m√ļsica aficionada. Es una melod√≠a rom√°ntica y pegadiza a la vez ; acompa√Ī√≥ (en este caso, convirti√©ndose en m√ļsica dieg√©tica) a los seis personajes en la secuencia del cumplea√Īos de Arturo, que tuvo que ‚Äúcelebrar‚ÄĚ s√≥lo por diferentes motivos.

En segundo lugar, la manera original de presentar Valladolid ante la c√°mara: No han sido muchas las veces que los cineastas han elegido la antigua Pintia como escenario: La pel√≠cula m√°s reciente ha sido ‚ÄúUn buen d√≠a lo tiene cualquiera‚ÄĚ (Santiago Lorenzo, 2007), protagonizada por los excelentes actores vallisoletanos Juan Antonio Quintana y Diego Mart√≠n. Tradicionalmente, siempre se han mostrado los monumentos emblem√°ticos de la ciudad (iglesias de Santa Mar√≠a la Antigua, San Pablo, museos ‚Äď Nacional de Escultura y Museo de Arte Contempor√°neo‚Ķetc), sin embargo, Aficionados nos da una visi√≥n joven y cosmopolita de la ciudad: Valladolid cultural (Universidad, Teatro de Calle, concurso de esculturas de arena), moderna (crecimiento urban√≠stico: Parquesol) y abierta al exterior (v√≠as del A.V.E.). Gran acierto, como lo ha sido tambi√©n la presentaci√≥n de esta pel√≠cula en la 54¬™ edici√≥n de Seminci: Las encuestas a las que el p√ļblico respondi√≥, cambiaron el contenido y la forma del film. Nueva forma de hacer cine y de sumergir al espectador en el arte.

Como colof√≥n, s√≥lo me queda desear mucha suerte a todo el equipo de Arturo Due√Īas, para los Goya del pr√≥ximo a√Īo y para sus nuevos proyectos y recomendar a los cin√©filos que acudan a ver Aficionados, una pel√≠cula ‚Äúcomo la vida misma‚ÄĚ.

La web es una chulada. Probar a enchufar el magnetófono para escuchar los temas musicales: http://aficionadoslapelicula.com/

L√°stima que no te permita la descarga de im√°genes.

                                                                                  Cristy G. Lozano.

¬†ENTREVISTA A ARTURO DUE√ĎAS

Con motivo del estreno de la película Aficionados, nuestra colaboradora Cristy G. Lozano realizó una entrevista a su director. Por motivos de espacio os dejamos un extracto de la misma.

Entrevista a Arturo Due√Īas Herrero, director de Aficionados.

De izq a der Jes√ļs Burgoa (actor), Arturo Due√Īas (director y actor) y Nuria Torres (actriz y coguionista). Foto Pilar Gonz√°lez

Domingo, ‚Äúhora del vermouth‚ÄĚ. Nos citamos con Arturo Due√Īas Herrero en una c√©ntrica cafeter√≠a vallisoletana para hablar de Aficionados, su primer largometraje. Le acompa√Īan dos de los actores de la pel√≠cula, Nuria de Torres y Jes√ļs Burgoa y Nieves Centeno, ayudante de montaje y ‚Äúconsejera‚ÄĚ. Aficionados es una pel√≠cula de creaci√≥n colectiva, divertida, dulce, y sobre todo, muy real que nos habla de seis vidas diferentes pero con algo en com√ļn: Como en ¬†nuestra sociedad actual, todos ellos se encuentran en crisis.

¬†¬ŅC√≥mo surgi√≥ la idea de hacer este largometraje, Aficionados, despu√©s de sus dos cortos, Run, run, run y Pucela Square?

¬†La idea surgi√≥, precisamente, despu√©s de hacer Pucela Square, en el que participaron los mismos actores, nos hab√≠amos conocido en un taller de teatro. Fue Jes√ļs (Jes√ļs Burgoa) el que me propuso hacer un largometraje y mezclar as√≠ la experiencia del teatro con sus propias vidas.

Lo que m√°s me ha sorprendido del film es que carece de un gui√≥n previo. ¬ŅPor qu√© tomaste esta decisi√≥n? ¬ŅEsta forma de trabajar entra√Īa mayor o menor dificultad?

 Lo decidimos así porque la película surgió a raíz de los ejercicios de improvisación que realizábamos en las clases de teatro. A veces, los diálogos de algunas películas son muy obligados, muy forzados. En cambio, Aficionados se fue construyendo poco a poco. Esta forma de trabajar resultó muy complicada a la hora de llevar a cabo el montaje.

Es casi de obligado cumplimiento preguntarte (por la cuesti√≥n de actualidad) ¬ŅQu√© opinas de la controvertida Ley Sinde?

La Ley Sinde es innecesaria y est√° dividiendo mucho a la gente. Es necesario que autores, int√©rpretes y t√©cnicos vivan de su trabajo. Las descargas masivas hacen que este sector desaparezca y condenan a los estudiantes de Cine al paro. Lo m√°s ir√≥nico es que todo esto se haga ‚Äúen nombre de la libertad‚ÄĚ. El cierre de p√°ginas no es la soluci√≥n. La soluci√≥n es la creaci√≥n de plataformas para descargas legales, algo que ya se hace en Estados Unidos y que est√° comenzando en Espa√Īa con una suscripci√≥n mensual (5 o 6 euros al mes). Pero las leyes impositivas no aportan nada.

La m√ļsica de la pel√≠cula me ha parecido excelente, sobre todo, la canci√≥n que acompa√Īa a Arturo en la secuencia en que est√° esperando a sus amigos en el restaurante para celebrar su cumplea√Īos. ¬ŅQui√©n es el autor e int√©rprete?

¬†La canci√≥n es letra y m√ļsica original para la pel√≠cula. Se titula ‚ÄúQue se apague la luz‚ÄĚ y la presentaremos a los Goya del pr√≥ximo a√Īo para que opte al premio a la mejor canci√≥n original. La autora de la letra y m√ļsica es la asturiana Margarita Rodr√≠guez Miranda, tambi√©n m√ļsica aficionada, no profesional. La cantante es Ver√≥nica Ronda, profesora de voz del taller de teatro. Al violonchelo, Jos√© Mar√≠a Villarreal y al piano, Pablo Rodr√≠guez, profesor del curso del taller de teatro, tanto en la ficci√≥n como en la realidad.

Leni Riefenstahl en Valladolid

Leni Riefenstahl en Valladolid

Hasta el domingo 27 permancer√° en la Sala de Exposiciones de la Casa Revilla de Valladolid la exposici√≥n ‚ÄúLENI RIEFENSTAHL. La est√©tica del poder en los a√Īos de HITLER‚ÄĚ con una selecci√≥n de mas de medio centenar de fotograf√≠as¬† de la fot√≥grafa y directora de cine LENI RIEFENSTAHL Adem√°s del medio centenar de obras, se mostrar√°n sus dos grandes pel√≠culas¬† y algunos objetos. En la muestra se¬† unen las fotograf√≠as que realiz√≥ de Grecia, y las im√°genes de la Olimpiada de 1936 en Berl√≠n.¬† Hitler siempre pens√≥ que los griegos hab√≠an alcanzado la cumbre de la civilizaci√≥n humana en todos los campos, y que la tribu doria, que hab√≠a llegado a Grecia desde el Norte, era de origen germ√°nico.

Leni Riefenstahl fue la cineasta mujer m√°s talentosa del siglo XX. La veneraci√≥n que le tuvo la Alemania nazi, la convirti√≥ tambi√©n en una figura temible. Leni Riefenstahl ocup√≥ un lugar destacado y sus pel√≠culas de los congresos del Tercer Reich y su visi√≥n f√≠lmica de los Juegos Ol√≠mpicos de 1936 en Berl√≠n, comulgaron con el sistema de propaganda del nacionalsocialismo. Su obra, pocos lo dudan, raya en la genialidad. As√≠ lo demostr√≥ sobre todo en sus dos grandes documentales: El triunfo de la voluntad (1935) y Olimpiadas (1938). Como dec√≠amos, ambas fueron pel√≠culas propagand√≠sticas del Tercer Reich, y de all√≠ se desprende la paradoja que cargar√≠a siempre consigo Leni Riefenstahl: la de un inconmensurable talento art√≠stico puesto al servicio de lo peor que ha dado la humanidad. La cineasta nunca quiso desprenderse de esta contradicci√≥n. Hasta el fin de sus d√≠as se escondi√≥ tras su supuesta ingenuidad y el intencional car√°cter apocal√≠ptico de sus pel√≠culas. Dej√≥ una obra de reconocido talento y siempre quedar√° como ejemplo del peligroso v√≠nculo entre la genialidad en la b√ļsqueda de la est√©tica y la propaganda al servicio de la peor ideolog√≠a. El nombre de Hitler quedar√° indisolublemente vinculado al de ella, pasando a ser la cineasta favorita del F√ľhrer.

Leni Riefenstahl, naci√≥ en Berl√≠n, el 22 de agosto de 1902 y falleci√≥ en P√∂cking, Baviera, el 8 de septiembre de 2003. Conocida por sus producciones cinematogr√°ficas¬† y propagand√≠sticas durante la Alemania nazi, Leni demostr√≥ desde su infancia un gran inter√©s por la pintura. Fue bailarina a los 21 a√Īos, actriz de cine a los 24, fot√≥grafa y directora de cine a los 29. En 1932 dirigi√≥¬† Das Blaue Licht (La luz azul, 1932) que, tras ser premiada en el Festival de Venecia, la lanz√≥ a la fama internacional.

En ese mismo a√Īo escuch√≥ a Adolf Hitler en un mitin y le ofreci√≥ su talento y colaboraci√≥n. A trav√©s de Rudolf Hess, Hitler le ofreci√≥ filmar la concentraci√≥n del Partido Nazi en el Campo Zeppel√≠n de N√ļremberg en 1933 ya que el dictador se hab√≠a quedado muy impresionado con el primer trabajo de Leni como directora cinematogr√°fica con Das Blaue Licht. Riefenstahl acept√≥ la propuesta y realiz√≥ lo que hoy se conoce como La Trilog√≠a de Nuremberg, uno de los documentales pol√≠tico-propagand√≠sticos m√°s efectivos jam√°s filmado

La exposici√≥n se completa con una c√°mara Leica de la artista con el emblema de los Juegos Ol√≠mpicos de Berl√≠n, as√≠ como una revista alemana de la √©poca. Se trata de un ejemplar de la “Berliner Illuftrirte Zeitung” cuya portada solapa el rostro de un atleta ario sobre el fondo de un Dios griego.

Sala de Exposiciones de la Casa Revilla.
Hasta el  27 de febrero.
Horarios.  De martes a domingo, de 12 a 14 horas y de 18.30 a 21.30 horas.

Revista Atticus 

Golpe de Estado

En este af√°n de colaboraci√≥n que nos caracteriza a los medios de comunicaci√≥n, Revista Atticus se hace eco de una rese√Īa del el Pa√≠s con motivo del 30 aniversario de fallido (gracias a Dios) golpe de estado del 23 de febrero de 1981

A las 18.22 del 23 de febrero de 1981 el teniente coronel Antonio Tejero asalt√≥ el Congreso de los Diputados, que en ese momento celebraba el pleno de investidura de Leopoldo Calvo Sotelo como presidente del Gobierno. A las nueve de la noche, con el titular Golpe de Estado, El Pa√≠s, con la Constituci√≥n, este diario sac√≥ a la calle la primera de siete ediciones especiales. La segunda, publicada a la una de la madrugada, titulaba en portada: El intento de golpe de Estado, en v√≠as de fracaso. Y fracas√≥ 17 horas m√°s tarde, las m√°s largas de la democracia espa√Īola.

Os dejo el enlace donde os podéis descargar las siete ediciones que hicieron de El País.

http://www.elpais.com/especial/23-f/30aniversario.html

 Page 1 of 4  1  2  3  4 »
Get Adobe Flash player