Jardines impresionistas

Desde los últimos meses del año precedente el Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid, con la colaboración de la National Gallery of Scotland, han tenido el buen gusto cromático de presentarnos esta acertada y completa exposición (140 obras) que aún podemos disfrutar hasta el día 13 de febrero.

En el primer espacio expositivo, el Museo Thyssen, recoge en 8 salas, cuatro capítulos, a dos salas para cada uno, siguiendo la cronología  de esta bellísima corriente artística, a saber:

–          Precursores del Impresionismo

–          El jardín como ámbito social

–          El jardín decorativo y

–          El jardín productivo

La exposición arranca con las flores del romántico Delacroix y los floreros de Bazille y Renoir, el jardín abierto de Millet, Corot y Daubigny. La visita alcanza, en mi opinión, una estremecedora belleza y placidez cuando nuestra mirada penetra en los jardines y plazas públicas, Manet, Pisarro y Federico Zandomeneghi serían ejemplos, Monet, Morisot y Sargent estampan los parques de Paris (Bois de Boulogne) y otras ciudades europeas, como escenarios de convivencia de las distintas clases urbanas. Y finalmente  el jardín productivo muy bellamente  recogido en los campesinos trabajando en el huerto de Pisarro, éste mucho mas dedicado a plasmar la clase sencilla de los trabajadores, de los aldeanos, del pueblo, y de otros pintores que aprendieron de él, como Van Gogh, Gauguin o Cézanne.

El segundo espacio, en la Fundación de la Caja en la madrileña plaza San Martín (c/Arenal), ha sido dedicado al impresionismo tardío francés, al postimpresionismo y a la pintura naturalista de cambio de siglo. También está recogida  la pintura española de la época representada por Sorolla, Regoyos, Pla, Meifré y Anglada Camarasa. La última sala presenta la metamorfosis del jardín en la transición del postimpresionismo hacia las primeras vanguardias como el fauvismo, cubismo o el expresionismo alemán, con obras de Cézanne, Nolde, Dufy, Braque, Malévich, Charles Courney, Gustav Klimt (excepcional) y Ernst

En definitiva una ocasión única para disfrutar del color en la pintura, del detalle y la minuciosidad y de la recreación de una época que se nos antoja fue hermosa aunque convulsa y de transición (industrialización y colonialismo)

Además de todo esto, podemos también apreciar, en nuestra visita, una peculiar y armoniosa obra de la arquitectura del XIX, la sede de la Fundación Caja Madrid edificio conocido como Casa de las Alhajas, fue una de las primeras construcciones madrileñas donde se utilizó el hierro forjado (al estilo de la arquitectura de Violet-le Duc), arquitectos F.Arbós y Tremanti y J.M Aguilar. El edificio se organiza en torno a un patio central cubierto, rodeado de galerías de estructura metálica, que servía de sala de operaciones del antiguo Monte de Piedad, y hoy como Sala de Exposiciones. Su exterior, se conserva tal y como fue diseñado, incorpora en sus fachadas elementos de influencia italiana y es una interesante muestra de lo que fue la arquitectura de la segunda mitad del S.XIX

Para una mayor información:

www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2010/Jardines-impresionistas/info.html

Miguel San Millán

www.emp.uva.es/miguelsanmillan/otrosidiomas.html



Marcador

Fichero archivado: Exposiciones

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!