Últimos días para visitar la exposición La Edad de Oro de la pintura holandesa y flamenca del Städel Museum en el Museo Guggenheim Bilbao

 

Inaugurada el 7 de octubre de 2010, la exposición La Edad de Oro de la pintura holandesa y flamenca del Städel Museum se cerrará al público el próximo domingo, día 23 de enero. Patrocinada por la Fundación BBVA, la muestra es una completa selección de más de 130 obras maestras, en su mayoría nunca antes exhibidas en España, que evidencian el gusto específico y los ideales particulares de la elite holandesa.

Desde su inauguración ha recibido más de 300.000 visitantes.

El Museo Guggenheim Bilbao presenta una extensa selección de pinturas holandesas, enriquecida por significativas obras flamencas representativas del Barroco, en un recorrido temático por cinco grandes secciones, que se corresponden con los grandes géneros de la pintura en los que los artistas de la época se especializaron: Naturalezas muertas, Historia, Paisaje, Retrato y Pintura de género e interior, evidenciando los gustos de la elite holandesa.

Los logros de la llamada Edad de Oro de la pintura holandesa y flamenca, un período que abarca desde aproximadamente 1580 hasta principios del siglo XVIII, se representan de forma excepcional en El geógrafo, una de las obras maestras del gran pintor holandés Jan Vermeer, que se muestra en España por vez primera. La elegancia pictórica y colorista, la delicadeza óptica, la fusión de niveles de género consolidados y la unión del arte con la ciencia se combinan para convertir a esta pintura en un símbolo de la pintura holandesa de esta época y, por lo tanto, en uno de los ejes centrales de la exposición. Por primera vez desde su apertura, el Museo Guggenheim Bilbao acoge una obra de este gran maestro, precursor en el uso de herramientas ópticas como la cámara oscura, que a lo largo de su trayectoria produjo poco más de una treintena de obras y cuya relevancia en la historia del arte no fue reconocida hasta doscientos años después de su muerte.

También podemos contemplar estas dos obras de  Frans Hals (Amberes, 1582/83 – Haarlem, 1666) Retrato de un hombre y Retrato de una mujer, ambas en formato ovalado.

La pintura de historia gozó de una especial acepción en el siglo XVII. Para poder reproducir temas de la Biblia, de la poesía antigua y también de obras literarias contemporáneas, los artistas requerían múltiples conocimientos de literatura e historia, así como habilidades propias de los pintores de bodegones y de paisajes. Todas estas destrezas tenían como objetivo que el espectador del cuadro pudiera comprender adecuadamente la acción representada. Los principios de la pintura de historia, desarrollados sobre todo en Italia, se resumieron en el Schilder-Boeck (Libro de los pintores), cuyo autor, Karel van Mander, también trabajaba como pintor de historia en Haarlem (Holanda).

Tras su cierre definitivo, el próximo 22 de febrero, el Museo Guggenheim Bilbao inaugurará la exposición temporal Caos y Clasicismo: arte en Francia, Italia, Alemania y España, 1918-1936 , una muestra examina el “retorno al orden” en el período de entreguerras en Europa por medio de más 150 obras de 90 artistas, entre los cuales se encuentran algunos de los más grandes maestros modernos de la primera mitad del siglo pasado como Georges Braque, Carlo Carrà, Giorgio de Chirico, Otto Dix, Pablo Gargallo, Fernand Léger, Aristide Maillol, Ludwig Mies van der Rohe, Pablo Picasso, Gio Ponti, Émile-Jacques Ruhlmann o August Sander.

Luisjo


Marcador

Fichero archivado: Exposiciones

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!