Exposición “De Norma Jeane a Marilyn Monroe. Su álbum privado”.

 

No sé cual es el motivo por el que, en nuestra ciudad, tengamos la suerte de contemplar las fotos de lo que un día fuera el álbum privado de Norman Jeane. En estas fechas en la capital vallisoletana se afinan los instrumentos para que nuestra cita anual con la SEMINCI no desentone y esté a al altura del certamen. Y esa puede ser una poderosa razón para que nuestros dirigentes echen el resto y acerquen la exposición de una coleccionista privada (no hay que olvidarlo), Maite Minguez Ricard, a Valladolid. Sea como fuera es una gran oportunidad (y hasta diría sin riesgo a equivocarme, que casi única) de ver las fotos que durante mucho tiempo guardó, como un tesoro la joven, Norma Jeane antes de convertirse en la explosiva Marilyn Monroe.

Para que se hagan una pequeña idea de lo que va a ver en la Sala de Exposiciones de la Casa Revilla se tienen que poner en situación. Casi todos nosotros, o por lo menos aquellos que nos situamos en una generación anterior a las cámaras digitales e incluso a aquella generación en la cual tener una cámara de fotos en la familia era algo excepcional (estaríamos hablando de la generación de los años 60 o incluso un poquito antes), tenemos un álbum de fotos. Por lo menos en mi familia, cada uno de los hermanos tenemos nuestro álbum de fotos. Álbum con tapas repujadas en cuero y un lazo a modo de cierre, provisto de hojas en cartulina oscura y en donde se colocaban las fotografías, en su mayoría en blanco y negro. El sistema de fijación era una especie de esquinas adhesivas. Al tema, que me desvío. Aquí lo único que podemos echar en falta es ese álbum. El resto, lo que son las propias fotos se encuentran esparcidas a lo largo de la sala y colocadas en riguroso orden cronológico. Y hasta podemos ver las anotaciones que me imagino realizó la propia Norma de su puño y letra.

Al poco de nacer, 1926

Al visitante le sorprenderá encontrarse la foto (tal vez la primera) de Norma Jeane al poco de nacer en brazos de, posiblemente ya que no se ve el rostro, de su madre. Un poco más allá tenemos una foto coloreada con tres años en la playa o una curiosa estampa con ¡su primer novio! a sus tiernos cinco años. También fue precoz en el casamiento y así podemos contemplar una foto de estudio de su primer matrimonio con Jim Dougherty cuando contaba con 16 años. Después vienen sus primeras fotos como modelo y hasta fotos como actriz (con sus compañeros de rodaje) en una de sus primeras películas “Scudda Hoo Scudda Hay” cuando ya era Marilyn Monroe.

LA COLECCIÓN DE MAITE MINGUEZ RICART

 

Maite Minguez Ricard posee una de las mayores colecciones de objetos relacionados con el séptimo arte. Junto a su marido, Lluis del Val, fundó la productora Manga Film. El personaje de Marilyn siempre la había fascinado. Un buen día se topó con una serie de fotografías de la actriz. Por medio de subastas y otras compras se hizo con una considerable colección. Esta muestra, 52 fotografías, es la que pertenece a lo que ella denomina el estudio del por qué Norma Jeane llegó a convertirse en Marilyn Monroe.

Maite Minguez durante la presentación de la muestra, manifestó sentirse fascinada por esta mujer. Fue capaz de romper su contrato laboral con la Fox en un momento en que esto, ni los propios actores varones fueron, a veces, capaces de realizar. Creó su propia productora y esto en Hollywood era impensable en un tiempo en que los actores se ligaban “de por vida” con las productoras. Este punto invita a reflexionar sobre una mujer que nos la presentaron como bobalicona y rubia fácil.

NORMA JEANE BAKER:

 DESDE SU NIÑEZ HASTA SU PRIMER MATRIMONIO (1926-1942)

Norma Jeane nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles de California. Ahora contaría con 84 años de edad. Su trágico final la convirtió en un mito. Sus inicios estuvieron marcados por el cine. Su madre, Gladys Baker, trabajaba en un estudio cinematográfico como montadora de cine. Su embarazo fue fruto de una noche de juerga. No tenía muy claro que hacer con la pequeña Norma. Pronto una amiga se convertiría en su tutora. Grace Goddard se hacía acompañar de la niña al cine y a los salones de peluquería inculcándole el gusto por el glamour y todo lo que rodeaba a la industria cinematográfica. Así conocería a la primera rubia platino de Hollywood, Jean Harlow (1911 – 1937).

Jean Harlow

EL DESCUBRIMIENTO DE LA FUTURA ACTRIZ (1943-1945)

Al poco de cumplir los dieciséis años se casó con Jim Dougherty (hijo de una amiga de su tutora Grace Goddard). Poco tiempo después, al bueno de Jim lo destinaron al Pacífico para defender a su patria. Norma entró a trabajar en una empresa que se encargaba de montar los paracaídas. La fortuna quiso que un joven galán, Ronald Regan (el futuro presidente de los EE. UU.) dirigía el Centro Cinematográfico del Ejército. Regan ordenó a una serie de fotógrafos para que hicieran fotos a la joven Norma Jeane junto a sus compañeras de labor. David Conover, cabo segundo del ejército, quedó fascinado de aquella rubia de 19 años y le aconseja que se dedicara a modelo.

Norma Jeane en su infancia

NORMA JEANE SE CONVIERTE EN MARILYN MONROE (1946-1962)

El día 24 de Agosto de 1946 Norma Jeane Dougherty se reunía con el ex actor y cazatalentos de la Fox, Ben Lyon. Norma Jeane había realizado unas pruebas como actriz y estaba a punto de firmar un contrato con la Fox, pero quedaba resolver un detalle: La cuestión de su nombre.

La futura Marilyn Monroe poco antes de casarse

Lyon dijo rotundamente que había que cambiar el apellido porque Dougherty no sonaba bien. Norma Jeane no vaciló y escogió el apellido de la familia de su madre: Monroe.

Solo quedaba el nombre y, de repente, Lyon exclamó: “¡Ya sé quien eres; eres Marilyn!”. Lyon admiraba a una actriz llamada Marilyn Miller y Norma Jeane le recordaba mucho a ella.

 

 “Marilyn Monroe fue la personificación del glamour de Hollywood por excelencia. Su inmenso atractivo fue capaz de conquistar el mundo, pero a pesar de su belleza seductora y sus curvas voluptuosas, Marilyn fue mucho más que un símbolo sexual de los años 50. La aparente inocencia de su mirada junto a su innata sensualidad hizo de su imagen un icono de admiración internacional por más de un siglo. Su vida fue el reflejo de su pasión y lucha personal. Hoy su espíritu brilla junto el prestigio de su inigualable imagen de legendaria diva de Hollywood”.

 

Una cita ineludible para los mitómanos y para todos aquellos amantes del cine y curiosos en general. ¡No dejen de verla! Y… ¡no cuesta nada!

 SALA MUNICIPAL DE LA CASA REVILLA. VALLADOLID

Cl. Torrecilla, 5

Del 7 de octubre al 14 de Noviembre de 2010

Horario:  de 12 a 14,30 h y de 18,30 a 21,30 hs

Luisjo Cuadrado


Marcador

Fichero archivado: Cine

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!