Archivo para octubre, 2010

Sin retorno

 

Somos due√Īos de nuestros actos. Lo que decimos, lo que hacemos nos marca el devenir de nuestra vida. Nuestros progenitores y profesores nos aconsejan que es mejor decir siempre la verdad. Por muy dura que se la verdad es preferible a una mentira. Sin retorno nos ilustra con un ejemplo cotidiano c√≥mo se puede complicar las cosas por una maldita mentira. Una acci√≥n desafortunada, que lamentablemente conlleva la muerte de una persona, acaba por enredarse y casi acaba como el rosario de la aurora. Nadie tuvo la culpa, pero la fatalidad se hizo presente y todo sucedi√≥ mal; por eso todos pueden considerarse, de una manera u otro como culpables.

 

Sin Retorno

Producción: Hispano Argentina, 2010

Director: Miguel Cohan

Género: Thriller sicológico

Interpretes:

Leonardo Sbaraglia ‚Äď Federico Samaniego

Mart√≠n Slipak ‚Äď Mat√≠as Fustiniano

B√°rbara Goenaga ‚Äď Natalia Kaufman

Luis Machin ‚Äď Ricardo Fustiniano

Federico Luppi ‚Äď V√≠ctor Marchetti

Sinopsis:

Una serie de incidentes sit√ļan a un joven ciclista en medio de la calle buscando unos papeles. Otro joven, Mat√≠as Fustiniano (Mart√≠n Slipak), en un despiste, se lo lleva por delate con el utilitario de su madre. El culpable huye de la escena sin dejar ninguna prueba de su autor√≠a favorecido por el poco tr√°nsito de la ciudad en la madrugada del s√°bado. El padre de la v√≠ctima, V√≠ctor Marchetti (Federico Luppi) ejerce de investigador ante la pasividad policial. Acuciados por los medios se busca a un culpable que desembocar√° con un inocente, Federico Samaniego (Leonardo Sbaraglia) en la c√°rcel.

Comentario:

El punto de no retorno en el momento del despegue de un vuelo es cuando ya no hay vuelta atr√°s o tiras para arriba o te estrellas sin remisi√≥n. El joven protagonista de esta historia, Mat√≠as Fustiniano, se pega el batacazo cuando en medio de la noche sale medio desnudo del ba√Īo de su casa y se topa con su padre quien le pregunta que qu√© hace. Mati le contesta que nada, que le han robado el auto sac√°ndole a la fuerza. Esa mentira es el punto sin retorno de esta historia.

La cinta arranca con la presentaci√≥n de la vida de los tres personajes, con secuencias paralelas, que van a coincidir de forma fat√≠dica en un punto de la carretera. Una serie de circunstancias hacen que se√Īalen a un inocente, Fede Samaniego, como el culpable del accidente que pone fin a la vida del ciclista mientras el otro joven de familia adinerada huye de la escena. Pero la pel√≠cula realmente comienza cuando los dos padres tienen que tomar una decisi√≥n ante los hechos. Por un lado el padre de Mat√≠as, Ricardo, decide seguir la bola que ha montado su hijo. Nadie quiere a un hijo preso. Pero pod√≠a haber elegido otra opci√≥n: la verdad. V√≠ctor, el padre de la v√≠ctima, no ten√≠a otra opci√≥n, solo le quedaba el consuelo de que se hiciera justicia con su hijo muerto y abandonado en plena noche.

Doble moral, impunidad, corrupción, hipocresía, el miedo, la pasividad policial y la falta de seguridad son algunos de los temas que trata esta película en una sociedad argentina de la que ya hemos hablado recientemente en este espacio como fue con ocasión de Carancho.

Un relato fílmico construido a partir de un buen guión donde se mantiene de forma eficaz la tensión y el suspense por el desenlace. A destacar la labor de un secundario, el liquidador, que con pocas intervenciones su personaje te atrapa. La actuación de Leonardo Sbaraglia vuelve a ser, una vez más, convincente. También lo es la de Feredico Luppi en un atormentado padre que ha perdido el sentido de su vida.

 

El director Miguel Cohan se estrena en su primer largometraje. Habitual colaborador de Marcelo Pi√Īeyro como ayudante de direcci√≥n, en films tan conocidos como El m√©todo, Kamchatka, ahora nos plantea una reflexi√≥n sobre lo que hubi√©ramos hecho nosotros ante esta situaci√≥n.

La presi√≥n medi√°tica ‚Äúcontamina‚ÄĚ la sociedad. Son frecuentes los casos de linchamiento p√ļblico antes de un juicio. El padre de la v√≠ctima hizo lo que crey√≥ justo, el padre del culpable hizo lo mejor para salvar a su hijo pero conden√≥ sin remisi√≥n a un inocente a la c√°rcel. Si t√ļ eres el inocente preso ¬Ņte vengar√≠as de los dos padres, uno por se√Īalarte constantemente con el dedo y el otro por no haber sido valiente y desmontar la bola de su hijo?

Y la pregunta de siempre: ¬Ņmerece la pena Sin retorno? Es una pel√≠cula muy recomendable sustentada en una buena direcci√≥n, buen gui√≥n y solvente interpretaci√≥n de los principales actores. Trata de un tema dif√≠cil y tanto en su planteamiento como en su resoluci√≥n no recurre al un sentimentalismo f√°cil.

Luisjo Cuadrado

Marcador

Proyección en la SEMINCI

En Familie

Una familia

Dinamarca, 2010

Género: Drama

Dirección: Pernille Fischer Christensen

Guión: Kim Fupz Aakeson, Pernille Fischer Christensen

Interpretes:

Jesper Christensen РRikard Rheinwald 

Lene Maria Christensen РDitte 

Anne Louise Hassing РSanne 

Johan Philip Asbæk РPeter 

Me enfrento a la presi√≥n de la SEMINCI. Acudo a la sala para ver y disfrutar de la pel√≠cula, a esto hay que a√Īadir un trabajo que consiste en emitir un comentario breve y conciso y a la mayor rapidez posible. Dejo la sala pasada la medianoche y ni tan siquiera uso el ordenador, ni en la sala habilitada para enviar las cr√≥nicas, ni en mi casa. Dejo que las im√°genes reposen en la cabeza y que el sue√Īo potencie las ideas que conforman esta peque√Īa cr√≥nica. As√≠ que ya les cuento desde aqu√≠ que llego tarde a esta redacci√≥n, a esta cita con los lectores.

En familie. Es un dramón de una familia danesa de varias generaciones de excelentes panaderos.

Una peque√Īa sinopsis.

¬†Rikard Rheinwald (Jesper Christensen) es el cabeza de familia de la tercera generaci√≥n de panaderos. Una saga donde el bisabuelo, Werner, lleg√≥ desde Alemania con un saco de trigo debajo del brazo y ahora se muestran orgullosos de ser los proveedores de la Casa Real danesa y los hoteles Hilton. Rikard recibe la buena noticia de que su enfermedad ha remitido y apenas hay rastros visibles en su radiograf√≠as. Su hija, Ditte (Lene Maria Christensen), fruto, junto a su hermana, de un anterior matrimonio, tambi√©n goza de buenas noticias. Por un lado su experiencia y buen hacer con su propia galer√≠a ha llamado la atenci√≥n de la poderosa galer√≠a Gagosian de Nueva York. Le ofrecen hacerse cargo de la representaci√≥n y busca de nuevos talentos para toda Europa. Esto le supondr√≠a vivir en la Gran Manzana. Ditte se plantea esta nueva etapa en su vida profesional y le cuenta a su novio sus planes de ir a vivir juntos. Y por otro, un an√°lisis confirma su esperado pero inoportuno embarazo. Su novio Peter (Johan Philip Asb√¶k), artista, ve con ilusi√≥n y cierto recelo ambas noticias. Para celebrar las buenas nuevas Rikard le propone matrimonio a Sanne, la madre de sus dos adolescentes reto√Īos. Estas situaciones familiares se volver√°n del rev√©s cuando Rikard recae de su grave enfermedad.

Rikard, Sanne y Ditte en la panaderia

El comentario

El film arranca con unas entra√Īables im√°genes que nos van mostrando la evoluci√≥n de la saga familiar en su negocio de la panader√≠a. Las escenas reciben el apoyo de una maravillosa canci√≥n (a lo largo de la pel√≠cula oiremos tres o cuatro canciones excelentes). Despu√©s de las √ļnicas escenas de jolgorio en la fiesta familiar que sucede a a boda de Rikard y Sanne el drama est√° presenta en cada una de las escenas. Hay un violencia contenida, a punto de estallar. Una violencia f√≠sica que se manifiesta en un bofet√≥n, pero subyace una violencia s√≠quica muy fuerte, profunda. Poco a poco, vamos descubriendo el car√°cter del cabeza de familia. Ejerci√≥ su tir√°nico poder durante muchos a√Īos que no nos muestran en la pantalla. Ahora solo es un decr√©pito viejo, enfermo, ego√≠sta y cruel que disfruta llamando panadera a su nueva esposa. La presencia de primer√≠simos planos cortos a veces se nos muestra incomoda, como queriendo hacernos participes de una situaci√≥n que para algunos de nosotros es muy cercana. Esto se refuerza con los muchos silencios presenten en toda la cinta.

Reunión familiar en el banquete de boda

La directora Pernille Fischer Christensen transmite una imagen ego√≠sta de los hombres. El padre y el novio de Ditte se muestran ajenos tanto a sus propios sentimientos como los de sus allegados. Rikard es incapaz de pedir matrimonio ‚Äúcomo Dios manda‚ÄĚ a Sanne. Quiere casarse con ella como pago de su buen trabajo como enfermera, eficaz y silenciosa, durante el a√Īo que dur√≥ su enfermedad. Por que cree que es lo que debe de hacer no por que lo sienta as√≠. Y le importa un higo que su hija quiera desarrollarse profesionalmente en Nueva York. Solo quiere de ella que siga con la saga familiar, solo le preocupa el legado de su panaderia. ‚ÄúTengo cuatro hijos y ninguno sabe hacer pan‚ÄĚ, se lamenta Rikard.

Excelente trabajo del actor que encarna a Rikard. Sin embargo no me resulta nada convincente el papel, inexpresivo durante buena parte de al cinta, del novio de Ditte.

Las f√©minas est√°n muy bien retratadas. Sanne se ha cansado del car√°cter de su marido y falla en los momentos m√°s decisivos. Por eso las decisiones que tiene que tomar en esos duros momentos son del todo entendibles. La actriz que encarga al personaje de Diette tambi√©n realiza una buena actuaci√≥n. Ditte sufre por ejercer su madurez. Es valiente y nunca reh√ļye el enfrentamiento con su padre aun a sabiendas de su incomprensi√≥n. Se muestra decidida frente a su marido y tambi√©n nos muestra sus dudas y temores ante las elecciones que debe de acometer.

La película desemboca en una larga agonía rodada con un hiperrealismo inquietante y doloroso. Así es nuestro futuro en muchas ocasiones: inquietante y doloroso en la toma de decisiones que la madurez de nuestra responsabilidad nos obliga a tomar ya sea como padre, hijo, novio… Decisiones que tenemos que tomar en nuestro camino ante la muerte, el amor, el trabajo. Una película realista y dura, intensa y emocional, de una discípula de Lars von Trier donde el lazo de la familia es el auténtico protagonista.

Ditte y su novio Peter

Destacar la escena del arranque, la gran interpretaci√≥n de Jesper Christensen y esas cuatro canciones, potentes, de la banda sonora. En su conjunto es una buena pel√≠cula por lo cual no ser√≠a de extra√Īar que ocupara alg√ļn lugar en el palmar√©s de esta 55 edici√≥n de la SEMINCI.

Esto de la SEMINCI me recuerda a una pasteler√≠a. Una buena pasteler√≠a donde tienes a tu entera disposici√≥n unos exquisitos dulces de todos los colores y sabores. Y los vas probando y exclamas, joder qu√© bueno es este. Y este otro. Y hum, este no est√° nada mal. Y en tu golosa avaricia apenas disfrutas de lo que est√°s comiendo. Cuando te quieres dar cuenta‚Ķ ya no te acuerdas de qu√© bomb√≥n, golosina o pastel era el m√°s rico. Yo no soy muy golos√≥n, me controlo y soy capaz de que los bombones que mi buen amigo To√Īo me trae de Bruselas me duran un par de meses. Con la SEMINCI me pasa lo mismo. Dosifico. Quiero que ese recuerdo dure en mi mente pero esta tarde ya tengo otra pel√≠cula que me espera. Es duro este oficio.

  Luisjo Cuadrado

La sandalia de Empédocles, Gabriel Albiac

La sandalia de Empédocles 

 

Quienes nos dedicamos, de una manera u otra, profesionalmente o de forma amateur, a esto de juntar unas letras y querer expresar con nuestras oraciones ciertas ideas o sentimientos sabemos lo difícil que es crear un texto sencillo, eficaz y comunicativo. Al final solo se trata de eso de dar a conocer algo (opinión, ensayo, ficción) a los demás para que lo conozcan. Algo tan simple pero, como he dicho antes, tan complejo.

 

Hoy se celebra la entrega del Premio Gonz√°lez-Ruano de Periodismo en su XXXV convocatoria. Convocatoria que en esta ocasi√≥n ha reca√≠do en el escritor Gabriel Albiac, por su art√≠culo ‚ÄėLa Sandalia de Emp√©docles‚Äô, publicado en el diario ABC, el lunes 24 de agosto de 2009.

Para que no lo andéis buscando por la red os lo dejo aquí mismo.

La sandalia de Empédocles

Gabriel Albiac

ABC, Lunes 27 Agosto de 2009

 

Hay cosas que se han ido acumulando. Demasiadas. Pero la vida es eso: cosas in√ļtiles en torno nuestro; objetos, como recuerdos; con los a√Īos, objetos y recuerdos son lo mismo. Un d√≠a no estaremos y alguien tirar√° lo amontonado a la basura. A eso se reduce todo.

Vuelves. Nada te ata a este lugar. Pero vuelves. Tal vez porque, pasada cierta edad, uno sólo sabe ser lo que repite. Alguien, sin cuya eficacia la rutina te sería bastante más trabajosa, ha puesto en tus cosas un orden pulcro que las hace maravillosamente ajenas. Y es casi una ofensa alterar esa diáfana geometría de la casa vacía de ti mismo. Los días pasan sin abrir la maleta. Echas, de vez en cuando, una ojeada al fulgor blanco de la nevera vacía. Tratas de que tus pasos no dejen huella. Es vano pero hermoso vagar, tenue, por las habitaciones, como si no hubieras llegado. No hacer ruido. Tal vez así la vida no se entere de que todo retorna. Y ese todo es un asco.

Fueron una ficci√≥n las vacaciones. No queda, a estas alturas, nadie que no lo sepa. Necesaria. Como lo son siempre, para los fr√°giles hombres, las mentiras. Una puesta en escena de la huida, bajo las peculiares im√°genes que para cada uno el anhelo de huir ha revestido. Que da de bruces siempre en el retorno. Bajo una luz letal, a√ļn m√°s que bella, fuiste piedra entre las piedras de Agrigento. Pocos privilegios existen como el de, en la s√≥lida hoguera del sol √°mbar, haber entendido, al fin, a aquel hijo de Acragas que deja al borde del cr√°ter del Etna su sandalia y nos lega dos mil quinientos muy triviales a√Īos de enigma sobre su vida o muerte. No retorn√≥. Ni a la previsible vida, ni a la no menos mon√≥tona muerte. Y eso consuma lo imposible: trocar al hombre Emp√©docles en mito. H√∂lderlin lo dibujar√°, en 1798, con la sutil finura de quien maquina ya su propia, terminal, leyenda con ventana y tal vez fingida locura sobre el Neckar: ¬ęLos que no vuelven dicen siempre la verdad¬Ľ. Los mentirosos -todos- retornamos; porque vivir es ir surfeando el labio de la mentira. Y suplicamos, como H√∂lderlin, a las Parcas un verano m√°s, otra ocasi√≥n fatal, para perderla, que es lo √ļnico que de verdad sabemos hacer los hombres: ¬ęConcededme un verano, ¬°oh, poderosas!/ Y un oto√Īo para el maduro canto¬Ľ. Es una excusa. Pobre. Para hacernos perdonar que retornamos. Renuentes al mandato del poeta, que exige el no regreso de all√≠ donde, al fin, se nos dio el sosiego, porque ¬ęa los hijos del cielo, cuando han sido demasiado felices, les est√° destinada una maldici√≥n especial¬Ľ.

Pero has roto el encanto. En el instante mismo en el cual retiraste de su anaquel el volumen de La muerte de Emp√©docles. Y est√° la biblioteca nuevamente habitada. Y la trampa se cierra: has retornado. De nada vale ya ese esfuerzo prolijo de pasar sobre tus cosas sin tocarlas. Est√°s. El rebote √°mbar del sol sobre impensables templos d√≥ricos sucede en otro sitio. Y no hay consuelo siquiera en las letras le√≠das que lo invocan. H√∂lderlin, que inventa al Emp√©docles que no volvi√≥ a casa nunca, se aniquila a s√≠ mismo al enso√Īarlo: ¬ęSon siempre las palabras impacientes quienes precipitan a los mortales y les impiden gozar del maduro instante de la perfecci√≥n¬Ľ. Los menos l√≠ricos deber√°n conformarse con el sosiego desesperado del Bertolt Brecht m√°s viejo: ¬ęEstoy al borde de la carretera./ El ch√≥fer cambia la rueda./ No me gusta el lugar de donde vengo./ No me gusta el lugar a donde voy./ ¬ŅPor qu√© miro el cambio de rueda/ con impaciencia?¬Ľ

Hay cosas que se han ido acumulando. Demasiadas. Habrá que ir, poco a poco, poniendo la casa en desorden. También, esa sandalia que no quedó en el Etna.

 

 

http://www.abc.es/20090824/opinion-firmas/sandalia-empedocles-20090824.html

 

Para complementar la entrada os dejo una peque√Īa rese√Īa sobre la figura de Emp√©docles.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Emp%C3%A9docles

 

Emp√©docles de Agrigento (en griego őēőľŌÄőĶőīőŅőļőĽőģŌā) (Agrigento, h.495/490 – h.435/430 a. C.), fue un fil√≥sofo y pol√≠tico democr√°tico griego. Cuando perdi√≥ las elecciones fue desterrado y se dedic√≥ al saber. Postul√≥ la teor√≠a de las cuatro ra√≠ces, a las que Arist√≥teles m√°s tarde llam√≥ elementos, juntando el agua de Tales de Mileto, el fuego de Her√°clito, el aire de Anax√≠menes y la tierra de Jen√≥fanes las cuales se mezclan en los distintos entes sobre la tierra. Estas ra√≠ces est√°n sometidas a dos fuerzas, que pretenden explicar el movimiento (generaci√≥n y corrupci√≥n) en el mundo: el Amor, que las une, y el Odio, que las separa. Estamos, por tanto, en la actualidad, en un equilibrio. Esta teor√≠a explica el cambio y a la vez la permanencia de los seres del mundo. El hombre es tambi√©n un compuesto de los cuatro elementos. La salud consiste en cierto equilibrio entre ellos. El conocimiento es posible porque lo semejante conoce lo semejante: por el fuego conocemos el fuego, por el odio, el odio, por el amor, el amor. Posteriormente Dem√≥crito postular√≠a que estos elementos est√°n hechos de √°tomos.

Sostiene una curiosa teoría sobre la evolución orgánica por su teoría de las raíces. Suponía que en un principio habría numerosas partes de hombres y animales distribuidas por azar: piernas, ojos, etc. Se formarían combinaciones aleatorias por atracción o Amor, dando lugar a criaturas aberrantes e inviables que no habrían sobrevivido:

Revista Atticus

Amador de Fernando León (toma 2ª)

Amador por Barlovento

Nos ha llegado un nuevo comentario. Esta vez hemos decidido que en vez de ahí el apartado de la derecha en comentarios, sacarlo aquí, en este espacio, más a la vista.

Eso es lo que queremos que haya diálogo y buena comunicación. Revista Atticus es una revista plural y abierta a todos los que, de una manera u otra quieran participar. Y que, de hecho, así vienen haciéndolo con nosotros.

Os animamos a vuestra participación.

Comentario:

Amador es una pel√≠cula esencialmente bella y po√©tica, con la belleza y la poes√≠a del hombre en su m√°s descarnada humanidad. Una pel√≠cula que se teje, como la vida, con instantes y con silencios. Por eso su protagonista no podr√≠a haber estado mejor escogida: Magaly Solier dice m√°s cuando calla que cuando habla, con una mirada que cuenta, revela o esconde, sue√Īa o sonr√≠e seg√ļn el momento. Tiene ese aire herm√©tico tan andino, y la terca determinaci√≥n que conoce quien haya observado a una mujer soportando una situaci√≥n extrema. Magaly conmueve, enamora, nos arranca las l√°grimas y la carcajada con cambios de registro tan sutiles como imperceptibles, sin alardes, pero certera. Como los actores de otro tiempo.

Junto a ella, otro actor de los que llenan la pantalla con la esencia del cine verdadero: Celso Bugallo, talism√°n e icono de Fernando Le√≥n y pieza excepcional y clave en este entramado de sensaciones, descubrimientos y afectos. √Čl y Magaly crean algunos de los momentos m√°s hermosos de la pel√≠cula, mostr√°ndonos la relaci√≥n que se establece entre Amador y Marcela, sus di√°logos deliciosos, la ins√≥lita qu√≠mica que surge entre ambos. Y todo enmarcado por ese preciosismo callado de Le√≥n de Aranoa, con una fotograf√≠a deslumbrante, una iluminaci√≥n m√°s all√° de lo perfecto y planos maravillosos. Pl√°sticamente, Amador es una joya. Pero adem√°s se sustenta en un gui√≥n redondo, cuidad√≠simo, cuajado de detalles. Algunos, como el de la carta devuelta y la reacci√≥n de Marcela, de una hondura que desarma. Otros de una magia cercana, desprovista de artificio o cursiler√≠a, como la sirena. Detalles agridulces y un par de concesiones al humor negro que hacen reir con ganas, sobre todo cuando interviene Puri, el personaje interpretado por Fanny de Castro, que brilla a la cabeza de un extraordinario elenco de actores de reparto.
El ritmo lento est√° plenamente justificado, especialmente dentro de la casa, y es necesario para dotar a la pel√≠cula de toda su carga po√©tica y pl√°stica; tambi√©n para poder saborear esos momentos de intensa emoci√≥n, o los m√°s c√≥micos. Paladear en suma el gusto agridulce de la condici√≥n humana plasmada en una trama con pies, cabeza y mucha sabidur√≠a cinematogr√°fica, no exenta del tinte social caracter√≠stico del director y preciso dados los protagonistas de la historia. La ternura jam√°s traspasa la l√≠nea de la cursiler√≠a, el humor negro se administra en m√≠nimas dosis, el drama se despliega con naturalidad, como la vida y la muerte. Fernando Le√≥n se nos muestra una vez m√°s como el gran director de cine, el guionista brillante y el alma sensible que conocemos de pel√≠culas anteriores. Quiz√° esta sea la m√°s √≠ntima y pausada de sus obras, pero tiene su sello inconfundible, y ning√ļn amante del cine deber√≠a perd√©rsela.

por Barlovento

17 de octubre

“La campa√Īa destinada a hacer de la pobreza historia -un desaf√≠o moral b√°sico de nuestra √©poca- no puede ser tarea de unos pocos; debe congregar a la mayor√≠a. Con ocasi√≥n de este D√≠a Internacional para la Erradicaci√≥n de la Pobreza, exhorto a todos a que se sumen a la lucha. Juntos podemos realizar progresos reales y suficientes para acabar con la pobreza.”¬†

Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan (en 1993) 

DIA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACION DE LA POBREZA 

 Día de la erradicación de la pobreza 

El 17 de octubre de cada a√Īo se celebra el d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el a√Īo 1992.¬†

  • 3000 millones de personas viven hoy en el mundo con menos de dos d√≥lares por d√≠a;
  • 8 millones de ni√Īos mueren cada a√Īo a causa de las condiciones paup√©rrimas de su existencia.
  • Entretanto, 150 millones de ni√Īos se encuentran afectados de malnutrici√≥n y 100 millones m√°s viven en la calle en la m√°s absoluta indigencia.
  • 1200 millones no tienen acceso a agua potable;
  • 1000 millones carecen de vivienda;
  • 2000 millones de personas an√©micas por falta de hierro en su dieta;
  • 800 millones no tienen acceso b√°sico a la salud;
  • 2000 millones carecen de acceso a medicamentos.

  

 La pobreza es la carencia de recursos necesarios para satisfacer las necesidades de una población o de un grupo de personas, sin la capacidad y oportunidad de producirlos por sí mismos. 

Esto se plasma en la falta de salud, de vivienda, de ingresos, de empleo, de agricultura estable, de nutrición, de tecnología, de educación y de viabilidad. El Banco Mundial entiende que existen diferentes tipos de pobreza: absoluta, relativa, educativa, moderados, de espacio habitacional, de servicios, de seguridad social, de salud, por ingresos, etc, todas conceptualizaciones de un problema no tan complejo como parece ser y cuyas consecuencias son menos abstractas (narcotráfico, muerte, prostitución, explotación infantil, etc). La pobreza es, en definitiva, un amplio abanico de circunstancias  asociadas con la dificultad al acceso y carencia de recursos para satisfacer las necesidades básicas que inciden en un deterioro del nivel y calidad de vida de las personas. 

El d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza lleva √≠nsito su propio sentido; el d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza pretende que la comunidad internacional tome conciencia y cartas en el asunto respecto del problema que aqueja a todos estos hombres, mujeres y ni√Īos que padecen el terrible acoso del hambre y las enfermedades; pretende que no sean solo estad√≠sticas de una realidad que, porque lo es desde el inicio de los tiempos, debe seguir siendo aceptada. La Organizaci√≥n de las Naciones Unidas tiene el objetivo de reducir a la mitad el n√ļmero de pobres en el mundo para el a√Īo 2015. No es una utop√≠a ni mucho menos; solo depende de decisiones pol√≠ticas, dado que terminar con la pobreza es mucho m√°s econ√≥mico y, a mediano plazo, rentable que invertir en armamentos. Obviamente que sea posible puede resultar inconveniente para algunos pa√≠ses donde el poder se construye o se mantiene en la ausencia de libertad que padecen los pobres.¬†

El d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza es el d√≠a de la lucha contra la explotaci√≥n, la violencia y la ignorancia, sus hermanas gemelas. El d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza es el reconocimiento de que es un flagelo que ya no tiene justificativo alguno aunque la brecha entre los ricos y pobres sea cada vez m√°s acentuada. Hambre, SIDA, analfabetismo, discriminaci√≥n, desplazamientos masivos, migraciones, son caras de una misma moneda. Es insostenible la paradoja en la cual se ha generado m√°s riqueza en toda la historia de la humanidad y se registran los porcentajes m√°s altos de pobres en toda la misma historia. El d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza es la ocasi√≥n para solicitar ayuda oficial para el desarrollo, desligado de intereses comerciales; el d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza es propicio para pedir la condonaci√≥n total de las deudas contra√≠das por los pa√≠ses pobres con los estados que alguna vez en la historia se enriquecieron a su costa. Es √ļtil tambi√©n para implementar normas m√°s transparentes y equitativas para el comercio internacional que no privilegie a los m√°s poderosos.¬†

El d√≠a internacional para la erradicaci√≥n de la pobreza es un d√≠a en el que cada gobierno debe planificar mejor su prestaci√≥n de servicios p√ļblicos.¬†

Fuente: 

http://www.abcpedia.com/dia/dia-internacional-erradicacion-pobreza.htm 

El D√≠a Internacional para la Erradicaci√≥n de la Pobreza ha sido observado cada a√Īo, a partir de 1993, desde su declaraci√≥n por la Asamblea General de las Naciones Unidas (resoluci√≥n 47/196), con el prop√≥sito de promover mayor conciencia sobre las necesidades para erradicar la pobreza y la indigencia en todos los pa√≠ses, en particular en los pa√≠ses en desarrollo – necesidad que se ha convertido en una de las prioridades del desarrollo.¬†

En la Cumbre del Milenio, los jefes de estado y de gobierno, se comprometieron a reducir a la mitad, hasta el a√Īo 2015, el porcentaje de las personas que viven en la indigencia – cuyos ingresos sean inferiores a $1 d√≥lar por d√≠a.¬†

El tema del D√≠a Internacional para la Erradicaci√≥n de la Pobreza de este a√Īo, ‚ÄúJuntos contra la pobreza‚ÄĚ, pone de relieve la necesidad de una alianza verdaderamente mundial en la lucha contra la pobreza, en la que participen de manera activa tanto los pa√≠ses desarrollados como los pa√≠ses en desarrollo.¬†

¬ŅQu√© son los Objetivos de desarrollo del Milenio?

La Declaración del Milenio fue aprobada por 189 países y firmada por 147 jefes de estado y de gobierno en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas celebrada en septiembre de 2000. Los Objetivos de desarrollo del MIlenio (ODM), ocho ambiciosos objetivos que se intenta alcanzar para 2015, se basan directamente en las actividades y metas incluidas en la Declaración del Milenio. 

Los ODM se componen de 8 Objetivos y 21 metas cuantificables que se supervisan mediante 60 indicadores. 

       Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre 

¬†¬†¬†¬†¬†¬† Objetivo 2: Lograr la ense√Īanza primaria universal¬†

       Objetivo 3: Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer 

       Objetivo 4: Reducir la mortalidad infantil 

       Objetivo 5: Mejorar la salud materna 

       Objetivo 6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades 

       Objetivo 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente 

       Objetivo 8: Fomentar una asociación mundial para el desarrollo  

Los Objetivos de desarrollo del Milenio: 

       Consolidan muchos de los compromisos más importantes asumidos por separado en las cumbres y conferencias de las Naciones Unidas en la década de los 90; 

       Reconocen explícitamente la dependencia recíproca entre el crecimiento, la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible; 

       Consideran que el desarrollo se sustenta en la gobernabilidad democrática, el estado de derecho, el respeto de los derechos humanos, la paz y la seguridad; 

       Están basados en metas cuantificables con plazos y con indicadores para supervisar los progresos obtenidos; y 

       Combinan, en el octavo Objetivo, las responsabilidades de los países en desarrollo con las de los países desarrollados, sobre la base de una alianza mundial respaldada en la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo celebrada en Monterrey, México, en 2002 y reafirmada en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo en agosto de 2002. 

La implementación de los ODM

En el a√Īo 2001, como seguimiento a la Cumbre del Milenio, el Secretario General de las Naciones Unidas present√≥ la Gu√≠a general para la aplicaci√≥n de la Declaraci√≥n del Milenio. La gu√≠a constituye una revisi√≥n integrada y comprensiva de la situaci√≥n e identifica potenciales estrategias de acci√≥n dise√Īadas para lograr los objetivos y compromisos de la Declaraci√≥n del Milenio.¬†

La gu√≠a hace frente por completo a cada uno de los objetivos y compromisos se√Īalados en la Declaraci√≥n del Milenio, sugiere pasos a seguir y comparte informaci√≥n sobre ‚Äúmejores pr√°cticas‚ÄĚ. Se basa en el trabajo de los gobiernos y del Sistema de Naciones Unidas, como tambi√©n en el trabajo de las instituciones de Bretton Woods, de la Organizaci√≥n Internacional del Comercio, organizaciones intergubernamentales, organizaciones regionales y la sociedad civil.¬†

Desde entonces, se ha hecho un seguimiento a la gu√≠a del Secretario General con informes anuales. Estos informes anuales son a su vez respaldados con informes quinquenales que dan cuenta del progreso hacia el cumplimiento de los Objetivos de desarrollo de Milenio. En el a√Īo 2005, cinco a√Īos despu√©s de la Cumbre Mundial 2005 , el Secretario General prepar√≥ el primer informe integral centrado en el progreso alcanzado en los cinco a√Īos precedentes. El informe revisa la implementaci√≥n de las decisiones acordadas en las cumbres internacionales y en sesiones especiales sobre los pa√≠ses menos desarrollados, el progreso en la detenci√≥n y control del VIH/SIDA como tambi√©n el progreso alcanzado en el financiamiento para el desarrollo y para el desarrollo sostenible.¬†

Fuente: 

http://www.undp.org/spanish/about/ 

Pagina Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD 

Y, por √ļltimo, unos versos de Mario Benedetti.¬†

PREG√ďN¬†

Se√Īor que no me mira
mire un poco
yo tengo una pobreza para usté 

limpia
nuevita
bien desinfectada
vale cuarenta
se la doy por diez 

se√Īor que no me encuentra
busque un poco
mueva la mano
desarrime el pie
buesuqe en su suerte
en todos los rincones
piense en las muchas cosas
que no fue 

le vendo la pobreza
es una insignia
en la solapa puede convencer
qué cosas raras pasan en el mundo
usté tiene agua
yo no tengo sed 

tiene su c√°scara
su Dios
su diablo
su fe en los cielos
y su mala fe
lo tiene todo menos la pobreza
si no la compra
llorará después 

va como propaganda
como muestra
quiz√° le guste y le coloque cien
pobreza sin los pobres
por supuesto
ya que los pobres
nunca huelen bien 

pobreza abstracta
sin harapos
pulcra
noble al derecho
noble al revés
pobreza linda para ser contada
después del postre
y antes del café 

se√Īor que no me mira
mire un poco
yo tengo una pobreza para usté
mejor no se la vendo
le regalo
la pobreza por esta √ļnica vez.¬†

Photo Pressenza. Imagen de Guinea Bissau

 

Revista Atticus

 Page 1 of 2  1  2 »
Get Adobe Flash player